Un reciente informe de la organización Save the Children nos alerta de que miles de niños y niñas palestinos de la Franja de Gaza y Cisjordania se siguen viendo forzados a vivir sin un acceso adecuado a servicios básicos como la atención sanitaria, la educación y el agua. A todo ello hay que sumar las demoliciones de casas que dejan sin hogar a muchas familias.

Disparos con resultado de muerte, detenciones, torturas y procesos contra niños de tan solo 12 años por parte del ejército israelí forman parte del desolador  panorama cotidiano que viven los niños palestinos  y sus familias en los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania. Una situación de guerra que ocasiona graves déficits para la salud física y mental en estos niños a los que se les niega la infancia.

Para tratar de ayudar a estos jóvenes a superar el trauma ocasionado por la detención, desde hace un tiempo Save the Children lleva a cabo un programa en la zona de Cisjordania por el que, entre otras cosas, los participantes expresan sus sentimientos a través del dibujo y la creación. En el video de cabecera de esta entrada Mohammad nos habla de su experiencia como niño palestino.

A través de este enlace se puede acceder a la noticia completa.

Se ruega la mayor difusión posible.

Relacionado: Israel bombardea Gaza bajo el desesperante silencio mediático: al menos un niño ha muerto

¡Comparte con tus amigos y familiares!