Como cada año, entre los meses de enero a abril, Les Esplanes, un espacio de agroturismo que cuenta con animales de granja, huerta ecológica y parque infantil, se convierte en un lugar perfecto para disfrutar de auténticas calçotades para grupos con niños. Les Esplanes está situada en el municipio de Nulles a 5 km de Vall, el lugar de donde son originarias se celebra según los cánones las auténticas calçotades.

En Les Esplanes después de comer los calçots, debidamente servidos en tejas, el grupo, que disfruta en exclusiva de la finca, pasa al comedor interior de la casa donde se sirve carne a la brasa, ensalada, vino con y sin porrón, almendras, frutas,  dulces y licores, todo casero y ecológico o producido en la zona. Existe un menú infantil gratuito y también menús vegetarianos o  sin gluten. Para tranquilidad de los papis se facilita la posibilidad de un servicio de monitores. No existe una hora concreta de entrada o salida, se trata de un día para disfrutarlo, el mayor lujo a menudo es comer sin prisas.

Calçotada familiar

Si os apetece vivir esta experiencia y pasar un día de escándalo entre amistades y junto a vuestros peques podéis preguntad por Xavi o Mar. ( Tel 977 050208). Para aquellos que se planteen venir desde fuera de Cataluña en Les Esplanes también os pueden orientar sobre los alojamientos de turismo rural más adecuados por la comarca

A Les  Esplanes se accede siguiendo indicaciones por una pista asfaltada que sale frente a la Cooperativa Vinícola de Nulles.


Mostra un mapa més gran
Mostra un mapa més gran

¿CALÇO, QUÉ?:  CALÇOTADA !

En familia, entre amigos. Más que una comida, una fiesta. La calçotada (palabra catalana que se pronuncia en castellano calsotada) ) es esa tradición campestre-gastronómica catalana originaria de la comarca del Alt Camp que consiste en comer una variante suave y dulce de la cebolla llamadas calçots cocidos al fuego de leña y acompañados de una salsa especial muy tarraconense, la salsa de calçots, (parecida a la salsa romescu) y elaborada a base de avellanas, ñora, ajo, tomate, aceite de oliva y el secreto de cada casa.

Temporada tras temporada las irresistibles calçotades se exienden más por Cataluña y hacia el resto del Estado.  Para disfrutar de este ritual gastronómico se necesita, además de ganas de comer y pasarlo bien,  tener pocos remilgos pues los calçots mojados en salsa tienen la manía de gotear sobre la ropa al menor descuido. Para evitar daños mayores todo el mundo dispone de su babero lo cual le da a cada encuentro un toque bastante desenfadado.

+ info:

Les Esplanes