Entrada enviada por Armando Agudo del blog Itmustbeloveentertainment con una recomendación vivida en carne propia sobre un lugar perfecto para disfrutar de emociones fuertes con los peques rodeado de plena naturaleza en Andorra:

“El año pasado hicimos una escapada por los Pirineos y no pudimos dejar de parar en Andorra. Allí me encontré una de las cosas más divertidas que jamás hemos hecho, el Tobotronc.

Se trata de un tobogán-remonte ubidado dentro de un parque de aventura, Naturlandia.

Esta gente han acondicionado el remonte para que subido a una especie de vagoneta en la cuál tú controlas la velocidad, te dejes caer por un entramado de vías a lo Indiana Jones. Lógicamente a más velocidad, más adrenalina, a los peques les encantará.

El resto del parque está muy bien acondicionado y tiene una amplia oferta de ocio, rutas en vehículo oruga, tiro con arco, ponis, patinaje, paintball, esquí, y un largo etc.”

Más información:

Naturlandia