A la hora de viajar con niños una de las decisiones estrella es escoger la silla para el coche (sillitas o más técnicamente, sistemas de retención infantil, SRI), un elemento imprescindible si tienes coche para salir a recorrer el mundo en familia. Como en tantos temas no son pocos los bulos o leyendas urbanas que corren al respecto.

En SillaCocheBebe somos expertos en la materia; para ayudaros a simplificar la seguridad infantil en el vehículo y tomar la mejor decisión de compra y/o uso de la sillas de coche  que ya tienes hemos elaborado una guía útil basada en la respuesta a 7 cuestiones claves.

1. Los grupos y la clasificación

Existen 4 grupos de clasificación, su división viene dada por una homologación de peso del bebé, y que según los percentiles estándares podemos fijar unas edades aproximades. Según la edad y el peso de nuestro hijo sabremos en que categoría de grupo pertenece o que necesidad de silla de coche tiene.

Grupos y clasificación

Estos grupo se encuentran en el mercado de forma unitaria o, con dos o más grupos a la vez (grupos 0/1, 1/2, 1/2/3…) En términos de seguridad los grupos unitarios siempre son preferibles a los multigrupos, ya que la estructura de la silla está más pensada para unas edades concretas y los elementos de seguridad encajan mejor con la complejidad física del bebé o del niño de una franja de edad más reducida.

2. A contramarcha

El sentido de instalación de la silla en el coche, determinará en gran medida la seguridad del pequeño. La opción segura es viajar en sentido contrario a la marcha el máximo tiempo posible, como mínimo debería viajar en contra la marcha hasta los 15 meses. Después podemos continuar viajando de espaldas, o bien, cambiar a un sistema de retención infantil en sentido marcha. Para valorar un sentido de la marcha u otro, es importante conocer las consecuencias en caso de accidente, en este link podréis ver muy brevemente estas diferencias:

Sentido marcha

Como habréis visto, en sentido contrario a la marcha se reduce en un 90% las probabilidades de sufrir lesiones graves o morir. Y esto es algo que hay que tener en cuenta.

3. ¿ Cuál es la plaza más segura en el coche?

La posición menos segura es la posición de delante del copiloto, ya que en este asiento el bebé queda más expuesto a los impactos, especilamente a los frontolaterales que son los más frecuentes. En contra del saber popular, la posición más segura es la central trasera, porque es el lugar donde el niño queda más alejado de cualquier tipo de impacto. Si bien, muchos vehículos solo cuentan con isofix en las posiciones traseras izquierda y derecha, y no en la plaza central, de ahí que las sillas se coloquen mayoritariamente en los laterales traseros.

Posición segura

Además, si tenemos en cuenta el sentido de la circulación y que la mayoría de aparcamientos se encuentran a la derecha, con el fin de no entorpecer la circulación y evitar situaciones de riesgo en el momente de subir y bajar del coche, normalmente el sistema de retención se colocará en la plaza posterior derecha en primera instancia.

4. ¿Cuándo hacemos el cambio de grupo?

Cambio de grupo

Tal y como véis en la ilustración, ¿verdad que no colocarías a vuestro bebé con unos zapatos o una gorra más grande de lo quetoca? Pues en muchas ocasiones la prisa de los padres por cambiar la silla hace que nos encontremos con esta estampa.

El momento adecuado para el cambio del grupo vendrá determinado, principalmente, por su altura. Ya que esta será las que nos marque si por seguridad debemos hacer el salto de grupo o no. Cuando la cabeza empiece a sobresalir del sistema de retención es el momento de acercarse a un centro especializado a probar una silla del grupo superior, no antes.

5. ¿Isofix o cinturón?

isofix vs cinturón

Una buena instalación con cinturón es igual de segura que una buena instalación con isofix. Existe la «leyenda» que el isofix es másseguro que el cinturón, la verdad no es exactamente así. El isofix es mejor que el cinturón porque evitamos errores de instalación, y por tanto, el sistema de retención infantil esta colocado en condiciones optimas y verificado mediante indicadores verdes. En cambio con el cinturón la buena instalación requiere de tiempo y práctica, y un conocimiento más profundo del sistema de retención, no obstante, hoy en día existen sillas que se instalan mediante cinturón que optimizan el proceso y son muy buenas opciones también.

6. ¿Arnés o cojín frontal?

Una eterna pregunta del sector es saber si es mejor un sistema de retención infantil con arnés o con cojín frontal. La respuesta: No hay un sistema mejor que otro, pero es importante conocer, para tomar la decisión, saber las lesiones que se derivan de un sistema u otro, así como los pros y contras del día a día.

Arnés vs cojín

En el caso del arnés nos encontramos un freno importante que los niños se lleguen a desabrochar, se salgan del arnés o el hecho de tensar cada vez que sentamos al niño el sistema, la solución en muchos casos es la función pedagógica de los padres, y existen unas pequeñas pinzas para arnés que pueden facilitar en alguna medida este hecho. En caso de impacto con arnés la principal lesión es la distensión cervical, ya que el niño se dobla completamente y sufre una elongación de cuello.

En el caso del cojín frontal el freno puede ser que el niño no se adapte al cojín però esto se soluciona en muchos casos usando el sistema adecuado en altura para el niño. El riego principal en caso de accidente con el cojín es el impacto directo de la cara contra el mismo cojín, aunque con ello reducimos el recorrido de la cabezada hacia delante y tenemos un menor riesgo de distensión cervical.

7. ¿Qué implica la nueva normativa i-Size?

La nueva normativa i-Size se está desplegando en tres fases progresivas. La primera de ellas se inicio a mediados de 2014. A partir de ahora deberemos hacer el uso del dispositivo de retención que tenga según su homologación y características de manera indistinta. En 2018 (según previsión) cuando compres un sistema de retención infantil (SRI) únicamente podrá ser bajo la homologación i-Size.

318-iSize-WebRotations-EN-v2-01-4708

Las sillas con la homologación anterior, no tienen una fecha en la cual dejarán de ser legales. Acabaran cayendo en desuso por el propio tiempo, y después de unos años prudenciales las únicas sillas vigentes serán con homologación i-Size. Pero hoy por hoy a nivel usuario no implica nada.

Conclusión

Después de ver los 7 puntos a tener en cuenta podemos determinar que la legislación, características del niño, características del coche, preferencias sobre seguridad, y porque no decirlo, también la economía, juegan un papel imporante en la toma de decisión del mejor sistema de retención infantil para el bebé o el niño.

Reunir todas estas características es la función y el sentido de los expertos en seguridad infantil. Así que tras seguir esta pequeña guía lo único que os quedará por hacer es hacernos llegar vuestras consultas sobre vuestro caso particular a SillaCocheBebe para ayudaros a seleccionar la opción más segura para los vuestros.

 

embudo