Nos lo envía Paqui Lozano. Ser la primera siempre tiene su mérito. Este es el relato que rompe el hielo de nuestro concurso. Leyéndolo nos hemos reido un rato. En cuanto sea publicado en nuestra página Facebook  ya podrá recibir todos los “me gusta” que le queráis darle. Y tú ¿ya ya estás preparando tu relato?. No te olvides de titular las fotos.

“Bueno y ahí íbamos la familia al completo, os presento, papá Xavi, mamá Paqui y los cachorros, Jan de 4 y Pol de 17 meses.

Era el dia 10 de julio de 2011 y justo comenzaba nuestra segunda semana de vacaciones y ahí justo comenzaba nuestra huida.

Estábamos acampados en el Delta del Ebro y realmente todo era perfecto salvo que ya no me quedaba ni un trocito más de piel donde pudieran picarme los mosquitos.

Debo reconocer, que tenemos especial debiblidad por ese zona, tiene un nosequé mágico y sobre todo con niños es muy pero que muy recomendable (en otra ocasión ya os detallaré) pero, eso sí, hay que ir bien preparados.

En fin pillamos la furgo y nos lanzamos, paramos en Tarragona cogimos unos jerseys y ala!, destino Pirineo y concretamente a un pueblecito llamado Sallent de Gállego donde desde hace años se viene celebrando el Festival Pirineos Sur que se prolonga durante todo el mes de julio al son de musica variada sobretodo folk, tambien encontrareis talleres circo, mercado de artesania, etc.

En fin, a parte de esto, no sabíamos mucho más, tenía presente que había un camping en Escarrilla, el pueblecito previo a Sallent de Gállego a unos 6 km pero al llegar no nos convenció, el camping está ubicado en pleno centro del pueblo y lo vimos como muy cerrado, está bien acondicionado es de primera categoria, pero ya vi la cara de papa oso, y nada , que vivan los Rodríguez, las siete de la tarde con los niños ya a punto de explotar y venga sube un poco mas.

Pasamos por Lanuza, aquí está el escenario donde tocan los grupos más populares del festival y eso sí, la entrada es pagando tiene zona de acampada, precioso todo ya que está a la orilla del pantano, pero con niños, ni planteárselo ya que no hay ningún tipo de servicio, tienes que dejar el coche muy lejos, vamos que te dejan un trozo de campo muy empinado y que se llena de festivaleros con ganas de fiesta y, ala, toda la noche de rositas.

En fin decidimos llegar hasta Sallent de Gállego a ver que tal, nada más entrar vimos una indicacion de acampada, pero al preguntar a la gente de por allí era todo muy extraño por que algunos no sabían que tenían un camping en su población y otros te indicaban literalmente,” sigue para arriba, pero arriba, donde?

Al final lo encontramos, (para quien se anime se encuentra al final del pueblo justo al llegar a la piscina teneis que subir un camino asfaltado que pasa delante del SPA y ya estaréis.)

Entendimos que se trata de un camping municipal bueno en realidad un campo de futbol abandonado con servicios, era tarde y teníamos dudas no habia vigilancia, habia poca gente acampada y el problema era la mega tienda recién adquirida ya sabéis en ese megastore deportivo donde todos vamos a buscar de todo y para todos.

No había otra opción y la verdad es que nunca nos arrepentiremos, pasamos unos días especiales en ese lugar. Para empezar nada mas llegar, todos los acampados nos echaron una mano, nos dejaron el martillo, llevábamos dos pero claro para que llevarlos a mano, es mejor en la caja de herramientas, bien al fondo, otra chica de Pamplona se acercó y estuvo con los peques mientras montabamos la XL y lo mejor la ducha, agua caliente y todo limpisimo, mejor que en muchos campings privados.

Al dia siguiente nada mas despertar, vaya postal, desde la entrada de la tienda. En seguida llegó el chico de la moto que te cobra la estancia ,2 euros adultos y 2 la tienda, nos advirtió que las tiendas no podían estar en ese lugar durante los dias de festival sino en otro nivel superior, que aquel llano se destinaba para autocaravanas.

Claro no llevabamos un iglú y con la XL es para pensárselo, en fin ese fue el único handicup por que nos advirtió que se nos echaría la Guardia Civil, así que un poco paranoico sí fue el tema por que la Guardia Civil pasaba a menudo y bueno era un poco eso de que viene el lobo y cada día que pasaba nos volvia a advertir y el venga a echar a la gente en fin al final nos relajamos y ya vendrán tú, aquí como en el barco de Chanquete.

Claro, esto para un festival que lleva mas de veinte años celebrándose pues no sé, deja la organización un poco en evidencia, algo que con un simple letrero se arreglaría, por que claro, mucha gente llegaba de noche montaba y por la mañana los echaban y se tenian que trasladar. Finalmente no pasó nada y aguantamos toda la semana allí pero os aconsejo, si alguien se anima, que os pongáis directamente arriba, porque la verdad es que nos tenían un poco aburridos con el tema.

Bueno ya habiamos llegado, ahora solo faltaba cumplir nuestro objetivo: aguantar allí hasta el domingo 10 para ver a Eliseo Parra acompañado de Tacteketé grupo de percusión catalán realmente bueno.

Ya instalados, la verdad es que fue todo genial, es un lugar precioso con muchas opciones para hacer en familia, y lo mejor de todo es que no hace falta desplazarse en vehiculo para disfrutarlas, eso sí os recomiendo llevar bici para bajar al pueblo, no es imprescindible, pero si necesitais comprar algo o para bajar a las actuaciones, está muy cerca y la bici es un momento, y vas y vuelves sin pensártelo.

Empezamos el primer dia tranquilitos, en la piscina que esta al lado de la acampada, vale tres euros adultos y gratis los peques y lo mejor es que el tiquet es valido para todo el dia y puedes entrar y salir cuando quieras..

Es bastante chula tiene bar y tambien parque para los niños lo unico eso si el agua uufff estaba helada.

En fin que todo bien hasta que alguien grito, que llueve! no se, me pareció una broma porque lucia el sol de lo lindo pero los lugareños comenzaron a correr,y sí sí en un minuto teniamos el Diluvio encima.

Bueno yo lo describiría en mi caso, como si por mi vida hubiera pasado el Katrina o el Mitch o uno de estos con nombre de persona. Claro está que los daños colaterales, en este caso son puro amor.

Duró toda la noche, los niños a pierna suelta pero nosotros pasamos un poco de susto, la verdad es que Xl aguantó bien ,asi que nosotros tambien .

El tiempo fue bastante inestable todos los dias y la verdad es que con jerseys nos quedamos cortos os recomiendo llevar abrigo aunque sea julio. Y más si se repiten tan atípicos como el de este año.

Continuamos los dias con excursiones fáciles, por ejemplo saliendo del camping siguiendo el sendero que acompaña al rio, podeis llegar a un salto de verdad espectacular, es un trayecto sencillito para hacer a pie pero precioso vereis chopos arbustos de Boj, de espinos blancos, zonas que se estrechan, no se toda una aventura para los peques. (A ver quien lo encuentra en la foto de la piscina.)

Lo hemos bautizado “la cascada de los encuentros” imaginaos allí en medio encontrarme a un amigo de infancia que no veia en años, estaba haciendo el GR11 por cierto“ÁNIMO MANOLO” ya sabemos que estarás en casa pero la recuperación sera un poco dura. ¡Que fuerte! En fin que me giro y doy con una familia que nos resultaron conocidos, en efecto Jaume y Monica con sus hijos Jan y Ona llevan un projecto “L`Atzavara” espacio de educación libre compartida que hacia poco habiamos visitado en Montblanc, en fin casualidad supergrata porque la verdad es que pasamos unos dias muy conectados con ellos, que nos permitio conocernos, y fluir los que creemos una profunda amistad,”un besazo”.

El camping también se convertia en una aventura, construimos una cabaña entre los árboles para las horas de más calor, como no habia mucha sombra, la verdad es que nos fue muy útil y no paramos de jugar y explicarnos historias alli.

Dió comienzo el festival, en si las mañanas transcurrían muy montañeras y ya por la tarde bajabamos al pueblo heladito, parque con los niños, hay un rocódromo en medio del pueblo que probamos todos, paseo por el mercado de artesanos….

Y ya al final del mercado, que esta supercentrico dais con el escenario pequeño, por asi llamarlo, la primera actuación de un grupo de percusión portugués nos gustó mucho, aquellos cacharros, sonaban superbien, sobretodo el que sale detrás mio en la foto. A Pol le encantó.

Siguieron más dias y más actuaciones, en general bien, pero quizá un poco cortitas aunque para niños, para que alargar verdad?

Vimos payasos, malabares, todo por la tarde, al principio me pareció un poco pobre pero mirándolo desde otro ángulo, te permite disfrutar del territorio por las mañanas y cambio de tercio al atardecer, y así no te quedas con la sensación de perderte nada.

En fin, entre paseo y paseo, se acercaba el finde y el viernes empezó a llegar gente total que el festival se trasladó a la acampada y tras una noche de serenatas al alegre y dinámico ritmo de “Yolanda” de Silvio Rodríguez, no hizo falta la Guardia Civil para echarnos.

Al día siguiente nos trasladábamos al apartamento de Jaume y Mònica por esa noche ya la última, porque ya era domingo y nuestro objetivo a punto de cumplir. Amenazaron con lluvias pero aguantamos y de verdad valió la pena.

Éramos una familia cansada, pero miradnos en primera fila, resistiendo hasta el final y, nada, disfrutamos de un conciertazo en que todos pudimos bailar.