Seguro que ya lo sabes: una de las mejores maneras de aprender es través de los viajes y de los juegos. Por eso, en Viaja Jugando nos propone unir esas actividades y creando un mapa ilustrado de España para colorear, jugar, aprender y, por qué no, viajar con la imaginación.

Una lámina de 100 x 70 cm que permite que varios integrantes de la familia compartan varias horas de juegos. Ideal para una tarde de otoño o para cuando vienen los primos a casa.

Mientras pintan, pueden aprender los nombres de las comunidad autónomas y sus capitales. Además, quisimos que las ilustraciones den cuenta de la cultura española, por eso, a través de ellas pueden aprender sobre paisajes, monumentos, arquitectura, historia, geografía, gastronomía, fiestas y tradiciones.

Algunas ideas para jugar y aprender con el mapa

– Si has estado en alguno de los sitios que se mencionan o ilustran en el mapa, puedes acompañar la actividad con fotos de esos lugares o con historias. A los peques les encanta escuchar las vivencias de sus papás y mamás. Si esos sitios los recorrieron en familia, ¡es un buen momento para rememorar ese viaje!

– Si eres fanática de alguna comida que se ilustra, puedes buscar junto a tus peques la receta y cocinarla. Si tu abuela o mamá la preparaban de una manera especial, puedes hacer esa receta. También, puedes aprovechar para contarles/mostrarles cuáles eran los dulces o comidas preferidas de tu infancia.

– Puedes elegir alguna de las tradiciones que se muestran y ver videos sobre cómo se festeja. Por ejemplo, los castellers en Tarragona.

– Si a tus peques les gusta dibujar, puedes pedirle que dibujen algún monumento como la Giralda de Sevilla, y luego buscar juntos su historia.

– Puedes elegir alguno de los artistas representados y hacer un collage de una de sus obras más famosas.

-Si buscas #viajajugandojuegos en Instagram, hay más ideas.

¿Cómo compro el mapa de España para colorear?

– Ingresa a Viaja Jugando y allí podrás realizar la compra. Ahí mismo aparecen las opciones de pago y de envío.

– La lámina está impresa en papel resistente para que puedan colorearla con lápices, crayones o rotuladores.

– Viene en un tubo de cartón para que la guarden mientras no la utilizan.

– Una vez lista, pueden buscarle una pared de la casa y dejarla como “obra de arte familiar”.

¡Comparte con tus amigos y familiares!