Hace unas semanas unos amigos volvieron de Camboya encantados con su viaje y hace pocos nos vimos para que nos contaran la aventura. Además de ser un viaje ideal para hacer con niños nos contaron que la última escala para dirigirse definitivamente hacia Camboya fue en Vietnam y que, sorprendentemente para ellos, la mayoría de familias bajaron aquí. A partir de entonces quisimos investigar cuáles eran las razones y las atracciones que tenía este bonito país para viajar con niños y son muchas. Volvimos a consultar a Evaneos, una web de viajes que te pone en contacto directo con un agente local y con la que podemos organizar el viaje a medida. Y por ahora las ideas que nos han dado nos encantan.

Si decidís viajar con niños tendréis que hacer una selección de los lugares que visitaréis dependiendo de la edad de los niños. Y es que no es lo mismo viajar con un bebé que con un niño o un adolescente. Vietnam ofrece muchas posibilidades: ciudades, templos, montaña, playa, trekking, selva, etnias y hasta parques de atracciones acuáticos.

Tras haber investigado lo que nos recomendó Evaneos hemos hecho una clasificación con los lugares que podéis visitar en Vietnam con niños:

  1. Hanoi, la capital. Este lugar será el primero que pise toda la familia. Aquí las familias podrán ver el Museo de Etnología, donde conocer las costumbres, vestimenta, etnias, etc. También espectáculo de marionetas en el agua, una de las atracciones turísticas mejores para niños y en el que descubrirán un arte milenario con música y cánticos. Y si queréis refrescaros está el Vinpearl Water Park, un parque acuático cubierto ideal tanto para niños como para adolescentes.
  2. La Bahía de Halong, uno de los platos fuertes del viaje y patrimonio de la Humanidad. Este país nos presenta una infinidad de posibilidades para las familias y tener la capacidad de contemplar un patrimonio como este es asombrante. Lo bueno de hablar directamente con el agente local para construir la ruta es especificar lo que va incluido y lo que no. Nosotros, por experiencia recomendamos llevar siempre algo de comida que le guste a nuestros hijos y algo de agua. Aquí las familias podemos pasear en barca y descubrir a los monos, montar en Kayak, adentrarnos en las cuevas Dao go Cave, pasear en bici rodeando las pequeñas islas habitadas o bañarnos en las zonas indicadas.
  3. Hoi An, ciudad congelada en el tiempo y patrimonio de la Humanidad. Si queremos algo de tranquilidad y que nuestros hijos descansen un poco Evaneos nos recomienda esta maravillosa ciudad en la que se pueden alquilar bicis para recorrer la ciudad, pasear con los niños, recorrer sus calles hasta llegar a la playa y probar la gastronomía vietnamita. Esto puede que sea algo difícil pero son niños.
  4. Sapa, una región al norte perfecta para hacer trekkings. Si tus niños son pequeños es mejor evitar esta zona, permanecer en el sur, relajarse con ellos en las playas y los pueblos del sur. Pero si ya son capaces de hacer caminatas sin cansarse demasiado y son más bien adolescentes visitar esta región les encantará. Sapa es una región perfecta para hacer trekkings cuyo paisaje está compuesto por arrozales, aldeas, mercados, cascadas, ríos, puentes colgantes y paisajes que tus hijos nunca olvidarán. Existen rutas de todos los niveles el agente local podrá realizar una ruta para a medida dependiendo de la situación.

Estas son algunas de las razones para viajar en familia a Vietnam pero hay más. Una de ellas es que nuestros hijos observen a niños de su edad que en su vestimenta son distintos pero al fin y al cabo son niños igual. Establecer amistad con ellos aunque no hablen el mismo idioma es una de las experiencias más bonitas para los padres. Y el aprendizaje que ello conlleva todavía lo es más.

Texto y fotos: Evaneos

Entrada patrocinada