Siempre he sentido la necesidad de vincularme con la naturaleza. Y cuando tuve hijos la llamada de la tierra se hizo aún más fuerte. He podido observar y acompañar a muchos niños y niñas en los últimos 15 años y puedo afirmar que cuanto más “salvaje” es su infancia más sanos, creativos, motivados, felices, responsables y seguros de sí mismos/as crecen.

1.- ¿Por qué es importante?

Nos hemos ido alejando progresivamente de la naturaleza. Los niños y niñas de hoy tienen infancias muy distintas a las nuestras: pasan mucho tiempo en lugares cerrados y esa falta de contacto con el mundo natural puede ser la causa de muchos trastornos que les aquejan.

2.- ¿Qué se aprende en contacto con la naturaleza?

Básicamente, se aprende a ser una misma: a sentirte libre, segura, a confiar, a emocionarte, asumir riesgos, colaborar con los demás, ser creativa…El organismo infantil en crecimiento se desarrolla mejor a todos los niveles: sensorio-motor, intelectual, social, afectivo…

3.- Naturaleza y escuela

La educación convencional es esencialmente biofóbica: está cortada de su entorno, utiliza abstracciones y falsificaciones, deja fuera la vida… Transformar las escuelas para que integren el contacto con la naturaleza en sus proyectos educativos requiere cambiar su estructura (por ejemplo convertir los patios en jardines y granjas) y su funcionamiento.

La Bruja Ramonda y su amiga Clavelina el el Bosque de Betato

4.- Pedagogía verde

Significa poner la naturaleza en el centro de la labor educativa: aprender a estar con los niños y niñas en espacios abiertos, comprender sus dinámicas de juego y aprendizaje espontáneo, acompañar sus procesos vitales como el buen jardinero cuida de sus plantas.

5.- TDAH

Hay quien afirma que es un trastorno de origen genético; otros aseguran que ha sido inventado por la industria farmacológica. En realidad se trata de un problema de madurez cerebral fruto de un entorno que no satisface las necesidades de los niños y niñas. Se cura con una dosis de vitamina “N” (de Naturaleza) cada día.

33-IMG_5046

6.- Juego espontáneo

Es el “trabajo” de los niños y niñas. Lo que les permite conectar con su naturaleza interna para desencadenar procesos de desarrollo y aprendizaje auto-dirigidos. Algunos expertos opinan que la infancia de hoy está perdiendo esta capacidad. Pero la vida siempre está al acecho, aprovecha la menor oportunidad; …y unas gotas de lluvia son suficientes…

7.- Nuevas tecnologías

Muchos niños y adolescentes de hoy (pero también adultos) tienen problemas de adicción a las pantallas. Y solemos autoengañarnos. Son formidables ventanas al mundo, pero no se aprende a comunicar, a empatizar o a cooperar interactuando con una máquina. Además, limitan nuestra sensibilidad, es decir, nuestra capacidad de sentir placer.

+ info:

El Bosque Encantado Agosto 2016

Así son las Escuelas Bosques que también nos gustaría encontrar en España