Maternidad, trabajo, familia, desarrollo personal. La delegación europea del Movimiento Mundial de Madres de Europa (MMMEurope), una ONG con sede en Bruselas, presenta los resultados de «Lo que importa a las madres en Europa» 2011. Basada en las respuestas de más de 11.000 madres en 16 países europeos.La encuesta relata las prioridades de la madres, sus dificultades y las recomendaciones que formulan a los decidores políticos respecto a su bienestar y el de sus familias.

RESUMEN:
1. Cuando una mujer se convierte en madre, experimenta un cambio profundo e irreversible en su visión de las cosas, sus prioridades y preferencias. Quiere poder hablar por sí misma y que sus puntos de vista sean tomados en consideración por los dirigentes políticos.

2. Para las madres es vital el bienestar de sus hijos y en un alto porcentaje (89%), en ciertas etapas de su vida,desean estar y ocuparse personalmente de ellos.

3. Un 74% de las madres, también quieren participar en el mercado de trabajo remunerado, en determinados períodos. Sin embargo, la mayoría demandan la posibilidad de conciliar su empleo con las necesidades de cada niño, según edad y número. A partir del tercero, las madres, la mayoría de las veces, reconsideran el uso de su tiempo y optan frecuentemente a favor de la familia. Su nivel de satisfacción aumenta con su elección.
4. En las actuales circunstancias, es difícil criar y educar a los niños, teniendo un empleo a tiempo completo: de cada 3 madres, más de 2 preferirían un trabajo a tiempo parcial, pero sólo 1 de cada 3 tiene esa oportunidad.
Las madres rechazan que su vida esté controlada por la  imposición de un modelo estandarizado, basado exclusivamente en criterios económicos.
5. Quieren tener la opción de elegir y para ello necesitan se les apoye en su elección:
a. Para el cuidado de la familia
• Una prestación que les permita la elección parental de ocuparse de sus hijos.
• Una política fiscal que apoye a la familia: separación de ingresos,  deducciones para las personas dependientes, reducción del IVA para bienes y servicios de la infancia.
• El reconocimiento del trabajo en el hogar para el cálculo de las pensiones.
b. Referente al empleo: hay una etapa en la maternidady la educación de los hijos, durante la cual las madres necesitan una adaptación específica de sus horarios laborales.
• Más oportunidades de trabajo a tiempo parcial

• Mayor flexibilidad de horarios teniendo en cuenta los escolares y las vacaciones

• Más y mejores guarderías, incluyendo las ubicadas en los centros de trabajo.
• Prolongación de los permisos de maternidad y paternidad.

6. Teniendo en cuenta la caída de la natalidad y las necesidades demográficas de una sociedad envejecida, es necesario escuchar a las madres respetando y valorando el papel que realizan.

7. Las madres dicen recibir ayuda de su marido/pareja y familiares para el cuidado de los hijos y las tareas domésticas.
A su vez dedican parte de su tiempo a ayudar a parientes,
vecinos y realizan voluntariado a la comunidad.

8. Cuantos más hijos tienen, más dependen de la ayuda
económica presente y futura de su marido/pareja (incluyendo
su jubilación)

9. Las madres solicitan que, tras el período de embarazo y crianza
de sus hijos, se facilite su regreso al mercado de trabajo.
10. Durante su jubilación, son muchas las madres que
ayudan a sus mayores y hacen voluntariado.

 

Claramente, las madres quieren que las familias sean
consideradas como fuente de cohesión social y como
recurso para toda la sociedad. Al criar y educar a sus hijos
están trabajando por el futuro de nuestra sociedad.

 

ALGUNOS MENSAJES  DE LAS MADRES A SUS POLÍTICOS

« En Eslovaquia, las familias no tienen suficiente dinero para tener más de un hijo a su cargo. Deberíamos tener menos impuestos y mejores salarios”

« En España, las abuelas se ocupaban de los niños mientras las madres trabajaban, pero ahora ellas también lo hacen ¿quién cuidará de esos niños? Los horarios de trabajo y escuela no se corresponden. Los padres deberían adaptarse a los horarios de los hijos y los hombres reducir su jornada de trabajo para ayudar en las responsabilidades de su cuidado ».

« Déjennos el derecho a decidir por nosotras mismas. Me siento atrapada en una cruzada feminista donde yo y mi libertad no existimos. La sociedad nos está reprogramando, para que creamos que no podemos más que trabajar y que nuestros hijos sean educados por otros. Soy joven y puedo trabajar fuera cuando mis hijos sean mayores. Mientras, ahora, me estoy perdiendo su infancia y la imagen que tienen de mamá es una mujer estresada para la que ellos no son prioridad y que se marcha a trabajar». (Suecia)

« El Estado no debe darnos más, sería suficiente que nos quitara menos. Debería dar incentivos fiscales mucho mayores para los hijos ». (Alemania)

Fuente: MMM Europa (movimiento mundial madres de Europa)