Ya sabéis que sentimos debilidad por Bizibidaia, la familia vasca más cicloturista del momento. Al empezar el verano nos anunciaban una vuelta ciclista muy especial a la Península abierta a todas las familias interesadas que quisieran compartir una parte o la totalidad de su ruta. Este es el video resumen y algunos datos para un balance de su particular aventura…

No, no es ninguna competición o vuela ciclista al uso, no se trata de desfondarse hasta el final o de quedar bien con los patrocinadores. Ni siquiera importa llegar primero. Lo que cuenta es pasarlo bien en familia moviendo las piernas y contemplando el paisaje sin emitir un solo gramo de CO2 a la atmósfera y sin gastar un sólo euro en combustible.

Bizibérica from Bizibidaia on Vimeo.

Es la filosofía de Bizibidaia (que cuentan con una preciosa y renovada web!). Ellos saben de que va esto y desde luego son la mejor compañía para una aventura así porque tampoco es precisamente la primera vez que se suben a una bicicleta con niños. (han ruteado anteriormente por Europa y la península Ibérica y tres meses por Nueva Zelanda). La verdad es que viendo el video nos dan ganas de apuntarnos a la siguiente aventura!

En unas semanas Mikel y Rosa de Bizibidaia empezarán a girar por muchas ciudades españolas dando proyecciones y charlas donde se les puede conocer personalmente. Se puede  consultar la agenda y el video a través de este enlace.

BIZIBIDAIA: BALANCE DE UNA VUELTA CICLISTA MUY ESPECIAL

Ha sido el inicio de “¿Os venís?”, la primera propuesta, y ya estamos pensando en las siguientes. Buena señal.

-De Donostia a Valladolid.

– 13 familias, cada una con 1-2 hijos de 2 meses a 7 años.

– La mayoría de familias vinieron para 1-2 días. El record Idoia-Oihan (12 días).

– 480 Km con un promedio diario de 30 Km.

– 18 días: 16 etapas+2 de descanso.

– Lo mejor: muy buena convivencia entre adultos y niños que además en muchos casos no nos conocíamos.

– Lo peor: el tramo realizado de Camino de Santiago y Canal de Castilla es una pena que no estén mejor acondicionados, podrían ser una joya para el ciclismo familiar si se adecuasen. Esto nos hace reflexionar sobre el espacio elegido para pedalear con familias (la Península Ibérica).

– El clima: nos pilló un día de gran calor en el Plazaola, un lugar muy fresco, luego no fue un gran problema. La lluvia llegó en la Llanada Alavesa. Tras Palencia también llegó el calor y esto también nos hace reflexionar sobre el espacio elegido para pedalear en familias (la Península Ibérica) en el verano con niños. Pero en general no podemos quejarnos del tiempo que tuvimos.

– Las rutas han sido adecuadas a lo que se pretendía.

– Los alojamientos sin problemas. En Belorado sustituimos la acampada libre por un albergue de peregrinos y no fuimos al camping de Etxarri aprovechando la hospitalidad de unos amigos en Arbizu. Todo lo demás según lo previsto.

– Ninguna avería grave ni accidente que impidiese continuar a alguna familia.

– Ninguna familia se perdió, no está mal.

– Variedad en los vehículos: carritos, sillitas, un tandem semirecumbente, otro tandem convencional, un bakfiets, bicis plegables, una madre que hizo varias etapas ¡corriendo! empujando la bici de la hija y un padre ¡patinando! algunos tramos…

– Varias colaboradores bienvenidos: Pópez, Miyuki-Eneko, Juantxu y familia…

Gracias a todos por hacernos disfrutar de esta ilusión de viajar en bici con otras familias.