Inteligencia emocional plena: mindfulness para regular nuestras emociones


Última modificación:

Aqui-y-Ahora

¡¡¡Necesitamos un cambio!!! parece que así gritan nuestros hijos al encontrarse con un sistema social, familiar y educativo muchas veces caduco. La educación afectiva nos invita a repensar la manera en que todos (padres, profesores y alumnos) nos relacionemos con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea, con una nueva mirada a la realidad. Tenemos la suerte de que los alumnos de ahora se resisten a aceptar la "educación absoleta". Quizás ha llegado el momento de tomar conciencia de  la necesidad de una educación afectiva  interpersonal.

Nosotros encontramos un sendero que nos muestra una posibilidad de construir una forma nueva de relacionarnos con nuestro entorno. Lo descubrimos en el libro “Inteligencia emocional plena: mindfulness y la gestión eficaz de las emociones” de La Editorial Kairos escrito por terapéutas y profesoras de la Universidad de Málaga Natalia Ramos y Olivia Recondo y por Héctor Enríquez profesor e investigador de la Universidad de Juárez, México.

Los pasos són sencillos conceptualmente y requieren constancia y desandar mucho de lo ya andado.Nos proponen integrar la atención plena, una práctica milenaria, como herramienta potenciadora de la inteligencia emocional.

Observar la experiencia presente, en el aquí y ahora, focalizando en los contenidos emocionales, evitando una atención excesiva y observando con actitud de apertura, aceptación y ausencia de juicio.

Vamos paso a paso.

Inteligencia emocional

Dejamos atrás la creencia de separar pensamientos y emociones, ahora la inteligencia emocional nos invita a integrarlas en nuestras vidas, como  la forma óptima de interactuar con la realidad, para la toma de decisiones, ya que nos permite tener una mayor comprensión de nosotros mismos y de los demás y, en último término, nos conduce a una adecuada regulación de los afectos.

La inteligencia emocional  puede definirse como la habilidad de las personas de atender y percibir los sentimientos de forma apropiada y precisa; la capacidad para asimilarlos y comprenderlos de manera adecuada, y la destreza para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás.

meditacion 1

 

¿Seguimos con el piloto automático o con atención plena?

Podemos seguir andando y hay que decidir si seguir con “el piloto automático”o podemos atrevernos vivir con mindfulness . Siguiendo el piloto automático estamos sujetos a condicionamientos y prejuicios. En cambio una persona cuando piensa y actúa con mindfulness:

  • Esta con la intención de estar conscientemente despierto
  • Cultiva la consciencia: para, observa y retorna. Pone distancia entre los apegos y temores, mira calmadamente como observador participante, si se observa rumiando centra la atenció a la respiración u otra experiencia sensorial y si se da cuenta que se ha distraido con un pensamiento lo observa y amablemente vuelve la conciencia a su objeto focal original.
  • Presta atención al momento presente. Está unificado con su actividad y se encuentra en un estado de flujo en el momento presente, es decir, alerta, enérgico y calmado.
  • Está abierto a la experiencia . Esta abierto a cada momento aceptándolo tal y como es. Está receptivo a lo que se ve, siente o piensa porque está ahí en ese momento.
  • Recibe la experiencia SIN JUICIOS o preferencias, con una actitud de curiosidad y amabilidad. Como si tuviera mente de principiante y viendo las cosas como si fuera la primera vez.
  • Es paciente. Con la paciencia para comprender que las cosas suceden a su debido tiempo, que no es necesario llenar de actividades e ideas nuestros momentos para que se enriquezcan.
  • Deja pasar. . Observar el ir y venir de los pensamientos y juicios, no actúa sobre ellos, ni los bloquea, ni se aferra, observa y dejar ir. Deja de lado la tendencia de elevar determinados aspectos de la experiencia y a rechazar otros.

El primer efecto de la práctica del mindfulness es el desarrollo de la capacidad de concentración de la mente. El aumento de la concentración trae consigo la serenidad. El cultivo de la serenidad nos conduce a un aumento de la comprensión de la realidad (tanto externa como interna) y nos aproxima a percibir la realidad (Simon 2007)

Y , ¿qué otros beneficios nos aporta la atención plena o mindfulness?

  • La reducción del estrés
  • Alivio del sufrimiento, angustia
  • Reducción de la reactividad emocional
  • Aumento de la tolerancia de estados emocionales negativos
  • Aumento de la capacidad para afrontar de manera positiva los estados emocionales negativos
  • Cambiar patrones de pensamientos y actitudes
  • Induce a la relajación
  • Permite experimentar eventos totalmente, sin defensas, tal y como son aceptándolos
  • Prevención de recaidas en depresión, ansiedad, psicósis, trastornos alimentarios, TDH, abuso de sustancias
  • Mejora de los síntomas físicos en psoriasis, dolor crónico, estado de ánimo y bienstar de personas con cáncer, fibromialgia
  • Mejora general del bienestar

Como en todos los caminos nos encontramos con algunos baches y retos a superar. Tenemos grandes dificultades para percibir el presente en su estado más puro. Nuestro organismo ha creado unos procesos ágiles y sencillos que facilita la rápida toma de decisiones. Estos procesos tienen un alto valor para la supervivencia . Modela, clasifica y filtra la información de los sentidos en criterios basados en experiencias previas de cada persona. Así todo lo nuevo trata de encajarlo en categorias y moldes viejos y es inevitable que se pierda parte del material entrante novedoso.

Práctica de la inteligencia emocional plena

Y por donde empezar? A modo de entrenamiento podemos encontrar en el segundo libro de la Editorial Kairos, Practica la inteligencia emocional plena: mindfulness para regular nuestras emociones; una propuesta original del Programa de Inteligencia Emocional Plena (PINEP), en él los participantes se exponen a diferentes situaciones emocionales que afrontan haciendo uso de la atención plena.

Nos ofrecen 52 ejercicios sencillos conceptualmente dentro de cuatro grandes componentes:

1-Percepción y expresion emocional: La habilidad para reconocer conscientemente nuestras emociones, identificar lo que sentimos y ser capaces de ponerle una etiqueta verbal.

2- Comprension emocional: La habilidad para comprender la información emocional que nos llega a partir de nuestros estados afectivos.

3-Facilitación emocional y regulación emocional:La habilidad para hacer uso de las emociones con el fin de facilitar diferentes procesos cognitivos

4- Regulación emocional: La habilidad para estar receptivo a las emociones, siendo capaz de modularlas (las emociones propias y las de los demás), así como de promover la comprensión y el crecimiento personal , gestionando las emociones positivas y negativas de forma eficaz.

Advierten los autores que los resultados son tangibles e inapelables. Las personas que han recibido este entrenamiento mejoran las relaciones con los demás, logran un mayor nivel de empatía, aumenta su concentración, se responsabilizan de sus problemas, culpabilizan menos a los demás, se sienten más satisfechos con su ocupación profesional y logran clarificar objetivos que desean en sus vidas.

Adelante pues con el primer paso. Respira y toma conciencia del aquí y ahora. Observa y acepta el momento presente tal y como es.

+info

inteligencia emocional plena

practica inteligencia emocional plena

Editorial kairos: Inteligencia emocional plena

Editorial kairos: Practica la inteligencia emocional plena

Web de los autores: www.inteligenciaemocionalplena.com

Programa TV Redes 50 Meditación y aprendizaje

 

Max López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Organiza tu viaje

Artículos relacionados

crossmenuchevron-down