¿Unas vacaciones en contacto con la naturaleza y sin dejarse el bolsillo en el empeño?.  ¿La posibilidad real para nosotros y nuestros hijos de convivir con nuestros vecinos sin prisas y de una forma más humana y amable?. Al margen de las ideas preconcebidas los campistas y más los que tienen niños ya saben por experiencia que el camping es un medio ideal para las mejores vacaciones en familia.

 DSC_0696_2

Existen pues multitud de tipos de campings y de posibles maneras de alojarse en ellos  y existe… el glamping¿El glamping?. Si, otro anglicismo para definir una tendencia actual, la de los campings ecológicos, con más encanto (o glamour) y también con los alojamientos más originales como yurtas, tipis, tiendas de safari, caravanas muy especiales, cabañas en los árboles o hasta carromatos.

Por contraposición a la idea de que los campings son lugares más o menos previsibles y convencionales el glamping intenta llamar la atención hacia su propuesta como una opción más minoritaria o exlusiva, luxury (de lujo), dicen ellos. Desde la tendencia glamping, el camping y  el alojamiento en el medio natural o más rústico como modelo de vacaciones no debe estar reñido, sino más bien al contrario, con la comodidad y el confort.

Glamping en Teniqua Treetops en familiasenruta

Como puede verse en la presentación de diapositivas que acompaña esta entrada hay algunas propuestas de apariencia señorial y más sibarita que desde luego deben costar un ojo de la cara. Sin embargo si exploramos un poco más por esta delicia de web, donde pueden encontrarse agrupadas multitud de opciones en todo el mundo, veremos que algunas propuestas de ninguna manera pueden calificarse como caras. Se requiere, eso sí, gusto por la naturaleza, la originalidad y un punto de extravagancia que a veces es como un bálsamo para el alma, ¿a qué sí?

EL GLAMPING ERES TÚ

Claro que bien mirado  esto del glamping, esa versión chic y eco-friendly de los campings tal vez ya hace años que está inventada. ¿No estaremos en definitiva sofisticando lo que es simple? ¿Acaso nuestra tienda de campaña o caravana no son nuestros palacios ambulantes?. Por suerte se encuentran campings de alta montaña (Lleida) o zonas de acampada regulada que son auténticas joyas (Huesca), fuera de la masificación y el ruido y a precios más que razonables. ¿Acaso no hay refugios de alta montaña accesibles con niños (Girona) y desde los podemos sobrecogernos viendo un mar de nubes en una noche estrellada. Otra de las opciones que podemos destacar para dormir en unas cabañas entre los árboles y disfrutar de uno de los Parques Naturales más injustamente olvidados es el EcoLodge Cabañeros en la provincia de Ciudad Real..

Los más avispados también sabrán que determinados propietarios rurales, si sabemos usar nuestra diplomacia y encanto naturales, pueden dar permiso para que acampemos gratis o a cambio de un módico precio en sus terrenos y que, con un poco de suerte, sus cabras no se coman en un descuido las lechugas que le compramos para la ensalada.

+ info:

Glamping Hub

Mundo Glamping