No hace mucho el genial divulgador Eduard Punset dedicaba un estupendo espacio de Redes a la educación emocional en los colegios a propósito de un encuentro en Washinton entre eminencias de las ciencias de la educación y ponentes de filosofía  budista destacando entre ellos el mismísimo Dalai Lama.

En este Siglo XXI de la proliferación del conocimiento y en un mundo cada vez más complejo, cambiante y en red ¿podemos seguir enseñando con el mismo modelo de siempre? ¿Es prioritaria la adquisición muchas veces puramente memorística de contenidos de los niñ@s o es preferible formar personas capaces de razonar   autónomamente ? o sea, ¿formamos personas que han de ser ciudadanos o nos importa más  instruir a futuros miembros del sistema productivo y de consumo?. La respuesta mayoritaria de neurólogos, educadores y pedagogos de aquel encuentro apunta a la necesidad para este Siglo XXI de una educación basada en el respeto de los niñ@s que les ayude a reconocer y gestionar sus propias emociones y a cooperar empáticamente con los demás. El aprendizaje ha de estar basado en el fomento del proceso individual  y en la experimentación como condiciones para fomentar la creatividad, el bienestar socio-emocional y el  crecimiento personal del niñ@.

Bueno sí, muy interesante. Bellas palabras sin duda. ¿Pero cómo se traduce todo eso en las aulas?. A esas pregunta creo que responde perfectamente el documental más sabio y conmovedor que he visto sobre educación y creciminiento personal. Se trata de “Children Full of Life” (2004, 45 minutos), producido por NHK (Japón)  y traducido aquí como “Pensando en los demás” que recibió varios premios en diferentes festivales: el Gran Premio en el Festival de Banff 2004, la medalla de bronce en el Festival de Nueva York, el Gran Premio en el Festival de Televisión de Japón y la Medalla de Oro en Festival Internacional de Estados Unidos de Religión, Ética y Humanidades.

Full of life

Reir, llorar, aprender…este documental muestra el trabajo de un profesor, Toshiro Kanamori, durante un año en la escuela pública infantil Minami Kodatsuno de Japón, en la ciudad de Kanazawa y que merece la pena visionarse en la medida de lo mucho que como padres y madres podemos aprender para la crianza de nuestros hij@s, o al menos es mi caso. Para mi un documental de cabecera. ¿Qué os parece?.

El video se encuentra dividido en 5 partes. Versión emitida por el C33 de Cataluña, doblada en catalán y subtitulada en castellano.