No hacía tanto que habíamos llegado de un viaje por tierras lejanas pero siempre con ganas de redescubrir, cuando no conocer por primera, vez algunos de esos muchos paraísos cercanos que nos rodean el pasado mes de mayo fuimos invitados a pasar tres fines de semana disfrutando de algunos de los rincones más preciosos de un destino catalán divino, que combina como pocos lo mejor del mar y la montaña: la Costa Brava Pirineos en Girona, para muchos catalanes la provincia más bonita de su país.

Os proponemos una ruta para familias intrépidas por la Costa Brava Pirineos que os llevará cuatro fin de semanas. Os recomendamos especialmente la primavera, inicio del verano y el otoño para embarcados en esta aventura.

La particularidad de esta aventura de descubrimiento  es que como punto base estuvimos alojados en tres de los cuatro albergues de la red de Albergues Costa Brava Pirineos como son el Albergue de Vall d’en Bas (La Garrotxa), Alberg Ruta del Ferro (Sant Joan de les Abadesses (Ripollés) y el Alberg Costa Brava (LLançà, Alt Empordà). Nos queda para próximas aventuras el Alberg de Banyoles. (Pla de l’Estany) ¿Nos vamos de ruta?.

Alberg Costa Brava niños

Vistas exteriores del Alberg Costa Brava

Vistas exteriores del Alberg Costa Brava

Muchas veces pensamos que alojarse en la costa en familia equivale a tener una segunda residencia, ir de hotel o alquilar un apartamento y sin embargo los albergues (conocidos internacionalmente como hostels) son excelentes alternativas familiares ofreciendo precios ajustados y un trato cercano. Aunque muchas familias lo desconocen los albergues son actualmente alojamientos modernos que ofrecen servicios e instalaciones más cuidados (perfectamente climatizados, opciones de habitaciones con baño, espacios interiores y/o exteriores de juego, buffet) como es el caso de los albergues que nos ocupan.

Alberg familia Costa Brava

Dentro de cada uno de estos albergues se puede seguir el programa familia intrépida en el que compartiremos algunas actividades y no pocos buenos momentos con otras familias con niños a través de actividades guiadas de descubrimiento del medio natural (flora y fauna) así como de su patrimonio histórico a través del juego y las leyendas. En esta particular ruta que os queremos proponer nosotros tuvimos a suerte de coincidir con Petits Viatgers, Tot en Familia, On Anem Familia y Petits Retrats.

Es totalmente recomendable poder disfrutar compartiendo con las mismas familias más de un fin de semana, algo que implícitamente propicia la propuesta de Familia Intrépida. Debido a la conexión entre niños y entre adultos, la vivencia aumenta exponencialmente y es muy fácil conocer otras familias, hacer amistad, salir, conocer, desconectar y aprender dejándote llevar y cuidar por los guias y responsables de cada albergue.

En el Alberg Costa Brava, piratas a la vista!!

Quién ha dicho que ir a la costa con niño deba significar invariablemente verano + playa de arena + todo caro y abarrotado? En el Alberg Costa Brava (Alt Empordà) pudiendo comprobar que la primavera o el inicio del verano es un momento pefecto para disfrutar de uno los destinos más bonitos e internacionalmente reputados de la costa mediterránea, poca broma: la Costa Brava y más concretamente en Llançà en el Cap de Creus.

En el Familia Intrépida de l’Alberg Costa Brava (Pirates a la vista!) pudimos disfrutar de una serie de juegos y actividades marcadamente marineras facilitadas por Marcel, un guía local apasionado de la fauna, flora y la historia de su tierra como son:

Buscando ojos de sirena

Podemos aprender a descifrarlos. Si lo miramos con atención los guijarros de cualquier playa contienen centenares de tesoros en forma de caracolas pero también infinidad de restos orgánicos que nos hablan de un ecosistema lleno de vida…y seres mágicos. Las leyendas de pescadores encierran una sabiduría ancestral que no debería ser despreciada.

Quien iba a imaginarlo, allí mismo, alrededor de aquellas preciosas calas de piedra y arena, rodeados de mar y faldas de la montaña donde se está volviendo a sembrar la viña, se habían visto sirenas! Miramos al horizonte, buscamos indicios en la costa entre conchas y esqueletos de erizo. Hubo quien se animó a buscar en las claras aguas o en los limpios cielos. Alli está, si moviendo la cola!!.

Alberg Costa Brava Pirineus

Y a todo esto que aprendimos sin darnos cuenta como duermen los delfines o que a los falciots (vencejos en catalán) también se llaman ocells de tempesta (pájaros de tormenta), o que comen las anémonas, o que es fácil encontrar huevos de tiburón o de raya o el motivo por el que mueren muchas tortugas…y nos damos cuenta con tristeza de cuanto daño le hace el plástico a la vida de este planeta tratando de dejar la playa más limpia aún de lo que estaba.

La ciudad queda lejos. Esto es tierra verde que mira a un mar que rebosa en tonalidades azules bajo un sol de primavera. Frente a estas costas existe una de las concentraciones de vida marina más destacadas de todo el Mar Meditaráneo y…ñam!

Platjes de Llançà

Costa Brava con niños

Jugar y aprender son dos cosas que abren el apetito. Después de un pic nic en la playa, acunados por el sol y el soplo de un gregal que se reparte los días de viento con la célebre tramuntana ampurdanesa, llega el momento de cambiar de escenario. A menos de 5 minutos en coche Marcel nos habla a través de los cuentos de otros personajes que dejaron su huella por las costas del Cap de Creus…

Piratas a la vista! buscando el tesoro escondido

Es parte de la historia. Acosaron las costa mediterranea durante varios siglos. Obligaron a construir torres de vigía, eran temidos por sus tropelías. Sí, en el Cap de Creus también existen rincones donde los piratas aprovecharon para esconder sus tesoros. Siguiendo un mapa en un juego a la búsqueda del tesoro escondido: grandes y pequeños nos aventuramos en un paseo por el estupendamente recuperado camí de ronda para conocer algunas de sus calas bonitas a rabiar.

Familia Intrépida Alberg Costa BravaIMG_4536

Los sonidos de la noche

Llega la noche, unos duermen y otros despiertan. Marcel nos invita a descubrir los sonidos de los animales nocturnos y quizás verlos con las linternas mientras paseamos en silencio alrededor del Albergue Costa Brava. Croac, prgrr, cric, cric… brrrmmm , uhhh , difícil de identificar pero ahora ya sabemos a quien corresponde cada sonido, lo escuchamos y sabemos que está cerca. Que preciosidad, nunca habíamos visto una rana rayada!

Alberg Costa Brava familia

Al día siguiente broche de oro, oiga! Fuera de programa y aprovechando su proximidad nos apuntamos a visitar el imprescincible Monasterio de Sant Pere de Rodes, una joya del románico catalán y lugar donde la imaginación se mezcla con la realidad. Nos divirtió pasear su claustro y por esos laberínticos pasadizos desde los que nos contemplaban más de mil año de historia. Las vistas que se dominan desde aquí sobre todo el Cabo de Creus y la ciudad de Roses son absolutamente impresionantes.

IMG_4660

Y es que este fin de semana de Familia Intrépida nos da ganas para volver a venir a ver y disfrutar de todo lo que ofrece Llançà y sus alrededores. Ya estamos pensando en la siguente para ir a la playa de Grifeu, o la playa de Garbet, y como no perdernos por las pequeñas calas solitarias o hacer senderismo cerca de la punta del Cap de Creus, o cicloturismo por los caminos cercanos, o quizás ir a visitar Port de la Selva o el muy daliniano Cadaqués o un poco más allà hacer la ruta de pueblos medievales del interior del Empordà, entre los más rotundamente bellos de Cataluña: Peratallada, Ullastret o Peralada…claro que también podriamos….

En el Albergue de la Vall d’en Bas, tierra de brujas

Al cabo de una semana volvimos a hacer las maletas porque nos porque esperaba el Albergue de la Vall d’en Bas, en la preciosa comarca de la Garrotxa. Con la ilusión de descubrir rincones e historias de este precioso territorio de Cataluña. Los niños contentos se apuntan rápido –  ¡¡¡ siii quiero ir al albergue !!! –  dicen sabiendo que les esperan actividades y amigos. Y es que volver a encontrarse con otras familias intrépidas ya conocidas te da un plus para animarte a salir de casa.

Llegamos a Sant Esteve d’en Bas, al Alberg de la Vall d’en Bas, un alojamiento moderno que en otra época gris fué un cuartel de la Guardia Civil. Al entrar el amplio comedor y la zona de juegos superior (futbolín y billar) captaron la atención de los niños pero en cuanto pudieron salieron a la zona ajardinada posterior corriendo a los prados cercanos.

Alberg de la Vall d'en Bas

prados alberg vall d'en Bas

En la recepción del albergue la Bruja Maigarda nos estaba esperando y su mirada nos seguía mientras comíamos o descansabamos en el comedor.

Bruja maigarda

Tras un recorrido por Sant Esteve d’en Bas realizamos un taller de pócimas con plantas y alcohol. Cada família inventó una pócima para regalar a otra.

El inestable tiempo de la primavera se impuso durante el fin de semana y aunque tuvimos que cambiar el orden de algunas actividades salimos como los caracoles al aflojar la lluvia. Toda una aventura y una vivencia real del clima por tierras garrotxinas. Por algo es tan verde y es de las tierras más fértiles de Cataluña.

amigos en vall d'en Bas

El alcalde de la Vall d’en Bas, pueblo de pueblos, enamorado de su tierra nos explicó y guió por el territorio. Estamos en una valle que se creó por el paso de los rios y sobretodo por la colada del volcán Croscat que dejó espació para un lago. Hoy el valle es un paisaje de campos de cultivos coronada por montañas como el Puigsacalm, y el macizo montañoso de Santa Magdalena; con siluetas de las carenas de la Cabrera dels Llancers, Freixaneda y Falgars. Rodeados de prados, de bosques de encinas, hayas y robles.

Visitamos algunos de los bonitos y pintorescos pueblos como Hostalets d’en Bas, antigua posada para el camino de Vic a Olot, el pequeño San Privat d’en Bas y el medieval pueblo donde la Bruja Maigarda nació, el Mallol.

Hostalets d'en Bas

Un grupo de rios y rieras se dan cita en la valle para desenvocar en el rio Fluvià. Fuimos a la zona de picnic y baño dels Pins disfrutando de los verdes colores y ya pensando en volver para hacer una barbacoa y darnos un chapuzón cuando el tiempo acompañe.

El valle mantiene una fuerte actividad agrícola. Para conocerla de cerca nos esperaba una visita guiada en el Mas La Coromina, una granja de vacas familiar donde nos explicaron su trabajo con las vacas. Los niños disfrutaron al acercarse y dar de comer a las vacas y degustando los yogures y quesos que nos ofrecieron.

granja vaques Coromines

Y no hay dia sin noche, y ahí estaban los brujos para pedirnos ayuda para otra pócima. Entraron con el puchero y gorro puntiagudo y tras su presentación todos con linterna en mano nos fuimos a buscar los ingredientes que les faltaban.

Llegamos al pueblo del Mallol,  donde nació y vivió la bruja Maigarda, con un sol que nos abrazba a cada paso. Pudimos recorrer las calles, conocer rincones y alguna historia del pueblo de una manera amena y divertida con la gimkama que nos prepararon . Móvil en mano y siguiendo las indicaciones que los códigos QR nos decían, íbamos superando las pruebas y esperamos que ahora sí con todas las plantas de amor nuestra guía pudiera conseguir su hechizo para enamorar a su amado.

gimkama Mallol

Este fin de semana nos ha abierto un nuevo camino y un destino para seguir descubriendo. Y es que solo empezar ya dan ganas de seguir la huella de joyas escondidas por la garrotxa como son sus volcanes, hacer una ruta en bici por la via verde, bañarse en alguno de las  pozas del rio Brugent buscando tritones o ranas, pasear entre hayedos o conocer parte de la historia plasmada en los pueblos como Sant Feliu de Pallerols o en la naturaleza como en el Parque de la Pedra Tosca. Y esto es solo como un entrante a lo que podemos encontrar.

Tienes abundante información de todas las posibilidades que ofrece La Garrotxa en este enlace.

En el Alberg La Ruta del Ferro tras la pista del Compte Arnau

Incluido y no por casualidad en nuestra Guía de alojamientos en la naturaleza para disfrutar con niños, el Albergue Ruta del Ferro es una maravilla. Habitaciones familiares confortables y con baño y sala de juegos. Además de un entorno con parque y rutas ciclistas de la que después os hablaremos. En definitiva, perfecto como campamento base para alojarse en familia y acercarse a conocer algunas de las maravillas de la comarca del Ripollés, espectacular y salvaje por sus imponentes valles y montañas, cuna histórica de Cataluña.

Precisamente desde los albores de los tiempos nos llega la leyenda del caballero Comte Arnau fundiéndose el mito popular con la realidad del personaje histórico que vivió por estas tierra y cuya pista seguiremos como buena familia intrépida y en buena medida acompañados por guías del Centre d’Educació ambiental de l’Alt Ter

Albergue Ruta del FerroInterior Alberg Ruta del FerroAlberg la Ruta del Ferro

Haciendo pan en el Molí Vell

Por la mañana del sábado bajamos caminando hasta Sant Joan de les Abadesses uno de los pueblos más vivos y con más solera de los Pirineos donde paseamos por las calles y plazas de su centro histórico repleta de joyas románicas hasta llegar al Molí Vell (Molino viejo) un edificio felizmente rehabilitado para disfrute de todos.

IMG_4793Molí Vell Sant Joan de les Abadesses

Allí aparte de dar de comer a las gallinas aprendemos la importancia histórica de los molinos y cual era el trabajo del molinero hasta la llegada de la electricidad bien entrado el SXX. La actividad estrella es la elaboración de pan amasado en cuya forma cada niño deja expresar su imaginación

Pedaleando por la Ruta del hierro

Antigua vía ferrea que va desde Ripoll hasta Ogassa la Ruta del Ferro i del Carbó (de la que toma su nombre el albergue) es una de las rutas cicloturistas más célebres y y recomendables de Cataluña especialmente para familias dado su escaso desnivel. Perfectamente mantenida y señalizada, su trazado por momentos paralelo al río Ter nos permite recorrerlo sin prisas ni peligro contemplando paisajes increíbles y pudiendo parar en lugares de interés como la Gorga de Malatosca de la que hablaremos luego. Puedes consultar aquí todas las vías verdes de las comarcas de Girona.

Vies Verdes Ruta del Ferro en familia

Recorriendo senderos de leyendas de brujas

Venciendo al sueño, una experiencia que entusiasma a los niños. Por la noche nos esperaba una excursión a pie y con linterna en mano (o mejor dicho en frente) por los senderos cercanos. Siguiendo un juego de pistas a través de rastros de los animales llegamos por fin hasta la Gorga de Malatosca (poza de Malatosca) donde según cuenta la leyenda se reunían las brujas y que una noche al estar una de ellas de parto fueron a acercarse al pueblo a buscar a una partera.

Reunits a l'Alberg Ruta del FerroActivitats familiars Alt Ter Ruta del Ferro

Cuenta la leyenda que como condición para acudir en su ayuda la partera les pidió….queréis saber como continúa? El final es precioso, de los que llegan a dentro e invitan a seguir creyendo en la magia.

Tras los pasos del Compte Arnau

Castell de Mataplana

El domingo no podía empezar de mejor. Iniciamos nuestra ruta acercándonos en coche al cercano pueblo de Gombrem donde visitamos el museo del Comte Arnau donde tras una charla de las costumbres y formas de vida de la época medieval podemos ver piezas históricas encontradas en las excavaciones del Castillo visitamos a continuación donde la leyenda del Comte Arnau condenado por sus excesos a vagar entre la tierra y el infierno tiene su origen real histórico: el Castell de Mataplana