En esta entrada queremos compartir con vosotros nuestra reciente estancia al Monasterio de Piedra con niños, un centro turístico y espacio natural situado a dos horas de coche de Madrid y una de Zaragoza perfectos para pasar un fin de semana, puente o parte de unas vacaciones en familia que ya teníamos ganas de conocer.

Monasterio de Piedra niñosMonasterio de Piedra familias

En el Monasterio de Pierdra situado en Nuévalos, comarca de Catalayud, hemos pasado un fin de semana inolvidable, las fotos hablan por sí mismas. Nos ha costado como pocas veces hacer la selección para esta entrada: las queríamos poner todas!

Uno de las mejores razones para recomendar El Monasterio de Piedra es por una parte la su increible pureza natural y belleza paisajística y por la otra que supone tres planes en uno pues concentra en un mismo lugar el paraje natural que conforma el Parque Natural, el Monasterio y el Hotel del mismo nombre.

En el Monasterio de Piedra  podemos olvidarnos completamente del coche para vivir una experiencia integral que funde naturaleza, historia, arte y gastronomía donde cada miembro de la familia puede encontrar su lugar.

36-DSC_374630-DSC_3707

Poca broma. Con la tontería en el Monasterio de Piedra Conjunto Turístico (que comprende las tres elementos citados) estamos ante el precursor del Turismo Sostenible y el Centro Turístico más antiguo de España (SXIX).

Tras nuestra experiencia nos gustaría compartir contigo los tres planes para disfrutar con niños que ofrece el Monasterio de Piedra:

1. Explorar uno de los espacios naturales más bellos de toda la Península Ibérica

Sí, ya lo sé. Se dice muy rápido, pero es que es así. A veces la naturaleza tiene esos caprichos y decide concentrar toda su belleza en ciertos espacios privilegiados para que pueda ser tan admirada como disfrutada por nuestros sentidos. El Valle del Rio Piedra donde se ubica el Monasterio de Piedra es sin duda uno de esos casos.

55-DSC_3936

Adquirida en subasta en un primer momento por un rico industrial catalán del téxtil como posible punto de ubicación de alguna factoria que aprovechara sus caidas de aguas fue su ilustrado hijo Juan Federico Muntadas un adelantado a su tiempo que, abrumado ante tanta belleza, decidió conservar este paraje para que pudiéramos disfrutarlo las generaciones futuras convirtiéndolo en un inmenso jardín de estilo romántico inglés de la época.

En la actualidad este Parque es una de las atraciones turísticas por excelencia de Aragón al que se accede previa compra de la entrada.

64-DSC_4000 60-DSC_3949

Visitado tanto por parejas como por colegios y familias el Parque Natural de El Monasterio de Piedra está abierto durante todo el año. Aquí cada estación del año se muestra en toda su plenitud. En nuestro caso fue el otoño como bien puede apreciarse en ese manto de hojas de castaños de india que abundan el la zona del Vergel que da la bienvenida al los visitantes.

72-DSC_4163

Eso como prólogo. A partir de ahí nos esperaba una excursión que sigue un camino circular de entre tres a cinco horas de duración si lo hacemos al ritmo tranquilo de los niños que seguro van a encontrar mil rincones interesantes para explorar: rios, grutas calcáreas que forman preciosas formas impresionantes cascadas – entre ellas las célebres Cascada Caprichosa, Baño de Diana o Cola de Caballo– bosques de ribera repletas de árboles centenarios y un parque infantil situado a medio camino donde descansar y picar algo.

69-DSC_406040-DSC_3812

Con un poco de suerte podréis contemplar alguno de las numerosas aves que lo habitan. Con toda seguridad podréis ver inmensas truchas y barbos, los niños alucinan. De hecho esta fue la primera piscifactoría de España (1867) cuyas piscinas en desuso són hoy un santuario para sus afortunados moradores.

44-DSC_3872

Para visitar este parque con peques os recomendamos dejar de lado el cochecito y consultar antes la previsión metereológica sin olvidar una mochila portabebés o de montaña, algo para picar así como calzado y ropa adecuada.

Si bien el paseo es apto para todas las edades sí que es una excursión en toda regla. Para rematar la jornada os recomendamos comer en el Bar-Restaurante Piedra Vieja situado junto a la entrada y donde sirven abundantes menús (atención a las migas), platos combinados y bocatas.

46-DSC_388965-DSC_4010

Por lo que se refiere a nosotros no tenemos perdón de Dios. ¿A quién se le ocurre perderse la exhibición de aves rapaces del Monasterio de Piedra?.

El objetivo es mostrar a todos los visitantes – entre los cuales según nos cuentan no pierden ojo los niños- los valores medioambientales de estas fabulosas aves, su función y conservación, su morfología y majestuosa forma de vuelo tanto de las aves rapaces diurnas como nocturnas, a través de las explicaciones de un cetrero. En estas exibiciones se tiene la oportunidad de ver muy cerca a halcones, buitres, búhos y águilas.

Foto cedida por el Monasterio de Piedra

Foto cedida por el Monasterio de Piedra

Todas las aves que se presentan están criadas en centros de cría en cautividad. Si es que no nos cansamos de repetir (para consolarnos) que  siempre hay que dejar un motivo para volver…¿solo uno?

2. Descubrir como era la vida de un monasterio cirterciense en la Edad Media

El segundo plan para disfrutar con niños de El Monasterio de Piedra no nos dejó indiferentes aprovechando que tenemos la inmensa suerte de contar con una riqueza patrimonial y arquitectónica medieval a nuestro alcance.

78-DSC_4290

La belleza del Monasterio de Piedra hace tiempo que se conoce. Fue sobre la base de un antiguo castillo hospano-árabe y el posterior castillo cristiano que se empezó a erigir este Monasterio Cirterciense de la Orden Benedictina nada menos que en 1218 (ver El Monasterio de Piedra en Wikipedia)

Rehabilitado en 1.995 nos apuntamos a una de sus visitas guiadas (45 a 60 minutos de duración). Mis hijos fliparon, especialmente la mayor de 8 años, que no perdió detalle. No importa ahora memorizar fechas o estilos arquitectónicos sino recorrer el monasterio dejándose llevar por las explicaciones y las escenas recreadas de la vida cotidiana del Monasterio.

77-DSC_4281

No tendrá como premio un aprobado, ni su capacidad retentiva será medida y comparada. Lo que  de verdad importa son las sensaciones que tuvo, el poso que dejen alimentarán su imaginación y un conocimiento de la historia basado en la experiencia. ¿O es que el interés genuino por la historia y el arte cuando sean adolescentes les ha de llegar por generación espontanea?.

La visita recorre diferentes estancias del antiguo Monasterio (perfectamente conservadas a excepción de la Iglesia semi-derruida). A través de las explicaciones de la guía y de las recreaciones e instalaciones que encontramos a nuestro paso nos adentramos en el modo de vida y costumbres de los monjes, las dependencias de dicho monasterio tales como: la Sala Capitular, el Museo del Vino D. O. Calatayud o el refectorio que presenta la reproducción de una joya única gótico-múdejar de Aragón.

80-DSC_4305

Entre las estancias más sugerentes está la cocina monacal (primera dónde se cocinó el chocolate en Europa, hacia 1534) en ella existe una exposición permanente que arranca cuando un monje del cister que acompañó a Hernán Cortés a México. Fray Jerónimo de Aguilar, envío el primer cacao, junto con la receta del chocolate al abad del Monasterio de Piedra y fueron los monjes de este insigne monasterio los primeros en probar este manjar, con ello se explica la tradición chocolatera de la orden del Cister.

En los paneles de la exposición se puede observar gráficamente todo lo relacionado con el mundo del chocolate: el origen del cacao, el proceso de transformación, los diferentes tipos, colores, sabores del chocolate, su importancia en la sociedad, así como numerosas curiosidades y propiedades de este preciado fruto.

3. Alojarse en las dependencias del antiguo Monasterio

Para que engañarnos, no se trata de una opción precisamente económica. Ahora bien, si os queréis dar un capricho nada para vivir la história como alojarse en ella. Para que la experiencia de la visita al Monasterio de Piedra sea completa lo suyo es alojarse en el Hotel del Monasterio de Piedra.

10-IMG_1411

Se trata de un monumento en si mismo donde no falta un moderno Spa (con circuitos termal y masajes) ubicado en algunas estancias y la hospedería del antiguo conjunto monasterial del siglo XII. En él en el cual los elegantes corredores gótico-renacentistas dan paso a las antiguas celdas cistercienses, hoy convertidas en 62 sobrias y espaciosas habitaciones (dobles matrimoniales, triples o cuadrúples con camas individuales y posibilidad de supletorias) con vistas al parque natural y al monasterio.

50-DSC_3924

Mis hijos (y un servidor) flipaban con sus tentadores pasillos amplios, de techos altos y suelo liso…imposible no corretear y tirarse por ellos y hacer el cabra a costa de los tan sufridos como inútiles esfuerzos de su padre para impedírselo (eran tan tentadores que hasta yo mismo estuve a punto de unirme a la fiesta).

49-DSC_3906

De la misma manera esas escaleras inmensas que comunican los tres pisos…ideales para hacer carreras! Por mucho que algunos carteles pretendan recordar que hay que mantener el silencio…A ver quien la encuentra antes y llega primero a la habitación!! (je,je es una trampa, ellos no sospechan que allí les espera una buena ducha).

54-DSC_3934 19-DSC_3629

Y que os voy a contar del restaurante llamado Reyes de Aragón para más señas. Como dos reyes que eran tratados mis dos hijos (disponen de menú infantil). Un lugar elegante y con señorío donde se sirve el desayuno-buffet y una carta con platos bien presentados donde destacamos el bacalao, la trucha, las carnes y los postres…monacales!

No lo podemos evitar. Como autores de las 10 reglas de oro para reconocer los mejores alojamientos de turismo rural con niños para nuestra próxima visita al Hotel Monasterio de Piedra (incluido en nuestra Guia de alojamientos para disfrutar con niños) nos hemos pedido una sala de juegos tematizada en la Edad Media con juegos de la época, disfraces y talleres con muuuucho chocolate. Ah! además nos gustaría que en el Spa dejen entrar a los niños menores de 14 años acompañados de sus padres al menos en algún horario especial.

82-DSC_4320

En 2018 se cumplirán nada menos que 800 años de la fundación del Monasterio de Piedra y se están preparando un montón de acciones conmemorativas. No nos extrañaría que estre ellas se encuentrenel refuerzo y la apuesta por las increibles potencialidades que tiene este alojamiento para el turismo familiar. Esperamos volver para contároslo…y hasta ahí podemos leer.