Gracias a Europcar y su promoción de alquiler de vehículos especialmente pensadas para familias os podemos ofrecer este post invitado de Laura Torrent de My Little Coccinelle, mamá residente en Hamburgo, viajera y enamorada de las mejores opciones de Alemania con niños

La ruta alemana de los cuentos de hadas

Alemania esconde mil y una sorpresas viajeras por descubrir, si hablamos de viajar en familia creo que merece la pena conocer la “Deutsches Märchenstrasse es decir “La ruta alemana de los cuentos de hadas”, la mejor excusa que existe para visitar Alemania con niños.

Ruta alemania hadas

Es una ruta que se creó alrededor de los cuentos de Grimm, hace más de 40 años, y que a lo largo de sus 600 kilómetros y 60 estaciones que van desde Hanau (cerca Fráncfort del Meno) hasta Bremenerhaven en el Mar del Norte, pasando por lugares importantes en la vida de los hermanos Grimm y por pueblos y paisajes que fueron inspiración de sus cuentos.

La ruta se puede hacer de muchas maneras, a pesar de que te recomendamos que la hagas por trozos, para poder disfrutar tranquilamente de cada uno de sus bonitos rincones que encantarán a pequeños y grandes con la magia oculta en los cuentos y leyendas.

Los cuentos de los hermanos Grimm

Cuando hablas de cuentos y hadas, uno de los primeros nombres que te vienen a la cabeza es el de los hermanos Grimm. Estos dos hermanos alemanes dieron a conocer cuentos como la Blancanieves, la Bella durmiente, la Cenicienta y muchos más, con los cuales son conocidos en el mundo entero.

Además se encargaron, hace exactamente 200 años, de recopilar en dos tomos, leyendas y cuentos alemanes que se habían transmitido oralmente de generación en generación, es por eso que entre medianos de 2016 y de 2018 es una gran oportunidad para visitar Alemania con niños, y que se celebran actos para toda la familia en distintos puntos del país.

Tres propuesta descubrir la ruta d ellas hadas

Aquí te proponemos partir la ruta en 3 tramos diferentes, para poder disfrutar entre 4 días y una semana (o más), dependiendo de lo largo que quieras hacer el viaje y de lo detallado que quieras que sea.

Cada una de las rutas empieza y termina en una ciudad alemana con aeropuerto (Hamburg, Bremen, Hannover, Kassel y Frankfurt-am-Main), para facilitar el traslado y para tener la posibilidad de alquilar un coche en el mismo aeropuerto, ya que sin coche es imposible llegar de un lugar al otro. Además os va a ofrecer una libertad que es necesaria para poder realizar la ruta a vuestro ritmo e improvisar siempre que sea necesario y ver así esta parte de Alemania con niños.

Entre las ciudades grande no hay más de 2 horas en coche o sea que no será complicado ir de un lugar a otro, porqué la idea es poder disfrutar del entorno, la naturaleza y de los cuentos, sin estar metidos 4 horas diarias en el coche.

Las propuestas de las rutas de pueden hacer tal y cómo están o al revés. Os recomiendo que cuando compréis los billetes de avión miréis cuál de las dos opciones os sale más barata, ya que a veces las fechas de los vuelos coinciden con las vacaciones escolares de los niños (que en cada comunidad alemana son diferentes) y se dispara.

Antes de empezar la ruta os aconsejo que leéis en casa los cuentos que hay en vuestro viaje, así los podréis situar a lo largo del camino.

Cuándo hacer la ruta

A pesar de que se pueden hacer las rutas en cualquier época del año, te recomiendo que las hagas entre los meses de mayo y septiembre, que es cuando el tiempo en Alemania es más asoleado en general y hay más horas de luz.

Así también podrás disfrutar de los paisajes verdes y floridos de los jardines, parques naturales y entornos de los castillos de hadas.

Y para ser más concretos, lo mejor será hacer la ruta a finales de julio o agosto, que es cuando los pueblos de “La ruta de los cuentos de hadas” ofrecen su mayor oferta de actividades al aire libre para toda la familia.

La conducción en Alemania

Sí, uno de los temas más conocidos de la conducción en Alemania es que no hay límites de velocidad. Y sí, es bastante cierto. En las autopistas puedes ir a la velocidad que quieras si no es que hay una señal que indica lo contrario, pero bueno, tampoco hace falta ir como un piloto de fórmula 1. Siempre se recomienda no pasar los 130Km/h, pero si los sobrepasas nadie te va a multar.

Las autopistas (Autobahn) están marcadas en azul como en España y las salidas son las Ausfahrt.

autopista alemania con ninos

Vigila mucho con respetar las señales de tráfico. Exacto, como en todas partes. Pero ya te aviso ahora que si te ponen una multa en Alemania la vas a pagar sí o sí, aunque te tengan que venir a buscar a casa personalmente!

Y como curiosidad debes saber que en el caso de que te hagan una foto en un radar de velocidad, en la foto aparece sólo el conductor del coche y no el acompañante, ya que a nadie le debe importar con quien vas en tu coche. 😉

En Alemania todos los coches deben tener dos tipos de ruedas, las de invierno y las de verano, que deben ser cambiadas con el cambio de temperaturas invernales. O sea que lo de conducir con cadenas es bastante raro, a no ser que estés en un puerto de montaña con mucha nieve!

Y ya para terminar debes saber que en Alemania los niños tienen que ir con sillas en el coche hasta que tienen 12 años o miden más de 150cm. Cada niño debe llevar la silla adecuada a su edad y estatura.

La ruta alrededor de Fráncfort

ruta alemania con ninos

via ©Deutsche Märchenstraße

A Frankfurt (su nombre completo y real en alemán es Fráncfort del Meno) podéis llegar a través cualquiera de sus dos aeropuertos. A pesar de que es una ciudad muy cosmopolita, con los grandes bancos europeos, allí se mezcla la tradición con la innovación.

Os recomiendo la obligada visita al centro histórico de la ciudad, con su famoso ayuntamiento y la Römerberg, la calle donde contemplaréis los edificios originarios del siglo XV.

francfort ruta cuentos alemania

Muy cerca de allí y como curiosidad y contraste, podréis encontrar una escultura del oso y el toro, símbolos indiscutibles de la bolsa, tan importante en Frankfurt.

Algo que seguro que les gustará a los más pequeños de la familia será alguna de las excursiones en barco que se pueden hacer por el río Meno (Main).

Para descansar un poco y disfrutar de la vegetación debéis visitar el Ostpark, un parque de más de 32 ha. con zonas de paseo, bosque, zona para hacer barbacoa y parques infantiles.

Y si lo que buscáis es un parque infantil sólo para que disfruten vuestros hijos, os recomiendo que vayáis al Waldspielpark Goetheturm, donde se encuentra una torre de 43 metros de alto desde donde podréis ver toda la ciudad y además todo tipo de juegos infantiles y con agua, para poder disfrutar al máximo en medio de la naturaleza.

Y a partir de aquí es donde empieza la ruta alemana de los cuentos, adentrándose en la vida de los hermanos Grimm.

  • Hanau

    Es el pueblo natal de los Hermanos Grimm y así el punto de partida de la ruta alemana de los cuentos. Entre los meses de mayo y septiembre se celebran todo tipo de actividades al aire libre relacionados con los hermanos más famosos de la ciudad, para los más pequeños de la família.

    A la orilla del río Main, encontraréis el castillo barroco Philippsruhe, que podréis visitar y ver cómo vivian los verdaderos príncipes y princesas de la época. Además dentro del castillo se encuentra el Museo del teatro de papel, donde disfrutaréis de unos fantásticos escenarios y personajes hechos solamente de papel, que son verdaderas obras de arte.

    steinau alemania grimm

    No muy lejos de allí encontraréis el parque animal salvaje (Wildpark alte Fasanerie), donde podréis disfrutar de los bosques y observar los animales en su paraje natural.

  • Steinau

    Aquí pasaron su infancia los hermanos Grimm. En ella encontraréis la casa de la familia, convertida hoy en Museo de los hermanos Grimm (Museum Brüder Grimm Haus). Esta es una parada obligatoria para conocer de cerca la vida de los hermanos en su infancia y poder vivir sus cuentos a través de todos los sentidos.

    Paseando por las calles de la bonita vila medieval descubriréis la muralla, los callejones escondido y podréis llegar hasta el muy bien conservado castillo, donde podréis hacer una parada en el parque infantil que hay.

    Durante todo el mes de agosto, cada domingo la ciudad se convierte en un gran teatro ambulante. Cada año escogen un cuento diferente de los hermanos Grimm como centro de las actividades y hacen representaciones, visitas guiadas, talleres y todo tipo de actividades para los niños.

  • Marburg

    En la ciudad de Marburg fue donde los hermanos Grimm estudiaron y donde tuvieron la idea de hacer la recopilación de cuentos, leyendas y fábulas de su época.

    Durante la visita a la importante ciudad universitaria y medieval, encontraréis escondidos 11 símbolos muy especiales de distintos de los más conocidos cuentos de los hermanos Grimm como el zapato de cristal de la Cenicienta, la cesta de la Caperucita roja o la casa de Hansel y Gretel. Debéis mantener los ojos bien abiertos si los queréis encontrar todos!

     

marburg ruta hadas alemania

via ©marburg.de

Después de andar por el centro histórico podréis realizar una visita en el castillo que se alza en la colina central o disfruta de la tranquilidad de la naturaleza que hay alrededor del centro urbano y que inspiró a los hermanos Grimm en varios de sus cuentos.

  • Bad Wildungen

    En Bad Wildungen es donde empezó el cuento de la Blancanieves, inspirado en la historia de la bella princesa que vivía en el castillo de Fridrichstein.

    Si queréis adentraros más en la historia de la Blancanieves, debéis visitar la casa de la Blancavienes (Schneewittchen), para ver de cerca cómo vivía con los 7 enanitos y descubrir la verdadera historia de la princesa que se esconde detrás de la fantasía.

    La ciudad también es muy conocida por sus aguas termales y por estar muy cerca del Edersee, uno de los parques nacionales más bonitos de Alemania y que no podéis dejar de visitar.

  • La ruta alrededor de Kassel

    ruta alemana cuentos en familia

    via ©Deutsche Märchenstraße

    Esta ruta la podéis empezar en Kassel o en cualquiera de las ciudades con aeropuerto más cercanas (Fráncfortt y Hannover), ya que sólo se encuentran a 2 horas en coche.

    Kassel

    Este es el centro de la ruta alemana de los cuentos, por ser aquí donde los hermanos Grimm pasaron 30 años de sus vidas y recopilaron y documentaron más de 200 cuentos, leyendas y fábulas (con la distinción de patrimonio histórico documental por la UNESCO), que se pueden ver en el museo GrimmWelt (el mundo de los Grimm), que abrió sus puertas en el 2015 y es un museo moderno que combina la interacción con el arte, la historia y los cuentos y en el que podréis descubrir todo el legado que nos dejaron los hermanos Grimm.

    Hablando de museos, en Kassel también tienen un fantástico museo de natura (Naturkundenmuseum), donde podréis ver esqueletos de dinosaurios, mamuts en tamaño natural, jugar con el órgano de las olores o descubrir todos lo secretos de las abejas.

    En Kassel hay actividades para todos los gustos y es una de las ciudades que no te puedes perder si visitas Alemania con niños! Si sois más aventureros, no os podéis perder el Parque de escalada (Kletterwald), donde caminaréis por puentes colgantes y haréis equilibrios de las maneras más diversas a 15 metros de altura, en medio de la copa de los árboles. Si no lo habéis probado nunca debéis ir, porqué hay diversión asegurada para toda la familia.

    Otra de las atracciones de la ciudad es el fantástico parque de Wilhelmshöhe, también patrimonio de la humanidad, y que es el parque en ladera de montaña más grande de Europa. En su interior podrás descubrir el fascinante castillo de Löwenburg, una joya de la época medieval que os llevará directamente a revivir la vida de los caballeros y las damas de la época.

    kassel ruta cuentos alemania

    A través de una pequeña excursión a lo largo del parque, llegaréis a los juegos de agua, que son un conjunto de cascadas y fuentes que desde hace más de 300 años impresionan a los visitantes del parque por su espectacularidad. Además si vais en los meses de verano, también disfrutaréis de un espectáculo de luces y color.

    Si tenéis más ganas de ver naturaleza y caminar, os recomiendo que vayáis al parque Staatspark Karlsaue para disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza, poder correr con los niños y que jueguen en el increíble parque de aventuras y agua, muy típico de Alemania, y que no es nada más que un parque infantil integrado en medio de la naturaleza, donde lo pequeños (y no tan pequeño) podrán escalar, descubrir, columpiarse y tendrán diversión asegurada durante horas. No los podrás arrancar de allí!

    Además si os entran ganas, podéis visitar el planetarium y el museo de astro-física, que también está dentro del parque, donde descubriréis todo tipo de utensilios interesantes que os sorprenderán.

    Alrededor de Kassel se encuentran la mayoría de pueblos y paisajes que podemos descubrir en sus cuentos. A pesar de que hay muchos lugares interesantes, aquí tenéis una recopilación de los más destacados:

    • Hofgeismar

      En ese municipio hay el castillo de Sababurg, donde la Bella durmiente estuvo encantada durante más de 100 años. Actualmente el encantado castillo hay un hotel, un restaurante y un teatro, pero es una parada obligatoria de cuento de hadas, en la que encontraréis rastros de la princesa encantada.

      Alrededor del castillo hay una selva virgen con robles de más de 1000 años, en la que debéis adentraros e os podréis imaginar lo que tuve que pasar el príncipe para ir a salvar a la Bella durmiente.

      castillo bella durmiente alemania

      Justo en la entrada del castillo se encuentra un parque animal, totalmente integrado en el bosque y respetando la libertad de los animales, seguro que esta visita acabará de cerrar vuestra ruta alrededor del castillo.

    • Trendelburg

      En este pequeño pueblo se encuentra la torre del castillo desde el que Rapunzel dejaba caer su larga melena. Actualmente se puede subir a la torre y disfrutar de las mismas vistas que vio Rapunzel en su día. Cada domingo en el castillo patio del castillo hay una pequeña representación con la princesa más conocida por los aldeanos.

      La mejor manera de descubrir la ciudad es paseando por sus calles, con calma, disfrutando de los pequeños callejones medievales, de su centro pictórico, con construcciones típicas antiguas alemanas, con su histórico ayuntamiento, su iglesia gótica o el canal navegable que hay en las cercanías.

      Si aún no has planeado tu visita la puedes hacer coincidir con la Fiesta de los cuentos que se celebra en mayo o con Las luces mágicas, otro día de máxima festividad en el pueblo.
      En Polle encontraréis las ruinas del castillo de la Cenicienta, donde podéis parar a hacer una pequeña visita y contemplar las vistas panorámicas de la región.

    • Ebergötzen

      En Ebergötzen es donde transcurren las historias de los conocidos Max y Moritz, dos amigos que siempre se estaban peleando y haciendo travesuras de las suyas. En el museo del molino podréis vivir cómo era la vida y las costumbres de la gente en un molino.

      Además también podrás visitar el museo europeo del pan, compuesto por varios edificios, huertos, molinos de agua y jardines.

    • Hessisch Lichtenau

      Esta es la ciudad del cuento de “Frau Holle”, su cuento más popular en tierras alemanas y en español traducido como “Madre Nieve”.

      En medio del pueblo encontraréis el antiguo ayuntamiento, una impressionante construcción del siglo XVII y que hoy en día alberga el Holleum, que es el museo de Frau Holle. En él descubriréis el mundo de la fantasía, de las hierbas y el mundo subteránneo, que giran alrededor del cuento.

      Después de dar un paseo por el centro y disfrutar de sus calles encantadoras y mágicas podéis ir a dar un passeo al Hoher Meißner, un parque natural que está muy cerca de la ciudad y en el que podréis disfrutar de la naturaleza que rodea el cuento de Frau Holle.

    frau holle alemania ninos

    via ©ferienstrasse.de

     La ruta alrededor de Bremen

    Esta ruta se puede empezar desde Bremen o también desde Hamburgo y finaliza en Hannover.

    Lo ideal sería empezar la ruta en Bremen, centro indiscutible de los cuentos de los hermanos Grimm, por ser donde llegan los protagonistas del conocido cuento “Los Músicos de Bremen”.

    Bremen

    Bremen, a parte de ser el lugar a dónde iban los 4 músicos para ganarse la vida, también es una ciudad con gran encanto. Su ayuntamiento, en medio del centro histórico, fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y debe ser una parada obligatoria en vuestra ruta.

    Justo detrás del ayuntamiento encontraréis una estatua de los 4 músicos de Bremen. A parte de tiraros las obligadas fotos, no os olvidéis de tocar la patas del asno (ya veréis que todo el mundo lo hace y que están desgastadas), porque parece ser que trae suerte 😉

    bremen cuentos alemania ninos

    via ©iubh bremen

    Entre el ayuntamiento y la catedral, en la plaza Domshof, podréis disfrutar cada domingo por la mañana de una representación de los músicos de Bremen, pero sólo entre mayo y septiembre, que es cuando hace más calor.

    Si queréis tener una vista privilegiada y distinta de la ciudad, os recomiendo que subáis los 265 escalones que hay hasta llegar a la parte más alta de la torre de la catedral.

    Muy cerca de allí, en dirección al río Weser, hay la Böttcherstraße, una calle muy estrecha de principios del siglo XX, llena de artesanos, pequeños restaurantes y en la que podréis disfrutar de un divertido concierto de campanas a diario.

    Un poco más a bajo encontraréis el Schnoorviertel, un barrio de siglo XV muy peculiar y encantador. Os recomiendo que os perdáis por sus calles, entréis en la pequeñas tiendas de artesanos y degustéis algunas de las delicias regionales de los pequeños locales.

    Pero si lo que queréis es dar un paseo tranquilo y que los niños puedan jugar y divertirse, podéis ir al Werdersee, un pequeño lago cercano al centro, donde podréis pasear, jugar en el fantástico parque infantil que hay en la zona de pícnic  y después podréis ir andando hasta el café Sand, un café al lado de una playa que hay en el río y desde donde podréis cruzar el río en barco para ir hasta el centro otra vez.

    También podéis ir a pasear o descansar en el Wallanlage, un fantástico parque de 32 hectáreas en medio de la ciudad y en el que hay un molino de viento, como los que encontrarás en Holanda.

    Y ya para terminar de descubrir la ciudad, podéis ir al Universum Bremen, un centro científico donde adultos y niños podréis disfrutar y descubrir la ciencia y hacer experimentos de todo tipo.

    universum-bremen-alemania-ninos

    via ©Bremen Tourismus

    Hamburgo

    Esta es la segunda ciudad más grande de Alemania y al contrario de lo que podría parecer, es una ciudad llena de parques, naturaleza y muy cosmopolita. En esta entrada te descubrimos un montón de planes en Hamburgo con niños.

    El centro de la ciudad con el Ayuntamiento es una visita obligada a pesar de que no encontrarás un centro histórico muy antiguo, ya que la ciudad quedó muy destruida en la segunda guerra mundial.

    A unos pocos metros de allí empieza en Alster, un lago inmenso que ocupa toda la parte central de la ciudad. Y es que si algo caracteriza la ciudad de Hamburgo es el agua. Dicen que es la Venecia del norte, ya que está llena de canales que comunican el Alster (lago) con el río Elba, y hay 2500 puentes que los cruzan! Te recomiendo que hagáis un paseo en barco por el Alster o por el río, para ver la ciudad de una perspectiva diferente.

    speicherstadt alemania ninos

    Unos de los símbolos indiscutibles de la ciudad es el puerto (es el segundo más grande de Europa), desde donde podréis contemplar los grandes barcos de contenedores que viajan por el mundo entero. En el puerto encontraréis combinada la nueva ciudad (Hafencity) con edificios ultramodernos, como la Elbphilarmonie, combinados con la Speicherstadt, una serie de edificios que antiguamente eran los almacenes de las mercancías que llegaban al puerto.

    Allí mismo, en uno de estos emblemáticos edificios con la distinción de patrimonio de la humanidad por la UNESCO, hay el Miniatur Wunderland, que es el mundo en miniatura, y que dejará boquiabiertos a grandes y pequeños.

    miniatur wunderland hamburg

    Otro de los pilares de la ciudad son los jardines y los parques infantiles. Podéis ir a pasear por el Planten un Blomen (en el centro) o en el Stadtpark, un poco más al norte. En cualquiera de ellos encontraréis tranquilidad, flores, árboles, campos enteros para correr y jugar y fantásticos parques infantiles de donde no podréis arrancar a vuestros hijos!

    Pero si lo que queréis es ver y vivir un poco la vida de la gente de aquí, os recomiendo que os deis una vuelta por Sternschanze y el Karoviertel, dos barrios multiculturales, con restaurantes, bares y pequeños comercios locales que os encantarán.

    Después de haber conocido la ciudad a fondo alguna de las dos ciudades, ya os podéis poner en ruta. Entre el mar del Norte y Hannover encontraréis varias paradas interesantes de la ruta de los cuentos de hada, para poder terminar vuestra ruta en Alemania con niños:

    • Bremerhaven

      Es donde el Weser (río que pasa por Bremen) llega al mar.
      Aquí encontraréis el Klabautermann, un pequeño duende mágico del norte, que ayudaba siempre que podía a los marineros.

      En el Deutsche Schiffahrtsmuseum podréis decubrir toda la historia del duende del mar y de los piratas y ver la coca (barco antiguo del norte) más antigua del mundo.

      Si camináis por el puerto podréis ver llegar el pescado fresco, quedaros impresionados por los grandes contenedores o ver de muy cerca los osos polares y los pingüinos del Zoo am Meer (Zoo en el mar)

    • Buxtehude

      Es donde se sitúa el cuento de “La Liebre y el erizo“ (muy parecido al de la Liebre y la tortuga).

      Si queréis conocer todos los detalles y la história de la liebre y el erizo, tenéis que ir en el museo de la pequeña ciudad (Heimatmuseum), donde los más pequeño podrán disfrutar de la historia.

      Además, Buxtehude es una pequeña ciudad encantadora, de aire marítimo, con mucho encanto y con caminos alrededor de los ríos Elba y el Este, por donde podréis pasear tranquilamente y disfrutar del paisaje y la naturaleza.

    • Bad Oeynhausen

      Aquí encontraréis el fantástico Museo de los cuentos (Märchenmuseum) donde os trasladaréis al país de las leyendas, los cuentos y los hermanos Grimm por un rato.

    alemania ninos princesa

    via ©Deutsche Märchenstraße

    El museo está en medio de un fantástico parque por donde podréis pasear y disfrutar de un paseo a través de los cuentos.

    Además la ciudad es muy conocida por sus aguas termales y sus balnearios, así como por ser el centro de muchas rutas a pie y en bicicleta por los parques naturales de la zona.

  • Hamelín

    La ciudad de Hamelín no es más ni menos que el lugar donde transcurre el cuento de “El flautista de Hamelín”, tan conocido por los más pequeños.

    Desde medianos de mayo hasta medianos de septiembre podréis disfrutar gratuitamente de la obra de teatro de “El flautista de Hamelín”, que representan más de 70 actores cada día a las 12 en el centro histórico.
    A ciudad ofrece una gran oferta turística tanto para los amantes de la cultural (centro histórico, el museo de la ciudad,..) como para los que les gusta la naturaleza.

    hamelin ruta cuentos alemania

  • A parte de todas estas recomendaciones, debo decirte que las tres zonas en las que se reparten la ruta son de un gran interés natural, con parques nacionales y reservas naturales de lo más impresionantes tanto por su belleza como por su grandeza.

    Descubre Alemania con niños! Es un país con mucha cultura y naturaleza para descubrir y disfrutar!

    Entrada patrocinada