Un viaje casi hasta el Fin del Mundo. Allí se encuentra uno de los alojamientos más alucinantes de cuantos existen en Europa, bien al norte, en Laponia cerca del Círculo Polar Ártico. No lejos de allí habita el auténtico Papa Noël personaje que la cultura anglosajona toma prestado de la mitología escandinava para acabar vistiéndolo de rojo Coca Cola.

Si no os importa rascaros un poco el bolsillo en el Hotel Igloo de Kakslanuttanen se pueden vivir unas Navidades memorables y en verano contemplar unas auroras boreales de ensueño. En caso contrario nada nos impide disfrutar de las fotos mientras imaginamos la mejor manera y momento de daros una vueltecita el dia menos pensado por Finlandia.

El Hotel Kakslauttanen destaca por su privilegiada ubicación en la zona montañosa de Saariselkä cerca del Parque Nacional Urho Kekkonen. Posee unas buenas vías de acceso y conexiones por trasporte público. El aeropuerto de Ivalo se encuentra a tan solo 35 kilómetros y hay un servicio de autobus de traslado hasta el hotel.

Dispone de 40 cabañas con jardín propio hechas de troncos de las cuales 5 son suites queen, una cabaña suite nupcial y una tradicional cabaña de campo. El hotel ofrece la sauna de humo más grande del mundo, equipada con su propio restaurante.

En el invierno este peculiar alojamiento que cuenta con excelentes reviews en TripAdvisor ofrece la posibilidad de pasar la noche en un tradicional iglú de nieve o, más calentitos, en uno de sus célebres iglús de cristal, desde donde se pueden admirar las hermosas auroras boreales en un cálido ambiente bajo el techo de cristal. Los iglús son perfectos para parejas y también existen otros familiares (families cabins). El village de los Iglús es también el hogar de la capilla de nieve y el bar de hielo los cuales se construyen en cada invierno. La aldea de los iglús está abierta al público desde  diciembre -enero de cada año hasta finales de abril.

En invierno también se ofrecen safaris tirados por perros husky, por renos o en moto-nieve así como salidas para pesca en el hielo o caminatas guiadas con raquetas de nieve. La red de senderos de 180 km para recorrer a a pie o con esquís de fondo pasa justo por el hotel. 10 km se encuentran las pistas de esquí de Saariselkä.

+ info:

Hotel Igoo de Kakslauttanen