Si estás pensando en viajar a Barcelona con niños aquí vas a encontrar una completa guía para montar tu escapada con las ideas inspiradoras y los recursos más útiles. Más abajo para tu comodidad encontrarás un mapa con todos los puntos localizados.

Todo un referente del turismo mundial, Barcelona necesita pocas presentaciones. Nada como pasear por sus barrios antiguos cargados de historia, con calles que parecen recién salidas del medievo aderezadas con vestigios de Barcino, la antigua ciudad romana y llegar hasta la playa que imperturbable besa sus costas, para bañarnos si es verano o para contemplar el mediterráneo si es invierno, hacer un pícnic en familia y jugar en la arena tranquila.

O tal vez subir hacia las montañas que rodean la ciudad y contemplarla desde las alturas. Visitar su enorme variedad de museos donde arte, ciencias e historia tienen un lugar. Hay tantas opciones en Barcelona con niños como gustos y, seguramente, la mejor decisión sea tomar un pellizco de cada cosa.

Si no dispones de muchos días, no intentes verlo todo, la capital catalana es una copa que se bebe en muchos tragos. El encanto de la ciudad se encuentra simplemente en poder pasear con tranquilidad por las calles de sus barrios más antiguos, comprar o buscar algún recuerdo en sus tiendas de proximidad, merendar o tomarte una buena caña en alguna de sus terrazas.

Viví diez años en Barcelona tres de los cuales siendo padre. Tiempo después regresé para hacer una escapada con mi hija y compartir contigo esta completa selección de planes en Barcelona que ojalá te resulte tan práctica como inspiradora. ¿Nos vamos? Som-hi!

Qué ver y hacer en Barcelona con niños

1. Recorrer los imperdibles de Barcelona

La vitalidad de Barcelona, como buena ciudad europea del Sur con alma mediterránea se expresa en sus calles. La primera recomendación para recorrer Barcelona con niños no os costará un duro y es muy saludable.

Una buena manera de situaros sobre el terreno y empezar con buen pie es apuntarse a un Tour gratuito por Barcelona. Otra interesante propuesta es este tour especial familias con niños de 4 a 12 años de 2,5 horas por Barcelona.

Partiendo desde la céntrica Plaza Cataluña nos adentramos en el distrito de la Ciutat Vella a través del inicio de la Rambla para dar uno de los paseos más célebres y animados de Europa imprescindible para tomarle el pulso a la ciudad.

Tras beber agua en la célebre Font de Canaletes como manda la tradición, bajando a poco menos de 200 metros a mano derecha encontraréis el mítico y popular Mercat de la Boquería. (un templo foodie que hay que saborear!).

Barcelona con niños

Mercat de la Boquería

Casi al final de la Rambla llegaréis a la zona de las estatuas humanas donde decenas de dibujantes y caricaturistas ofrecen su servicio. A mano derecha tenéis el Museu Marítim y frente a vosotros el Monumento a Colon y el Port Vell de Barcelona donde se inicia al frente marítimo.

A mano izquierda de la Rambla ( a la altura de la Boquería) os espera el entramado de calles de Porta Ferrissa y el Portal del Angel (las calles más comerciales comercial de Ciutat Vella) y callejuelas de regusto medieval del Barri Gótic por las que vale la pena perderse como la Carrer Pedritxol y sus chocolaterías, la emblemática Plaça del Pi o la preciosa Calle del Bisbe que desde la Catedral van a dar a la Plaza de Sant Jaume sede del Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat.

Otro must see que contemplar en Barcelona con niños es la animada y amplia plaza que domina la gran Catedral de Barcelona gotica del SXV con sus misteriosas górgolas y su recién restaurada fachada neoclásica. Muy cerca no os podéis perder la Plaça del Rei, los restos de Call (antiguo barrio judío) y de las huellas mejor conservadas de la Barcino romana en el Museo de Historia de Barcelona.

Un rincón que no perderse es la hermosa plaza medieval de Sant Felip Neri escondida entre callejuelas y donde aún pueden comtemplarse los restos de metralla de los duros bombardeos a los que fue sometida la ciudad durante la Guerra Civil.

Cruzando la Via Laietana bajando por el Carrer Princesa nos adentraremos en el emblemático Barrio del Born el corazón medieval de Barcelona (junto con el Gótico) y que fue testigo de la toma de la ciudad un 11 de Septiembre por parte de las tropas borbónicas tras la heroica resistencia de los barcelones durante la Guerra de la Sucesión en 1714. Podéis aprender sobre ello en el Centro de Cultura i Memòria que ofrece exposiciones y visitas guiadas.

El Born cuenta con multitud de calles peatonales fáciles de recorrer con niños. Paseando por aquí entenderéis porqué este barrio de alma medieval es hoy uno de los barrios más cool y turísticos de la ciudad. Aquí puedes ver una visita guiada.

Es muy interesante visitar la Catedral del Mar (s.XVI) de estilo gótico catalán y para muchos barceloneses la auténtica catedral de la ciudad, contemplar el Palau de la Música (ver visita guiada) una joya modernista absoluta de Lluís Domènech i Montaner y acercarse el Museo Picasso. Otra dulce tentación para los peques será el Museo de la Xocolata.

Restaurantes y bares de mil y un sabores. Edificios históricos y monumentos. Tiendas con solera y otras retro-modernas y de autor, super molonas. Rincones cargados de memoria. Ciutat Vella es un paraiso para los amantes de perderse, simplemente callejear y dejarse llevar por la curiosidad, las ganas y la intuición de cada momento. Un prodigio de grandes y pequeños tesoros donde cada uno encuentra el suyo y vuestros hijos fliparán.

2. Gozar del frente marítimo de Barcelona

Con motivo de las Olimpiadas de 1992 una capital esencialmente mediterránea como Barcelona dejó de darle la espalda al mar para convertir su litoral en una de las mayores atractivos siendo un inmejorable lugar para pasear y respirar tanto para los residentes como los visitantes a Barcelona con niños.

En barco pirata o goleta turca!

Barcelona con niños

Una de las experiencias que los niños disfrutan más es un paseo que recorre la totalidad del Puerto partiendo del del icónico monumento a Colón. Veamos las diferentes opciones.

En el Moll de la Fusta donde con suerte se encuentra atracado también vale la pena visitar el impresionante velero Santa Eulàlia de propiedad munincipal.

Ya junto al embarcadero aparte de las clásicas Golondrinas nosotros quisimos hacer algo especial y por la diferencia de precio realmente vale la pena embarcarse en Karya, una auténtica goleta turca de madera con bar y equipo de sonido. Los menores de 6 años gratis. Se puede elegir entre el tramo corto por el puerto de 30 m. o el más largo de 60 m. que recorre el frente marítico de Barcelona. Una delicia!

Barcelona con niños

Barcelona desde la goleta turca Karya

Barco pirata Barcelona

Un barco pirata recorre la costa de Barcelona…

Otra posibilidad muy chula es recorrer el frente litoral de Barcelona en un crucero de 50 minutos a bordo de un barco pirata. Niños menores de 6 años gratis. Ideal reservar este momento para última hora y ver la puesta de sol sobre la ciudad.

3. Sumergirse en el Aquarium de Barcelona

L’Aquarium de Barcelona es otro de los planes molones para las familias. Alberga casi 500 especies marinas diferentes y es uno de los acuarios más importantes de toda Europa especialmente orientado a la fauna mediterránea.

Es famoso su túnel transparente de más de 75 metros de longitud, a través del que os adentraréis en su espectacular Oceanario de cuatro millones de litros de agua y donde viven especies como doradas, morenas, peces luna y las dos clases de espectaculares tiburones: el toro y el jaquetón de milberto.

Barcelona en familia

Aquarium de Barcelona

Además de dos recreaciones de zonas protegidas marinas catalanas de alto valor ecológico como son Delta del Ebre y las Islas Medas se suele acabar la visita en la zona dedicada al río tropical, con actividades en la zona infantil (manualidades y juegos de pistas) o visitando a los pingüinos en el espacio Planeta Aqua. Se pueden reservar las entradas del Aquarium de Barcelona sin colas a través de este enlace.

Además del centro comercial Maremagnum junto al cual a menudo hay atracciones de feria y pasando por el puerto deportivo y sus vistosos veleros y yates de lujo la ruta por el frente marítimo puede seguir idealmente caminando por el Passeig Marítim hacia el Barri de la Barceloneta, el más genuinamente marinero de la ciudad.

La Playa de la Barceloneta (algo congestionada y con un ambiente predominantemente juvenil) encontraréis buenas terrazas espaciosas y divertidas para comer o tomar algo con niños con un toque chic como Opium o el Ice Bar.

El paseo por el frente marítimo (paralelo a la linea amarilla del metro) sigue recorriendo playas, chiringuitos y algunos parques por el litoral desde la Barceloneta hasta del barrio Poblenou (Playas de Bogatell y la Mar Bella, donde hay un skytepark) llegando más allá hasta el Parc del Forum (donde hay otro) hasta el norte en la desenbocadura del Río Bessós. Un recorrido ideal para respirar la brisa marina caminando, en bici o patinete.

4. Recorrer las joyas del modernismo catalán

Además de su bien conservado legado medieval la ruta del modernismo catalán es el gran sello distintivo de Barcelona fruto de un prodigioso periodo histórico de creación arquitectónica de principios de SXX. Edificios originales nueve de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco que en su mayoría situados en el gran barrio del Eixample (Ensanche) fruto del épico pla Cerdà.

El modernismo reclamaba la línea curva, la naturaleza y el poder de la mitología. Todos sus edificios tienen un punto divertido y de cuento de hadas que seguro que a tus hijos no les dejan indiferente. Si hay que priorizar nosotros nos mojamos destacando los cinco mejores para no perderse (ver visita guiada gratis):

La Casa Batlló

Una de las atracciones más admiradas y fotografiadas de Barcelona. Fruto del encargo de reforma que el industrial Josep Batlló le hizo a Antoni Gaudí la Casa Batlló es una joya mayúscula del modernismo catalán situada en un privilegiado enclave del señorial Passeig de Gràcia, 43. Esta obra de arte destaca por su característica fachada de vidrios y cerámica de vivos colores y su característica bóveda en forma de dragón.

10D Experience Casa Batlló Barcelona

Gran novedad y todo un must see en Barcelona con niños, la Casa Batlló es la primera 10D Experience que propone un viaje inmersivo a la mente de Gaudí y que apela a los 5 sentidos a través del uso de la tecnología audiovisual de última generación.

La instalación ocupa un espacio de 2.000 m2 más de Casa Batlló nunca vistos con una propuesta sonora de 21 canales de audio que recrean sonidos de la naturaleza y de 38 proyectores con proyecciones volumétricas que inundan de magia esta instalación de videoarte. Una manera única de adentrarse en la obra de Gaudí que incluye la Gaudí Dôme y el Gaudí Cube.

La Pedrera

Famosa por la sinuosa forma de su fachada la Casa Milà, conocida popularmente como La Pedrera, es una de las obras de madurez de Gaudí donde su genio se expresa con mayor esplendor en una obra visionaria que se se adelantó varios decenios a las tendencias de vanguardia arquitecónica posterior.

Barcelona con niños

Terraza de la Pedrera

Solo por recorrer sus golfas (donde existen maquetas y una exposición sobre la casa más que recomendable) y poder contemplar Barcelona desde su terraza junto a sus célebres chimeneas ya merecere la pena la visita. Los niños también disfrutarán viendo como era una casa de una familia burguesa barcelonesa de principios de SXX.

Puedes reservar aquí la entrada a la Pedrera sin colas. Os puede tomar un par de horas. Recomendable acudir a primera hora de la mañana o última de la tarde para hacerla con menos gente.

La Sagrada Familia

¿Quién no ha oido hablar de ella?. El monumento más visitado del Estado Español (en dura competencia con La Alhambra de Granada) es la considerada más importante de las obras de Antoni Gaudí (y, esto es un secreto, sorprendentemente para no pocos barceloneses la menos afortunada de ellas).

Barcelona con niños

Sagrada Familia

La construcción de esta basílica-templo de carácter expiatorio está todavía inacabada. Tiene previsto su fin en 2024 cuando se convertiría en la iglesia cristiana más alta del mundo!. La simbología relogiosa está presente en cada una de las piedras de la Sagrada Familia y cada una de las 18 torres está consagrada a un evangelio con Virgen María, los apóstoles y en el centro, Jesús. Gaudí no vio nunca terminada su obra en la que trabajó la mayor parte de su carrera como arquitecto ya que murió en 1926 atropellado por un tranvía. Su cuerpo se haya enterrado en el interior del templo.

Teniendo en cuenta la expectación que despierta la Sagrada Familia entre los turistas de todo el mundo parecería misión imposible visitarlo en condiciones sin embargo sí es posible reservando con la máxima antelación posible la entrada sin colas.

El Park Güell

Diseñado por Antoni Gaudí el Park Güell fue acabado de construir en 2014. Lo encontraréis saliendo del centro urbano hacia la montaña en el barrio del Carmel siendo una de las atracciones más visitadas de la ciudad y uno de los mejores lugares para respirar y acercarse al modernismo en Barcelona con niños.

Un lugar donde seguro vuestros hijos no se aburren pues hay espacio para jugar. Yo de niño ya había estado allí y tenía un bonito recuerdo así que fue un placer repetir la visita ahora en compañía de mi hija a un espacio arquitectónico tan emblemático, inspirador e imaginativo. De hecho durante todo el recorrido, como en toda la obra gaudiniana, existen un montón de simbolismos religiosos, filosóficos, esotétricos para descifrar.

Barcelona con niños

Park Güell

Podéis dedicarle a este lugar una completa mañana o tarde. Por una parte se encuentra un parque público de acceso gratuito lleno de preciosos jardines con el mirador de Joan Sales desde donde hay una excelentes vistas de Barcelona, y la plaza de Moragas con área infantil y de picnic.

Por la otra y por otra una zona monumental de acceso regulado donde se encuentran las partes más famosas como sus pabellones, la escalinata, la sala hipóstila, la casa Museo, pórticos, viaductos y fuentes con generoso empleo de sus famosos mosaicos, el trencadís.

La entrada al Park Güell debe ser reservada con antelación desde este enlace (o arriesgarse a que no queden en la taquilla). Os cuento un secreto, si llegáis antes de las 8.00 AM la visita es gratuita. Aunque la gran Plaza de la Naturaleza y sus bancos ondulantes está en obras la visita al Park Güell sigue valiendo sobradamente la pena.

5. Subir a la montaña de Montjuïc

Muy cerca y bien comunidado en transporte público, a sur de Barcelona, junto a su costa y dominando el puerto encontraréis espacios más verdes y aire más puro. Ideal en Barcelona con niños y muy recomendado para los que queráis ir más allá de las atracciones más célebres y en general del ajetreo de la ciudad. La montaña de Montjuïc que alberga un montón de planes molones para toda la familias entre los que destacan:

El Poble Espanyol

El Poble Espanyol es un recinto arquitectónico muy agradable, de gran belleza y sin circulación de coches que fue originariamente construido para la Exposición Universal de 1929. El conjunto de sus 117 edificios, calles y plazas de estilos mudéjar, románico, gótico o renacentistas reproducen algunos de los rincones más emblemáticos de las diversas regiones de España ocupando una extensión de 49.000 m2 cuya visita puede hacerse con audio-guía.

Así pues se trata de un lugar único y especial donde los niños pueden corretear y jugar a su aire en este espacio donde se encuentran tiendas, servicios de restauración, zona de picnic y demostraciones de oficios artesanos (vidrio, cerámica, grabado, textil o cuero entre otros) así como desde hace poco una instalación multimedia y un Jardín de Esculturas de 3.000 m2.

Cada fin de semana el Poble Espanyol existe una variada programación de actividades familiares. Gratis para niños menores de 4 años. A destacar sus vistas panorámicas sobre Barcelona.

.

El Castell de Montjüic y el teleférico

Antigua fortaleza y museo militar situado en lo más alto de este monte que domina la ciudad. En el pasado fue usada varias ocasiones para reprimirla o bombardearla. Hoy afortunadamente la historia es otra.

Recientemente recuperado para la ciudad y gozando de unas vistas privilegiadas sobre el puerto de Barcelona, el Castell de Montjuïc cuenta con un interesante Museo que explica su historia. El castillo está rodeado por un auténtico foso ajardinado de impresionantes murallas (atención al riesgo de caídas con los niños pequeños). La visita que hará volar la imaginación aventurera de los niños que aquí cuentan con espacio para jugar y esconderse entre sus viejos cañones en desuso. Los fines de semana y en los meses de verano se realizan numerosas actividades festivas y familiares junto al castillo.

Una posibilidad que triunfa es subir al Castell de Montjüic en teleférico desde el punto en el que deja el fenicular que sube desde el Paral.lel. El billete (incluido en la tarjeta Hola Barcelona Traveler Card). También se puede acceder andando al castillo, en coche o en linea de autobús regular desde Pl. España.

Parques y Jardín Botánico

En Montjuïc existen tres parques molones ideales para esparcirse y desconectar bien conectados con el resto de la ciudad a través del fenicular del metro que sube desde el Paral.lel

Los Jardines Joan Brossa, el Parque Jacint Verdaguer son dos grandes parques arbolados contiguos y de carácter público que cuentan con juegos de agua, tirolinas, playgrounds, toboganes, escalada, pasarela de sonidos, lagos así como un chiringuito con terraza y zonas de cesped perfectas para descansar o hacer un picnic en familia.

Junto a ellos se encuentra el gran Jardí Botànic de carácter divulgativo y que con un aire zen pone al alcance del visitante un paseo diferente en cada estación del año a través de la vegetación de las cinco regiones del mundo con clima mediterráneo. Entrada gratis los Domingos por la tarde.

Fundació Miró

Contemplando las obras del genial pintor mallorquín Joan Miró uno de los comentarios más frecuentes es “parece el dibujo de un niño”. Hasta tal punto de pureza e inocencia artística llegó de tal manera que existe un punto de conexión que hace que sus pinturas y esculturas lleguen a los niños.

La Fundació Miró, es desde su inaguración en el año 1975 uno de los mejores museos de la ciudad condal a la vez uno de los mejores para visitar Barcelona con niños. Empezando por el edificio moderno y luminoso que alberga el muso situados en la zona más accesible de Montjuïc que es en si mismo una maravilla de arquitectura racionalista .

Sus fondos incluyen más de 13.000 piezas: 220 pinturas, 178 esculturas además de tapices y cerámicas y casi toda su obra gráfica, unos 9.000 dibujos, casi todo donado por el propio artista.

Atentos a su programación pues la Fundación Miró tiene un carnet familiar y organizan visitas y frecuentes talleres para familias con niños a partir de los 6 meses. La tienda-librería del museo ofrece material para que los niños pinten cuadros al estilo Miró y aprendan sobre su vida y obra.

Otros dos espacios artístico-culturales activos y con propuestas para familias con niños en Montjüic de los que os hablaremos más adelante son el Caixa Forum y el Museo Nacional d’Art de Catalunya (MNAC).

Font Mágica de Montjüic

Difícil imaginar mejor colofón de una visita a Montjüic que dejarse maravillar por una de las más coloridas y evocadoras atracciones de Barcelona. Estamos hablando de la Font Màgica de Montjüic, que corona la Avinguda de la Reina Maria Cristina. Una vistosa exhibición que combina color, luz, música y atrevidas coreografías acuáticas. Un plan recomendado para hacer en familia que atrae a turistas de todo origen y condición (así como también a algunos carteristas). Mejor consultar previamente los horarios de los espectáculos pues van variando según el momento del año.

6. Divertirse con la ciencia del Cosmocaixa

El Cosmocaixa es uno de los mejores planes en Barcelona con niños. Por su nivel este inmenso espacio de divulgación científica merece estar en nuestra selección de los museos más divertidos para visitar con niños, comparable en nivel e interés a los más destacados de ciudades como Londres, París o Berlín.

Desde 2004 el Cosmocaixa es un espectacular multi-espacio con 30.000 m2, de instalaciones divididas en 5 pisos y una gran terraza. Tras bajar una inmensa escalera de caracol toda la familia un enorme péndulo de Focault que puede oscilar libremente en cualquier plano vertical y capaz de oscilar durante mucho tiempo (horas). Se utiliza para demostrar la rotación de la Tierra.

El Museo ofrece a los visitantes la posibilidad de sumergirse en un mundo lleno de sensaciones e ideas clave de la física, la química o la biología a través de numerosos juegos y recursos interactivos, destacando el planetario en 3D, el Toca, Toca!!, el Bosque Inundado (la instalación estrella), el Muro Geológico, la Sala de la Materia, el espacio Top Ciéncia, Base Antártica y el Creactivity con C. Y no podemos pasar por alto las exposiciones temporales de primer nivel que suelen acaparar la atención de miles escolares y familias con niños cada año.

Junto al Museu Blau de las Ciencias Naturales (edificio del Forum) el Cosmocaixa es todo un referente sobre ciencia. Un espacio donde la tecnología y la divulgación científica se dan la mano y la curiosidad y las ganas de aprender de toda la familia se disparan. Vale la pena consultar antes su agenda de actividades con reserva previa.

Lo que me costó sacar de allí a mi hija!. Mejor acudir sin prisas, la visita da perfectamente para más de tres horas. Hay servicio de restaurante y picnic para tomarse un buen descanso así como una nutrida tienda con libros y juegos sobre ciencia.

7. Jugar y descansar en la Ciutadella

Nada como combinar tantos y tantos planes interesantes en Barcelona con niños con el descanso y la posibilidad de jugar que ofrecen sus mejores parques.

Barcelona en familia

El triste origen de la Ciudadella como cuartel militar de las tropas borbónicas para dominar la ciudad ha dejado paso a uno de los parques más frecuentados por los locales a la vez que turístas de Barcelona. Un imperdible donde podrás llevarlos a sus diversas zonas de juego infantil, a ver los patos del lago -y hasta pasear en barca- o hacer un buen picnic sobre la hierba mientras os divertís viendo una sesión de malabares, o escuchando a un grupo percusionista que casualmente está a vuestro lado.

En La Ciutadella hay una Ludoteca (abierta de lunes a domingo por las mañanas, y de lunes a viernes también por las tardes) con gran cantidad de juguetes de toda clase, incluyendo carretillas para llevar la arena o -si lo prefieres- para llevar a los mismos niños a remolque, entre otras cosas muy divertidas.

Para aquellas familias interesadas este tipo de atracciones, junto al parque de la Ciutadella se encuentra el Zoo de Barcelona, uno de los decanos de Europa. Senderos amplios y sombreados, zona de picnic, restaurantes, bares y cafeterías, una de las mejores estructuras de juego infantil de Barcelona, talleres y actividades y animales muy variados y espectaculares. Ojalá algún día podamos gozar de un verdadero Zoo del SXXI.

Otros parques en Barcelona con niños

Gozando de unas preciosas vistas al mar el Barcelona Bosc Urbà es un parque de de aventuras super original situado muy cerca del Fòrum. Allí os esperan tirolinas, redes, lianas, puenting, puentes, troncos situados en plataformes de hasta 9 metros de altura entre sus más de cincuenta atracciones. Se puede llegar cómodamente en transporte público o en bici. Es mejor reservar antes.

Parc del Laberint d’Horta. Desconocido para muchos turistas este es un jardín con un verdadero laberinto de cipreses, en el que los niños podrán correr, perderse y volverse a encontrar hasta el cansancio. Se construyó entre 1791 y 1853, y todo el lugar es un espectáculo que mezcla un estilo neoclásico con el romántico, con una vegetación a ratos desbordada y a ratos cuidadosamente podada.

Parc Laberint Horta Barcelona

Parc del Laberint d’Horta Foto: Barcelona.cat

Dentro del parque no se puede hacer picnics, pero en la entrada hay un precioso parque, con fantásticas estructuras para niños de madera, mesas y hasta un quisco. El acceso al parque es gratis miércoles y domingos, y el resto de días es muy económico. Si llegas a la estación Mundet de la línea 3 de metro, deberás atravesar los Jardins de Maria Cañardo para llegar al Parc del Laberint.

Parc Diagonal Mar

Barcelona en familia

Parc Diagonal Mar. Foto: Catalunya m’agrada

Un parque para todos los gustos. Casi tocando el Centro Comercial Diagonal Mar y también el mar. Ubicado donde nace la Avenida Diagonal. Es el segundo parque más grande de Barcelona. Con un gran lago repleto de patos, colinas de césped con toboganes gigantes muy molones, una vegetación muy llamativa y varias zonas de juego infantil (incluyendo una muy especial con juegos musicales). Un éxito asegurado para los niños.

8. Seguir jugando en lugares de interior

Si apetece o el tiempo se pone tonto, aquí tenéis una selección de lugares indoor donde jugar en Barcelona con niños:

Sharma Climbing Bcn es un templo para los amantes de la escalada -y sus familias. Con un espectacular rocódromo con rutas para niños, además de salas de fitness y de clases dirigidas, bar cafetería y una tienda especializada. Entre otras actividades, organizan clases para niños (a partir de 3 años) y jóvenes.

Barcelona con niños

Sharma climbing Barcelona

Deu Dits dispone de un enorme rocódromo con dos amplios muros laterales de iniciación y dos bloques centrales para hacer vías, más un muro perfecto para los niños, todo protegido por un enorme colchón. También tiene una sala de slackline para trabajar el equilibrio, un gimnasio y una sala polivalente.

Pistas de hielo. Junto al Camp Nou se encuentra una impresionante pista de hielo del FC Barcelona con dimensiones olímpicas, accesible al público genera. Consulta los horarios antes de visitarla. Otra pista de hielo igualmente recomendable en Barcelona es el Skating Club.

Entre los planes más molones en Barcelona en familia está el marcarse una sesión de emocionante juego colaborativo room escape. Las opciones más enfocadas a niños son el Lock Clock (junto a Els 4 Gats en el Barrio Gótico) el Conundroom que nos propone una exploración ha encontrado los restos de lo que parece ser la antigua Babilonia y Lostroom, un room escape con tecnologías de última generación con muchos juegos para elegir. Antes de acudir a cualquiera de ellos consulta el grupo mínimo necesario para cada juego.

El Cau es un lugar absolutamente especial. Un paraiso del juego libre en el Eixample con un interior amplio y luminoso donde predomina el blanco y la madera diseñado para que tanto bebés como niños experimenten y jueguen.

9. Visitar al Camp Nou, más que un estadio

Tot el camp és un clam! La locura de los aficionados del Barça y desde luego si vuestro hijo/a siempre os repite que cuando sea grande quiere ser Messi, Piqué o Iniesta.. deberíais considerar seriamente este plan

La Camp Nou Experience es un recorrido por los rincones más emblemáticos del Camp Nou, aquellos que cada día recorren los jugadores del equipo: vestuarios y el recorrido hasta el campo de juego, además del palco presindencial, la sala de prensa y el plató de televisión. Además, incluye visita el Museo del Barça (el más visitado de la ciudad), un espacio que resume la historia del Club, exhibe sus copas y trofeos y rememora algunos de sus momentos más espectaculares. Gratis para menores de seis años. Recomendable reservar entradas y evitar colas.

10. Disfrutar de más museos y centros culturales

La oferta cultural de Barcelona es bestial. Hay museos para los amantes de los animales, la naturaleza, el mar, el arte contemporáneo, los clásicos, la historia. Nuestra recomendación es que calcules cuántos días queréis invertir en estas actividades -sin sobreestimar el aguante de los niños-, selecciones los que os atraen más a todos, y organicéis muy bien la agenda para sacarle el jugo lo mejor posible.

Museu Blau

El Mar Blau Forma parte del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona y se encuentra en el parque del Fórum, donde la Avenida Diagonal parte del mar. Su exposición “de referencia” Planeta Vida analiza la estrecha relación entre todos los seres vivos y la Tierra. Lo más llamativo para los niños, seguramente, es la parte que habla de la Tierra en la actualidad, que incluye una impresionante colección de animales disecados, además de fósiles, plantas, rocas y minerales.

Museu Maritim

El Museu Marítim es un clásico en Barcelona con niños ubicado en el edificio con la solera de las Reales Atarazanas (Dressanes) de Barcelona un espacio de gran valor histórico dedicado a la construcción de barcos a partir del siglo XII. Los niños pasarán un rato delicioso contemplando ánforas, armas, piezas de artillería, mascarones de proa y reproducciones a escala de barcos históricos. Eso sí, lo que más gustará a los niños -y adultos- será la impresionante reproducción de la Galera Real de Juan de Austria, de 60 metros, con 30 remos en cada lado. Gratis todos los domingos del año a partir de las 15 h.

Museu de la Xocolata

El Museu de la Xocolata es el más dulce de Barcelona y uno de sus preferido de los niños. En él aprenderán que el cacao llegó a Europa por la ciudad condal y aprenderán todo sobre el proceso de producción y la historia del chocolate. Cuenta con una tienda-cafetería y organizan variedad de actividades, para niños y adultos, que requieren reserva previa.

Museu de la xocolata, preferido de los niños, en Barcelona

MACBA

Situado en el Raval el Museu d’Art Contemporánu de Barcelona (MACBA) ocupa un vanguardista edificio dedicado al arte desarrollado a partir de la segunda mitad del siglo XX. Ofrece una programación familiar permanente durante los fines de semana, que combinan visitas guiadas, talleres y otras actividades. Realmente vale la pena incluirlo en la agenda.

Museu Picasso

Centrado en la obra de los primeros años del genial artista transcurridos en Barcelona. El Museu Picasso de Barcelona es primero y único fundado por decisión del artista. Organizan talleres y visitas especiales para niños y aunque la visita es gratis los domingos a partir de las 3 de la tarde y el primer domingo de cada mes, aconsejamos evitar estos horarios con niños porque las colas son inmensas.

CCCB

Siempre activo y sorprendente, uno de los más queridos e interesantes en la ciudad. El Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), es un moderno centro cultural que organiza gran cantidad y calidad de exposiciones tanto de producción propia como internacionales de primer nivel.

Muy recomendable su librería y el restaurante cuenta con un patio trasero perfecto para tomar hacer un vermút o comer tranquilamente mientras los niños corretean en un lugar seguro y controlado. Gratis todos los domingos del año a partir de las 15 h. Consulta aquí sus actividades para la familia.

CCCB con niños. Exposición Big Bang Data

11. Darse un buen chapuzón!

Junto al mar, la vida es más sabrosa. Además de sus estupendas playas ( familiares, cuidadas y bien comunicadas por transporte público) Durante el verano en Barcelona se encuentran refrescantes piscinas asi como zonas de baño populares (abiertas a los visitantes) tan estupendas que os harán olvidar que estais en medio de la gran ciudad.

Playas de Bogatell – Mar Bella

Son las dos playas de Barcelona más espaciosas, familiares y con buena comunicación con metro o bus. Existen áreas de juegos y entre ambas se encuentra la Base Náutica donde es posible alquilar kayacs o apuntarse a alguna actividad dirigida. Además zonas con jardines y árboles para resguardarse del sol y un skate park para los más lanzados.

Playas de Barcelona. Bogatell

El Llac de la Creueta del Coll

El recientemente renovado Lago de La Creueta del Coll se convierte en una piscina magnífica durante los meses más calurosos del verano, abierta desde el 24 de Junio al 11 de Septiembre. La piscina nunca pasa de los 60 centímetros de profundidad aunque es bastante grande. Por la tarde cierran la mitad de la piscina durante una hora para el uso gratuito de las piraguas.

Playa del Eixample (Jardines de la Torre de les aigües)

Un refugio típico para las familias locales en Barcelona con los niños más peques que cualquier visitante puede disfrutar por un módico precio. Se trata de una pequeña y agradable playa artificial -con arena y todo- en pleno centro del Eixample (Roger de Llúria, 56), con altura perfecta para un baño sin nervios con los niños. Abierta desde finales de Junio hasta primeros de Septiembre (consulta aquí precios y horarios).

Llac de Can Dragó

El Llac de Can Dragó además de un super gimnasio es una inmensa piscina al aire libre en forma de lago, con una profundidad de entre 0.10 y 1.30 metros. Se haya en medio de un área también inmensa y, aunque no se puede comer en los alrededores de la piscina, justo al lado hay una amplia área verde donde sí puedes comer a tus anchas. Un refugio ideal para un día muy caluroso del verano.

12. Volver a ser niño/a en el Parque Tibidabo

Todos los niños del mundo deberían visitar alguna vez el Parc d’Atraccions del Tibidabo. donde te sentirás como en un viaje al país de tu infancia. Abierto nada menos que en 1901 este es el clásico y siempre renovado parque de atracciones por excelencia de Barcelona al que todo niño barcelonés ha ido al menos una vez y del cual guarda recuerdos entrañables.

En el Tibidabo se encuentran multitud de atracciones de toda la vida divertidas y adaptadas a cada edad. Para los más grandes la Talaia (un impresionante mirador a 550 metros sobre el nivel del mar), la Montaña Rusa, el emblemático Avión (inagurado en 1928!) o el atrevido Hurakán. Para los peques el Diavolo, el Castell Misteriós, El Barco Pirata y por supuesto el Carrusel. Para todos los tuboganes, los juegos de agua, la sala de los espejos y el Museo de los Autómatas que reune una de las mejores colecciones del mundo.

Aparte de los espectáculos de Krueger Hotel y el Marionetarium en verano cada noche hay un espectáculo de cierre. En invierno el parque abre solo parcialmente los fines de semana.

El plan da para un completo días. Dos o tres horas se quedan cortas. Los niños menores de 90 centímetros no pagan entrada. Para acceder al Tibidabo desde el centro de Barcelona existe un bus-lanzadera que sale de Plaza Catalunya.

13. Ver una película o una obra de teatro para toda la familia

Aprovechar la escapada a Barcelona con niños para ver una buena pelí o algún espectáculo de calidad es una estupenda idea pues la oferta cultural de la capital catalana orientada a familias es muy amplia y variada también en lo que se refiere a teatro y cine. Puedes encontrar las mejores propuestas en:

Cine para toda la familia en Barcelona

Los Cines Verdi, en Gracia, una de las salas más prestigiosas en cuanto a cine independiente y de autor lleva años organizando el Verdi Kids, cine de calidad para toda la familia.

Maldà Nins es la original propuesta del céntrico Cinema Maldà en sesión matinal para familias con bebés. La fórmula es simple: pasan una película de calidad apta para todos los públicos (normalmenteen VOSE) con un ambiente “baby friendly”. La sala está algo iluminada, el volumen es más bajo y puedes entrar con el cochecito. Los bebés entran gratis.

El nuevo edificio de Filmoteca de Catalunya situada en el Raval pasa películas y ciclos de cine de calidad cultura para todos tipos de público incluyendo una programación familiar.

Otros espacios y cines con frecuentes peliculas infantiles que puedes consultar en Barcelona son: Caixaforum, Cinema Girona, Yelmo Cines Icària.

14. Comer o tomar algo en Barcelona con niños

LLegados a este punto nos hemos ganado un descanso. En Barcelona hay una casi infinita oferta de cafeterías y restaurantes. Sin embargo conseguir sitios donde comer o tomar algo a nuestras anchas mientras los niños pasan un buen rato no es lo más fácil del mundo. Afortunadamente la lista de locales family friendly con comida sana y espacios para que los niños jueguen es cada vez más amplia. Entre ellos (situados en nuestro mapa) destacan:

La Nena

Un clásico para las familias con niños de Barcelona. Ubicado en el barrio de Gracia La Nena es un paraíso para los amantes del chocolate caliente, los churros, el buen café y los pasteles caseros. También tienen platos sencillos y de proximidad para comer. Un consejo: pasa directamente a la sala del fondo: nadie se quejará por el ruido que puedan hacer los niños y encontraréis juegos y juguetes para pasar el rato.

Pudding

El lema de Pudding es: Eat+Play+Think y, aunque no es un sitio exclusivamente para familias con niños, sin dudas hace vibrar al niño que todos tenemos dentro por su decoración tan especial. Además, hay libros para todas las edades y gran pizarra para pintar y juegos. Platos sencillos preparados con productos de temporada y al parecer magníficos y generosos pasteles, pero con infinidad de críticas negativas por la lentitud y mala calidad del servicio, así que recomendamos no ir a horas punta.

Buenas Migas

Hay diversos locales repartidos por Barcelona. Las Buenas Migas es una focaccería sencilla y acogedora donde encontrarás buen café, focaccias hechas con masa madre, postres, pasteles con recetas de la abuela y platos deliciosos como ensaladas, tartas saladas, lasañas y más. Una opción válida para desayunar, merendar o hacer un menú sano con comida deliciosa, saludable y al gusto de toda la familia

Bar del Convent

Barcelona con niños

El Bar del Convent (situado en el Born) es todo un oasis y uno de los imprescindibles en Barcelona con niños para una merienda. Una cafetería camplia, con una insuperable zona de juego infantil y parquing para carritos. Podrás sentarte a tus anchas y degustar pastelería, quiches, empanadas argentinas o pastelería casera mientras tus niños juegan a sus anchas en la zona infantil o en el patio interior del Convent.

Els Pollos de LLull

Un espacio que muchos turistas aún no han descubierto. Els Pollos de LLum ofrece una comida sencilla para hacer felices a los niños: probablemente el mejor pollo asado (a l’ast) de Barcelona mejor con unas increibles patates al caliu o arroz. Además, tiene zona infantil.

La Semproiana

La Semproiana es un lugar acogedor en un amplio local que era una antigua editorial. Situado a dos pasos del Hospital Clínic de Barcelona, es un colorido y hermoso restaurante que reinterpreta con libertad la cocina tradicional. Tiene un rincón de juegos para niños y también organiza talleres para toda la familia.

Doble Zeroo

Barcelona con niños

El Doble Zeroo es un clásico en Barcelona con niños para amantes de la comida japonesa que tienen niños inquietos (como deber ser). Tiene una buena carta con precios ajustados y una ludoteca con monitores. También se encuentra en la plaza Allada Vermell, en el Born. Muy recomendado para familias pero no para quienes buscan una comida tranquila y apacible.

La ruta más dulce

Otro de los megaclásicos de Barcelona con niños son sus granjas en las que tomar un chocolate con churros. A destacar La Pallaresa en la Calle Pedritxol así como también el chocolate negro de La Granja 1872. Una tentación tan céntrica como exquisita con dos locales donde tomar algo es la célebre Pastisseria Escribà. En el Raval imprescincible una de las mejores cocas de forner de Barcelona se saborean en el Forn Mistral. Un templo del chocolate en el Eixample con bar degustación es Cacao Sampaka y por supuesto la cafetería del Museu de la Xocolata.

Entre las dos mejores y más familiares horchaterías de Barcelona tienes en el barrio de Sant Antoni la Sirvent y en La Rambla de Poblenou 44, el Tio Che.

Y además…

También las tienes en nuestro mapa. Otros lugares recomendados donde comer o tomar algo en Barcelona con niños son: (1) el Woki Orgànic Market, combinando supermercado eco, cafetería, restaurante con sección wok y comida para llevar en Rda. Universitat, (2) Amaloca, comida fusión para toda la familia en el barrio de Gràcia y (3) L’Atelier, increíbles dulces artesanales en el Poblenou con espacio de juegos para los niños.

 

15. No perderse los festivales y eventos más familiares…

Barcelona es un imán para grandes festivales culturales y, por fortuna, en muchos de ellos tienen lugar nuestros niños. La variedad, como verás, es mucha: música, teatro, literatura, ecología y más.

FLIC7 (Febrero)

Se trata del Festival de Literatura y Artes infantil y Juvenil, y se celebra en Barcelona a comienzos del mes de febrero. Entre otras cosas, nos permite sumergirnos en el mundo de la literatura y las artes en familia. Incluye proyecciones de cine para la familia, un espacio sensorial para bebés, cuentacuentos, talleres, gincanas, una buena biblioteca y más.

Fira del Dia de la Terra (Abril)

Se celebra en el Parque de la Ciutadella y el Paseo Lluís Companys durante el mes de abril, con motivo del Día de la Tierra, desde hace 22 años y alberga un enorme muestrario de entidades, artesanos, empresas sostenibles y empresas. Una ocasión para hacerte una idea de lo que se mueve en el mundo ecofriendly y, también, para disfrutar de espectáculos y actividades gratuitas para niños y adultos en el parque más emblemático de Barcelona.

Món Llibre (Abril)

Es una oportunidad única para disfrutar en clave literaria y en familia. La propuesta cada año cambia en temática (un estilo, un autor, o algún lugar del mundo) pero siempre con la idea de que, desde lo más pequeños puedan disfrutar del acto de leer. También organizan conciertos, actuaciones de títeres o performances donde el público pasa a ser el protagonista. Celebrado en el CCCB

Fiestas de Gràcia (Agosto)

Las fiestas del barrio más molón de la ciudad. Son una visita obligada si estás en Barcelona a partir del 15 de agosto con los niños, porque la decoración de las calles en la que los vecinos exprimen toda su imaginación es un verdadero espectáculo. Conciertos, degustaciones y pasacalles. Una buena recomendación es visitar el barrio a primera hora de la mañana cuando la afluencia de público es menor y es más agradable pasear con los niños.

La Mercè (Septiembre)

La Fiesta mayor de Barcelona. Con actividades repartidas por toda la ciudad desde el mar hasta la montaña, que resultan imposibles de abarcar en su totalidad: Circo, danza, intervención callejera, conciertos de nivel, competiciones deportivas etc.. Además, una oportunidad única de disfrutar de las distintas expresiones culturales catalanas más conocidas como el Correfoc (existe una versión ejecutada por agrupaciones infantiles), Castellers, paseadas de Gigantes (Xambanga nocturna) o el tan famoso Piromusical. Tiene lugar durante las seguna y tercera semanas de septiembre. ¡Y es gratis!

Petit Ficma (Noviembre)

El Ficma, el Festival de Cine de Medioambiente de Barcelona y el más antiguo del mundo en su género, también tiene una sección especial para los niños. Se celebra durante la primera semana del mes de noviembre y también incluye, además de largometrajes y cortometrajes, actividades familiares de educación ambiental.

El Meu Primer Festival (Noviembre)

Un festival de cine, centrado en películas para niños a partir de dos año y jóvenes. Se celebra durante las segunda y tercera semanas del mes de noviembre en varias salas de la ciudad y, además de las proyecciones, se propinen talleres y actividades destinados a acercarnos en familia al mundo del cine desde otras perspectivas.

Fira de Santa Llúcia (Navidades)

Megaclásico y una de las ferias más antiguas en Cataluña. Su ubicación es más que conveniente para los que visitan la ciudad: está justo en la placa de la Catedral desde finales de noviembre y hasta el 23 de diciembre. Además de la actividad comercial encontraremos repartidos durante todos los días de la feria algunas actuaciones populares y el Tió de Nadal gigante (actividad para niños menores de 12 años) durante todas las tardes.

La Ciutat dels Somnis (Navidades)

El festival de la infancia barcelonés. La Ciutat dels Somnis ofrece un montón de actividades lúdicas o deportivas que los ponen a prueba: creatividad, destreza, dotes de artista y sensibilidad. Del 27 de dicembre hasta el 5 de enero en víspera del día de Reyes en la Fira de Montjuïc, a menos de 100 metros de la estación del metro de Plaza España. Consulta los precios de los abonos combinados.

Cómo llegar y moverse en Barcelona con niños

El Aeropuerto de Barcelona El Prat concentra una enorme cantidad de rutas aéreas entre ellas multitud de compañías low cost. Consulta aquí los mejores vuelos a Barcelona.

La manera más directa y económica de llegar desde el aeropuerto al centro es el Aerobus si bien lo más cómodo es un servicio de taxi privado que os llevará directos a vuestro alojamiento.

Vistas de Barcelona desde el park Güell

Teniendo en cuenta que Barcelona una gran capital podemos decir que el centro urbano donde se localizan la gran mayoría de puntos de interés (Ciutat Vella y el Eixample) ofrece una extensión bastante abarcable. Su clima acompaña prácticamente en todos los momentos del año y es posible unir en cortos desplazamientos a pie, en bicicleta o transporte público los principales atractivos.

Todas con todas las estaciones de metro de Barcelona están dotadas de ascensores, el trazado urbano es plano en casi toda su extensión y las aceras anchas o con zonas peatonales en la ciudad vieja por lo que es muy adecuado recorrer Barcelona con niños tanto en cochecito-carrito como con mochila portabebés.

La red de transporte público (metro y autobús) gestionada por la TMB es muy completa y asequible. Los billetes multiviajes de transporte las y tarjetas de ahorro que incluyen las entradas y que merece la pena conocer son:

La T-Casual es una opción popular entre los locales válida para toda la red de metro y autobuses. Lo malo es que no es multipersonal así que no puedes compartirla con toda la familia.

Con la T-Familar se pueden hacer ocho viajes durante treinta días siendo multipersonal para unidades familiares de hasta cuatro miembros. Tiene un coste de 10 euros en el caso de una zona

La Hola Barcelona Travel Card es la que ofrece más ventajas para el turismo. Es una tarjeta personal pensada para un uso más intensivo, con viajes ilimitados de 2, 3, 4 o 5 días. Las dos ventajas principales de esta tarjeta es que además de que es gratis para niños menores de 4 incluye (a diferencia de la T-Familiar) tanto el uso del teleférico que conecta con el Castell de Montjuïc como el desplazamiento de ida y vuelta en metro desde el aeropuerto hasta el centro de Barcelona.

La Barcelona Card de 3, 4 o 5 días permite el uso ilimitado del transporte público y acceso gratuito y sin colas a los principales museos y lugares de interés de Barcelona (Museo Picasso, Fundació Joan Miró, Museo Nacional d’ Art de Catalunya, MACBA Museo d’Història de Barcelona) así como descuentos en atracciones turísticas, espectáculos y tiendas.

La Barcelona Pass permite el acceso gratuito a más de 20 atracciones de Barcelona, entre ellas como el Camp Nou, la Casa Batlló, La Casa Milà, el Poble Espanyol o el acuario así como el autobús turístico. Si tienes claro que visitaréis estos lugares tan emblemáticos cuya entrada es más cara entonces vale la pena.

El Bus Turístic (dos pisos con techo descapotable) es una buena opción si en una escapada corta que quieres abarcar la mayor cantidad de interés dentro de Barcelona. Se pueden enlazar varias posibilidades de rutas (Azul para la zona alta de la ciudad, Roja para la parte del Eixample y Ciutat Vella y Verde para zona litoral). Es bastante ser entretenido para niños, sobre todo si se combina con una parada más extensa en la Playa de Bogatell, el Parc Güell o el Camp Nou. Apto para personas con movilidad reducida.

Barcelona con niños en bici o en moto

Barcelona es una ciudad ideal para visitar en bicicleta con niños. Puedes hacer una visita guiada con bicicletas adaptadas a la edad de los niños así como la cada vez más popular visita guiada con bicicleta eléctrica.

Cargo Bike de alquiler para familias, de El ciclo

Otras opciones de alquiler de bicicletas con opciones para niños son El CicloPedal Bike Rental  Otra manera divertida y práctica manera de moveros por Barcelona es alquilar una scooter

Por último por un precio mucho más asequible del que puedas pensar, la manera más original e increible de conocer Barcelona es desde el aire combinando una visita en helicóptero + crucero + tour a pie.

 

 

+ info Barcelona con niños:

Excursiones y entradas en Barcelona

Guía de compras en Barcelona para familias

Barcelona Turismo

Planes en Cataluña con niños

 

MAPA BARCELONA CON NIÑOS

 

Guías Barcelona con niños

¡Exploremos Barcelona!

De Lourdes Campuzano y David Navarro, Editorial Mediterránea. Un libro para pequeños exploradores, que propone resolver toda clase de enigmas y superar misiones para conocer la cudad de una forma muy especial.

Barcelona Pop-up

También disponible en catalán. De Elisenda Roca y Jordi Vila Delclòs, Ed. Combel. Un libro pop-up, con preciosas ilustraciones, que despierta la curiosidad por recorrer las calles de Barcelona con una nueva mirada.

Barzoolona

También disponible en catalán. De Jordi Duro Trouillet y Laia Falcón Jambrina, Editorial La Galería. Especial para los amantes de los animales (¿y qué niño no lo es?). Para conocer Barcelona y también para redescubrirla. Un auténitico safari para recorrer Barcelona en familia y visitar 25 animales que se encuentran en distintos puntos de la ciudad, al tiempo que aprendemos un poco más sobre Barcelona.

Mi primera Lonely Planet de Barcelona

De Moira Butterfield, Lonely Planet. Para niños a partir de 8 años. Pequeña guía que reúne hermosas historias que mezclan imaginación y realidad. Invita a conocer una Barcelona llena de secretos que facinará a los viajeros más pequeños. Historia, cultura popular, arte y más, de la mano de los expertos, Lonely Planet.

Visitas guiadas y entradas en Barcelona


 

 

 

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!