Acaba un año, empieza el siguiente. El 2011 ya está aquí. Tiempo propicio para cada uno de hacer balance y trazar nuevos caminos. Para nosotros también ahora que llevamos ya seis meses de ruta viajera con nuestra hija y hemos recorrido hasta el momento Ecuador, Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

A través de este blog estamos en contacto con muchas personas y hemos recibido diferentes inpresiones. Recientemente una amiga nos deseaba algo preocupada suerte para una vida dedicada a viajar sin fin con nuestra hija. Bueno, esa no es nuestra intención. Un viaje extraordinario no tiene que durar toda una vida y probablemente tampoco sea deseable ya que no solo los niños sino la toda la familia necesita en algún momento disponer de un marco de referencia estable. Un viaje extraordinario puede eso sí durar meses y tener una fecha de regreso indeterminada y puede ser una experiencia única en la vida que tal vez muchos se han planteado alguna vez.

La vida misma es para todos y cada uno un viaje en sí mismo que tiene una parada crucial en el nacimiento de nuestros hijos. Cuidarlos, educarlos, jugar con ellos…todo eso forma parte tanto del viaje de la vida como de nuestra actual ruta viajera. Tener niños supone la posibilidad de crecer interiormente y de abrir una nueva etapa en nuestra vida donde la máxima de “no sueñes tu vida, vive tus sueños” tiene más sentido que nunca.

No cambiaríamos por nada esta experiencia viajera, los nuevos paisajes y lugares que nuestros ojos han descubierto, los intensos momentos pasados con nuestra hija, las gentes y las nuevas amistades conocidas. No cambiamos ni vendemos por nada sentir el pálpito de una vida sin miedo abierta al cambio que no quiere renunciar a vivir su presente.

Necesitábamos salir de nosotros mismos, tomarnos un respiro, bajarnos de este mundo por una buena temporada para mirarnos desde fuera. Ir con nuestra hij@ al encuentro de otras realidades, de otras gentes y paisajes, escuchar otros acentos, abrirnos a otras ideas y experimentar lo que de otro modo no viviríamos nunca. Aquí estamos. La vida es movimiento, adaptación al cambio, nos acechaba el riesgo de acomodarnos demasiado.

No pretendemos demostrar nada, no queremos mostrar ningún camino a nadie. Sí que creemos que es reconfortante que los apasionados a viajar de forma independiente con nuestros hijos tengamos un punto de encuentro en la red donde podamos compartir recursos y experiencias vitales. Es un placer poder estar compartiendo compartir gracias a la red estas sensaciones y vivencias con tantas personas de tantos puntos de la tierra, la mayoría de las veces madres y padres de corazón abierto y mente libre e inquieta dispuestos a buscar para su vida con sus hijos un camino propio y una crianza más natural y consciente.

Si tienen sugerencias o críticas nos encantaría recibirlas en FamiliasnRuta. También si quereis publicar alguna experiencia de viaje vuestra o nos quieres proponer nuevos temas, enlaces, noticias, aquí os esperamos. Pueden hacerlo a través de Contacto.

Nos encanta recibir comentarios, es lo que de verdad enriquece el blog y lo hace interesante.

Nuestra página de Facebook está abierta a la participación de tod@s y estamos a punto de empezar con Twitter.

Si conoces a otras familias de espíritu libre y viajero comparte FamiliasnRuta con ellos.

Desde Nicaragua os deseamos a tod@s un muy Feliz, pleno  y viajero Año 2011

¡Comparte con tus amigos y familiares!