Teníamos buenas referencias de este hotel como opción familiar recomendada. No en vano el Hotel Royal Son Bou fue elegido por los usuarios de TripAdvisor el primero entre los 10 mejores hoteles familiares de España, poca broma. Así que cuando recibimos la invitación desde el hotel para acudir al Digital Family Metting para hacer una ponencia durante el segundo finde semana no nos lo pensamos dos veces. Esta es la pequeña crónica de nuestra estancia.

IMG_3223

Volando desde Barcelona viajamos a Menorca el 50% de la familia, mi hija LLuna y yo, el jueves 14 de mayo estando alojados hasta el domingo 18. Antes que nada un mea culpa por algo sonrojante. Debido a que debía preparar mi ponencia del sábado en el Digital Family Meeting y que el jueves me despisté un poco debo confesar que no nos movimos del hotel en los cuatro días.

Ahora bien, también es cierto que puestos a no moverse de un hotel pocos tan recomendabes como este al que no le falta casi de nada empezando por una ubicación privilegiada a escasos doscientos metros de una playa tan primorosa tan primorosa , de valor ecológico y tan bien conservada como la Platja Son Bou de la que toma nombre el hotel.

Platja Son BouPlaya Son Bou: Mi reino por vivir en chanclas

A la llegada al hotel nos esperaba Estefanía Albar su relaciones públicas y un impecable apartamento de una habitación donde no faltan detalles como botella de agua mineral, fuente de frutas frutas, una guia de Menorca y un cuadernillo de actividades infantiles además del regalo de una mochilita en el Kids Club. La fórmula de alojamiento del Royal Son Bou consiste en apartamentos con una mini cocina (equipada con microondas y trituradora) y una terraza con vistas mayoritariamente a su espléndida piscina central rodeada de unas estilizadas palmeras o bien hacia la playa.

Royal Son Bou amenities

El público del Hotel Royal Son Bou es 100% familiar con niños entre unos pocos meses y los 8 a 10 años. A estas alturas de temporada media abundan los alemanes que son sustituidos por españoles e italianos en julio y agosto. Casi todos los indicativos y actividades vienen anunciados en español, inglés, alemán e italiano.

En el bufet teniendo en cuanta la concentración de pequeños clientes se respira un soprendente aire sosegado donde no es difícil ver a algún peque deambulando con la mirada perdida durante unos segundos. Los camareros se muestran comprensivos y muy atentos, unos verdaderos artistas colocando tronas y cubiertos de plástico para los niños. Clientes bien alimentados, clientes felices: con horarios  europeos y una variedad de comida constantemente renovada que ya me gustaría tener cada mañana desplegada en mi casa cada día, el buffet es uno de los secretos del éxito de este hotel. Otra de las claves es tan simple como crucial:  si tu hijo de un año juega al lanzamiento de guisantes o vuelca un plato por segunda vez en menos de un minuto…en Royal Son Bou te sientes más acompañadamente comprendido.

IMG_3233IMG_3297

La verdad es que venir a este hotel es malo, pero que maluno…pero lo “mal” que te acostumbras. Aquí todo está pensado para que estés a gusto. Existe la opción de la pulsera mágica del todo inlcuido (todo quiere decir todo) si bien lógicamente muchas famílias optan por la media pensión para combinar la estancia en el hotel con visitas por Menorca.

En el Royal Son Bou existe un servicio con instalaciones adecuadas y 20 animadores multilingües dirigido a los niños (baby club de 0 a 3, MiniClub de 4 a6 y kidsClub de 7 a 9), JuniorKids (10 a 12)  y TennyClub de 13 a 16 años. Mi hija entró un poco reticente pero luego disfrutó un montón con por ejemplo el inflable, el laberinto de tubos o de algunos de sus variados talleres y sobre todo se hizo amiga de alguna otra niña y de las animadoras. Definitivamente venir en temporada media tiene la ventaja de que todo puede ser más relajado.

Royal Son Bou mascotas IMG_3242Royal Son Boy Menorca con niños

La sesión de animación de la mañana se cierra con la visita de las tres mascotas del hotel que por la tarde tienen su momento estelar en un escenario entorno al cual se agrupan las mesas de una amplia terraza donde los padres pueden estar tranquílamente tomándose algo mientras los niños disfrutan del espectáculo en primera linea. Después sobre las 8 de la tarde empiezan una actuación diferente cada día. En nuestro caso recuerdo la de un imitador de Michael Jackson cantando en directo sensacional o la de un mago y equilibrista algo gamberro y divertido que acabó de forma apoteósica su actuación lanzando al aire miles de burbujas de jabón.

Familias en Ruta en el Royal Son Bou

De la piscina que os voy a contar, seguramente es el elemento más fotografiado del hotel. A pesar de que en mayo el tiempo todavía no acompaña siempre para bañarse el valiente que esto escribe no paró de darse remojones y es que…una promesa es una promesa y mi hija cuando le interesa ya sabéis que tienen memoria…aunque creo que no se lo había prometido tantas veces. Pero bueno, la verdad es que casi me parecía hasta de mal gusto salir del hotel sin probar la piscina.

Digital Family Meeting

Y llegó el sábado. El gran día del Digital Family Meeting nos encontramos y desvirtualizamos unos cuantos promotores de blogs familiares como Adriana Rodríguez de Somos Múltples, Mamá de Fresa Albert Gimeno de Ir con Niños, Daniela Dávila de Papás e Hijos 2.0, Yara López de Cuidado Infantil y Angélica  Mamá de Fresa. Fue una gozada poder compartir con ellos diferentes experiencias, puntos de vista y algún uq eotro cotilleo. Hasta que creo que mi ponencia (de 30 minutos) no estuvo tan mal, en ella reflexioné sobre el turismo familiar y del enfoque de nuestro blog y redes explicando de la forma más dinámica algunos de los hitos de Familias en Ruta en sus ya casi 4 años de historia. ¿Queréis verla?. Pues venga, aprovecha que esto es una primicia mundial

El precio, para que os hagais una idea de un apartamento Hooky Royal (como en el que estuvimos alojados mi hija y tú) con ocupación para 2 adultos + 2 niños en temporada baja es de 127,62.-€/noche en régimen de MP y de 286,41 en temporada alta en regimen MP (precios de 2014).

La conclusión final no es difícil y demuestra que la especialización decidida y con sensibilidad hacia el turismo familiar y, dicho de paso de las nuevas tecnologías, da sus frutos. Si el presupuesto te cuadra el Hotel Royal Son Bou es una opción destacada y muy recomendable como hotel familiar y resulta perfecto para disfrutar de Menorca con niños en unas vacaciones o escapada donde siempre tienes recursos para combinar.

IMG_3318

Alojados comodamente en la intimidad de un apartamento puedes olvidarte del coche y disfrutar durante todo el día y hasta la noche de un hotel con múltiples propuestas donde sin ir más lejos tienes a playa al lado o bien desayunar y luego salir a descubrir una isla repleta de encantos y calas encantadoras para por la tarde-noche recogernos y seguir disfrutando en el hotel con sus espectáculos y de una copita a la fresca. Las únicos puntos a mejorar sería ofrecer decididamente una política de early-chekin y early-chekout para acabar de redondear su oferta.