Existe otra forma de hacer turismo, el llamado turismo responsable. Se trata de una forma de viajar más consciente que intenta incidir de forma positiva en la comunidad humana y el entorno natural del país que se visita. Una forma comprometida de entender la experiencia viajera que prima la experiencia del contacto humano en condiciones de igualdad e  intercambio donde las dos partes ganan.

Esa forma de viajar independiente y alternativa a lo más convencional suele asociarse con esa etapa de nuestra vida en la que todavía no teníamos hijos y donde hicimos algún que otro viaje mochilero o de cooperación. Entonces éramos capaces de dormir poco y comer mal o de viajar hacinados interminables horas en un tren o autobús en busca de aquella una aldea perdida en el altiplano.

En Familias en Ruta no damos cuenta de que han cambiado los condicionantes, los papás tendemos a seguir en buena medida la filosofía y motivaciones de nuestra forma favorita de viajar, ahora con nuestros hijos. Nuestro horizonte viajero no tiene por qué limitarse al sol y playa o el parque temático de turno. La cabra tira al monte, que le vamos a hacer y de opciones para viajar por tierra, mar y aire con nuestros peques y no tan peques hay de muchos colores y sabores. (“…y con quien vas a dejar a los crios?”: no esperéis que todo el mundo os entienda).

Que sí, que a nadie le amarga un dulce, que por supuesto que un resort todo incluido de sol y playa puede resultar balsámico, que los niños se pueden divertir un rato, que todo está pensado para nuestra comodidad, de hecho, tal y como ya nos dicen los mismos empleados, mejor ni salir del hotel. ¿para qué?.

Pero no nos engañemos, no se puede tener todo; hacerse amiguete del camarero o compartir unos chascarrillos con el taxista no equivale a concocer la realidad humana o cultural del país al que viajamos.

Por poner un sólo ejemplo y, aunque muchos turistas ni se lo plantean, la Rivera Maya, de maya tiene poco más que el nombre. Dejando al margen su enorme impacto ambiental, la construcción y explotación de este mega-complejo turísticos propiedad de grandes empresas normalmente extranjeras, contrasta fuertemente con el desplazamiento y la miseria que soportan a unos pocos kilómetros confinados en sus barrios de chabolas las  auténticas familias descendientes del pueblo maya. Pero vamos a ver, vosotros que  habéis estado allí: ¿cómo viven los mexicanos de hoy en dia en el Yucatán?. Pues ahora que lo dices…bueno, ¿y a quien le importa?. Si tú sí crees que es cosa tuya y de tus hijos entonces seguramente te interesará seguir leyendo este artículo.

PUES CLARO, CON NUESTROS HIJOS TAMBIÉN

Más allá del confort reservado al turismo estandarizado vendido por  catálogo, para conocer de verdad como es de rico y contradictorio el mundo real no hay mejor escuela y oportunidad de madurar tanto para para nuestros hijos que vivir, tocar, respirar y saborear un viaje a otras tierras, conociendo de cerca a las personas que viven allí, enriqueciéndonos con nuestras diferencias y compartiendo con ellos, desde una actitud de acercamiento respetuoso, lo mucho que tenemos en común como condición para acabar también respetando lo que nos diferencia.

Una forma de  viajar fuera de los circuitos turistas con una actitud abierta y dispuestos  a abandonar por unos días nuestras rutinas y certidumbres. Pocas recetas mejores para que nosotros y nuestros hijos valoremos lo que tenemos en nuestra vida diaria, para comprender como viven y sienten los demás, para ir más allá de la imagen simplificadora del mundo que dibujan los medios de comunicación, para darnos cuenta y que se den cuenta nuestros hijos de que existen otras maneras de entender la vida que no son las nuestras y no por ello tienen menos valor o son menos verdaderas.

PROPUESTAS PARA UN TURISMO RESPONSABLE CON NIÑOS

Hemos reunido aquí  algunas propuestas con cara y ojos a las podemos acudir a la hora de buscar información para planterarnos un viaje de turismo responsable o incluso un voluntariado con nuestros hijos.  Si concocéis otras opciones o recursos o queréis compartir alguna experiencia por favor sentiros libres de hacedlo via comentarios.

En definitiva, si bien está claro que nuestras prioridades y condicionantes a la hora de viajar han cambiado con nosotros ahora que somos papis, no faltan, como veremos, alicientes y alternativas solventes para viajar con nuestros hijos.

Llegados a este punto una advertencia previa parece oportuna. Entre las expectativas para estos estos viajes la búsqueda de comodidades deberán pasar a segundo plano, (es la aventura!), la compensación esperable será de otra clase.

EHTNIC

Desde Ehtnic, una asociación orientada a los viajes solidarios y responsables que tiene en cuenta a las familias con niños, Jesús Martín nos expresa su empeño en “hacer accessibles nuestras propuestas de ruta a todos los públicos, ya que el turismo ha de ser accesible para todos. Creemos en el potencial del turismo como herramienta de conocimiento y como experiencia vital en la que tanto los visitantes como los locales participan en este intercambio”.

Turismo responsable familias

Así pues el proyecto de Ethnic nace de una vocación viajera del equipo mismo que la compone y de la motivación de hacer del turismo una herramienta para el desarrollo social de las comunidades receptoras como un medio perfecto de crear conciencia y vinculación personal en el turista. Según nos comenta  “desde los inicios de nuestra actividad turística hemos organizado viajes en familia y para familias y, de hecho, nuestros primeros usuarios fueron nuestras mismas familias”.

En Ehtnic las familias buscan descubrir un país sin renunciar a vivirlo todos juntos. Los viajeros disfrutan de la ruta y comparten con toda la familia las diferentes viviencias. “Organizamos actividades con diferentes entidades y asociaciones del país de acogida donde participa toda la familia a partir de talleres con gente local donde se aprenden y se disfruta de diferentes conocimientos como por ejemplo aprender de la mano de las familias locales la forma tradicional de elaborar henna o pan en horno de leña en casas rurales del Riff, unas experiencias que dejan huella.

Su propuesta destacada recomendada para familias a la que hemos tenido el placer de asistir es su viaje a Marruecos Ruta Solidaria Norte.

Preguntado sobre las edades recomendadas Jesús reponde que “las edades de los niños que se recomiendan para hacer este tipo de viaje van desde unos pocos meses años aunque tenemos casos de niños más jóvenes”. La preparación del viaje incluye además del asesoramiento una reunión  previa de todo el grupo viajero. Ehnic también ofrece viajes de este perfil más a la carta en destinos como Gambia y Turquía con fechas abiertas entre una gama a escoger de diferentes actividades posibles.

 

TARANNA

Taranna es una agencia de viajes barcelonesa que ofrece una amplia y consolidada oferta de rutas solidarias  agrupadas en Taranna Solidarios

Desde esta agencia su responsable Mónica Alemany nos comenta que empezaron a incorporar a familias con niños en algunas de estas rutas hace un par de años aconsejando a viajeros a ciertos viajes donde sí era factible ir con niños y desde entonces han sido muchas las que han participado con éxito.

Los destinos más frecuentes para este tipo de experiencias son Marruecos y Senegal, sobre todo por su relativa proximidad. La valoraciones de las familias según nos comenta Mónica son muy positivas: “es todo un aprendizaje para los niños. Las edades más indicadas y que le sacan más partido son entre los 10 y 15 años. Son viajes en que se combinan las visitas más convencionales o culturales con talleres, caminatas o convivencia con familias locales de manera que a los niños no se les hace pesado porque tienen un contacto directo con otros niños una vez se llega al sitio para jugar con ellos, montar un partido de fútbol, cantar, bailar, actividades que ponen en en contacto a los niños de aquí con la realidad de los paises que visitan que en definitiva es la finalidad global del viaje”

Estos viajes de Taranna no son exclusivos para familias (su oferta más específicamente familiar está agrupada en Taranna Familias) pero sí viajes donde las familias pueden integrarse perfectamente. Las rutas suelen incluir la visita a asociaciones locales comprometidas con el desarrollo y la mejora de algún aspecto de la economía del país y donde se desarrollan talleres de cocina, cerámica tradicional o se visita una escuela, siempre todo procurando que exista una interelación entre las personas venidas de fuera y las que viven en elpaís.

FOCUS ON WOMEN

Focus on women es una agencia de viajes radicada en Madrid que se define como la única orientada especialmente a diseñar y poner en marcha viajes para mujeres. Para este año ofrecen un viaje dirigido a familias monoparentales de mujeres con con niños al Atlas marroquí acercándose a la vida cotidiana de aquel país y entrando también en contacto con diferentes proyectos sociales de la zona.  Tenéis más información es este enlace.

Copyright@Focus on Women, S.L. Fotografía finalista del Primer Concurso de Fotografía Mujeres con Focus

VOLUNTARIADO EN GRANJAS WWOOF

World Wide Opportunities on Organic Farms (WWOOF). Es una red internacional de voluntariado en granjas orgánicas (ecológicas). Cada país tiene su propia red y sus condicionaes particulares de acceso, el único gasto esperable es el que comporta obtener el listado concreto de las granjas disponibles con el que tendréis también un número de voluntario y un seguro. Muchas granjas WWOOF admiten explicitamente a familias con niños.

En cada caso y según el interés es mutuo y el tipo de trabajo y horas de dedicación ofreecida podréis llegar directamente a un acuerdo particular con la granja que ofrece a cambio manuntención y un alojamiento que normalmente es rústico. Tenéis más información en este enlace y una experiencia de voluntariado woofer de una familia real por diferentes granjas de (Rumanía, Hungría y Alemania) en este otro.

HELPX

Helpx. En parecida linea que WWOOF pero que incluye también podibilidades de alojamiento sin un voluntariado de por medio. Tiene una web dinámica que puede ser la puerta de entrada a vuestra inolvidable experiencia viajera.

VACACIONES EN PAZ

Vacaciones en Paz. En todos los casos comentados el presupuesto básico era que nosotros nos movemos a otro país, esta es la excepción; digamos que en este caso la montaña viene a Mahoma. Por su afinidad e interés también nos parece más que oportuno incluir en este listado la posibilidad de una acogida de un niños saharahui durante elperiodo vacacional dentro del programa Vacaciones por la paz.  Se trata de un programa de cooperación y solidaridad con el Pueblo Saharahui cuyo país se encuentra ocupado por Marruecos. Es un programa que lleva años realizándose con éxio contando con miles de casos de experiencias por todo el Estado Español y que consiste en acoger en nuestra casa durante el periodo estival a a un niño o niña saharaui.

En cada comunidad autónoma Vacaciones en paz lo organiza una asociación  territorial diferente. El programa para el 2012 está a punto de salir. El video que colgamos se refiere a la experiencia de estos niños en Almeria perfectamente trasladable al tipo de experiencia general de tantos lugares del Estado Español. En este enlace encontraréis la comunidad facebook de Vacaciones en Paz de intercambio de experiencias donde os podrán orientar .