Si estás pensando en una visita a la Vall de Nuria con niños vas por buen camino. Esta preciosa joya natural del Pirineo situado en la comarca del Ripollés es uno de los clásicos del excursionismo catalán formando también en su vertiente como santuario una parte fundamental del acervo sentimental, religioso y cultural de Cataluña tan solo comparable con la montaña de Montserrat.

La Vall de Nuria con niños

Vistas de la Vall de Núria subiendo al Pic de l’Aliga

La Vall de Núria es junto con la Vall de Ulldeter y la Vall de Ribes (Parque Natural de las Capçaleres del Ter y Freser), una de las grandes escuelas de esquí y excursionismo de todo el Pirineo con cumbres míticas como el Taga, el Puigmal o el Bastiments sin olvidar el encanto y aire montañero de los cercanos pueblos de Gombren, Montgrony, Queralbs y Setcases.

En general, toda la comarca del Ripollés es un excelente destino familiar ideal a la hora de organizar unas vacaciones a la montaña con niños.

La magia del Valle de Nuria es difícil de transmitir con palabras. Es un valle único en el Pirineo, cargado de historia. Tanto por su geomorfología como por el acceso y la paz que allí se respira, la Vall de Nuria es el enclave ideal para pasar unas vacaciones en familia, durmiendo en hoteles, apartamentos, refugios o en tienda de campaña (hay puntos para acampar). Mirad la foto ¿no te entran ganas de subir?.

Buscando excursiones y frescor en verano o el contacto con la nieve en invierno. Ya sea como etapa de unas vacaciones o como escapada puntual, la Vall de Núria es un clásico en constante renovación, preparado y con un montón de atractivos durante todo el año para el turismo familiar.

Este típico lugar donde te llevan como niño…y acabas llevando a tus hijos. Ese fue mi caso, en un mano a mano viajero con mis dos peques fruto del cual quiero compartir contigo estos 10 planes recomendados para disfrutar de la Vall de Nuria con niños todo el año.

1. Subir en el tren cremallera

Menuda pequeña gran aventura!. Solo por esto ya valdría la pena subir a la Vall de Nuria y aún no hemos puesto un pie. La subida en el tren cremallera (es el único en el Estado Español junto con el de Montserrat) es toda una experiencia y un regalo para la vista. Consulta aquí los precios y horarios del cremallera de la Vall de Nuria.

Ya sea desde Ribes de Freser (conexión con Renfe) – o el precioso y postalero pueblo de casas empedradas de Queralbs, que bien vale una vista –  el tren va ganando altitud a buen ritmo, y en menos de una hora nos dejará a casi 2.000m, rodeados de cumbres que rozan los 3.000m, como pueden ser el Puigmal, el Pic de Noufonts, Noucreus, l’Infern o el Bastiments. Es por todo ello que hemos incluido al cremallera de la Vall de Nuria entre nuestra selección de trenes turísticos europeos.

No se puede llegar a la Vall de Núria en coche. Podemos dejarlo en el parquing gratuito de Ribes de Fresser y tomar el tren en Ribes Vila como hicimos nosotros. De este modo, podremos visitar con los niños el pequeño museo dedicado al tren cremallera situado junto a la estación.

Si por ejemplo subimos en tren desde Barcelona, con la Renfe, podemos conectar directamente con el cremallera, incluso comprar un billete combinado.

Subir en coche hasta Queralbs es otra opción, ganando algo de tiempo. Una vez en Nuria, en el interior del edificio principal, junto al Santuario, podemos visitar exposiciones o contratar alguna de las actividades propuestas, que en verano como veréis no son pocas. También, como veremos luego, se puede subir andando haciendo una excursión.

2. Dejarse cuidar en un alojamiento familiar

Si vamos a la Vall de Nuria con niños encontraremos alojamientos familiares abiertos todo el año y para todos los gustos y presupuestos.

La opción más confortable es el Hotel Vall de Nuria, un hotel de tres estrellas con encanto ubicado en el centro del complejo junto al santuario y a dos pasos de todo (zona de actividades e inicio de las rutas excursionistas). El Hotel Vall de Núria dispone de habitaciones familiares, WIFI, TV vía satélite y baño privado. Todas tienen vistas espectaculares a las montañas. A destacar que el hotel dispone de restaurante y buffet para combinar la estancia con las comidas.

Vall de Nuria con niños

Sano y variado: Buffet del Hotel Vall de Nuria

El hotel también ofrece apartamentos con cocina equipada de entre 2 a 6 personas para parejas o familias.

Otra estupenda opción (más económica y mochilera) es la del Xalet albergue Pic de l’Aliga gestionado por la XanesCat. Se trata de un gran edificio situado a 2.120 metros a la que se accede caminando treinta minutos o bien en telecabina (incluido con el billete del cremallera). Cuenta con habitaciones familiares, amplio comedor, pequeña habitación de juegos y consigna.

Desde la terraza del Xalet Pic de l’Àliga se disfruta de una panorámica excepcional sobre el Valle de Nuria y parte de la Vall de Ribes, así como de un buen rosario de cumbres que rodean el Santuario como si de un gran anfiteatro se tratase, conocido como la Olla de Nuria. La vuelta a la “Olla de Nuria se ha convertido en una carrera trail de montaña internacional, cosechando un gran éxito. Junto al albergue se puede pasear entre caballos de montaña y, con un poco de suerte, hasta divisar marmotas desde sus habitaciones.

Vall de Nuria con niños

Caballos de montaña junto al Xalet Albergue Pic de l’Aliga

Por último otra opción muy de agradecer en la Vall de Núria con niños es la posibilidad de acampar en la zona de acampada controlada para tiendas de campaña (no te la olvides!). Se trata d un área de 2.500 m² que ofrece servicios de WC, piquetas y duchas sin agua caliente. No accesible a furgonetas cámper. Consulta tarifas y condiciones en este enlace.

3. Jugar en el Parque Lúdico

Una atracción familiar de primera en de Vall de Núria con niños es el Parc Lúdic…y no nos la perdimos. Se trata de un espacio pensado para la diversión de los pequeños y toda la familia donde encontraréis en un espacio propicio karts de montaña (bicis a pedales), circuito de patinetes, piscina sensorial (la de las bolitas de colores), juegos de equilibrio y dos circuitos de tubbing (los donuts gigantes deslizables).

Además hay camas elásticas, un pequeño circuito de Slack Line, rocódromo, tirolina y cintas transportadoras.

Puedes consultar aquí los horarios y las tarifas del Parque Lúdico. Te recomiendo estar pendiente de La Vall dels Menuts, toda una oportunidad de disfrutar de la Vall de Nuria con niños cada primer fin de semana de Julio con un montón de actividades extra y un super descuento todo incluido que merece la pena aprovechar.

…y seguir gozando de la Vall de Nuria con niños

Además del parque Lúdico en La Vall de Nuria con niños se puede practicar el tiro con arco, paseos en caballo o en poni, remar con las barquitas en el lago y acercarse al Cau de la Marmota Atentos a la programación de este club pensado y abierto especialmente para los peques con un montón de actividades posibles como son talleres (naturaleza y medio ambiente, jardinería, tiro con arco, mitos y leyendas, reciclaje, máscaras, plástica cuentos, o disfraces).

La Vall de Nuria con niños

Prados, verde y más verde en la Vall de Nuria

En este espacio también se pueden contratar excursiones con guía y dispone de una simpática mini-granja con conejitos, gallinas, patos y sus dos estrellas: el burro catalán y Nevat, el mastín de los pirineos de Vall de Núria.

4. Descubrir la leyenda de la Vírgen de Nuria 

Mitad mito, mitad historia real. Antes de subir a Vall de Nuria con niños, puede resultar interesante explicar a nuestros peques la leyenda de San Gil (griego), que, tras nombrado obispo de Nimes, esculpió la imagen de la Vírgen durante su estancia como ermitaño en el valle (entre los años 700 y 703).

Con una campana convocaba a los pastores del entorno, los evangelizaba ante la cruz que él mismo había esculpido y les cocinaba viandas en una olla. Así campana, cruz y olla se convirtieron en los símbolos de Núria.

La predicación del cristianismo en sus inicios fue menudo acompañada de persecución y cuando ésta se originó, se vio obligado a escapar del valle, ocultando la Vírgen en una cueva. El año 1072, por inspiración divina, un hombre llamado Amadeu vino desde Dalmacia en busca de unas reliquias de María. Unos pastores que conocían la tradición de San Gil le ayudaron a levantar una capilla (origen del santuario). Ausente Amadeu, los pastores reencontraron la imagen y decidieron dejarla en el valle. Recomiendo visitar la ermita de San Gil, todo un ejemplo de arte sacro en alta montaña. 

Lugar de culto venerada por los pelegrinos. Independientemente de nuestras creencias religiosas la figura de la Verge de Núria bien merece una visita. La encontraremos en la iglesia que forma parte del complejo principal.

5. Hacer un buen paseo alrededor del Santuario

Excursión de nivel fácil pensada para si no tenemos varios días o viajamos con niños muy pequeños (en el cremallera podemos subir con cochecitos de bebé), una vez en Nuria podemos dar un buen paseo con niños (excursiones de medio día), por los alrededores del Santuario. De todas las rutas de corta duración (señalizadas), me gustaría destacar la que sube hasta la Creu d’en Riba, con su mirador, regresando al Santuario bordeando el lago.

Es una ruta circular totalmente asequible para familias que se inician en el bello arte de caminar por la montaña, siendo ideal el pararse a comer en los bancos de la Creu d’en Riba, disfrutando del panorama. Si tenemos suerte, al regresar podremos disfrutar de una imagen de postal con el cremallera saliendo del túnel antes de llegar al Santuario.

Junto al Santuario, encontramos una pequeña granja con animales, donde podremos dar un buen paseo a caballo con nuestros hijos, disfrutar de las barcas en el lago o probar el tiro con arco.Vall de Nuria es un destino de montaña muy accesible y en el Cau de la Marmota, un precioso espacio reservado para niños de 4 a 10 años, los mas pequeños disfrutarán de actividades y juegos especialmente diseñados para ellos.

Desde el Albergue Xalet también podemos subir en menos de una hora al Pic de l´Àliga, que sobrepasa los 2.400m y, si tenemos tiempos, acercarnos hasta el Torreneules. La subida con el telecabina y el disfrute panorámico posterior pueden ser el complemento ideal a una jornada familiar en Vall de Nuria, regresando en verano a media tarde a Ribes o Queralbs.

6. Hacer una excursión desde Queralbs a la Vall de Nuria por el Camí Vell

Subimos el nivel para los más intrépidos y con niños más grandes y/o montañeros. Una buena alternativa para subir o bajar con el cremallera, utilizada por senderistas y trail-runners, es el Camí Vell. Es un camino medieval de origen románico, aunque fue rehecho durante los siglos xv y xvi gracias a la popularidad del santuario a finales de la Edad Media.  El camino sigue el curso del río de Núria y atraviesa las Gorges del mismo nombre.

Desde Ribes de Freser subiremos en tren o en coche hasta Queralbs, aparcaremos a la entrada del pueblo,  junto a la estación del cremallera y subiremos hacia el casco urbano. Antes de entrar en él, subiremos por la carretera de Fontalba y al dejar atrás la primera curva y la Font del Solà, encontraremos a mano derecha el desvío hacia Núria a través del Camí Vell (1.295 m; 15 min). El camino no tiene pérdida, pues está señalizado (GR-11) con marcas rojiblancas. Pasaremos junto a las últimas casas de Queralbs y nos adentraremos en un frondoso bosque, dejando a nuestra izquierda la Font de la Ruïra (1.335 m; 30 min).

Dejaremos atrás la Tartera de Corbell (1.457 m; 1 h)  y seguiremos subiendo hacia el Pont del Cremal, pasando por las Escales de Corbell (1.462 m; 1 h 20 min) y la Balma de Sant Pau (a nuestra izquierda).  Subiremos cómodamente hasta llegar al Pont del Cremal, un precioso puente de medio punto que cruza el río de Núria (1.495 m; 1 h 40 min). Subiremos en zigzags (Marrades del Salt del Sastre) hasta el Salt del Sastre (1.691 m; 2 h 10 min). Pasaremos por delante de la Cua de Cavall (1.735 m; 2 h 20 min) y seguiremos hasta el Pla de Sallent (1.775 m; 2 h 30 min).

Dejaremos a nuestra derecha el río y la vía del tren y seguiremos subiendo hacia el N primero por un terreno algo más llano y luego a través de una serie de escalones que nos ayudarán a ganar altitud rápidamente (última parte relativamente pesada) hasta llegar a la Creu d´en Riba (1.985 m; 2 h 55 min), con el santuario de Núria y el lago artificial a nuestros pies. Bajaremos unos metros,  pasando junto a la ermita de Sant Gil hasta llegar a las puertas del santuario de la Virgen de Núria (1.964 m; 3 h 15 min).

¡Atención familias montañeras con niños!, es muy importarte tener en cuenta que en Vall de Nuria la temperatura entre el día y la noche puede variar muchísimo, incluso en verano. Es importante llevar el material adecuado para realizar actividades en alta montaña: Botas o calzado de trekking, ropa que transpire, mochila, frontal, crema solar, gorra, gafas de sol, chaqueta o ropa térmica incluso en verano, chubasquero, comida y una botella de agua. 

7. Subir desde Queralbs a Vall de Núria por Fontalba

Si nuestros niños todavía no están muy curtidos en el noble arte del pateo, y no queremos subir a Nuria a pie por el Camí Vell la alternativa desde Fontalba es mas llana y mas rápida. Si utilizamos dos coches, podemos subir a Nuria por Fontalba y bajar por el Camí Vell hasta Queralbs, realizando una bonita ruta circular de alta montaña con niños.

Vall de Nuria con niños

Un libro imprescindible para sacarle todo el jugo a la Vall de Nuria

La pista que sube desde Queralbs a la Collada de Fontalba se inicia justo a la entrada del pueblo, por encima de la estación del cremallera, y gana altitud velozmente (supera 800 m de desnivel). Una vez que llega al Pla dels Evangelis, se mantiene por encima de los 2.000 m hasta llegar a la Collada de Fontalba, a 2.074 m (única zona de parquing).  Seguiremos el GR-11.8, bien señalizado, que recorre dando un rodeo (O-N) la Baga de Fontalba, pasando por el Rieral y el Dou de Fontalba y el Torrent de la Cometa (15 min).

El camino gira hacia el E, pasando por debajo de la Solana de Fontalba y adentrándonos en los Cingles de l’Avellanosa, donde vuelva a girar, esta vez hacia el N, directo hacia Núria (30 min). A nuestra izquierda dejaremos el Tros de Bou y pasaremos por el Roc de la Fita, rodeados de pinos rojos y negros. El camino llegará a los 2.117 m (1 h) y a partir de este punto se mantendrá por encima de los 2.000 m hasta llegar a la Creu d’en Riba (1.985 m; 1 h 40 min), donde veremos el lago y el santuario de Nuria.

La imagen es de postal y es recomendable una parada para disfrutar plácidamente del paisaje y el entorno. En este punto nuestro camino empalma con el Camí Vell que sube desde Queralbs. Desde la Creu d´en Riba bajaremos hasta la ermita de Sant Gil y el santuario, bordeando el lago por la izquierda o por la derecha (por encima de la presa) hasta llegar a la explanada frente al santuario (1.964 m; 1 h 50 min).

8. Ascender al Puigmal desde la Vall de Nuria con niños

Subiendo el nivel sobre todo de esfuerzo sin demasiadas dificultades técnicas. El Puigmal (con 2.911 metros, la cumbre mas alta de Vall de Nuria) es, junto a la Pica d´Estats, Els Encantats, el Puigpedrós, el Pedraforca y el Canigó, una de las cumbres míticas del excursionismo catalán. En verano, la clásica subida por la Coma de l’Embut suele estar llena de niños, montañeros y corredores de montaña que se entrenan en el Puigmal, gracias a su relieve suave y a su relativa accesibilidad.

Desde el santuario partiremos hacia el O, dejando a la derecha la zona de acampada y la Font del Bisbe, adentrándonos en el bosque de Sant Gil.  Subiremos directamente hacia la izquierda (S-O) pasando por el Forat de l´Embut y el Pla de l’Ortigar (2.215 m; 35 min). Entraremos en la Coma de l´Embut por el margen izquierdo del torrente que lleva el mismo nombre. A la izquierda dejaremos la Jaça dels Bandolers y a la derecha el Pla del Sarronar hasta llegar a una estación termométrica y un pluviómetro (2.550 m).

El desnivel es considerable y la última parte de la subida puede hacerse un poco dura en verano si no salimos muy temprano. En este punto un sendero asciende hacia la Collada d´Er (sin llegar al collado) y alcanza la cumbre del Puigmal en menos de una hora. Nuestro sendero remonta en zig-zags la vertiente NE, ganando altitud velozmente. Avanzamos por un pedregal directamente hasta la base de la cumbre (2.896 m), desde donde se accede a la cumbre del Puigmal en pocos minutos pues el terreno es casi llano (2.911 m; 2 h 20 min).

El Puigmal, con su cruz de hierro y sus versos de Verdaguer, es uno de los grandes miradores del Pirineo Oriental. Gracias a su privilegiada situación, nos ofrece una visión panorámica espectacular que abarca (con buen tiempo) desde el Canigó hasta más allá de la Pica d´Estats, pasando por la Cerdanya y, detrás de ella, las montañas de Andorra y los grandes macizos de la Cataluña Nord (Francia) como el del Carlit o el Peric; al este se encuentra el valle de Núria y las cumbres de la Olla; al sur se observa la subida desde Fontalba, y hacia el oeste se identifica la sierra del Cadí-Moixeró, el Pedraforca y los Rasos de Peguera, sin olvidarnos del Montseny, Montserrat y la sierra Prelitoral.

El plan B para subir al Puigmal por la vía rápida desde Fontalba

La subida desde Fontalba es una de las vías más directas a la cumbre; con buen tiempo la subida con niños no presenta ningún tipo de dificultad, pero no por ello tenemos que subestimar el gigante de Vall de Núria. En caso de que la tramontana sople con fuerza, mejor será que dejemos la subida para otro día, pues los cambios de temperatura suelen ser muy bruscos y nunca está de más tomar las precauciones necesarias.

La pista forestal en buen estado que permite el acceso a Fontalba facilita muchísimo la aproximación al Puigmal desde Queralbs. Nosotros nos lo tomamos con calma y subimos por la tarde hasta el collado, aparcando a pocos metros para poder instalar la tienda algo alejados de la civilización.  Si la meteorología acompaña, no hay pérdida posible pues en todo momento la cumbre nos servirá de referencia, y si realizamos la ascensión a finales de julio o en agosto, será muy difícil que subamos solos.

Desde el collado de Fontalba (2.074 m) seguiremos el cordal herboso que asciende hacia el O, dejando a nuestra derecha el camino de la Dou y Núria, y a la izquierda el camino que desciende hacia el GR-11 y la Font de l´Home Mort. Poco a poco vamos ganando altitud y, una vez que dejamos atrás el Pla de les Dues Lliures (2.120 m), el sendero realiza un pequeño giro hacia el NO, ascendiendo hasta la cumbre del Cim de la Dou (2.459 m; 1 h, excelente panorama). Observaremos que nuestro sendero (trazas) desciende unos metros hasta llegar al Coll del Borrut (2.448 m; 1 h) desde donde se inicia la última parte de la ascensión.

La vía de ascensión, bien marcada, nos llevará hasta un repecho bien definido, conocido como el Bressol (2.665 m, 1 h 50 min). Ahora sólo nos quedará pasar junto a dos antecimas (2.850 m; 2 h 30 min) para alcanzar en unos diez minutos la cumbre del Puigmal (2.911 m; 2 h 40 min). La vista panorámica es realmente espectacular y abarca una buena parte del Pirineo Oriental desde el Canigó, el Bastiments, la Cerdanya y el Carlit hasta Les Guilleries, Collsacabra, Montserrat, el Montseny y Sant Llorenç de Munt.

Otra variante de excursión al Puigmal dando una vuelta por el Coll de Finestres. El itinerario propuesto recorre una pequeña parte de la Olla de Núria, mostrándonos la belleza salvaje del Puigmal desde el N y del valle de Núria desde el O. Recomendamos salir temprano para evitar la hora central del día en verano, cuando la canícula aprieta y el cansancio aumenta. Es una excursión familiar algo mas larga que la anterior, pero no por ello mas pesada, pues al llegar a la cresta fronteriza, la subida se suaviza.

Desde el santuario subiremos hacia el NO por la pista de esquí que discurre junto al área de acampada, la Font del Bisbe y el telesquí Finestrelles, dejando a nuestra izquierda el sendero que sube hacia el Pla de l´Ortigar y la Coma de l’Embut. Cruzaremos el Torrent de Finestrelles por un puentecillo (2.012 m; 12 min) y dejaremos el riachuelo a nuestra derecha.

A nuestra izquierda dejaremos un sendero que empalma con el anteriormente mencionado de la Coma de l’Embut. Seguiremos subiendo hacia el NO, pasando junto a la Deu de l´Embut y la Coma de la Llebrada (30 min).

Cruzaremos el Torrent de Finestrelles (2.200 m; 50 min). Una vez que dejamos atrás el nacimiento del Torrent de Finestrelles (1 h 20 min), subiremos en zig-zags al Coll de Finestrelles, dando amplios giros a través de la Coma de Finestrelles hasta el collado, situado en la línea fronteriza con Francia, a 2.604 m (2 h 10 min). Desde el Coll de Finestrelles seguiremos la arista hacia el S, pasando por una pequeña antecima a 2.817 m y un collado (2.807 m) antes de llegar al Puigmal o Pic del Segre (2.843 m; 2 h 50 min).

Dejaremos a nuestra derecha el sendero que desciende hacia la estación de esquí de Puigmal 2.900 y seguiremos por la arista, que sigue subiendo y da un pequeño giro hacia el E hasta el Puigmal Petit de Segre (2.810 m), desde donde bajaremos (ahora hacia el S) hasta la Collada d´Err (2.760 m). Con la cumbre del Puigmal bien visible por encima de nuestras cabezas, ahora sólo nos quedará superar un último tramo de subida hasta llegar a la cumbre del Puigmal (2.911 m; 3 h 15 min).

9. Subir el nivel excursionista desde Nuria con niños

¡Esto sigue animándose!. ¿Que os pensabais, que solo subíamos con niños a cumbres asequibles y recorríamos valles en plan tranquilo?, pues no, ahora viene lo bueno. Si los niños ya patean bien y no se cansan fácilmente, si ya han colgado posters de Kilian Jornet en la pared de sus habitaciones ya están preparados para la travesía Núria-Ulldeter (GR-11), la gran ruta que cruza todos los Pirineos por el Sur desde Euskadi hasta el Cap de Creus en la Costa Brava catalana.

La travesía Nuria-Refugio de Ulldeter es una de las grandes clásicas del Pirineo Oriental. Hay que tomársela con calma, sin prisas, bien equipados, disfrutando en todo momento con los niños del paisaje y del entorno alpino que nos acompañará a lo largo de todo el camino. Recomiendo utilizar dos vehículos para realizarla con calma, dejando uno de ellos en Queralbs o en el aparcamiento en la curva para subir al refugio de  Ulldeter. más interesante ir y volver en dos días, pernoctando en Núria o en el refugio de Ulldeter.  Hasta finales de junio podemos encontrar algo de nieve en algunos puntos de la travesía.

Desde el santuario de Núria (1.964 m) seguiremos el GR-11 que sale justo detrás de la estación del cremallera, junto al telesilla de la Pala. A pocos metros, en el puente de piedra, nos desviaremos hacia la derecha (pista de esquí en invierno) para adentrarnos en el Camí del Bosc y el Bosc de la Verge (10 min), y dejar el río a nuestra izquierda. Cruzaremos el riachuelo por el puente del Escuder (30 min) y seguiremos ganando altura hacia la derecha hasta llegar a un nuevo desvío (45 min), donde seguiremos hacia el NE (derecha) el sendero que asciende por la Coma de l´Olla, dejando a nuestra derecha el Torrent de les Molleres.

Una vez que llegamos a la Font d’en Guillem y la Jaça de Dalt (2.454 m), el sendero empieza a ganar altitud y pasa por el Clot de Noucreus dando un pequeño rodeo. A partir de la Reconca de les Mulleres el sendero se convierte en un pedregal por donde avanzaremos con precacución, pues hasta finales de junio pueden quedar neveros bastante grandes. Unos metros antes de llegar al Coll de Noucreus dejaremos a nuestra derecha el sendero que sigue la cadena de cumbres del Serrat del Mig (S); cuando superemos el último repecho llegaremos al Coll de Noucreus (2.795 m; 2 h 20 min), dejando a nuestra derecha el Pic de la Fossa del Gegant (2.808 m, los niños lo suben corriendo).

Seguiremos por el cordal fronterizo hacia el E hasta el Coll de Carançà (2.723 m; 2 h 35 min), donde dejaremos a nuestra izquierda la bajada (primero el sendero oficial y unos metros más adelante otro pequeño sendero) hacia los lagos, el refugio de Carançà y Thues y avanzaremos por la cresta siempre hacia el E, dejando a nuestra derecha el sendero que desciende hacia los Plans de l´Aiguardent y la Coma de Vaca. Seguiremos subiendo por la arista O, pasando bajo el Pic Superior de la Vaca, hasta llegar al Coll de la Vaca (2.793 m; 3 h).

Seguiremos el sendero hasta el Coll de Tirapits (2.783 m; 3 h 10 min), situado en la divisoria entre el valle del Freser y la Coma de Vaca. Dejaremos a nuestra izquierda el sendero que sigue la cresta hacia el Pic Inferior de la Vaca, el Portell, el Pic de l´Infern y el Bastiments. Desde el Coll de Tirapits (con el Puig de Tirapits a un paso a nuestra derecha) iniciaremos un acusado descenso dando un giro hacia el O hasta la Barraca de Tirapits (punto de SOS; 3 h 25 min), para volver a girar hacia el E perdiendo altitud gradualmente hasta la cota 2.587, donde dependiendo del año podemos encontrar una pequeña formación lacustre.

El GR-11 sigue avanzando hacia el E y pasa por unos humedales conocidos como los Aigols Podrits (cota 2.440), donde dejaremos a nuestra derecha el GR-11.7, que desciende hacia la Coma de Fresers, el refugio Coma de Vaca y Queralbs. Ahora sólo nos quedará subir unos metros a través de los Emprius de Setcases, dejando a nuestra derecha otro sendero que empalma con el GR-11.7 hasta el Coll de la Marrana (2.529 m; 4 h 10 min), con el Bastiments a nuestra izquierda y el Gra de Fajol a la derecha.

Desde el Coll de la Marrana seguiremos el GR-11 que desciende en grandes zigzags hacia el NE-E, hacia Ulldeter y la estación de esquí de Vallter 2000, pasando por el pequeño Estany Fonedís y dejando a nuestra izquierda el nacimiento del río Ter y los restos del antiguo refugio de Ulldeter. El sendero cruza una pista de esquí y deja a la izquierda el Puig dels Lladres, iniciando el descenso rápidamente hasta el refugio de Ulldeter (2.235 m; 4 h 45 min).

Del todo recomendable pernoctar en el refugio del Ulldeter con los niños, disfrutando en familia de la vida en un refugio de montaña.  En verano, suelen formarse algunas tormentas a partir de las tres o cuatro de la tarde, por tal motivo recomendamos no afrontar las casi cinco horas que nos separan del santuario de Núria pasadas las doce del mediodía.

10. Esquiar en Vall de Nuria con niños 

Y para rematar, no podemos pasar por alto el esquí, pues Nuria es, junto con La Molina, pionera en la península. Con la llegada del otoño llegan las primeras nieves, y en invierno, la estación de esquí de Nuria recibe a miles de esquiadores que disfrutan de una nieve excelente a precios asequibles.

La pequeña estación de Vall de Nuria cuenta con 5 remontes mecánicos y casi 8km de pistas aptas para todos los niveles. Puedo afirmar que es una de las mejores escuelas para que los niños aprendan a esquiar y es por ello que forma parte de nuestra selección de estaciones recomendadas para esquiar con niños.

En la montaña con niños, toda precaución es poca…

Consulta nuestros 15 pasos para disfrutar seguros de las excursiones con niños. En general, todas las excursiones que recomendamos para descubrir con niños el Valle de Nuria son totalmente asequibles, siempre y cuando tengamos un mínimo de preparación física, algo de experiencia y un buen equipo (calzado, ropa y mochila).

Nuestro código de buena conducta en el monte en 15 puntos:

  1. Llevar siempre un par de bolsas de plástico para recoger nuestros residuos.
  2. No encender fuego en ningún lugar fuera de las áreas de pícnic equipadas.
  3. Si encontramos a otros montañeros con problemas, les ayudaremos en todo lo que sea menester, de la misma manera que nos gustaría que lo hicieran por nosotros.
  4. Respetar a los animales, pues son ellos quienes viven en su entorno natural.
  5. No cortar flores ni ramas, la vegetación también está viva.
  6. Si encontramos una fuente, cuidaremos su entorno.
  7. En caso de muy mal tiempo, nunca perderemos la concentración y buscaremos un refugio o un lugar para cobijarnos lo más rápido posible. Nunca nos colocaremos bajo un árbol. Consultar la previsión en casa ayuda a prevenir sorpresas.
  8. Si cruzamos un campo o unos pastos, no saldremos de nuestro camino.
  9. Cuidaremos de nuestro material y del equipo de los niños, y les ayudaremos a colocarse las mochilas, las botas y las gafas de sol.
  10. Dejaremos el coche en las zonas acotadas y respetaremos las señales.
  11. Si acampamos por libre, plantaremos la tienda por la tarde y la recogeremos a primera hora de la mañana, dejando impecable el entorno.
  12. No pondremos música ni gritaremos gratuitamente en medio de la montaña.
  13. Los niños llevarán siempre encima un documento o una pequeña medalla al cuello con su nombre, el grupo sanguíneo y el número de teléfono de un familiar.
  14. Adaptaremos los itinerarios a las condiciones físicas de nuestros hijos.
  15. Nunca obligaremos a un niño a subir o a caminar por donde no quiere

NOTA: Agradecemos a Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya FGC las facilidades para la elaboración de esta información.

Más información sobre Vall de Nuria con niños:

Vall de Núria

Vall de Núria: 25 planes y excursiones

Mapa Puigmal-Vall de Núria, Ulldeter, Ed.Alpina

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!