Llega el verano y aumentan los momentos para contar historias, para contar cuentos arropados por papá o mamá, en brazos del abuelo o entre amigos. Llega el verano y a los cuentos antes de ir a dormir se suman los cuentos de las aventuras de cada día, los que cada uno se escribe y recuerda.

Es un buen momento para buscar en una biblioteca o en una librería buenos cuentos para crecer, para aprender de la vida. ¿Por dónde empezar?

hansel i gretel banner

Conocí a la Asociación Arae, asociación sin ánimo de lucro que trabaja en el campo de la educación con especial atención en la formación permanente de maestros, en el Primer Encuentro de Familiasenruta y allí me cautivó el trabajo con cuentos y emociones. Cuando me enviaron información de la escuela de verano fue como un regalo para poder continuar con el viaje emocional y tener otra oportunidad para adentrarme y dar pasos para conocerme y seguir el viaje en familia con mayor conciencia.

escola estiu contes per a la vida

La vida es como….

Un cuento. Los cuentos nos muestran metáforas de la vida. La metáfora se adentra en nuestro inconsciente, va directo al corazón, a nuestros anhelos, a nuestros deseos. Escuchar un cuento nos pone en contacto con nuestras emociones, permite nombrarlas, reconocerlas, normalizarlas… El cuento narra una vida,, una vida que se manifiesta a través nuestro, a través de las palabras de nuestra voz, de nuestro cuerpo ¿Quieres que te cuente un cuento?

Y esto significa para mi….

Que estoy viviendo mi propio cuento, mi propio relato, mi propia vida y que para contarla necesito confianza, en mi misma y para compartirla necesito seguridad y libertad.

La seguridad de estar en un grupo que sigue las consignas de no juicio, no comparación y no pretensión. Estas indicaciones fueron esenciales para permitirnos lanzarnos o entregarnos, cada una desde su lugar de fuerza, para encontrar (o no) un nuevo anclaje de fuerza. Sin obligación, con total libertad para sentir y hacer, ya que todo está bien.

Desde el enfoque sistémico y gestaltico y de la mano de Eva Martínez, de la asociación Arae y dos cuentacuentos: Mercé Escardó i Pep Durannos sumergimos en un espacio de confianza que nos permitió sentirnos libres de expresar emociones, si así lo deseábamos.

Y me hace sentir…

Despierta,nerviosa, triste, enojada, vergonzosa, alegre, rara,viva….

contes per a la vida

Eva de la Asociacion Arae lo afirma y nosotros lo compartimos: no entienden una formación sobre emociones sin emocionarse. No podemos acompañar las emociones de los niños si antes no reconocemos y aprendemos de las nuestras. En el taller y gracias al grupo aprendimos a reconocer algunos de nuestros monstruos, aprendimos que no podemos dar lo que no tenemos y aunque identificamos algunas debilidades sabemos que somos suficientes , que ya esta bien con lo que somos.

Como afirma la Asociacion Arae, vivir es aprender, y en nuestro viaje de la vida cada momento, cada instante, cada experiencia es un nuevo aprendizaje.

Gracias a todos, todas las que participamos en el taller por abrazar la vida.

+ información

El conte: un vincle que alimenta cuidant l’ànima/Mercé Escardó i Bas

ESTRIS num: 186 juliol-agost 2012 pp7/9

+ info:

Asociación Arae

http://pepduran.weebly.com/index.html

¡Comparte con tus amigos y familiares!