Tras nuestra estancia en Isla Bastimentos ahora el tocaba el turno a Isla Colón. Una lancha cubre el trayecto Bastimentos-Bocas en unos diez minutos. Ya hace unos años que Bocas, el principal nucleo poblado de Isla Colón y capital turística de Bocas del Toro, perdió su carácter de pueblo de pescadores. Sin embargo a la llegada al embarcadero no pocos isleños se dedican ahora a otro tipo de pesca: la del turista.

En Playa Bocas de Drago

Isla Colón es algo más grande que Isla Bastimentos y bastante más turística. Dispone de una superficie plana ideal para recorrerla en bicleta tal y como hacen muchos isleños y una estructura cuadriculada con multitud de calles asfaltadas. Su población originaria (aparte de la ancestral y oriunda presencia de los Ngöbe-Buglé) es la negra de procedencia antillana de lengua inglesa criolla al igual que en Isla Bastimentos aunque cada vez más residen expatriados gringos que tienen sus negocios aquí.

En el centro de Bocas se acumulan numerosos comercios de souvenirs o de alimentación regentados ,como en casi toda Panamá, por chinos así como multitud de hostales y alojamientos que en el centro suelen estar más dirigidos a mochileros. Desde 7 USD se puede conseguir una cama en dormitorio compartido y con acceso a algún tipo de cocina compartida. En esta zona proliferan también los bares musicales sobrados de decibelios especialmente por la noche. Definitivamente si vais a Bocas con niños esta es la zona a evitar si quereis dormir. Bocas y la isla entera es hoy principalmente destino de sol y playa y de una llegada cada vez más grande del turismo y la consiguiente espculación inmobiliaria. De todas formas en este lugar no hay hoteles o edificaciones grandes y todavía conserva un aire caribeño y un estilo de vida donde el estrés es una rareza.

Vistas de Bocas 3

Nosotros nos alojamos en el Hostal Hansi una hostal regentado por una pareja superatenta formada por un panameño y una alemana: ambiente tranquilo, habitaciones fresquitas con un pequeño balcón y una cocina primorosa. Por 25 USD la noche no se encuentra nada mejor en Bocas. Si viajáis con más niños y/o apetece más confort nos atrevemos a recomendar un alquiler de casa de madera completa con todas las comodidades como El Saigoncito o Rafael’s House en Isla Bastimentos , ver enlace). Por Isla Colon por otra parte existen algunos ecolodges y lugares de ensueño para alojarse perdidos en playas o algunas islas aunque como os podeis imaginar los precios son bastante más caros.

Muy cerca del Hostal Hansi se encuentra el Parque Bolivar donde van a jugar muchos niños. La panadería alemana donde venden pan integral y de tipo europeo está junto a este parque. Por menos de 2 USD la libra se puede comprar también muy cerca atunes, jureles o pargos pescados del día.

La mayoría de los visitantes de Bocas hacen alguno de los tours a otras islas que parten desde aquí. Vas a la playa?. Es la pregunta que van realizando como un mantra por la calle a todo turista con cara de necesitar urgentemente un tour. Te vas a comprar a un chino y escuchas Vas a la playa?. Pues sí, fuimos a la playa. Nosotros también hicimos uno de aquellos tours en lancha perfectamente realizables con niños. Se sale sobre las 9 am en una lancha compartida con unas doce peronas. El tour digamosle clásico te lleva:

1. A la Bahía de los delfines. Vimos dos y gracias. Normalmente no pasan de la media docena. Van a aquella bahía a comer o a reproducirse, eso si acompañados por unas cuantas lanchas llenas de turístas con la cámara en ristre. Bueno, y nosotros no quisimos ser menos. (Para ver decenas de delfines y otros cetaceos haciendo deliciosoas piruetas se puede ir a observarlos mejora las aguas de Cádiz o Málaga en el sur peninsular español).

2. A Cayo Coral a hacer snorkeling. Bueno sí, se ven pececillos s de colores y bonitos corales pero tampoco es el mejor sitio de Bocas de Toro para hacer practicar snorkeling.

3. A Red Frog Beach. Aquí se pasan un par de horas. En el anterior post de Isla Bastimentos tratamos ampliamente de esta hermosa playa que se encuentra en peligro de extinción aquejada de resortistis.

4. Unas vistas desde la lancha a una preciosa colina donde hace años estaba el antiguo hospital de Bocas.

Sobre las 5 pm ya se desembarca nuevamente en Bocas. El tour cuesta 20 USD y nos gustó porque te da una perspectiva general buena de varios puntos de interés y porque si como habitualmente la mar esta buena se disfruta del trayecto en lancha. Hay que decir que las lanchas son rápidas y los pilótos son bastante buenos, muchos de ellos veteranos ex-pescadores.

También hay tours en lancha compartida a Isla Zapatilla (20USD). Allí se rodó durante años la versión USA y colombiana del programa televisivo Supervivientes. Se trata de la típica isla paradisiaca carbeña. Llegar hasta allí demora casi una hora en lancha. Aunque los guías no lo mencionan cuando pones el pié en Isla Zapatilla te piden una donación de 10 USD por persona (5USD niños) por ser Parque Natural. Según nos comentaban no esta nada clara la legalidad de ese cobro.

Isla Colon es la base de bastantes actividades acuáticas. Sacarse la licencia de buceo oficial de PADI toma unos cuatro días y es más barato que en Utila en Honduras. La edad de iniciación al buceo está establecida a partir de los 12 años. Desde Bocas se puede alquilar un catamarán o un taxi-lancha y organizar una excursión para hacer un snorkeing realmene interesante o se puede practicar surf en algunas playas de Isla Colon o del archipiélago.

BOCAS DE DRAGO

Aunque pueda sorprender en Isla Colón solo hay dos playas ya que la mayoría de sus costa es manglar: Playa Bluff, la más surfera y Bocas de Drago, la más linda para ir con niños.

Le dijimos al man que hiciera la foto hiciera de más cerca

A este punto arribó Cristóbal Colon con sus barcos en su cuarto viaje a las Américas en 1502. Nosotros fuimos en bus desde Bocas, son veinte minutos de trayecto. No sabemos si Colón se dió un bañito al llegar pero la playa lo pide a gritos. Arena blanca y aguas cristalinas. A otros veinte minutos caminando desde donde deja el bus empieza una zona de playas repletas de estrellas de mar: el lugar es perfecto para pasar un día playero aunque no se os ocurra poneros bajo un cocotero. Eso nos dijo la amable mujer indígena que nos ayudó a romper un coco. Pero ¿qué hay de malo en ponerse bajo la sombra de un cocotero?. Nos estábamos preguntando por la cuestión cuando a muy pocos metros de donde estábamos nosotros un coco maduro cayó como una bomba sobre la playa. Lo entendimos enseguida, debe ser muy triste acabar muerto por el impacto en la cabeza de un coco asesino. Luego acabamos usando el coco como un juguete flotante para nuestros interminables baños en esas cálidas aguas. Vaya que al final hasta nos hicimos amigos del coco.

¿Fuera de la receta de sol y playa?. En Bocas se pueden alquilar bicis, disponen de modelos con sillitas para niños. Cerca de bocas hay un Mariposario para visitar en la mañana al que al final no fuimos. También hay un jardín botánico precioso donde puede observarse fauna y tal vez algunos de los monos que viven allí refugiados en libertad. Se trata de la Finca Los Monos Tropical Garden llevado por un matrimonio conservacionista norteamericano. Mirad la web porque solo se puede visitar de forma guiada multilingüe los miércoles por la tarde y los viernes por la mañana.

Pasados unos días, cubiertos nuestros objetivos y recogida la información decidimos que nuestra etapa bocateña llegaba a su fin. Así que en reunión plenaria decidimos levar el ancla y más que nada ir por la mañanita al embarcacero para volver a El Almirante, el punto en tierra firme de donde parten y al quellegan los barcos que van al archipiélago de Bocas.

Hablábamos de los pescadores de turistas, pero como en todas las ocupaciones los hay de todas clases y entre ellos por supuesto están los buenos y que bien merecen ganarse la vida. Son los que saben orientar y ayudar a los viajeros. porque eso no lo sabe hacer cualquiera. Como Nestor, que al final acabó siendo más que nada un amigo. Desde aquí Nestor un abrazo y gracias por tu ayuda que tanto se agradece siempre que viajas y más aun si cabe si lo haces con tus hijos.