Como nos encanta dar cabida a las historias viajeras con niños de familias reales. Conocimos a Eva Kristina, una madre catalana seguidora de FamiliasenRuta a partir de un comentario suyo en nuestra página oficial de Facebook en el que nos refería sus rutas en velero con su marido italiano Manuele, su hijo Jairo de siete años y su perro VanGogh de catorce. Nos pareció una historia de lo más estimulante.

Esta familia residente en Barcelona no es rica. Compraron un velero a buen precio para restaurarlo, de nombre Altra Donna. Era un velero de segunda mano y que estaba en dique seco, casi para el desguace. Ahora empiezan a ser unos marineros de verdad, pero todo lo han hecho con sus propias manos y siguiendo un impulso que les lleva a surcar el mar. ¿Hay mayor símbolo de libertad?.

A Eva Kristina le agradecemos que haya querido compartir sus peripecias con todos nosotros enviando algunas fotos y contestando el siguiente cuestionario:

Eva Kristina, comprastéis un velero através de internet y sin haberlo visto antes !? . Así fue, una locura que salió bien. Sólo lo habíamos visto por fotos, y de casualidad, además yo estaba amantando a mi hijo y muy deprimida por la depre post-parto.

Ni se me pasaba por la cabeza buscar barco! pero una tarde conectada a internet buscando otras cosas, ni me acuerdo qué puse en el buscador, pero nada que ver con la naútica… y resulta que apareció una web de barcos. Así me puse a chafardear.

El destino me cruzó con un viejo velero inglés, pequeño (menos de siete metros) totalmente descuidado en ruinas, pero era lo que yo quería para restaurarlo a mi gusto , me enamoré de este pequeño barco que pedía una segunda oportunidad, y llamé corriendo a mi marido para despertar de nuevo el sueño que teníamos hacía años pero que habíamos dejado en el olvido.

Fue como una adopción, primero tuvimos las fotos, luego nos dijeron su nombre : Altra Donna, después el contrato de compra-venta que tardó varios meses en formalizarse, lo pagamos sin saber siquiera si el barco existía, después el transportista (al que tampoco conocíamos y que también contraté por internet) fue a recogerlo a Porthsmouth y tardó dias y dias en llegar a Barcelona. Pero al menos, llegó.

Aunque yo lo hice así, son cosas que no se deben hacer, comprar un barco sin verlo, y además en un pais extranjero, no se lo aconsejo a nadie. Yo sólo me dejé llevar por una corazonada, pero creo que no lo volvería a repetir.

La verdad, es que la ilusión de restaurar mi barco me ayudó mucho a superar la depre del parto, a mirar el futuro con ilusión, mi marido se quedaba cuidando el niño unas horas y yo me escapaba en bici desde casa hasta el puerto para restaurar el barco poco a poco. Yo era muy feliz.

A veces, también me llevaba al niño al varadero, le daba pecho y lo ponía a dormir dentro del barco y así yo aprovechaba para adelantar los trabajos de restauración. Todo fue muy lento, pero también estaba disfrutando del proceso. Se estaba gestando un sueño.

¿De dónde nace vuestra pasión por el mar y por los viajes en el mar? Cuando era niña recuerdo que tuve un barco rojo a motor que constantemente mi padre me arreglaba porque se estropeaba con el agua !, aunque cuando era pequeña jamás navegué… La primera vez fue en la Golondrina de Barcelona, por saber si me mareaba o no.

Nuestro viaje de Luna de Miel fue a Ibiza y Formentera, en barco. Con nosotros venía nuestro perro. Y fue él quién tomó la decisión por nosotros!!! ja,ja,ja…Fue tan agradable y divertido navegar con el perro, sin problemas, entre islas, que los patrones del barco que iba de Formentera a Ibiza…. nos dijeron :”- Podríais sacaros un título naútico… teneis cara de navegantes, y lo que disfruta el perro!!!!

Cuando volvimos de Ibiza a Barcelona….. nos fuimos a la escuela naútica para matricularnos en las clases. En unos dos meses ya teníamos nuestro carnet de patrón. Aunque luego el barco tardó muchos años en llegar. Y cuando llegó, precisó muchos años de restauración, inspecciones, legalización, cambio de bandera, etc…. Bufff… y aprender a salir al mar sin miedo!!!!

Dónde vivís actualmente y a que os dedicais? Somos artistas. Pintamos cuadros. Estamos en Barcelona como lugar base, pero por nuestro trabajo podemos estar en cualquier parte, donde no esté prohibido dibujar y pintar.

Cuando tuvisteís a tu hijo..creistes que se acababa viajar o al menos que habia que hacerlo de otro modo? Sí, tenemos un niño que ahora tiene 7 años, pero nuestro perro tiene 14 años !!! y ya con el perro supimos que para viajar había que amoldarse a las circunstancias, buscar transportes como tren, barco, etc. Luego hoteles donde admitan animales, restaurantes con terraza,… etc. Cuando tuve al niño, pensé: bueno, no tiene que ser más complicado que viajar con perro!!

¿Qué representa para la tu hijo y la familia en general los viajes? Nuestro hijo en cada viaje aprende cosas nuevas y experimenta cambios, adquiere conocimientos, viajar es la gran escuela de la vida. Aunque en cada lugar quiere comprarse una casa y quedarse!!!!

Yo siempre le repito que el mundo es muy grande, y que como sólo tenemos una vida, no podemos desperdiciarla echando raices en un sólo lugar , (ataduras de hipotecas que no terminan de pagar ni tus nietos…y que te atan a un trabajo fijo donde tienes que rogar 15 días de vacaciones al año), eso no es vida.

Al niño le gusta viajar de puerto en puerto, pero en cada puerto donde permanezcamos más de 2 días conocemos gente, lugares que le gustan, parques donde conoce a otros niños… y claro, decir “adiós” ya nos cuesta a nosotros, más le cuesta al niño , aunque es algo que tiene cura: proyectando otro destino.

Crees que la gente cuando tiene niños se corta de viajar sin realmente motivo? Creo que sí, porque muchas veces he oido comentarios del tipo: “dejamos a los niños con los abuelos que nos vamos de cena, o de viaje”…

Realmente hay niños que no les gusta viajar, se cansan pronto, no quieren andar, preguntan cada 5 minutos: cuándo llegamos? Y claro, con niños así es mejor quedarse en casa toda la familia y darles muchos petit suises para que crezcan pronto!

¿Viajeros empedernidos…cual es vuestro sueño viajero? qué viajes y rutas en barco seleis hacer? Mientras el niño era más pequeño y nosotros navegantes inexpertos (totalmente novatos), hemos ido paso a paso: primero, eran navegaciones por la costa Barcelonesa: Badalona, Forum, Port Olimpic, Port Vell, etc… de día entero.

Luego nos fuimos alejando: Sitges, Garraf…. (probando la navegación nocturna). Comprobando que el niño duerme en el barco igual o mejor que en casa.

Más tarde bajamos más, navegando varios dias hasta llegar al Delta del Ebro. Una zona preciosa y tranquila para hacer excursiones con niños…

Nuestro sueño más cercano es llegar hasta Francia (se intentará este verano) aunque llegar a cualquier puerto distinto ya nos hace felices , sueño más lejano sería ir hasta Italia o costear el sur español hasta Portugal.

Vamos con mucha precaución. Ya que si forzamos la situación con navegaciones muy largas podemos encontrarnos que el niño se canse, se aburra y se convierta en un problema.

A todos aquellas familias interesadas en elmundillo de la navegación ¿qué consejos y recursos concretos le recomendaríais. El principal consejo es lanzarse a navegar.Llega el verano, y no hay excusas para morirse de calor en tierra…. A NAVEGAR!

Los primeros pasitos pueden ser tímidamente en un barco turístico (en plan golondrina) , para comprobar si es algo que gusta a los niños y sus padres.

Si se decide que sí, que navegar es algo que disfruta la familia, y que valdría la pena dar un paso más, lo siguiente sería que los papás (o mamás ) estudiasen en una escuela naútica donde un permiso para llevar barcos de hasta 12 metros (se llama PER ) puede sacarse perfectamente en un par de meses.

Luego en función de las necesidades de cada familia es sería cuestión de ir a por el barco, comprarlo en buen estado o bien, comprar uno para restaurar…. , también existe la opción del alquiler .

Con los trámites de la compra de nuestro barco, nos atendió el señor Gert, que trabaja en el siguiente lugar:

http://barcelona.boatshed.com/

En esta web se puede consultar precios, ver fotos del interior de los barcos, comparar, buscar modelos concretos, o directamente hablar con Gert que podrá orientar sobre qué tipo de barco es el adecuado a las necesidades y a los bolsillos de cada navegante.

Las orientaciones las dá él, la decisión es nuestra. Es una persona muy amable. No es un vendedor agresivo, de los que te venden cualquier cosa.

Para cualquier duda o necesidad de asesoramiento sobre legislación naútica, descuentos en servicios y productos para el barco, incluso conferencias y cursillos gratuitos:

www.anavre.org ( ANAVRE es la asociación de Navegantes de recreo)

También muy recomendable esta web foro gratuita donde los navegantes expertos y novatos se ayudan unos a los otros, incluso organizan encuentros , salidas en grupo, etc.. ,en su foro pueden realizarse consultas o dudas aunque no tengamos barco :

www.latabernadelpuerto.com


Si nos quieres contar algo que se haya quedado en el tintero…A nosotros como familia, el proyectar un viaje, organizarlo y llevarlo a cabo, nos une más, nos hace sentir “un equipo”.

Si hay algún problema, buscamos juntos las soluciones, y hasta se le pregunta al niño su opinión porque a veces, no se tiene en cuenta la opinión de los hijos y yo creo que es fundamental ya que es un miembro más de la familia, del equipo.

Todos debemos sentirnos tripulantes útiles para que todo vaya “viento en popa”.En nuestro caso, Jairo con sólo 7 años ya es capaz de avisar cuando ve alguna señal maritima de peligro (como boyas de pescadores) , ayudar en las tareas de amarre del barco, mantener el timón fijo ,mientras yo salto a tierra para amarrar sin problemas.

Por cierto, los niños que sepan nadar a partir de los 6-7 años pueden apuntarse a cursos de vela (lo organizan en verano casi todos los clubs naúticos) , donde es increible con qué rapidez aprenden a navegar en unos barco pequeñitos, pero veloces.

La mejor herencia que se le puede dejar a los hijos es compartir momentos, viajes, descubrir juntos lugares y comidas nuevas, es la mejor herencia porque el dinero va y viene, pero los recuerdos y la felicidad vivida en familia, no tiene precio!.

Buena travesía y feliz ruta a todos.

Eva Kristina, gracias por compartir vuestras aventuras con todos.