Si estás pensando en viajar a Singapur con niños (o sin ellos) aquí vas a encontrar una guía práctica e inspiradora con una amplia y cuidada selección de planes fruto de nuestro propio viaje. Ojalá te resulten tan útiles para montarte tu propio viaje. Para tu comodidad encontrarás localizados todos los planes en un mapa más abajo.

Impresionantes vistas del Marina bay Sands y el Helix bridge singapore

Singapur como la niña bonita de Asia, una especie de más-difícil-todavía que lleva años bajo una impresionante proceso de renovación urbanística que sigue sumando atractivos turísticos que lo han convertido en un destino urbano asiático tan superlativo como imprescindible.

Sobre Singapur

La República de Singapur es una ciudad-estado soberano situado en el extremo sur de la península de Malasia. El Singapur moderno fue fundado por 1819 por el británico Thomas Stamford Raffles como puesto comercial de la Compañía Británica de las Indias Orientales en lo que originalmente era un humilde asentamiento de pescadores malayos. Tras su pertenencia como colonia al imperio británico y tras formar brevemente parte de Malasia, Singapur se convirtió tras un referéndum en estado independiente en 1963 adoptando la forma de república parlamentaria multipartidista al estilo occidental.

En 50 años Singapur ha pasado de ser un país pobre a tener la renta per cápita más alta del mundo siendo es el tercero con mayor densidad de población con 5,8 millones de habitantes repartidos en 725 kilómetros cuadrados de superficie.

Gracias tanto a su privilegiada posición geo-entratégica como a su determinación Singapur es el segundo puerto con más tránsito de mercancías mueve en el mundo, un centro financiero de primer orden global y cuenta con uno de los aeropuertos (hub) de conexión intercontinental más importantes.

Por qué viajar a Singapur

Prepara tu cámara y el cargador de batería de tu móvil porque las fotos vuelan. Singapur no indiferente a nadie. Ciudad de vanguardia, abierta al turismo, bella y moderna. Es un paraiso de  la arquitectura, las compras, el ocio y del buen comer así como también del arte, la ciencia y la cultura.

Por momentos te cuesta creer que estás en una gran capital asiática, para algunos viajeros como descafeinada. La sociedad singapuresa es disciplinada y extremádamente limpia y ordenada incluyendo la circulación viaria. No se permite comer o fumar en los transportes públicos…o comer chicle.

Este es el país del mundo con más cámaras de seguridad por habitante y las multas están al orden del día. La posesión o consumo de drogas ilegales está fuertemente perseguido y la pena capital todavía se aplica en el país  en casos de asesinato y delitos de narcotráfico.

Si no tienen algo lo importan y si no pueden se lo inventan. Ocupando el primer puesto en el ranking de la mejor educación del planeta siendo uno de los más seguros, el más tecnológico y el tercero más competitivo.

Esta es una de las mecas y el escaparate más amables del capitalismo y por ello una de las ciudades favoritas por los millonarios para residir. Se calcula que el 10% de su población tiene más de un millón de dólares en el banco. La tercera parte de sus habitantes son expatriados y se estima que en 2030 lo serán más de la mitad. ¿Te animarías a vivir aquí?

Existe un Singapur ultramoderno de coches y apartamentos de lujo, sede de multinacionales y estilizados rascacielos, incontables tiendas y restaurantes de lujo y una arquitectura donde se celebran exclusivas fiestas llenas de glamour.

Y también existe un Singapur popular más apegado a sus raíces en los barrios chinos e indio, la isla de Pulau Ubin y en el mercado de Sungei Road, en las barriadas y foods courts de la priferia que no pisan los turistas y parques repletos de familas con ganas de desconectar de su rutina.

El bienestar de  Singapur no es tan capitalista como parece. El 80 por ciento de sus ciudadanos vive en apartamentos construidos por el Estado, existe un potente sistema público tanto educativo como sanitario y el transporte público está fuertemente subvencionado. En un lado de la balanza han conseguido erradicar los guetos y existe un sistema de pensiones públicas. En el otro las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar, la hostelería o de la construcción llegados desde Filipinas o India son precarias cuando no rozan la semiesclavitud.

Singapur impresiona. Es una ciudad presumida pensada para gustar. Tras nuestra propia experiencia viajera puedo decirte que vale absolutamente la pena dedicarle unos cuantos días a este destino único como escapada especial o etapa de unas vacaciones más largas. De hecho nuestros cuatro días en Singapur con niños se quedaron cortos, al menos se necesita una semana para tener una buena perspectiva general.

Datos prácticos para viajar a Singapur

Vuelos y visados

Su aeropuerto es considerado como el mejor del mundo. Puedes consultar y comparar aquí vuelos a Singapur.

Los poseedores de un pasaporte de la UE, Canadá o los EE.UU no necesitan visado para entrar a Singapur por una estancia máxima de 90 días, 30 días en caso de los nacionales de cualquier país latinoamericano. Todos los pasaportes deben  tener una validez de 6 meses mínimo a contar del día de partida.

Salud y seguro de viajes

A nivel médico para entrar no se requiere ningún tipo de vacuna por las autoridades y nosotros no nos vacunamos de nada especial. Teniendo en cuenta que es un país tropical es recomendable tomar precauciones anti-mosquitos.

Debido al gran coste que puede tener cualquier imprevisto de salud recomendamos el de Iati Seguro de viajes. Aprovecha el descuento especial del 5%.

Clima

El clima de Singapur es tropical, normalmente cálido y húmedo a lo largo de todo el año con unas temperaturas medias que van desde los 25°C a los 31°lo que lo convierte en un destino perfecto para todo el año.

El mes más soleado es Febrero, los meses más lluviosos son entre Noviembre y Enero, un periodo monzónico bastante suave en comparación con otras zonas. Nosotros por ejemplo estuvimos cuatro días de Diciembre y solo nos llovió una mañana. Nunca está de más llevar en la mochila un paraguas o chubasquero.

Idiomas, precios y moneda

Respecto del idioma en Singapur conviven y veréis muchos carteles en chino-mandarín y malayo. También usado el tamil. El inglés es idioma oficial ampliamente usado en la educación, los medios de comunicación y en la calle siendo lengua franca entre las diferentes comunidades.

Singapur tiene en general unos precios elevados al nivel de capitales como París, Nueva York o Londres. Los transportes (taxis, autobús y metro) y la comida tienen unos precios más razonables en cambio el alojamiento y las atracciones turísticas suelen ser caros pero tampoco es para asustarse. Si controlas los extras, aprovecha lo que ofrece gratis y te lo montas bien puedes ajustar bastante tu presupuesto.

Las tarjetas de crédito como Visa, American Express y particularmente la Master Card son aceptadas en los hoteles, tiendas y restaurantesde Singapur. La moneda oficial es el dólar singapurés, consulta aquí su cambio oficial.

Cómo moverse por Singapur

Nosotos fuimos llegamos de noche y fuimos a nuestro alojamiento en taxi desde el areopuerto en una carrera de más de 30 minutos atravesando todo el centro por un coste de 25 euros. El taxi es un medio común y confiable a un precio decente si bien ten en cuenta que  solo se permite la subida y bajada de viajeros en los puntos establecidos para ello. Además de las compañías tradicionales las VTC como Uber y sobre todo Grab  están a la orden del día ofreciendo precios super competitivos..

MRT Singapore

Para nosotros el mejor sistema de transporte que llega a todos los puntos de interés, por rápidez, comodidad y por precio es el metro MRT que funciona como la seda y donde alucinas con que el porcentaje de personas consultando el móvil se acerca al 100%. ¿Será eso el futuro?.

Nuestra recomendación es comprar en cualquier estación una tarjeta multiviajes, al final de la estancia te devuelven el crédito sobrante About EZ-Link para estancias de tres o más días y el About Singapore Tourist Pass para estancias inferiores si bien en la primera los niños menos de 7 años no pagan y en la segunda pagan a partir de 0,9 metros.

Dónde alojarse en Singapur

En Singapur existe una gran cantidad de alojamientos tanto apartamentos como hoteles. (ver y comparador de precios). Las zona más económica es el barrio chino. Nuestra selección en diferente rangos de precios de menos a más es:

Fragrance Hotel – Balestier

Una opción económica y práctica. El Fragrance Hotel – Balestier se encuentra en el barrio de Balestier a únicamente 6 minutos en auto de la estación MRT de subte Novena y a 10 minutos de Orchard Road. Ofrece habitaciones familiares con o sin salida a balcón. Otras dos estupendas opciones económicas aptas para familia son el Wink Capsule Hostel y por algo más y con una situación privilegiada en Clarke Quay el Holiday Inn Express Singapore

Ibis Styles Singapore On Macpherson

El Ibis Styles Singapore On Macpherson pequeña joya de precio ajustado la cadena francesa Ibis en Singapur. Moderno, coqueto y con una piscina para hacer un parón entre las visitas de la mañana y la tarde. Con gimnasio y habitaciones familiares y bien equipadas este hotel disfruta de una excelente ubicación en la esquina de Macpherson y Aljunied Road con servicio gratuito de traslado a la estaciones MRT de Tai Seng, Orchard Road y Chinatown.

Hotel Fort Canning

Hotel Fort Canning ofrece una excelente ubicación para las familias en el interior del histórico Fort Canning Park, uno de los más importantes lugares de interés histórico de la ciudad muy cerca de la animada Orchard Road. Las familias adorarán la piscina para niños y su bar-pizzeria. También ofrece cuna bajo demanda y servicio de canguro.

Shangri-La’s Rasa Sentosa Resort & Spa

El único hotel realmente en primera linea de playa de Singapur. El Shangri-La’s Rasa Sentosa Resort & Spa se encuentra en la playa de Siloso (Isla de Sentosa), goza de vistas panorámicas al mar, gran piscina al aire libre, habitaciones familiares con balcón y Kid Club, fitness, toboganes para niños y zona de juegos acuáticos infantiles. El establecimiento ofrece un servicio de enlace gratuito con el centro comercial Vivo City. Otro hotel super familiar en Sentosa es el Festive Hotel.

Marina Bay Sands

¿Soñamos? A lo mejor alojarse en alguna de las 500 habitaciones del hotel Marina Bay Sands, el más icónico de Singapur, está más a tu alcance de los que crees. Construido de la bahía de la que toma su nombre ofrece hasta 22 sitios para comer, casino, la mayor infinity pool del mundo, situada en su terrado. El establecimiento, que goza de las mejores vistas sobre Singapur (mirador Sands SkyPark, planta 57) dispone de acceso directo a The Shoppes y al Museo ArtScience y está a 900 metros de Gardens by the Bay.

Qué ver y hacer en Singapur con niños (o sin ellos)

1. Recorrer el corazón de la ciudad

Primero lo primero. Para empezar con buen pie, preguntar tus dudas y situarte en Singapur con niños (o sin ellos) una buena idea es reservar por adelantado a este tour gratuito por Singapur en español e inglés.

Merlion Singapur

Merlion Singapur. Credit: Wikipedia Commons

Con él (o por tu cuenta) puedes recorrer el centro más esencial y clásico de Singapur. Desde la Estación Raffles Place como punto de partida, pasando por los edificios del Teatro Victoria y el Antiguo Parlamento, la visita se desplaza entrando en el distrito colonial hasta la Esplanade Bridge donde puede observarse el profundo contraste entre los antiguos edificios y la moderna capital.

Desde este puente se goza de la mejor perspectiva del Río Singapur, que divide en dos el centro de Singapur. En la desembocadura nos espera la estatua que escupe agua de Merlion, mitad león, mitad pez, simbolizando el alma de Singapur cuyo nombre significa “ciudad del león”. No será fácil abrirse paso para tomerse una foto aquí, pero tampoco es una misión imposible.

Muy cerca hay dos zonas que rodean el Singapore River muy animadas para pasear y tomar algo: el Boat Quay, muy concurrida por la comunidad expats, y la escenica Clarke Quay, muy característica por sus casas coloniales restauradas de colores pastel.

La ruta del centro esencial finaliza junto a la National Galery of  Singapur muy cerca del parque Fort Caning ideal para tomarse un descanso ya entrando en Orchard Road un vibrante distrito comercial que veremos más abajo.

Una buena manera de sacarle todo el partido a una estancia corta en Singapur con niños (o sin ellos) es dejarse llevar por un autobús turístico con dos rutas diferentes de 60 minutos.

2. Visitar Gardens by the Bay

Un plan ideal en Singapur con niños que puede dar para un completo día…o dos. Hay taaanto que ver aqui! El Gardens by the Bay es el máximo exponente de la ambiciosa transformación verde y abierta al mundo por la que está apostando fuerte la ciudad. Situado en una ubicación privilegiada este gran parque de 101 hectareas ganadas al mar ofrece una impresionante mezcla de magnífica arquitectura y hermosos jardines que celebran la naturaleza.

Singapur con niños

Todas bellas y fotogénicas a más no poder. Las principales atracciones que no hay que perderse son:

Supertree Grove & OCBC Skyway

Un icono absoluto de la ciudad, su belleza atrae como un imán. Los Supertrees de Gardens by the Bay, que miden entre 25 y 50 metros de altura, funcionan con energía renovable y están diseñados a modo de árboles fururistas con grandes toldos que proporcionan sombra en el día y cobran vida con una emocionante exhibición de luces y sonidos por la noche.

Hay dos sesiones del precioso espectáculo nocturno diario de luz y sonido Garden Rhapsody a las 7.45 y 8.45pm. Si bien son visibles desde lejos. Particularmente bella es su contemplación desde  para verlas de cerca hay que pagar por entrar al recinto. Pagando otro extra se puede subir al OCBC Skyway, los puentes colgantes que los atraviesan para contemplar unas vistas panorámicas privilegiadas sobre la Marina Bay.

Cloud Forest y Flower Dome

Son dos cúpulas inmensas e independientes situadas  muy cerca. Solo por contemplar desde dentro su estilizada y vanguardista arquitectura de vidrio y acero ya vale la pena. La temperatura dentro está entre los 23 y 25 grados así que por contraste con la exterior es mejor visitarla en manga larga (los niños pasaron algo de frío).

El Cloud Forest fue la que más nos gustó. Se trata de un tributo a la importancia de la biodiversidad botánica de las selvas tropicales de altura. Además de una inmensa variedad de flora donde no faltan las plantas carnívoras, el Cloud Forest ofrece una notable y muy concienciadora exposición sobre el cambio climático (lo curioso es que al salir te encuentras con las típicas cadenas de comida rápida responsables en buena medida de ese calentamiento, contradiciones de la vida).

El Flower Dome no queda atrás. Se trata del invernadero más grande del mundo, un prodigio de la ingeniería y un paraiso de colores dedicado a las flores con especial atención a las de zona mediterránea y zonas semi-áridas subtropicales. Puede que algún día todos los jardines botánicos sean así, hasta entonces tendrás que venir aquí para verlo.

Far East Organization Children’s Garden

Venid al Gardens by the Bay preparados con bañadores, muda recambio y todo el equipo explorador porque viajando a Singapur con niños (o no) este es un de los puntos más interesantes, limpio, seguro y gratuito. Dotado de módulos y juegos de agua, arenero para que los peques puedan desfogarse a gusto. Da igual que llueva, ellos tendrán las mismas ganas de bañarse. ¿Te bañarás tu también? Así es Singapur.

Marina Barage

Un punto popular muy apreciado por las familias y grupos de amigos locales ideal para salirnos del ambiente turístico. Se trata de una inmensa explanada con hierba perfecta para hacer volar cometas o hacer un picnic pasear que se ha construido sobre el techo de una presa subterranea recolectora de las aguas cuando hay fuertes lluvias. Además el lugar disfruta de unas estupendas vistas sobre la Marina Bay Sands y los Gardens by the Bay.

Estos y otros puntos de interés del Gardens by the Bay gratuitos que podéis explorar por vuestra cuenta están reunidos en este enlace.

3. Alucinar en el Marina Bay Sands

Junto al Gardens by the Bay se encuentra un complejo de atracciones cuyo centro aglutinante es el impresionante y bello edificio del Marina Bay Sands con sus estilizadas tres torres de 55 plantas, culminadas por una plataforma a 200 metros de altura, un majestuoso prodigio de la arquitectura y otro icono de la ciudad que alberga un gran hotel de cinco estrellas.

En su piso 57 se encuentra su famosa infinity pool solo accesible para huéspedes del hotel  y junto a él las puestas de sol más espectaculares sobre Singapure se divisan desde su famoso bar mirador 1-Altitude Viewing Gallery, la entrada (se recomienda reserva previa) incluye una bebida.

Cada domingo a las 8 y 9pm y viernes y sábado a las 8,9 y 10 pm se proyecta el espectáculo gratuito de gran formato y 15m de duración Spectra, un despliegue impresionante de luces, láser y música sobre el frente marítimo con los edificios del barrio financiero de fondo. Una puesta en escena a medida de un escenario diseñado para maravillar y ser compartido en las redes sociales, objetivos ambos que consigue sobradamente.

No importa que no compres nada, pero es brutal en The Shoppes la cantidad de galerías trufadas de franquicias y tiendas de lujo que se encuentran en esta magno edificio digno de ser paseado que parece no tener fin.

De entre todos los puntos del complejo de Marina Bay Sands no te puedes perder el  Digital Light Canvas, una experiencia interactiva única donde cada paso es una pincelada. Los niños pueden entrar gratis con la entrada del Ars Science situado al lado.

No es extraño encontrar aquí familias al completo tanto locales como turistas. Mientras los niños lo pasan en grande podemos tomar mesa en el Food Court del Marina Bay Sands y elegir entre una alucinante cantidad y calidad de oferta gastronómica de cualquier parte de Asia a un precio razonable encontrando por supuesto especialidades locales que nos encantaron como el fried hokkien mee noogles de gambas. No os perdais aquí los tes fríos de R&B Tea Singapore, brutales!

4.  Visitar un museo de arte del futuro

Sorprendentemente muchos blogs sobre Singapur con niños pasan por alto una visita al ArtScience que para nosotros vale lo que cuesta (atentos al precio especial para familias de los viernes no festivos).

Singapur con niños

Art’s Science Singapur

Ocupando un edificio de diseño futurista en forma de loto lo ideal es dedicarle el suficiente tiempo aprovecharlo al máximo combinándolo con la visita a los vecinos Garden by Bay y/o al Marina by Sand de cuyo complejo forma parte. Estamos hablando de un museo interactivo único en el mundo (junto al de Tokyo Digital Art Museum) que conjuga propuestas que son un punto de encuentro de la tecnología digital al servicio de la creatividad más vanguardista.

Las diferentes exposiciones son independientes y cada una con su precio. La que no quisimos pedernos (y no nos arrepentimos) es la instalación permanente Future World, where art meets science creado en colaboración con el renombrado colectivo artístico interdisciplinar teamLab

Una experiencia inmersiva, orgánica, divertida para toda la familia que os llevará por diferentes instalaciones sorprendentes y auténticamente interactivas. Un triunfo asegurado. Puedes reservar fácilmente tus entradas y evitar colas a través de este enlace.

5.  Subir a la noria de Singapur

Skyline desde la Singapore Flyer

Si la noria London Eye es de la que quitan el hipo en Singapur Flyer no se podían quedar atrás. Inagurada en 2018 es con sus 165 metros y sus 28 compartimentos para 28 personas la segunda más grande del mundo y una de los puntos de vista más privilegiados desde donde gozar de una de las mejores vistas (con o sin cena) de Singapur siendo la segunda más grande del mundo tras la High Roller de Las Vegas.

6. Saborear la mejor cocina de Asia

Viajando por el mundo siempre he pensado que pocas culturas pueden ser comparadas a  las del Mediterráneo y de Oriente Medio en su pasión popular por comer bien haciendo de ello un ritual social de primera. Pues bien, China y todo el sudéste asiático no se quedan atrás con una riqueza culinaria de sabores, texturas y variantes regionales que se acerca al infinito. Aquellos afortunados que viajen en Julio se encontrarán con el famoso Singapore Food Festival.

Los viajeros foodies están de enhorabuena porque Singapur es uno de los lugares mejores lugares de Asia y por tanto del mundo donde mejor se come pues suma a su cultura malaya una enorme influencia china y en general de las principales cocinas del continente como la tailandesa, la vietnamita o india.

Grandes superficies con decenas  y decenas de puestecitos con gente comiendo a todas horas, un sello de identidad donde aflora el alma asiática de Singapur. Los locales son muy amantes de la buena mesa les encanta comer bien y variado. Entre lo mejor de Singapur sus famosos food courds (o hawker markets), los hay a patadas.

Nosotros pudimos probar platos, condimentos y sabores que no sabíamos ni que existían animados por una vistosa oferta que al ser tan grande mantiene contenidos los precios de la comida.

En la Chinatown Food street, (Smith Street) aunque turística se come bien por un precio razonable pero si de verdad queréis comer la cocina más local al mejor precio entonces debéis ir al mercado tradicional de frescos y food court Maxwell Hawker Centre Singapore. Otro recomendable en el que estuvimos con una oferta impresionante es el Food Court del Vivo City

Ahí nos tenéis practicando con los palillos, comiendo noodles, arroces deliciosos postres, tes y acomañarlo tal vez con una cerveza local Tiger. Por supuesto no falta oferta de pasta, pizzas y comida de estilo occidental pero os quiero animar a dejar al margen los prejuicios y lanzaros a no tenerle miedo al picante (podeis empezar less spicy, please). Ahora resulta que a mi hijos les gusta más el picante que a mi!

7. Gozar como niños en Universal Studios Singapur

Nosotros no somos muy de parques temáticos. Ya sabmos que ir por ir es tontería pero si hay que ir a uno que sea el Universal Studios Singapore de la Isla de Sentosa, una experiencia que no nos quisimos perder y no nos perdimos.

Si bien más pequeño que su hermano mayor de Universal Studios Orlando-Florida el de Singapur puede ocupar perfectamente un completo y divertido día en familia pues ofrece 24 atracciones, espectáculos, zonas tematizadas, juegos y animaciones protagonizadas por simpáticos personajes como los minions o los que pueblan Barrio Sésamo.

Nosotros pasamos una tarde absolutamente inolvidable (nos vimos sus famosos fuegos artificiales que hacen cada noche. Las atracciones que no os podéis perder son:

Transformers Ride: un 3D con movimiento, tan inmersivo como alucinante!

Jurassic Park Rapids Adventure: muy divertido y estupendamente ambientado, venid preparados porque acabaréis mojados

Revenge of the Mummy: emociones fuertes aseguradas, ua risa de miedo

Waterworld. Un espectáculo impecablemente ejecutado, como estar en una peli

Madacascar: Simpatía total, les encantará especialmente a los peques de la casa

Castillo de Shrek: proyección  3D y algo más. Toda la familia sadrá con una sonrisa en la cara.

Battlestar Galactica: Una montaña rusa doble famosa en todo el mundo, la dejamos para la siguiente

La mejor manera de ir y evitar colas en Universal Studios Singapur es reservar aquí un combinado que incluye el de transporte privado desde el hotel y las entradas

8. Descubrir un mundo tematizado

Su lema podría ser: la diversión tiene un precio. La Isla de Sentosa además del Universal Studios Singapur ya reseñado alberga una oferta de atracciones, hoteles y parques temáticos familiares que, descontando Orlando-Florida, es la mayor del mundo.

Viajar a Singapur

Vista aérea de Isla Sentosa Singapore.

Así que como os podríais pasar toda vuestra estancia en Singapur sin salir de esta extensión artificial de tierra ganada al mar, obra de gran ingeniería construida con arena traída de Indonesia. Y como tampoco sería plan en caso así que en caso de decidas visitarla lo mejor es seleccionar entre lo más destado:

Adventure Cove Waterpark Singapore: Un parque acuático que no te lo acabas (el otro grande de Singapur que no tiene nada que enviadiarle es Wild Wet Singapore)

Butterfly Park & Insect Kingdom: Una buena manera de acercarse al fascinante mundo de las mariposas y los insectos.

Mega Adventure: Para las familias más intépidas, un gran parque aventuras con tirolinas, saltos y escalada.

El S.E.A. Aquarium es el espectacular centro marino de referencia en Singapur y el mejor de toda Asia con más de ochocientas especies marinas de todo el mundo. En sus doce zonas temáticas se hayan más de 1.000 especies diferentes de animales marinos procedentes procedentes de Bengala, de los Grandes Lagos de África, del estrecho de Malacca hasta un total de 50 diferentes habitats del planeta. Se puede evitar colas y reservar aquí las entrada.

Dolphin Island: Un gran acuario especialmente dedicado a la exibición y baño con delfines cautivos. Algunos de ellos murieron antes de llegar. Nos cuesta entender que tiene esto de divertido o educativo. Una tortura en toda para estos nobles animales que alimenta un oscuro negocio basado en el sufrimiento. Que no cuenten con nosotros. Descubre más en SOS Delfines

Kidzania: El capitalismo llevado al juego infantil, algo así como un monopoli de las profesiones en 3 dimensiones donde los niños podrán practicar trabajos y gestionar su dinero.

Trick Eyes. Un plan molón para toda la familia. Con la ayuda de una exclusica App que te proporcionan este es un lugar donde todo está pensado para estimular la creatividad y esas fotos sorprendentes que tus seguidores de IG se merecen.

Crane Dance: El precioso espectáculo gratuito nocturno de luces, proyecciones laser y sonido del que todo el mundo habla y que dejamos para la próxima.

Y…el Lego Park?. No está en Singapur pero sí cerca en la ciudad vecina pertenenciente a Malasia de Johor Bahru.

Cómo llegar a Isla Sentosa

Si tenéis suficiente tiempo la forma más económica de llegar a Isla Sentosa es caminando desde el Vivo City hasta la isla por la Sentosa Boardwalk, un paseo a pie de 700 metros.

Saliendo del VIVO City hacia Isla Sentosa

Para ir en metro hay que bajar en la parada de Harbour Front Station, acceder desde allí al centro comercial Vivo City y subir siguiendo las indicaciones hasta la Sentosa Station donde se toma el monorail.

Otra divertida posibilidad (que encantará a los niños) es tomar el teleférico de la Isla de Sentosa que cuenta con tres paradas: Monte Faber, HarbourFront y Siloso Point ya en Isla Sentosa. Como curiosidad se puede reservar una cena en el teleférico.

9. Pasear  por el China Town

En una ciudad hipermoderna como Singapur los barrios auténticos y tradicionales como Chinatown brillan con especial luz propia porque pasear por él es en buena medida hacerlo por el alma de Singapur y sus orígenes.

En barrio por ello es uno de los más turísticos y alberga los alojamientos más económicos de Singapur. Llegaréis fácilmente a través de una parada de metro con su mismo nombre.

En el SXIX Singapure era una pequeña población de pescadores colonia del imperio británico. Su puerto comercial y su estretégica situación geográfica atrajo a una creciente población china de trabajadores inmigrantes y comerciantes (de opio o alchool entre otros productos) que finalmente llegó a superar y sigue superando en número a la población local malaya.

Un ambiente colorido y pintoresco perfecto que bien merece una visita en una ruta por Singapur con niños. En el China Town podréis recorrer calles con casas de regusto colonial, preciosas fachadas y balcones, murales y farolillos rojos brillando en la noche así como visitar templos y lugares de culto imprescindibles como el Buddha Tooth Relic and Museum o el Teng San Tian Hock Temple y otros puntos de interés para entender la esencia singapuresa como  el China Town Heritage Center. Puedes reservar aquí una visita guiada a Chinatown en español e inglés.

Viajar a Singapur

Buddha Toothe Relic Temple en el China Town de Singapore

Después de tanto templo y pasear entre tanta belleza nos hemos ganado una buena comida. Entre los 45 restaurantes Michelín de Singapur el Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice Noodle es el más barato del mundo (puede comerse por menos de 10 euros) con una estrella. Entre los lugares más recomendados son el muy local y auténtico Maxwell Food Centre y el más turístico, a veces demasiado animado y bello Food Street de Smith Street.

10. Pasear por el Little India

Con origen en la gran cantidad de población india inmigrada que llegó (y sigue llegando hoy) para hacer de Singapur lo que es, Little India merece verse.

Little India. credit: Visit Singapore

Las calles más importantes de esta India en miniatura son las muy animadas Buffalo Road y Sarangoon Road que os gustarán por su colorido y donde podréis gozar del olor de sus inciensos. No dejes de sentarte en alguna de sus nomerosas terrazas mientras te tomas un buen masala té chai.

Su principal arteria comercial es Mustafá Centre abierto todo el día y uno de los más famosos de la ciudad por sus bajos precios. Aquí también se encuentra y es posible visitar Sri Mariamman así como el Sri Veeramakaliamman, los dos templos hinduista más antiguos e importantes de Singapur.

Por su parte tanto el Tekka Centre, Little India Arcade como el Little Arcade son otros dos mercados donde comprar y comer y sentirte casi como si estuvieras en Mumbai.

Puedes reservar aquí una completa visita guiada al Little India en español e inglés. Si te interesa puedes consultar nuestra entrada sobre viajar a la india con niños.

11. Pasear por el Kampong Glam y Bugis

Más pequeño que Chinatown o Little India Muscat Street es el centro turístico de Kampong Glam, la zona árabe de Singapur con sus características palmeras, bares con pipas shisha y sus restaurantes de kebabs y comida halal.

Nosotros no estuvimos. A muchos turistas esta parte nos parece más una especie de decorado o especie de Pueblo Español de Barcelona que un barrio real de la vida diaria de los musulmanes que aquí en en su mayoría son de cultura malaya de las vecinas presente en Malasia e Indonesia.

Haji Lane Singapur

Sea como sea aquí está la mezquita más importante del país, Masjid Sultan, haciendo sus debidas cinco llamadas diarios a la oración y en su avenida más importante el Arab Street, con infinidad de comercios y puestos de comida callejera a buen precio donde probar un buen teh tarik con roti.

Cerca de la estación de MRT Bugis se encuentra el estupendo food court Albert Food Centre, con mucha variedad de comida china. Aquí se nos espera el Singapur más inesperado y de un carácter más alternativo con artísticas callejuelas como Haji Lane.

En esta zona se encuentran monumentos como el Kwan Im Thong Hood Cho Temple o el lleno de colores Sri Krishnan, de carácter hindú. Otro interesante lugar para admirar la vida local es el Waterloo Street. Para saber más puedes reservar este free tour en español e inglés.

12. Irse de campo y playa

Sin ir más lejos, siendo un destino urbano por excelencia conviene no oldidarse de que Singapur atesora algunas playas tan urbanas, como tropicales, la mayoría de ellas bastante familiares.

Palawan Beach de Sentosa Island

De entre todas Palawan Beach sigue siendo una de las más populares ofreciendo servicios que no se hayan  como una completa area de juegos para niños con un parque infantil presidido por un gran modelo de barco pirata.

Situada a continuación la playa de Sentosa Beach ha crecido en popularidad a lo largo de los años con bares y restaurantes en la playa artificial de arena blanca muy cerca de las atracciones populares de Resorts World Sentosa es también ideal en Singapur con niños.

Un gran parque periurbano ideal para hacer un pic nic, hacer correr, ir en bicicleta o patinete es el East Coast Park que recorre prácticamente toda la franca costera desde el centro al aeropuerto ofreciendo playgrounds de juego y numerosas playas.

12.  Vivir el espíritu de la Navidad

Que en no nieve nunca o que no forme parte de su tradición cultural no son razones suficientes que puedan justificar que en Singapur no se celebre una Navidad como es debido.

Es así como fruto de una iniciativa privada tiene lugar cada segunda Diciembre tiene lugar el Christmas Wonderland un evento que se está haciendo sitio en la agenda anual de la ciudad.

Un trocito del imaginario navideño europeo transportado al corazón de Singapur en un recinto cerrado bajo Supertree Grove & OCBC Skyway que se cierra cada tarde-noche para la ocasión. En el Christmas Wonderland se encuentra un mercado de artesanías, instalaciones, feria, shows de magia o pista de patinaje son algunos de los ingredientes donde llegamos a sentir nostalgia de la Navidad de nuestro país y los singapureses hacerse una idea de esta celebración tan exótica para ellos. De verdad, solo falta que nieve pero de verdad.

13. Quemar la tarjeta y/o visitar museos en Orchard

Dicen que después de a comida comprar es la segunda afición de los singapureses. Singapur con un puerto industrial donde pasan muchas de los productos que tienes en tu casa, centro mercantil y paraíso del shopping de primera. El espíritu consumista es una de las señas de identidad de esta ciudad.

Acceso al ION Mall

En realidad puede hablarse de dos Singapur porque en el subsuelo, a modo de gigantes hormigueros, la ciudad está agujereada en numerosos puntos por multitud galerías comerciales y varias plantas algunas reservadas por completo a los food court.

El Orchard Center es un area comercial de total referencia en Singapur y dentro de esta los ION Mall, y el Takashumayasc sus dos epicentros.

En los alrededores del ION Mall se pueden encontrar infinidad de tiendas y otros centros comerciales algunos de los cuales abiertos las 24 horas. Si eres alérgico a las aglomeraciones este lugar te producirá urticaria. Mucho me temo que este furor consumista no es demasiado sostenible para el planeta tierra pero si has conseguido recorrer la décima parte sin ningún dolor de cabeza puedes darte por satisfecho/a.

En este distrito se encuentra la oficina de información turística Singapore Visitor Centres. Hay otras cosas que hacer aparte de ir de compras en Orchard Road como visitar el Museo Nacional de Singapur, el cercano Singapore Art’s Museum e Istana, la mansión oficial del presidente del país así como viejos edificios coloniales y tomar algo en Emerald Hill Road. También  te puedes tomar un respiro verde en el Fort Canning Park, el parque urbano con más solera Singapur.

14. Respirar en el Jardín botánico

Otro de des must see de  Singapur muy popular entre la población local. El jardín botánico Singapore Botanic Gardens es un parque perfectos para escapar del bullicio de la ciudad disfrutando de un paseo entre naturaleza.

Con más de 160 años y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco esta gran zona verde de más de 60 hectareas ha sido recientemente renovada y ofrece una gran zona de juegos para los niños, la Jacob Ballas Children’s Garden, donde pueden jugar, tocar y experimentar con bosque y puentes colgantes.

En el interior de este jardín  se encuentra el National Orchid Garden, un precioso jardín con más de 3.000 mil especies diferentes de orquídeas.

15. Pasear entre animales

Los que conocéis nuestra linea ya sabéis lo escépticos y poco partidarios que somos de los zoos concebidos como atracción especialmente cuando albergan especies como grandes mamíferos, primates, aves tropicales o cetáceos. El planeta tierra se merece un Zoo del XXI

Para los interesados las tres opciones de parques faunísticos más destacadas son:

Por una parte del Zoo de Singapur que ocupando 30 hectareas en la periferia algo lejos al norte del la ciudad. Tanto por la gran variedad de animales (de 3.600 animales de 400 especies) como por su continua programación de actividades así como por el hecho de que los animales no están separados por barreras este zoo está considerado entre los más importantes del mundo.

Podéis reservar a través de este enlace las entradas con el transporte privado incluido. Otra famosa opción turística para visitar este zoo es hacerlo en un safari nocturno, una de las principales atracciones de la ciudad.

El S.E.A. Aquarium es el espectacular centro marino de referencia en Singapur y el mejor de toda Asia con más de ochocientas especies marinas de todo el mundo. En sus doce zonas temáticas se hayan más de 1.000 especies diferentes de animales marinos procedentes procedentes de Bengala, de los Grandes Lagos de África, del estrecho de Malacca hasta un total de 50 diferentes habitats del planeta. Se puede evitar colas y reservar aquí las entrada.

El Jurong Bird Parks se haya construido en la ladera oeste de la colina de Jurong en el extremo oeste de la ciudad ocupando una extensión de 20 hectareas, con más de 6.000 aves de 390 especies diferentes es el parque de pájaros más grande del mundo.

16. Respirar en el rincón más salvaje de Singapur

Y de los animales cautivos a los que vuelan libres. Un plan para pasar todo un día. En el extremo noreste de Singapur se encuentra esta reserva natural que alberga la rica biodiversidad de las marismas y extenso bosque de manglares de de los humedales Sungei Buloh.

Reserva Sungei Buloh Wetland park

La reserva de Sungei Buloh incluye 204 hectareas de manglares, marismas, estanques y bosques, proporcionando un gran santuario para la flora y la fauna autóctona como cangrejos, mariscos, serpientes de agua, arañas, lagartos o nutrias además de infinidad de aves pues este lugar es una reconocida area de importancia internacional para las aves migratorias  certificado por Wetlands International, Parque ASEAN y miembro de la la red de refugios de aves más importantes de Asia y Oceanía.

Se pueden llegar en transporte público y recorrer los senderos de esta joya a largo de todo el año. Entre Septiembre y Marzo, durante la temporada migratoria, se pueden divisar bandadas de aves costeras o vadeadores, migratorias incluidos chorlitos y lavanderas.

17. Visitar el museo más instagramer

Un plan molón para toda la familia en la Isla de Sentosa. Si crees que que poder colgar tus fotos en IG tu viaje no está completo (no se de que me habla, oiga) no puedes dejar de visitar el Trick Eyes Museum.

¿Te imaginas aquí?

Con la ayuda de una exclusica App que te proporcionan este es un lugar donde todo está pensado para estimular la creatividad y esas fotos sorprendentes que tus seguidores se merecen formando parte de fantasiosas escenas. Nos lo apuntamos para nuestra siguiente viaje a Singapur. Se pueden evitar colas y reservar aquí tus entradas para el Trick Eyes Museum.

18. Saltar, jugar y escalar

Algo que agradeceréis en Singapur con niños es la cantidad, calidad y buen estado de las areas de juego públicas que se encuentran por toda la ciudad de Singapur. Porque no todo son atracciones turístcas y museos, a veces simplemente se trata de dejar de que los niños se tomen un respiro y nosotros con ellos.

Ya hemos reseñado algunas de ellas, os parece señalamos otras muchas en el mapa que se encuentra más abajo.

Como actividades de interior para jugar o escalar, para todas las edades el Bounce es la sala de juegos indoor más grande de todo Singapur. Por su parte Airzone se (en el City Square Mall) se sale de lo clásico siendo un original playground suspendido de pisos con toboganes y pasillos construidos con redes.

Diggersite es un espacio donde los niños pueden conducir vehículos reales de contrucción como toros, escavadoras o tractores a  escala.

Todo el mundo puede escalar en Singapur. Tres centros de escalada de referencia en plena ciudad son On Sight y Climb Central y Climb Asia.

20. Flipar con el mejor aeropuerto del mundo

No quedrás que tu avión salga. Si te sorprende que reseñemos el Changi Airport de Singapur como una atracción más de la ciudad es que posiblemente todavía no hayas estado.

Si te quedan varias horas para enbarcar y no tienes muy claro que hacer no dudes en irte para el aeropuerto al que se llega por cierto con un billete simple de metro en poco más de media hora desde el centro de la ciudad.

Este aeropuerto lleva años siendo considerado a gran distancia sobre el segundo como el mejor del mundo y no es de estrañar que sea considerado como una atracción turística más  de la que enamorarse y una inmejorable puerta de entrada y salida de Singapur.

El aeropuerto está bien comunicado, hay vuelos a toda Asia y medio mundo, los trámites de seguridad son rápidos y dotados de la última tecnología, cuenta con asientos cómodos y zonas para dormir sin coste extra, zonas de juegos infantiles, el personal es amable, los espacios amplios y luminosos, modernos y a la vez acogedores. Hay suficiente información y espacios de encuentro donde hay proyecciones, los lavabos limpios y se come de vicio.

Ten cuidado, más que nada recuerda que tienes que embarcar! En la terminal 2 hay una gran zona infantil de juegos. En la Terminal 1 se concentra la mayor oferta de entretenimientos como un jardín botánico, servicio de spa y belleza, cine, la cascada interior más espectacular y grande del mundo, una piscina y por supuesto area de shopping. Incluso para las escalas más largas de 6 horas el aeropuerto ofrece un tour gratuito por la ciudad.

Lo hemos intentado, pero que difícil es encontrarle un defecto a este aeropuerto! Parece de ciencia ficción, como todo Singapur.

 

+ información

Excursiones, entradas y visitas guiadas en español Singapur

Visit Singapore

Entradas sobre Asia en Familias en Ruta

 

MAPA VIAJAR A SINGAPUR

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!