¿Turismo rural para familias con niños?. No todo lo que brilla es oro. Hace no demasiado hablamos de nuestros 10 criterios para elegir el mejor  alojamiento rural para ir con niños y El Nus de Pedra los cumple todos. Así de rotundo.  No es casual que estén patrocinando nuestro concurso de fotografía y video “de viaje con mis hijos” y ofreciendo uno de sus premios en forma de estancia de un fin de semana gratis para cuatro personas.


Situado en el pequeño municipio de Llorà enmedio de los parajes de la Vall de  Llémena y atendido de forma personal por Joan y Montse, es sin duda uno de los mejores enclaves para descansar y  disfrutar con niños en contacto directo de la naturaleza y para sentir la esencia de aquello más catalán en esta Masia tradicional donde se cuida  está hasta el último detalle. Basta echarle un vistazo a las referencias que se han ganado (Top rural)

La clave del éxito de su aceptación es saber conjugar la comodidad y el confort de todas las estancias (incluyendo su completa y equipada cocina) con un entorno de una belleza natural alejada de toda contaminación, la Vall de Llémena, un enclave casi secreto hasta para  muchos conocedores de Cataluña ya que está alejada de las principales rutas de paso y que sin embargo se encuentra a tiro de piedra de los principales atractivos turísticos de la provincia de Girona como son su capital, la Costa Brava, el museo Dalí de Figueres, el lago de Banyoles, la comarca de la Garrotxa y las cercanas montañas de los Pirineos Orientales.

Abierta al público desde 2004 y situado entre montañas y volcanes y rodeado de bosques, prados y rios El Nus de Pedra (el nudo de piedra en castellano) es un conjunto arquitectónico único que se compone de una una espléndida masía catalana, Mas Roca, construida en 1622, que alberga en su planta baja los servicios comunes: recepción, salas de lectura, zona de juegos infantiles y billar, salas de reuniones para la realización de seminarios o cursos  y, por otra, de unos antiguos pajares restaurados que albergan ocho apartamentos con capacidad para entre dos y cuatro personas.

El Nus de Pedra dispone también de piscina, jardín, caballos y cuatro hectáreas de huerto, bosques y campos de cultivo.

PENSANDO EN LAS FAMILIAS

Joan y Montse sus dueños son dos apasionados del turismo rural y formados en él, lo suyo es pura vocación por lo que hacen y eso se nota en el cuidado de lo detalles. Además el hecho de ser padres de tres hijos ya mayores tiene bastante que ver en su capacidad de adelantarse a cuales pueden ser las necesidades de las diferentes familias en función también de la edad de los niños.

Respondiendo a nuestras preguntas nos comentan como entre sus usuarios preferentes se encuentran las familias con niños desde pocos meses hasta adolescentes “por ese motivo adaptamos diversos espacios pensando en los niños. En el exterior mucho espacio libre y sin peligros: columpios, parque infantil, arenero,canasta de baloncesto, ping-pong, piscina con juguetes de agua, triciclos,barbacos para los papás, bicicletas de todas las medidas. En el interior una sala de juegos específica pera niños, una sala de audiovisuales con pantalla gigante de proyección y con películas DVD infantiles y de adultos y aparato de música

El Nus de Pedra también ofrece servicio de canguro si es necesario, tronas, bañeritas para bebés y camas plegables sin coste adicional.

En todo el recinto hay  disponible conexión a la WI-FI a la red.

Desde el El Nus de Pedra se orienta para hacer o se puede contratar guía para numerosas excursiones a pie o en bicicleta de diferentes niveles y duración así como practicar hípica y también observación de estrellas.