Machu Pichu, Peru

Machu Pichu, Peru

FICHA VIAJERA

Nombre y edad de los viajeros:

– Elena, 46

– Julio, 46

– Iker y Unai, 9

Países visitados con los niños: España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Albania, Grecia, Turquía, Bulgaria, Rumania, Hungría, Austria, Alemania, Holanda, Bélgica, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia

Blog viajero: Cuatro por el mundo

 

atardecer en Las Cascadas, Chile

Atardecer en Las Cascadas, Chile

ENTREVISTA cuatroporelmundo.com

FnRuta.-Todo comenzó en la infancia como un sueño, una fantasía de dar la vuelta al mundo y recorrer paises y lugares lejanos. Pero ¿Cuándo apareció  la realidad de vuestros primeros viajes con vuestros hijos?

Elena y yo estamos juntos desde los 15 años y siempre hemos sido muy furgoneteros. Empezamos con una furgo pequeñita, haciéndonos nosotros un par de armarios y una cama. Después cada tantos cuando tocaba cambiar de vehículo, íbamos a por una furgo un poco más grande hasta que vinieron los peques.

El primer viaje largo con ellos lo hicimos a la Toscana con una California pero vimos que se nos quedaba un poco pequeña y nos resultaba un poco incómoda para viajes de muchos días. Así que dimos el salto a la autocaravana y probamos al año siguiente con 20 días por Bretaña y esta vez si que nos adaptamos todos muy bien y vimos que podríamos vivir así una buena temporada sin problemas.

FnRuta.- Y ya que según comentáis erais felices con la vida que llevabais, ¿quién os manda meteros en esos líos? ¿Qué aporta el viaje a los niños, a la familia?

Igual tenemos que actualizar el Blog, porque eso de que éramos felices con la vida que llevábamos lo escribimos antes de salir y aunque sigue siendo cierto en parte, porque nuestro entorno en general nos gustaba, ahora, después de dos años de viajar y compartir muchas cosas en familia, tenemos claro que no nos gustaría volver a vivir como antes, sobre todo en lo profesional, y estamos en el camino de buscar alternativas a nuestros trabajos anteriores para ganarnos la vida a la vuelta.

Antes de salir, ya nos imaginábamos que nuestra cabeza cambiaría con el viaje, pero no nos hacíamos una idea de cuánto. La verdad es que el primer año por Europa no supuso demasiado cambio pero el segundo año por Sudamérica ha sido definitivo y después de compartir mucho tiempo con mucha gente increíble del otro lado, en algún momento nuestra cabeza hizo un Clic y ahora tenemos bastante claro cómo nos gustaría vivir. Veremos si este tercer año nos sirve para confirmar estas ideas o no.

Creo que lo que el viaje nos ha aportado a los pekes y a todos en general son dos cosas principalmente:

La primera sería la vivencia directa de que nuestra forma de vida solo es una de tantas posibles y que todas ellas tienen cosas buenas y malas. Estamos totalmente de acuerdo con el dicho de que “Viajar te abre la mente”.

La segunda sería que nos ha ayudado a conocernos en profundidad y ver como reaccionamos cada uno de nosotros frente a las vivencias que se van presentando. Piensa que estamos juntos 24 horas para lo bueno y para lo malo.

Sobre todo en el tema de los pekes, al tener que darles clase nosotros, hemos podido experimentar directamente cómo se comporta cada uno de ellos frente al trabajo escolar. Estamos seguros que si fueran al colegio no nos hubiéramos enterado de la mayoría de las cosas y simplemente nos dirían algo así como “es muy nervioso” o “es un poco vago”. Son cosas que cuando las ves tu directamente en clase, puedes trabajarlas de forma personal. Supone un gran esfuerzo pero nosotros creemos que merece la pena.

Espigon de Frutillar frente al volcán Osorno, Chile

Espigon de Frutillar frente al volcán Osorno, Chile

­FnRuta.– Nos podéis contar alguno de esos momentos hermosos y/o curiosos que no olvidaréis nunca vividos durante este viaje en familia…?

Ha habido tantos de todo tipo que es complicado pero lo intento:

Del primer viaje que fue el “Europeo” los mejores recuerdos son de Grecia y sobre todo de Turquía. En Grecía llegamos un día a un sitio que se llama Kalogria y nos encontramos con unas dunas costeras impresionantes que estaban diciendo “bájame”. Y nos cogimos unos cartones y nos fuimos a tirarnos por ellas. Pasamos una tarde fantástica aunque tuvimos que sacudirnos de arriba abajo antes de entrar en la caravana.

En Turquía encontramos muchos sitios increíbles pero los pekes sobre todo se acuerdan de Pamukkale. Fuimos a finales de febrero pero nos hizo unos dias increíbles de 25 grados. Pamukkale son unas formaciones en forma de cascadas blancas que forma unas piscinas naturales de agua calentita. Nosotros habíamos leido que se podía bañar en las piscinas y por si acaso llevamos los bañadores pero cuando subimos no vimos a nadie bañandose. Despues de un rato de pensárnoslo y de aguantar la presión de los pekes les dimos carta blanca y pasaron uno de los mejores dias del viaje. Al poco rato de meternos nosotros, ya empezó a meterse todo el mundo. Los pekes disfrutaron tanto que volvimos al dia siguiente.

En Sudamérica, también ha habido un monton de momentos especiales pero recuerdo dos de ellos con especial cariño:

Estando en Puerto Pirámides en la Peninsula de Valdes, nos recomendaron ir a visitar un sitio que se llama Playa Pardelas adonde se puede llegar con la autocaravana. Decidimos ir allí a pasar la nochebuena y fue una nochebuena mágica con un atardecer increíble. Recuerdo como Elena y yo nos sentamos en las escaleras de la autoca viendo el atardecer mientras brindábamos con una botellita de vino que guardábamos para alguna ocasión especial.

El otro momento que recuerdo fue llegar a Machu Picchu. Era un sueño que teníamos desde siempre y poder cumplirlo en familia fue una doble recompensa. Como es el típico sitio que has visto un monton de veces en fotos y video crees que igual no te va a sorprender mucho pero cuando estás allí, puedes sentir porque es un sitio con una energía muy especial y que las fotos y el video no le hacen justicia. Hay que ir a verlo.

FnRuta.- Si acaso hay alguna cosa menos glamurosa en el viaje, podeis confesarnos lo que menos os gusta de viajar con niños…

En esto estamos de acuerdo Elena y yo sin duda porque lo hemos hablado muchas veces. La tarea que más trabajo nos supone es dar clase a los pekes. Sé que antes os he dicho que darles clase nos ha permitido conocerles mucho más pero también es la tarea que más energía requiere.

Tengo que confesar que en algunos momentos del viaje por Sudamérica, se nos hizo tan cuesta arriba que se nos pasó por la cabeza suspender el viaje. Menos mal que no lo hicimos porque finalmente le dimos la vuelta. Pero sigue siendo algo que requiere mucho trabajo.

Sand Board en Atacama, Chile

Sand Board en Atacama, Chile

FnRuta.- Sois sinceros y comentáis que queréis hacer algo por el mundo pero que no sabeis todavia qué. ¿Habéis encontrado ya vuestro “leif motive” en lo que va de ruta?

Para ser sinceros, tenemos que reconocer que es una parte del proyecto que esta totalmente aparcada porque fuimos bastante ilusos en la estimación del tiempo libre que íbamos a tener. Realmente, después de viajar, cocinar, fregar, hacer la compra, preparar la ruta, preparar y dar las clases y conocer un poco los sitios por donde vamos pasando, no creas que nos queda mucho tiempo libre para nada más. Si alguien se piensa que esto es como unas vacaciones, que se vaya olvidando de la idea.

Atardecer de nochebnuena en Playa Pardelas, Argentina

Atardecer de nochebnuena en Playa Pardelas, Argentina

FnRuta.- Como una auténtica familia en ruta, vais con vuestra casa rodante ¿qué es lo mejor y peor de viajar con una autocaravana?

Lo mejor, sin duda, es que la autocaravana nos ofrece un marco de referencia fijo dentro del nomadismo que supone el viaje. Esto sobre todo lo vemos importante para los pekes. Tienen su zona de juego, su sitio para estudiar, etc… Cuando estamos visitando algún lugar y toca volver a la autoca, todos usamos la expresión “vamos para casa”. También te permite moverte con más “equipaje” que si fueras en plan mochilero. Si tuviéramos que llevar en la mochila los 15 kgs. de libros de los pekes sería bastante engorroso y ni te cuento con los juguetes.

Por el contrario esto de tener tu casa, puede que a veces te aísle un poco de los sitios por los que pasas. Nosotros hemos hecho un esfuerzo consciente para intentar que esto no nos pase y creo que lo hemos conseguido a juzgar por la cantidad de buenos amigos que hemos hecho en la ruta, sobre todo en Sudamérica.

Otra gran limitación que normalmente te impone la autocaravana es que resulta complicado moverte con ella por las ciudades en general y por las grandes ciudades en particular por el tema de la seguridad y de que no hay sitios adecuados para estacionarlas.

En nuestro caso eso no nos importaba demasiado porque, aunque hemos visitado algunas de ellas cuando se ha dado la ocasión, las grandes ciudades no eran nuestro objetivo.

FnRuta.- Y durante los tres años de ruta por Europa, América y Australia-sudeste asiatico ¿Qué pasó con la educación de vuestros hijos?

Bueno, lo primero es decir que el proyecto ha cambiado por temas familiares y este tercer año ya no es por Australia y Sudeste Asiatico sino que nos quedamos por la Peninsula Iberica y Marruecos.

Respecto al tema de la educación hay varias maneras de hacerlo pero si quieres hacerlo lo mas “legal” posible hay que matricularse en un organismo que ofrece el ministerio de educación para aquellos alumnos que por cualquier causa no puedan acceder a la educación presencial estándar (artistas, deportistas profesionales, circos, etc…). Este organismo se llama CIDEAD y ofrece una especie de educación a distancia.

Realmente las clases las tienes que dar tu pero ellos te ofrecen la infraestructura de fondo. Te indican los libros que tienes que comprar, las materias que se deben impartir, te enviar las actividades para que los pekes las realicen, las corrigen, etc… La ventaja de este sistema es que cuando acaba el viaje, los pekes se pueden reincorporar a la educación ”normal” sin problemas.

Eso si, requiere de un gran trabajo por parte de los padres sobre todo si no están acostumbrados a dar clase y tienen bastante “oxidados” sus conocimientos escolares. Luego todo depende de cada chaval como en un colegio normal.

embarcadero en lago Espejo, Argentina

Embarcadero en lago Espejo, Argentina

FnRuta.-Buscais compañeros de viaje y animar a las familias a seguir sus sueños. ¿Cómo va la búsqueda?

El primer año por Europa, bien sea por nosotros, bien sea por el idioma o por el carácter de las personas o vete a saber no tuvimos la ocasión de conocer a demasiadas personas con las que compartir la ruta. Sin embargo en el segundo año por Sudamérica, el conocer a un montón de familias, casi todas ellas viajeras ha sido lo mejor del viaje. Dejamos un montón de amigos allí que esperamos poder acoger algún día cuando puedan dar el salto a Europa.

FnRuta.- Hay países con fama de peligrosos o con deficiencias sanitarias ¿Descartáis alguno por ese motivo?¿Os habéis encontrado en algún apuro de seguridad o salud en alguno de vuestros viajes?

En Sudamérica (y en Europa también), las grandes ciudades son todas complicadas en cuestiones de seguridad y más si viajas en una autocaravana que llama mucho la atención. Cuando llegas a Sudamerica de novato, estas un poco con la paranoia de la seguridad. Luego te vas dando cuenta de que hay que tener cuidado y no bajar la guardia pero como en cualquier otro lado. Fuera de las grandes ciudades la vida es muy tranquila y no hay mayores problemas.

Nosotros en Argentina estuvimos un poco asustados al principio hasta que te vas haciendo y te vas “Sudamericanizando”. Hay países como Colombia que arrastra un tremendo lastre con el tema del narcotráfico y la guerrilla y que cuando estás allí te das cuenta de que no es para tanto y que, salvo que tengas la mala suerte de que te pille algún ataque en medio, la gente vive normal. Colombia es uno de los países donde más a gusto nos hemos sentido. De todas formas en cada país hay que informarse y por supuesto que siempre hay zonas donde es mejor no entrar.

Nosotros en nueve meses de viaje no hemos tenido ningún percance realmente serio y no hemos sufrido ningún robo.

En cuestiones de salud no tenemos buena información de todos los paises porque no hemos tenido ningún problema de salud serio pero en la experiencia de otros viajeros, por ejemplo, en Ecuador el sistema de salud público es fantástico e incluso te pagan los medicamentos. Sin embargo en Colombia el sistema está privatizado y debe ser bastante caro.

FnRuta.- Durante el viaje hay quien grita Socorro! Algunos de vuestros trucos infalibles para que los niños viajen tan ricamente son…

Aunque inicialmente nos hicimos el propósito de que aprendieran a disfrutar del paisaje, a dibujar y cosas así, tenemos que confesar nuestro fracaso y la única manera que hemos encontrado de que aguanten los días de viajes largos sin volvernos locos, ha sido instalando un DVD donde pueden ver sus pelis favoritas.

Bañito en Pamukkale, Turquia

Bañito en Pamukkale, Turquia

FnRuta.- Hablando del vil metal, ¿cómo os lo montáis para viajar durante tres años por todo el mundo?

No hay mucho misterio, después de 25 años de trabajo, teníamos unos ahorros y con ellos estamos realizando el viaje. Por supuesto que intentamos gastar lo menos posible y llevamos una vida muy sencilla. A nosotros vivir en la autocaravana nos sale por un tercio de lo que nos costaba vivir en casa.

FnRuta.- ¿Porqué animariais a la gente a viajar con sus hijos?

En esto no soy demasiado dogmático y no creo que sea la receta mágica para nada. Pero si es algo que te apetece de verdad y realmente no te atreves por las mil ataduras que tenemos en esta sociedad, no te lo pienses. Hazlo porque no te vas arrepentir. Adapta el viaje a tus posibilidades y ponte en marcha.

Compartir con tus hijos 24 horas te va a dar una visión de ellos que de ninguna manera conseguirás en la vida “normal”.

Pero hay que estar de acuerdo. Tiene que ser una decisión consensuada en familia porque vas a tener momentos duros donde tocará apechugar y hay que afrontarlos unidos.

Para nosotros, ha sido un antes y un después en nuestra forma de ver la vida y no lo cambiaríamos por nada.

De todas formas, organizar un viaje de este tipo y con niños, requiere de una cierta planificación y hay que hacerse a la idea de que te va a llevar un tiempo. Si crees que nuestra experiencia puede ayudarte, escríbenos. Estamos deseando ayudarte igual que nos ayudaron otros a nosotros.

¡Un gran abrazo de esta familia viajera!

Elena, Julio, Iker y Unai