Una colaboración  escrita por Cira Crespo, nuestra historiadora de cabecera, autora del blog fentdemama.blospot.com  y promotora del proyecto maternalias.blogspot.com.

Me paso un tiempo delante del ordenador intentando escribir una cosa que tengo en mente, lo logro a duras penas. Después me pregunto si es posible concentrarse y escribir algo en condiciones con pequeños corriendo por aquí, echando voces, riendo sin parar o diciendo tu nombre como metralletas: mamamamama…!!

Siempre que me pregunto alguna cosa intento responderla, cosas de ser historiadora supongo. Esta vez  voy a intentar descubrir si han existido escritoras excepcionales que hayan sido madres. Mujeres que hayan tenido que escribir más de cuatro lineas y que lo hayan hecho muy bien. Miro la lista de premios Nobel. Hay 11 mujeres. De ellas 4 han sido madres. Os las presento:

La primera Pearl S. Buck, nacida en Estados Unidos, aunque parte de su vida la pasó en oriente. De hecho sus novelas tratan la vida cotidiana en Asia. Ganó el Premio Novel en 1938, sólo 10 años después de publicar su primera novela. Su única hija biológica tuvo una deficiencia mental severa por problemas en el parto. Además, adoptó 7 niños más y en los tiempos libres, supongo, tuvo tiempo de escribir más de 80 novelas! También fue una destacada activista por los derechos civiles y de las mujeres.

Para encontrar la segunda escritora-madre debemos ir hasta 1991! Es Nadine Gordimer, sudafricana, hija de inmigrantes judíos. Vivió en un momento de gran agitación política en ese país y es considerada una activista anti-apartheid. Todo ello se ve plasmado en su obra, donde habla de la degradación humana que la rodea. Tuvo dos hijos, uno de cada uno de sus matrimonios. Uno de los hijos parece ser director de cine en Nueva York.

La tercera es Toni Morrison, una escritora que me gusta mucho! Ganó el premio en 1993 y es la primera escritora negra (y creo que de momento la única) en conseguirlo. Es madre de 3 hijos y de nuevo nos topamos con una activista a favor de los derechos de los aforamericans y de las mujeres. Una mujer muy implicada en la vida política de su país, lo que se puede ver reflejado en su obra.

Finalmente, sólo nos queda una mujer en nuestro recorrido. La madre es Doris Lessing. Hija de un oficial del ejército británico, viajó por medio mundo durante gran parte de su vida. En su infancia, entre una educación estricta y todo un mundo de naturaleza y experiencias nuevas, descubrió las desigualdades y tomó conciencia. Tuvo 3 hijos de dos matrimonios. Con una obra muy autobiográfica, se ha convertido en icono de las causas antiimperialistas y feministas.

Estas son las 4 mujeres que he conocido. He descubierto que no sólo eran madres sino también mujeres comprometidas, fuertes y con empuje. También me he dado cuenta, si es que no lo sabía, que ser madre no es impedimento para nada. Que también ellas habrán dejado una novela a medias para atender a su hijo o también habrán tenido malas noches. También se habrán preocupado por que no comía o porque le subía demasiado la fiebre, también habrán tenido la cabeza ocupada con mil cosas. Estoy segura de que todas ellas habrán hecho muecas a sus hijos para hacerlos reír. Y claro, ellas también, como todas nosotras, se han sentido culpables por no dedicar el tiempo que deberían dedicar a sus hijos. Lo que no tengo duda es que los hijos, inevitablemente, habrán sido la piedra angular de su vida. Sin embargo, la maternidad no les ha impedido ser excepcionales en su campo, quién sabe si todo lo contrario.