15 libros de princesas valientes y principes sensibles para cultivar la igualdad

por | Oct 31, 2019 | Crianza, Viajar con niños | 0 Comentarios

Los estereotipos sexistas en los cuentos de hadas

La Literatura Infantil y juvenil clásica está marcada por los cuentos de hadas, en los que bellas princesas esperan al príncipe azul, su enamorado y héroe protector. El argumento de estos cuentos refuerza los estereotipos de género, presentando a las protagonistas femeninas como bellas, dulces, ingenuas, delicadas, y preocupadas por su aspecto físico para seducir al príncipe que las rescatará, limitándose a poco más que eso su objetivo en la vida.

Los personajes masculinos por el contrario se presentan como fuertes, apuestos, aventureros, valientes, ambiciosos, seguros de sí mismos y emprendedores, ellos son los héroes que salvan al mundo y a las mujeres, preparados para tomar la iniciativa y conseguir a su bella dama.

Las princesas Disney

De esa manera a las niñas se les ofrece un modelo de mujer que presenta un rol pasivo en lugar de promover su autonomía y a los niños se les ofrece un modelo de hombre, en rol activo seductor. Está claro que esa visión tan repetida como obsoleta de la realidad, invisibiliza que las chicas pueden ser aventureras y valientes y que los chicos también lloran, sienten miedo y pueden pedir ayuda.

Nadie pone en duda que los cuentos tradicionales puedan jugar un papel importante en la psique y el inconsciente de niños y niñas, tal y como plantean autores relevantes como Bruno Bettelheim (1976), pero también es cierto que muchos de estos cuentos de hadas tradicionales están cargados de estereotipos sexistas que pasaron desapercibidos en ese análisis psicoanalítico de los cuentos, y que limitan a nuestras hijas e hijos en su identidad de género. Seguir reproduciendo esos estereotipos como si nada no parece ser la mejor opción para ofrecerles diversidad de modelos, de personas en las que puedan reflejarse tanto niñas como niños.

El amor romántico y…la violencia de control

Los cuentos de hadas siguen alimentando esa idea del amor romántico que todavía se creen los y las adolescentes y jóvenes, construyendo imágenes idealizadas que dificultan el establecimiento de relaciones amorosas sanas.

Entendiendo que las relaciones amorosas sanas son aquellas igualitarias, que se basan en la confianza y el respeto, y en las que cada cual mantiene su autonomía e independencia, prevaleciendo el cuidado hacía la persona querida y los buenos tratos por encima de todo.

Por el contrario, en los cuentos de hadas a través de los mitos del amor romántico se transmiten diversas creencias; como que los chicos tienen que conquistar a las chicas y protegerlas;  que el amor es lo más importante en la vida y requiere de total entrega e incluso sufrimiento; que el amor es posesión, estando los celos justificados porque son una prueba del mismo; o que existe una persona predestinada como pareja en la vida que nos complementa y de la cual depende nuestra felicidad.

Contándoles cuentos con este tipo de mensajes estamos contribuyendo a que las chicas sean sumisas, soñando con ese príncipe azul que se cruzará en su vida y al que se entregarán por completo, pasando por alto cualquier defecto, incluso ¿tolerando comportamientos abusivos?,

Parece el cuento de nunca acabar y tiene que ver con el germen de la violencia de control, a la que están expuestas tantas chicas hoy día por parte de los chicos que se dejan llevar por los celos, y tienen actitudes de control, dominio que se normaliza entre la juventud como “muestra de amor”.

Algunos chicos seguirán pensando que son los responsables de proteger a las chicas, a veces hasta el punto de considerarlas suyas, de decirles lo que tienen que hacer,  con quien pueden ir, o saber en todo momento donde están, controlar su móvil o decirles qué pueden o no ponerse a la hora de vestir. Y sí, eso está pasando todavía y mucho, aunque nos parezca raro, increíble y algo que debería ser del pasado!!

Por eso es tan importante tener en cuenta los mensajes que reciben los y las adolescentes, y desmontar los mitos del amor romántico, esos que siguen apareciendo en muchas de las historias propuestas desde la literatura infantil y juvenil. Se trata de una versión de la realidad que no solo encontramos en los cuentos de hadas, sino también en muchos de los argumentos de los dibujos animados, series de televisión para adolescentes, películas, videojuegos o canciones.

Es momento de proponer alternativas a la juventud con mensajes que hablen del amor asociado a la libertad!

Princesas valientes y príncipes sensibles

Para las niñas existe ya una nutrida oferta de este tipo de cuentos antiprincesas que despuntó hace unos años con títulos como “Los príncipes azules destiñen, 2008”, “La cenicienta que no quería comer perdices, 2009”, “Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?, 2010” o “Las princesas también se tiran pedos, 2011”.

Estos cuentos comienzan a desmitificar que las niñas tengan que ser perfectas, delicadas y estar pendientes de su aspecto físico, por el contrario se busca empoderarlas, presentándolas valientes, atrevidas, exploradoras, curiosas, únicas. Hay que entender que eso no es incompatible para que sean también sensibles y cuidadoras, es solo que deben cuidarse a ellas mismas antes que a las demás personas!

Pero qué pasa con los niños, ¿qué referentes les estamos ofreciendo? tengo la sensación de que están un poco perdidos ante el creciente empoderamiento de las niñas que empiezan a desterrar los viejos modelos, ellos no están recibiendo la misma orientación, ni se están viendo reflejados en personajes que huyan de esa masculinidad dominante (agresividad y control, falta de reconocimiento de sus propios sentimientos).

Por eso también es necesario mostrar protagonistas masculinos “antihéroes” que muestren su sensibilidad, su vulnerabilidad y sus miedos y que eso no tenga que ser incompatible con ser valientes y autónomos, pero muy importante huir de esa idea de hombres protectores que al final se confunde con ser controladores de las mujeres.

Campaña 25 N, Cruz Roja, 2010.

Por eso para enriquecer las lecturas de nuestros hijos e hijas, os traigo una selección de cuentos que son una delicia, no únicamente porque rompen con esos roles y estereotipos de género de los cuentos trasnochados de príncipes y princesas, sino porque en sí mismos tienen una calidad que va más allá de su mensaje transgresor.

Libros con textos sabios y dibujos fabulosos, que nos hacen disfrutar cada vez que los leemos, y podemos releerlos descubriendo sus matices, despertando nuestra fantasía, también la de las mamás y papás que todavía disfrutamos del placer de leer junto a nuestras hijas e hijos.

No olvidemos que una educación en igualdad es el perfecto antídoto contra el sexismo y la mejor prevención de la violencia de género!!.

Hadabruja

Empiezo por uno de mis favoritos, un cuento exquisito en el que la protagonista Carlota, agobiada por las prohibiciones y exigencias de la vida perfecta de hada, se revela ante su madre y decide irse al bosque de las brujas para ser una de ellas, y cumplir su verdadero sueño. Allí vive extraordinarias aventuras y pasa buenos momentos descubriendo placeres que al final también compartirá con su propia madre, con quien logra finalmente el entendimiento gracias al amor que las une.

Una fábula que huye de los estereotipos de brujas malvadas, presentándolas como mujeres generosas y solidarias que aman la vida y pueden enseñarnos muchas cosas. Un cuento lleno de comprensión y ternura, que leyéndolo juntas ayuda a reforzar el vínculo madre-hija.

Las princesas más valientes

“Quizás en más de una ocasión hayas visto una princesa. Quizás no te diste cuenta de que lo eran porque en ese momento no llevaban su corona puesta. Pero si abres bien los ojos y el corazón, descubrirás que existen más princesas de las que jamás pensaste”.

Con estas palabras empieza este precioso libro, un catálogo de princesas, de aquellas con las que nos cruzamos en nuestro día a día pero que no por ello dejan de ser muy especiales. Ellas pueden tener cualquier edad y profesión, estar jubiladas o ir al colegio, sus gustos y aficiones son diferentes y también los son sus situaciones familiares… tan real como la vida misma! Lo que tienen en común estas princesas es que les gusta su trabajo y disfrutan de la vida siendo mujeres autónomas e independientes,  haya o no un príncipe en sus vidas.

Las coloridas ilustraciones son las protagonistas de este álbum ilustrado en el que los mensajes son breves pero muy claros y acertados con el fin de mostrar diversidad de modelos y empoderar a las niñas.

Teresa no quiere ser princesa

“Teresa no quiere ser princesa, ni dulce, ni sumisa, ni con labios de fresa. Ella prefiere en los charcos saltar. ¡Las cosas de niñas se han de acabar!¡Ni siempre de rosa!¡Ni siempre esperando!¿Acaso no ves que el cuento está cambiando?.

Un libro con tapa fucsia pero lleno de colores por dentro, al igual que los gustos de nuestra Teresa. Con un título que no deja lugar a dudas, este cuento nos explica en clave de verso y a través del dialogo entre una madre y una hija “qué es una princesa”; lo que incluye todos aquellos estereotipos de mujer bella y elegante, en rol pasivo tradicional, dedicada al hogar y esperando a su príncipe valiente.

Teresa irá desvelando como ella no encaja en ese esquema anticuado, reivindicando la libertad de escoger y confirmando lo que su madre tiene claro: “Ahora las niñas ya no están tan locas, hacen lo que quieren y no lo que les toca”. Así que este libro hace buena gala del nombre de la colección “Ande yo valiente”.

El Príncipe Serafín

Lejos del estereotipo de príncipe valiente, nuestro príncipe Serafín se sale del molde sin paliativos aunque al inicio del cuento se deja llevar por lo que la tradición dicta, buscando a su amor verdadero para contraer matrimonio.

Por sus citas van pasando pretendientes y pretendientas poco convencionales y bastante disparatados;  una vampira con dentadura postiza, un brujo obsesionado con la limpieza, una rana encantada muy impulsiva, un sireno muy preocupado por su calva, una gigantona que se tira pedos, una pirata guerrera…que será finalmente la que le abra los ojos al príncipe para que aprenda a ser feliz por él mismo. Serafín decide al final romper el plan de su boda y seguir su sueño de bailar, sintiéndose libre como una mariposa que vuela por el cielo azul.

Precioso libro, de arriba abajo, las ilustraciones son maravillosas y con su texto sencillo y melódico resulta un placer leerlo. Además disponible en la web de la autora Raquel Díez una recomendable propuesta didáctica para trabajarlo en grupo.

La princesa Li

Este cuento bilingüe (español/ inglés o catalán/ inglés) nos cuenta la historia de una princesa llamada Li que habitaba en un lugar muy lejano de Oriente, en el palacio situado en el reino de su padre, el rey Wan Tan. La princesa Li tiene como amiga y amante a Beatriz, con la que comparte juegos y pasiones. Pero como en todos los cuentos de hadas llega el día en que el rey decide que su hija debe casarse y como manda la tradición tiene que ser con un hombre del reino, lo que pone a Li y a Beatriz en una difícil situación.

Una clásica historia de intrigas, hechizos y traiciones en palacio, en la que al final triunfa el amor verdadero por encima de los convencionalismos sociales.

Princesa 2.0

En este cuento conoceremos a Vera, una niña que no se traga el cuento de princesa que Mistercuentacuentos le viene a contar, y va poniendo en duda todos los argumentos, ya que ella misma es la protagonista del cuento quiere decidir cómo comportarse!. Y dado que tiene un diploma de princesa, Mistercuentacuentos no puede hacer nada, así que el cuento tiene que adaptarse a su realidad. Tanto es así que cuando aparece el príncipe, este se queja de estar cansado por tener que haber subido a un quinto piso sin ascensor!.

Un libro sencillo, sin pretensiones, con una historia divertida, con diálogos pensado para niñas y niños exigentes, de los/as que no se tragan cualquier cuento!

Blancanieves y los 77 enanitos

La Blancanieves de este cuento cumple perfectamente con las expectativas de los enanitos que la dejan quedarse en casa si  esta les ayuda en las tareas, bueno, más que ayuda parece que ella acaba ocupándose de todo, tarea nada fácil porque los enanitos no son 7, sino 77!  Hasta que nuestra Blancanieves pierde la paciencia….y decide volver con la malvada bruja, en busca de un sueño más que reparador, liberador!!

De gran colorido y dibujos minimalistas que deleitaran la curiosidad de niñas y niños, pero también la nuestra si compartimos con ellos su lectura. Y una locura que nos encanta al leerlo a mi hija y a mi ¿Quién puede imaginar nombres tan variopintos para tantos enanitos?

Cenicienta y las pantuflas peludas

En la misma línea que el cuento anterior, pero esta vez es Cenicienta quien se pasa los días limpiando la casa, siendo esclava de su madrastra y hermanastras que la tratan con desprecio, ella sueña con ir al baile del príncipe, hasta aquí nada nuevo o eso parece, porque el hada madrina no es lo que Cenicienta imaginaba, ni tampoco el vestido, ni la carroza o los caballos y mucho menos los zapatos!!

Aunque gracias a estos Cenicienta acaba siendo la elegida por el Príncipe, de nada importa que fuera la que peor bailaba. Un momento!! El final del cuento todavía no está escrito, nos sorprende, cuando Cenicienta tiene muy cerca al príncipe se lleva una gran decepción y acaba pasando de él para tomar otro camino,  dejándose inspirar por otras mujeres intrépidas.

Erasé dos veces La bella durmiente

En esta versión de la bella durmiente todo augura ser diferente cuando las hadas del reino conceden tres dones a la recién nacida princesa Aurora: inteligencia, valentía y capacidad de decidir. Aparece sin embargo el hada desterrada, quien advierte del maleficio que llevará a la princesa al profundo sueño cuando esta cumpla 18 años aunque la sorpresa llega ese día cuando Aurora va a pedir explicaciones a su padre y a su madre por haberla apartado de su lado, pero ¿y si al final no es ella quien se pincha?

Lo que está claro es que la princesa Aurora hace buen uso de sus dones, y de manera determinante lucha contra dragones, y reta al hada desterrada. Con ella acaba resolviendo la situación de manera pacífica, y consigue salvar al príncipe y demostrar que las palabras y el escucharnos resuelven muchos de los malentendidos que suelen llevarnos a la confrontación y la violencia.

Erase dos veces…. es una colección de títulos clásicos, con austeras Ilustraciones y textos algo complejos que los hacen más adecuados para niñas/os a partir de 7 años, en edades que pueden sacarle todo el jugo a las historias, cuestionándose las actitudes desigualitarias y los modelos de mujeres y hombres estereotipados.

Érase dos veces Rapunzel

Os dejo unas notas sobre el libro de la web Traficantes de sueños y que nos dan buena pista de esta historia: “Rapunzel es una mujer que espera, espera y espera. Con un modelo de príncipe que es el de siempre: el rescatador de la dama en apuros… ¡qué rollo! En Érase dos veces hablamos de cómo el miedo te ata, presentamos una Rapunzel que busca en su interior la valentía y un príncipe con una masculinidad poco habitual en los cuentos clásicos: no le dice a Rapunzel lo que tiene hacer, le gusta cuidar de los demás con amor e incluso sabe tejer!!”

Podemos disfrutar de otros títulos de esta colección que van en la misma línea, historias alternativas a los clásicos, donde las protagonistas toman las riendas de su vida, pero también los protagonistas masculinos son diferentes, rompiendo los estereotipos de género sexistas: “Érase dos veces Caperucita”, “Érase dos veces Cenicienta”, “Erase dos veces la Sirenita”, “Erase dos veces la ratita presumida”….

Érase una vez una princesa que se salvó sola

“La princesa se cortó la trenza y tejió con ella una escalera. Se salvó sola. Y cambió el cuento”. Diez relatos cortos que narran situaciones difíciles vividas por chicas y chicos de hoy en día, nos hablan de complejos, miedos, exclusión, desigualdad, sexismo, acoso, homofobía y lesbofobia pero también de solidaridad, sororidad, valentía y sobre todo de la importancia de ser uno/a mismo/a en es camino que nos lleva a la vida adulta.

Estas historias cautivan por su veracidad, nos ponen en la piel de los y las protagonistas, muy recomendable para adolescentes. Cada relato se acompaña de una ilustración de uno/a de los/as mejores creadores/as del momento, que se han reunido en este precioso volumen para ilustrar estos cuentos feministas. Como figura en su contraportada, “Cuentos únicos y actuales para dar paso a un futuro en el que las chicas se salven solas y en el que los chicos no tengan miedo a pedir ayuda”.

Princesas, olvidadas o desconocidas

Un elenco de princesas sorprendentes, estrafalarias, con sus virtudes y defectos, de orígenes diversos y continentes desconocidos, provocando nuestra imaginación y sumergiéndonos en otra dimensión. Este manual para princesas enseña con gran sentido del humor a saltarse las convenciones sociales, y está dirigido a las princesas verdaderas, aquellas que buscan aprender y perfeccionarse.

Este exquisito libro para adultas, con un rico vocabulario, está lleno de pequeños detalles  que dan cuenta de la complejidad de cada una de las mujeres que en él habitan, para pasarse horas curioseando…

Los miedos del capitán Cagurcias

El capitán Cacurcias no encaja en la idea que tenemos de un pirata valiente, de los que no temen a nada, a pesar de que a simple vista tiene toda la pinta. Pasó que hace un tiempo sin saber por qué el capitán empezó a tener miedo de todo, hasta de su sombra! Los y las piratas de su barco “Malasombra Queasombra” deciden ayudarle, aunque no se sabe si precisamente tienen buenas ideas para ello, consiguen que Cacurcias se enfrente solo a sus miedos hasta vaciarse y quedarse dormido, abrazado a su lobito de peluche.

Es una historia tierna, sencilla y bien planteada, que funciona desmontando el estereotipo masculino de hombre valiente que no puede tener miedos ni reconocerlo, más allá de eso nos enseña que para superar los miedos hay que enfrentarse a ellos. Las ilustraciones son las protagonistas a doble página y los textos son sencillos y están bien integrados.

Daniela pirata

Daniela quiere formar parte de la tripulación del temido barco pirata Caimán negro, pero su capitán Orejacortada no se lo pondrá nada fácil. Aparte de las divertidas pruebas que tiene que superar Daniela resulta que al final son los prejuicios machistas del capitán con los que se tiene que enfrentar. Y es que en el Caimán Negro hay una regla: solo admiten a chicos! Menos mal que el resto de piratas de la tripulación no hacen caso del capitán y Daniela se convierte en su nueva capitana!.

Entrañable historia que fomenta la autoestima en las niñas, a través de la Pirata Daniela se capta rápidamente el mensaje, la importancia de luchar por lo que queramos, y que niñas y niños pueden hacer las mismas cosas.

El dragón Zog

Es la historia de un pequeño dragón que va a la escuela donde está aprendiendo a volar, a quemar, a rugir, y también a raptar princesas….mientras, se encuentra a una niña que le cuidará y ayudará en ese camino y le enseñará también que la vida puede ser de otro modo, cambiando así su visión de las cosas.

Aunque a lo largo del cuento se reproducen algunos tópicos de los cuentos de hadas como mostrar a la protagonista excesivamente preocupada por cuidar a los demás, o resaltar su belleza como princesa, o el rapto y la rivalidad entre personajes masculinos por la posesión de la princesa. Al final la historia da un giro inesperado…

Resulta un cuento entretenido, con unos dibujos simpáticos y divertidos, y un texto sencillo y claro. Lo que precisamente resulta interesante de esta historia es que todo parece dentro de la normalidad pero es el desenlace del cuento lo que podemos aprovechar para reflexionar con los más pequeños/as dela casa.

+ info:

La diversidad familiar contada a los niñ@s en 30 libros

Educar en el feminismo

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!

0 comentarios

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Cristina López

Fotógrafa y socióloga combinando ambas pasiones. Catalanoandaluza, residiendo en Granada y enamorada de esta ciudad. Con mi hija Maia nos escapamos de vez en cuando para disfrutar de la naturaleza, y del placer de charlar con personas de otros paisajes y culturas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños