Fue a finales de septiembre. Regresando desde desde Irlanda tuvimos  la ocasión de pasar nuestro primer fin de semana en el Camping La Vall (En Sant Miquel de Campmajor, Girona). Incluido ya desde la primera edición en nuestra Guía de alojamientos en la naturaleza para disfrutar con niños este camping es uno de nuestros rincones preferidos para desconectar. Ya sabéis lo que nos gusta poner a prueba nuevas propuestas de alojamientos y en lo que se refiere a este  hemos de decir que, honestamente y desde nuestra primera estancia pudimos decir aquello tan televisivo de: prueba superada !

Estratégicamente situado entre las comarcas catalanas del Pla de l’Estany y la Garrotxa el Camping La Vall está abierto prácticamente todo el año (excepto febrero). Se trata del negocio familiar de Ester y Jordi, una joven pareja de papás que se lió la manta a la cabeza para hacer realidad el sueño de tener su propio camping inagurado desde el año 2003.

El Camping La Vall está   situado a menos de una hora en coche de Barcelona, en el pequeño Valle de Campmajor a la puertas de la Garrotxa, una preciosa comarca del pre-pirineo catalán llena posibilidades de turismo familiar en la naturaleza como son, sólo por citar algunas las más clásicas, las excursiones a las pozas del rio Sant Aniol y las muchas posibles en el Parque Natural de la Zona Volcánica y su impresionante Fajeda d’en Jordà, uno de los hayedos más bellos del nordeste peninsular. 

Camping La vall de Campmaor Ludoteca

A destacar también la proximidad de la via verde del Carrilet que parte de Olot o la visita a los pueblos medievales de Besalú, Santa Pau o Beget. El Lago de Banyoles se encuentra a apenas 15 minutos de distáncia en auto. Pero tampoco se trata de pasarse el fin de semana metidos en el coche.

En este camping lo tendréis fácil para no querer salir. En este camping y su entorno inmediato todos los amantes del turismo rural se sentiran en su ambiente. A destacar que junto al camping se encuentra un puente románico del SXII y una pequeña iglesia románica que con sus campanadas le da a camping un aire de lo más auténtico. Además para los más cinéfilos os contamos que el camping se encuentra a escasos 2 kilómetros de los hechos históricos que narra el libro llevado al cine Soldados de Salamina.

Estas tierras están cargadas de leyendas desde hace siglos, en sus bosques se han ocultado deasde antiguo bandoleros, contrabandistas y resistentes antifranquistas durante el pasado siglo. Hoy esos mismos bosques siguen plagados de encinas, robles y hayas y de una fauna y  flora propias de una de las comarcas de montaña más verdes y sin duda fotogénica de Cataluña, una de sus cunas donde como atractivo único podréis concer y paladerar su llamada cocina volcánica.

Volvemos al Camping La Vall. Sorprende agradablemente el tamaño coqueto y el aire sosegado de un camping perfecto para los alérgicos a las aglomeraciones, parecelas de 120 m2 y 6 bungalows todos ellos equipados con algo que debería ser la norma pero que es la excepción: el pack bebé, que incluye bañerita, juguetes, batidora en la cocina y una sillita de mesa. Y es que la esencia de lo catalán tiene que ver con la discreción y la belleza de las pequeñas cosas, como país pequeño que es, donde un conocido refrán catalán proclama que “al pot petit hi ha la bona confitura” (en el pote pequeño está la buena mermelada)

Camping La Vall en la Garrotxa

Sí, Family Welcome 100% y durante todo el año porque a lo anterior hay que añadirle la piscina, un espacio interior de juegos en el bar y un parque exterior dotado de tirolina anexo a un campo de futbol. Además, no faltan actividades pensadas para los niños y, muy de agradecer en los tiempos que corren, ofertas en bungalows por reserva anticipada, semana completa o especiales en junio y julio.

Ester y Jordi nos comentan de que parten de la idea de que si los niños están contentos, los padres también lo estarán. Más que un camping se consideran un pueblo de vacaciones donde lo que prima es la convivencia y las prisas y los agobios quedan lejos, muy lejos de allí.

COMO LLEGAR

A este camping se accede desde Barcelona comodamente en menos de una hora y media a través de la AP7 . Otra alternativa sin peajes aunque con más curvas C-17 pasando Vic y atravesando el  Tunel de Bracons que va a dar a Olot. Desde allí en 20 minutos más llegaremos al camping tras pasar por los pueblos de regusto medieval de Santa Pau y Mieres.


Ver mapa más grande

+ info:

Camping La Vall de Campmajor

Turismo La Garrotxa

 

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!