Ganas de aventura y de disfrutar la naturaleza y un aparato GPS es todo lo que necesita para practicar el geocaching la versión digitalmente asistida por satélites del clásico juego de toda la vida en el campo: la búsqueda del tesoro. Una actividad original que combina tecnología, actividad física en la naturaleza y capacidad de trabajo en equipo y que como podéis  imaginar es ideal para practicar con niños.

La idea básica es que individuos (u organizaciones) esconden los tesoros por todo el mundo y se comparten las localizaciones (coordenadas) de estos escondites en internet, permitiendo que otros compañeros geocachers se lancen a la búsqueda de tu tesoro . Una vez encontrado un escondite, éste puede sorprender con gran variedad de recompensas. Todo lo que se le pide al visitante es que, si ellos cogen algo del tesoro, dejen algo a cambio en el mismo. La comunidad de geocachers no para de crecer, ya hay miles de localizaciones de tesoros en casi todos lo paises. Los tesoros pueden estar escondidos en los lugares más evidentes o bien en los más recónditos.

El geocatching es una perfecta manera de conocer el territorio y de familiarizarse con el uso de los GPS al tiempo que nos divertimos con nuestros hijos. Se encuentran aparatos GPS en el mercado a partir de 100 euros. Pero ¿qué es un GPS y cómo funciona? ¿qué tesoros se puede esperar encontrar y dejar? ¿cómo empezar a jugar?. Todas las respuestas las encontraréis en la web oficial de geocaching en español o inglés.

Para iniciarse en el geocaching también puede ser perfecto realizar un curso que imparten campings o clubs de montaña. Otra opción es contratar un pack de ocio que incluya la práctica de  esta actividad como los que por ejemplo ofrece OciGirona

Foto de portada extraida de gpsbussinesnews
¡Comparte con tus amigos y familiares!