La actualidad viene a menudo cargada de noticias relacionadas con el petróleo. Por ejemplo a muchos paises les da últimamente por bombardear a otros paises con el subsuelo cargado… de petróleo, para salvar vidas civiles, por supuesto.
Las existencias de petroleo son finitas, el peak oil está a la vuelta de la esquina. El precio irá subiendo irremediablemente y nuestro bolsillo sufrirá.
Pero… ¡si la quema de energías fósiles como el petróleo  está detrás del cambio climático!. ¿Quién no ha visto el desastre que supone el derrame de petróleo en el mar? ¿Quién quiere ser cómplice de este crimen contra el planeta?. Pero ¿ es qué acaso se puede vivir sin petróleo? ¿Cómo sería una vida así?

A esas preguntas responde el documental John Webster, no exento de momentos divertidos, Un año sin petroleo de 62m.de duración que muestra como podría ser  una vida cotidiana para una familia sin usar ningún derivado de este combustible fósil durante un año entero.
Para empezar prohibido usar el coche para llevar a los niños al colegio y no se puede usar papel higiénico o la mayoría de pastas dentríficas y nada por ejemplo de ciertos quesos cuya cascara está hecha con derivados…del petróleo!.Y la cámara de video para filmar el documental… ¿ es qué no se fabricó con plástico, un derivado del petróleo?
La misma familia de John Webster a la que este consiguió convencer para que protagoniza esta heroico intento  nos muestra que contradictorio es todo y hasta que punto el petróleo se funde con nuestra propia vida o hasta que punto se pueden buscar y existen alternativas de consumo. No  fue un año nada fácil para esta familia, ya lo podéis creer…o mejor ver el documentaldoblado al español a través de este enlace.