En Asturias con niños podrás disfrutar haciendo un montón de planes: descender bajo tierra para sentirte como un auténtico minero, tener frente a frente a un dinosaurio a tamaño real, ver surfear las olas y subir a las cumbres. No te olvides de tomarte una botella de sidra y de aprender a decir: “Guaje, ponme un culín” o te quedarás sin beber.

Tras más de diez años viviendo en Madrid, he vuelto a mi tierra, a mis raíces, para que mis hijas crezcan entre bosques de castaños, animales de granja y mar. Para que experimenten lo que es jugar en la playa en invierno y toquen la tierra mojada de los preciosos bosques que tenemos en Asturias.

Asturias no es muy grande, tardarás en recorrerla de punta a punta poco más de dos horas, pero para disfrutarla entera, necesitarás más de dos vidas. Cuántos secretos guardamos los asturianos!.

En Asturias llueve, a veces, muchas veces, pero eso es parte de su encanto, porque en mi tierra en un solo día puedes vivir todas las estaciones y podrás saltar en los charcos por la mañana y darte un chapuzón en el mar por la tarde.

 

Playas Asturias con niños

Cuando baja la marea las playas de Asturias se convierten en un paraíso para el juego de los niños

Los asturianos vivimos aquí desde el Neolítico, hay quien dice que somos celtas. Nuestra geografía, que nos ha tenido un poco aislados a lo largo de la Historia nos ha servido para crear nuestra propia cultura, nuestra propia lengua (el asturiano) aunque no está suficientemente reconocida. Asturias fue el primer reino cristiano de la Península Ibérica, y nuestro primer rey fue Pelayo, héroe por tradición.

Venir a Asturias es venir a probar la fabada, la sidra, los frixuelos, los bollos preñaos y por supuesto el cachopo y no te olvides del arroz con leche, el pitu caleya y el queso cabrales. Ñam!

Sobre Asturias con niños

Para mí, Asturias es de las comunidades que más atractivos tienen a la hora de viajar con niños y aunque te parezca mentira, su meteorología es una de las razones. Nunca pasarás ni demasiado calor ni demasiado frío y las distancias son cortas, así que tus peques no sufrirán interminables horas de desplazamiento. Además gozamos de mar y de montaña. Estas ya son buenas razones para venir a Asturias con niños.

Para tu comodidad al final de esta entrada encontrarás un mapa que hemos elaborado con todos los planes localizados.

Cómo llegar y moverse por Asturias con niños

El aeropuerto de Asturias se encuentra situado en el término municipal de Castrillón, a 15 kilómetros de Avilés, 40 km de Gijón y 47 kilómetros de Oviedo. Puedes consultar los mejores precios de vuelos directos a Asturias desde Madrid, Valencia, Alicante, Barcelona, Málaga, Sevilla, Palma de Mallorca, Tenerife y Lanzarote.

Desde el aeropuerto se puede utilizar el transporte público con el servicio de Alsa, taxis que tienen precios cerrados y rondan los 50 euros a Gijón y 25 euros a Avilés o puedes alquilar un vehículo (comparar precios).

Venir a Asturias con niños también es posible en tren. Además es toda una experiencia, porque atravesar los puertos de montaña que separan esta comunidad de la Meseta es un regalo para la vista. Oviedo y Gijón tienen estaciones de Renfe muy bien situadas, prácticamente en el centro de la ciudad.

Otra opción son los autobuses de la compañía asturiana ALSA, con conexiones a casi todas las ciudades españolas y a muchas de Europa.

Cuando viajar a Asturias con niños

Cualquier momento es bueno para visitar Asturias con niños. En verano podrás disfrutar de las playas y de las decenas de fiestas que se celebran a lo largo de su geografía. Pero a Asturias puedes venir en cualquier época del año porque en cada una de ellas encontrarás un aliciente.

100% Asturias. El Lago Ercina en los Picos de Europa (Lagos de Covadonga).

Los colores del otoño en nuestros bosques y parques naturales y la celebración del tradicional amagüestu para comer castañas y beber sidra dulce.

En invierno puedes disfrutar de las pistas de esquí (Valgrande-Pajares o Fuentes de Invierno) y de hacer rutas entre la nieve por lugares tan emblemáticos como Somiedo y si vienes en primavera, podrás disfrutar de nuestros prados repletos de flores y verás jugar a los pequeños terneros con sus madres.

Hoteles y casas rurales en Asturias con niños

La oferta de alojamientos en Asturias con niños es muy amplia y sin duda el mayor encanto lo podrás encontrar en el turismo rural.

Palacio Florez Estrada

Asturias con niños

El Palacio Florez Estrada es una casona asturiana con una torre del siglo XIII y cuerpo central del XV y XVIII. Un ejemplo de turismo rural sostenible comprometido con la sensibilización medioambiental en Asturias y todo un referente del agroturismo situado en Somiedo, dentro de una zona natural protegida. Un alojamiento comprometido con las familias con niños que organiza avistamientos de osos así como paseos en caballo.

El Quesar de Gamoneo

Asturias con niños

El Quesar de Gamoneo

El Quesar de Gamoneo es un alojamiento a tener en cuenta por las familias así como por los amantes del buen paladar. Este hotel rural situado en un precioso paraje de los Picos de Europa cuenta con 9 habitaciones con bañera de hidromasaje o baño turco y un restaurante en el que podrás probar los platos típicos de la gastronomía de la zona. Además, en el hotel podrás hacer tu propio queso de la misma manera que lo hacían los pastores de los Picos y cuando esté curado, te lo envían a casa.

Agroturismo Amaido

Agroturismo Amaido está situado en la comarca asturiana fronteriza con Galicia de Los Oscos-Eo, declarada Reserva de la Biosfera donde dentro de una explotación agrícola se puede elegir entre una estancia en sus cabañas de madera equipadas con cocina o bien en el camping rural. También se puede alquilar una casa rural (La Casona de Amaido) con 7 amplias habitaciones, todas con baño, una de ellas adaptada a personas con movilidad reducida. Se organizan actividades agrarias de la finca y paseos por el valle de San Tirso de Abres, por las orillas del rio Eo. Situada a 20 km de la playa de las Catedrales.

La Casona de Amandi

Asturias en familia

La Casona de Amandi es un hotel rural que parece sacado de una película de época: las habitaciones con suelo de madera y mobiliario antiguo cuentan con baño propio y si lo necesitáis os pondrán cuna. El edificio es una casona típica asturiana con su galería acristalada con vistas a un jardín francés con glicinas, tilos, tejos y hasta una secuoya. Estupendos desayunos y surtido de quesos asturianos en la cena. Ofrece sesiones de yoga y pilates.

Ecoturismo Tierra del Agua

Tierra del Agua

En el interior de Asturias, Tierra y Agua ofrece 11 apartamentos con decoración nórdica, varios de ellos para familias. En este maravilloso centro de ecoturismo podréis disfrutar de clases de yoga, SPA, masajes y hasta de un taller para elaborar sidra. Además, te ofrecen la posibilidad de dar paseos silenciosos, alquilar bicicletas de montaña, escalada, talleres gastronómicos y travesías a caballo por el Parque de Redes. No te pierdas su terraza panorámica y su picnic junto al río.

 Avilés

En Avilés tienes por ejemplo el Hotel Don Pedro ubicado en el casco viejo, el NH Collection Palacio de Avilés, un espectacular palacio del siglo XVII ubicado en la misma plaza del Ayuntamiento junto a algunos de los más singulares restaurantes de la ciudad o el Apartahotel Suite 1907 Avilés con una decoración sorprendente y con apartamentos con terraza propia que cuenta con jacuzzi. Un poco más alejado del centro de Avilés encontrarás el  URH Hotel Zen Balagares con un centro termal al que tienen acceso los niños desde los 3 años.

Oviedo

La Suite 1907 Oviedo

Oviedo con niños

Confortables y acogedores. La Suite 1907 Oviedo son lofts y apartamentos en pleno centro de Oviedo, a apenas ocinco minutos andando de la plaza de la Constitución.  Todos los alojamientos ofrecen sala de estar con sofá y cocina bien equipada. Muy recomendable para Oviedo con niños los que tienen terraza con jacuzzy o balcón. Estupendas vistas de 180 grados del centro de la ciudad de Oviedo con las montañas nevadas al fondo.

El Ibis Budget Oviedo dispone de habitaciones familiares que harán las delicias de tus hijos, pues la cama infantil está sobre la cama de matrimonio, además, las vistas a la montaña son espectaculares.

Si prefieres un hotel con Historia, no puedes dejar de alojarte en el Eurostars Hotel de la Reconquista en la calle Gil de Jaz en pleno centro de la ciudad. Es un símbolo de Asturias declarado Monumento Nacional. Te alojes o no en este hotel, déjate caer por su salón para tomarte un café en uno de sus sillones y deja que tus hijos exploren sus pasillo, su patio interior y sus escaleras. Te lo agradecerán.

Gijón

En esta ciudad encontrarás multitud de opciones para alojarte con tu familia. En el Abba Playa Gijón podrás disfrutar de estar junto la emblemática Playa de San Lorenzo y el Parque de Isabel La Católica.

En el Apartamento Cimadevilla situado en el antiguo barrio de pescadores te sentirás como en tu casa y podrás disfrutar de estar cerca de las dos playas más importantes de la ciudad y del espectacular Cerro de Santa Catalina.

Albergues familiares

Asturias con niños

Albergue les Xendes

Dos opciones económicas y prácticas para alojarte son los albergues juveniles que no te defraudarán como el Albergue La Posada, cerca de Cangas de Onís, ubicado en un antiguo monasterio del siglo XVIII que tiene habitaciones para 2 y 4 personas con baño privado y el Albergue Les Xendes en el Parque de Redes, coqueto y muy rural, con unas vistas que te dejarán atónito.

Qué ver y hacer en Asturias con niños

1. Recorrer Gijón en bicicleta

Gijón, la ciudad más poblada de Asturias, tiene un carril bici que la recorre casi entera. Esto te va a permitir acercarte a los lugares más emblemáticos de Gijón. Dar un paseo por todo el frente marítimo de Gijón llegando al alto del Cerro de Santa Catalina te va a regalar unas vistas inolvidables. Pasea por las calles de Cimadevilla y párate en la Plaza Mayor a tomarte algo.

Asturias con niños

No olvides hacerte una foto en las famosas “letronas” de Gijón

No dejes de jugar en los parques de Gijón porque te van a sorprender. Algunos tienen un barco pirata, otros canales de agua, cuerdas, tirolinas. En Gijón los parques son algo más que un tobogán.

Si eres de playa, estás de suerte, porque en Gijón tenemos 3 playas en las que podrás hacer paddle surf, darte un paseo con una moto de agua o aprender a surfear las olas.

Y además tenemos un montón de museos para que puedas visitar con los peques, además del Jardín Botánico, el Acuario y en Talasoponiente podrás disfrutar de piscinas calientes, baños turcos, saunas y una piscina salada caliente desde la que ver la playa. Todo un lujo. No te pierdas nuestra entrada con 15 planes en Gijón con niños.

2. Hacer la ruta de las estatuas de Oviedo

Catedral Oviedo y estatua de la Regenta.

Oviedo es la capital del Principado, sede de la Universidad, y un casco histórico medieval. Una buena manera de descubrir Oviedo con niños es hacerte tu propio tour de las 32 estatuas con las que cuenta. Cada una de ellas te llevará de la mano a conocer un rinconcito; desde las estatuas del Parque Campo San Francisco, una zona verde en pleno centro con árboles centenarios, en donde te encontrarás con la mismísima Mafalda, hasta Woody Allen o La Regenta.

Asturias con niños

La estatua de Mafalda en el Campo San Francisco de Oviedo

Recorrer el centro de Oviedo te llevará a descubrir sus calles medievales, su hermosa Catedral de San Salvador así como las calles peatonales que la rodean y por supuesto, no te olvides sagrificarte por tus hijos pasándote por alguna de las famosas pastelerías de la ciudad como la Confitería Peñalba que lleva abierta nada menos que desde 1930. Descubre estos y muchos otros planes en nuestra entrada sobre Ovideo con niños.

3. Descubrir Avilés

Avilés es una preciosa ciudad asturiana que muchas veces pasa injustamente desapercibida. Te encantará pasear por sus calles empedradas entre sus edificios marineros con soportales. No dejes de acercarte a la playa de San Juan y contemplar las Dunas del Espartal, las más extensas de Asturias. Podrás pasear entre ellas por las pasarelas de madera que se instalaron hace unos años; además tiene una pista cicloturista por la que podrás llegar al pueblo de Salinas. Y si te gustan los puertos, acércate a la bocana del Puerto de Avilés.

Asturias con niños

El centro de Avilés os regalará agradables paseos

Si quieres probar la gastronomía asturiana en todo su esplendor pásate por Tierra Astur junto a la plaza del Ayuntamiento.  Pídete la tabla de tortos, la sartén de setas asturianas y langostinos y alguno de sus postres caseros. Tus hijos alucinarán, porque podréis comer dentro de un barril. Además, tienen menú infantil.

Asturias con niños

Toneles con mesas para comer en el restaurante Tierra Astur

Además, no dejes de pasarte por Trastadas y Más una tienda de cosas bonitas de la que seguro que te vas a llevar algo o por Malosa Lula en donde encontrarás todo aquello que es tendencia.

4. Avanzarse al futuro en el Centro Niemeyer

Solo por contemplar uno de los edificios más futuristas de España ya vale la pena que te acerques a Avilés. No te olvides de visitar el Centro Niemeyer y participar en alguno de sus talleres infantiles, la Rula de Avilés y el Museo de las Anclas de Salinas, un museo al aire libre que lleva el nombre del conocidísimo Philippe Cousteau.

Si vienes en los carnavales, prepárate para mojarte en el Descenso de Galiana, la fiesta por excelencia de la ciudad. El 23 de junio, en el Pantano de Trasona se celebra una hoguera infantil en la tarde-noche, para celebrar la noche de San Juan.

Más en Avilés. Cada segunda quincena de Julio se celebra el Celsius 232 uno de esos Festivales que son capaces de tomar una ciudad por completo y convertirla en un reino de la fantasía. Una oportunidad de encontrarte  con los autores y creadores más destacados de la narrativa de género de la fantasía, la ciencia ficción y el terror, pero también con un buen puñado de actividades para los más pequeños. El acceso a todas ellas suele ser libre y gratuito.

5. Darte un baño de Cantábrico

Asturias con niños

Un baño en la Playa de San Lorenzo de Gijón

Asturias tiene unas playas increibles. Especialmente si sueles veranear en el Mediterráneo te quedarás prendado por el contraste y esas intensas mareas atlánticas que consiguen que la misma playa parezcan dos diferentes según la mires por la mañana o por la tarde.

En verano o en invierno en las playas asturianas siempre vas a encontrar a alguien dándose un chapuzón. Así somos los del norte. Lo cierto es que no diferenciamos entre una estación y otra y la playa es para los asturianos un lugar más, para pasear o para jugar sin distinción de estación.

Nosotros, por ejemplo, siempre llevamos juegos de arena en la furgo, nunca sabes cuándo te va a apetecer construir un castillo de arena. Si quieres disfrutar de Asturias con niños, sin duda, recorrer sus playas es un plan indispensable.

Asturias con niños

Las playas de Asturias también se pueden disfrutar en invierno

Pero ojo porque el Cantábrico es un mar bravo y siempre es mejor tomarle la medida. Si necesitas información sobre el estado de las mareas o una playa en concreto, pásate por 112asturias.es

Basada en nuestra propia experiencia a continuación encontrarás una amplia y variada selección de las mejores playas para disfrutar de Asturias con niños:

Playa de San Lorenzo en Gijón

Quizá la playa urbana más conocida de Asturias, con más de kilómetro y medio de longitud cuenta con todos los servicios: aparcamientos, duchas, servicio de salvamento y aseos. Si vas con peques, te recomiendo que con marea baja te pongas en la zona de las escaleras 3 y 4, pues hay muchísima arena para jugar y pequeñas piscinas naturales.

Eso sí, la arena está muy húmeda así que te recomiendo que te lleves una esterillas para proteger la toalla. Si te animas, podrás practicar paddle surf o dar un paseo en moto de agua y practicar surf.

Playa de Rodiles

Está Villaviciosa en un entorno envidiable, pues antes de llegar a la arena tendrás que atravesar un enorme pinar en el que podrás prepararte un pic-nic porque cuenta con mesas y bancos. Además, podrás disfrutar de un paseo por la Reserva Natural de la Ría de Villaviciosa con un alto valor ecológico. Si te gusta el avistamiento de aves, ésta es tu playa.

Playa de Luanco

Villa turística por excelencia. Esta playa urbana se llena de veraneantes los meses de julio y agosto. La marea casi no sube así que dispondrás de arena seca durante todo el día. Cuando des por concluido el día de playa tienes que tomarte un helado de Hermanos Helio, en la calle Ramón Pérez de Ayala. Encontrarás cola, pero la espera merece la pena. Mi recomendación: el helado de crema catalana y el de marañuela (dulce típico de la zona). Y si estás en el pueblo durante el fin de semana, podrás disfrutar del famoso brunch del Restaurante La Playa.

Playa del Aguilar

En Muros del Nalón. Con enormes rocas en el arenal que le dan un aspecto lunar. Desde esta playa puedes hacer la Senda Costera de los Miradores, una ruta bien señalizada de unos 4,5 km  que transcurre entre árboles y recorre toda la costa de Muros del Nalón. No te recomiendo el uso de sillita, así que prepárate un portabebé.

Playa de Verdicio

Asturias con niños

Playa de Verdicio

En un entorno privilegiado en el Paisaje Protegido del Cabo de Peñas, esta playa se merece una visita en cualquier momento del año. Lo cierto es que tiene un oleaje fuerte, pero con la bajada de la marea quedan al descubierto unas pozas que harán las delicias de mayores y pequeños. Al atardecer, tómate algo en el chiringuito Las Dunas, a partir de las 20.00 horas en los meses de verano suele haber música en directo y los fines de semana, talleres como construcción de cometas o astronomía. Sin duda, una de las mejores puestas de sol de Asturias, podrás disfrutarla en esta playa.

Playa de la Griega

Lo más característico de esta playa son sus huellas de dinosaurio. En su zona este hay una pequeña senda que te llevará hasta las huellas de dinosaurio de mayor tamaño descubiertas en el mundo. Además, si esperas a que baje la marea, los niños podrán bañarse en unas piscinitas que se forman en la arena.

Playa de la Palombina

Con un arenal de tamaño considerable lo más llamativo son las enormes rocas y cuevas que llegan hasta el mar. En marea baja se comunica con las playas de Las Cámaras y de Los Frailes, ésta última muy pequeñita y bastante más tranquila. Deja que tus hijos investiguen en la zona de los manantiales y los gorgoritos, unas pequeñas arenas movedizas. Yo de niña me pasaba horas jugando y ahora, lo hacen mis hijas.

Asturias con niños

Hacer castillo de arena es un plan perfecto en verano y en invierno

Playa de Guadamía

Esta playa excavada en la roca se encuentra entre LLanes y Ribadesella. Cuando la marea está alta, casi no te da la sensación de que exista una playa, pero cuando la marea baja, te encuentras una enorme lengua de arena y para poder bañarte tendrás que llegar hasta los límites del acantilado.

Asturias con niños

Lengua de arena de la playa de Guadamía

Una de las curiosidades de esta playa es que se encuentra en el entorno de los llamados Bufones de Pría. Cuando la marea está alta y el mar está bravo, el agua entra en la roca caliza y sale a la superficie con gran fuerza, altura y ruido por las galerías de los acantilados. Este no es el único lugar de la costa asturiana en el que sucede este fenómeno (cerca de la playa de Toró en LLanes, también podrás verlo), pero puede que sea el lugar en el que más cerca puedes estar y más cantidad hay.

La Playa de Cobijeru

No es de fácil acceso, pero su belleza vale la pena el paseo. Se trata de una playa de interior, es decir, no hay salida directa al mar, sino que el agua se cuela entre las rocas. Tiene apenas 30 metros y una profundidad de aproximadamente un metro.

Playa de Cambaredo

Solo 130 peldaños te separan de este paraíso en forma de concha y rodeada de altísimos acantilados. No suele tener grandes oleajes y además se puede acceder con mascotas. No suele tener mucha afluencia de gente y está protegida con unos altísimos acantilados cubiertos de pinos.

Playa de Torimbia

Playa de Torimbia

Quizá una de las más espectaculares de Asturias y un referente del nudismo. El acceso se hace a pie por una pista asfaltada y cuenta con servicios de parking, duchas, socorristas y hasta chiringuito. Esta playa se encuentra dentro del Paisaje Protegido de la Costa Oriental. El agua suele estar muy limpia y el acceso a pie es sencillo.

6. Descubrir el sabor de sus pueblos marineros

Hay tantos pueblos marineros en Asturias que es difícil hacer una selección. Pero te voy a hablar de mis preferidos.

Asturias con niños

En Asturias no te olvides asomarte al Mar Cantábrico desde puertos como el de Viavélez

Viavélez te transporta a épocas pasadas. No dejes de pasear por sus callejuelas y descubrir sus casitas que bien parecen sacados de un libro de Harry Potter. Date un paseo hasta el Mirador de la Atalaya desde donde los marineros buscaban a las ballenas en el horizonte.

Puerto de Vega Si paseas por sus calles y alrededores descubrirás las espectaculares casas de indianos y los palacios. Pero a tus hijos lo que más les va a gustar es el parque de Benigno Blanco, con vistas al mar y con columpios muy llamativos, que incluyen un pequeño hórreo.

Asturias con niños

En Asturias no puede faltar una visita a Cudillero y su puerto

Cudillero Imprescindible. Es uno de los pueblos marineros más turísticos y bellos de la costa asturiana. Sus casitas de mil colores  parece que cuelguen de la montaña frente al mar. En los meses de julio y agosto podrás disfrutar de visitas guiadas.

Tazones es famoso por ser el puerto en el que desembarcó Carlos V en su primer viaje a España. De hecho, cada año se rememora este acontecimiento, convertido en Fiesta de interés turístico. Mi recomendación personal es que te sientes en la terraza del restaurante Rompeolas y te pidas unos langostinos a la plancha. Me lo agradecerás…y te lo agradecerás.

Luanco está muy cerca del Cabo de Peñas, el punto más septentrional de Asturias. Luanco en verano es una villa llena de turistas que no se pueden resistir a los conciertos, los eventos deportivos y las fiestas, incluyendo un famoso carnaval en el mes de agosto. En invierno vuelve la calma, pero  gana en romanticismo. No podrás resistirte a sus atardeceres y su tranquilidad.

Asturias con niños

Luanco es un típico pueblo marinero asturiano

Asturias con niños

LLegada de los barcos al puerto de Ribadesella

Ribadesella es otro de esos pueblos que no te puedes perder en Asturias con niños. Famosa por varias razones quizá la más destacada es la de ser junto con Arriondas el pueblo en el que se celebra el Descenso del Sella por todo lo alto. Tu visita a Asturias con niños tendrá la guinda con un paseo por el puerto para ver la llegada de los barcos pesqueros y cómo descargan la mercancía.

7. Sentirse un piloto de fórmula 1

Si hay un deportista de talla internacional que ha hecho de Asturias su bandera ese es Fernando Alonso. Todos los grandes y pequeños aficionados al rugido de los motores y las carreras de coches tienen en el Museo y Circuito de Carreras Fernando Alonso de Llanera una parada casi obligada.

En este templo de la fórmula 1 por una parte podremos visitar la exposición de de cascos, monos así como la espectacular muestra de trofeos del museo donde destacan los monoplazas con los que Fernando Alonso ha competido desde los 4 años de edad cuando se inició en el mundo del karting.

Museo y circuito Fernando Alonso

El segundo punto de interés es la escuela y circuito de karting que se diseñó y construyó homologado para albergar las competiciones internacionales del mayor nivel según normas CIK-FIA.

Además de los cursos y day camps organizados el circuito pueden disfrutarlo tanto socios como aquellos que vengan a disfrutarlo con su propio kart en días sueltos. Opción de realizar actividades para grupos con reserva previa.

8. Conocer Asturias a través de sus faros

Asturias cuenta con 15 faros y desde su privilegiada ubicación podrás disfrutar del mar Cantábrico en todo su esplendor y bravura pues son atalayas que gozan de unas vistas privilegiadas

En el Faro de Peñas podrás disfrutar de un centro de interpretación de la flora y la fauna asturianas. Los destellos del Faro de Cabo Busto son visibles a 21 millas de distancia; el de Avilés se puede alquilar para eventos y el Faro Tapia de Casariego está construido sobre una isla.

La Isla Pancha presidida por el Faro de Ribadeo.

Muy cerquita de Asturias, en la orilla gallega de la desenbocadura del Río Eo se encuentra el Faro de Ribadeo en la Isla Pancha, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco. El faro domina un paraje de gran belleza y cuenta con un hotel-faro en que os podéis alojar.

Hacer en coche la ruta de los faros asturianos te permitirá además visitar unos pueblecitos centenarios pero que siguen llenos de vida. Podrás contemplar cómo los marineros reparan las redes de pesca mientras hablan de sus cosas o mientras cantan a orillas del mar. San Esteban de Pravia o Luarca se merecen una visita. Nuestra costa no es muy recortada así que en días despejados podrás ver varios faros al mismo tiempo desde un mismo punto.

9. Convertirte en granjero por un día

Y nada mejor para conseguirlo que acercarte a El Trasgu la Fronda (agroturismo). Aquí les podrás dar de comer a los animales y trabajarás en la huerta aprendiendo las labores propias de cada estación.

Trasgu Fonda Asturias familia

El Trasgu la Fronda, una auténtica opción de agruturismo en Asturias

Además, en El Trasgu la Fronda podrás tomarte algo en su merendero mientras contemplas las espectaculares vistas del Parque de Redes y podrás quedarte a dormir. A lo largo del año organizan campamentos familiares, retiros de yoga en familia, senderismo y muchas actividades para disfrutar de Asturias con niños de una manera tan auténtica como especial.

10. Explorar cascadas escondidas

En Asturias tenemos espectaculares cascadas, aquí te vamos a descubrir algunas de las más interesantes para las familias más excursionistas. Un buen comienzo es hacer la ruta a las Cascadas de Oneta, una ruta cortita de poco más de kilómetro y medio.

Asturias con niños

Cascada de la Seimeira

También una ruta sencilla es la que te lleva a la Cascada de Xurbeo, a un kilómetro del pueblo de Murias en el concejo de Aller. La Cascada de la Seimeira en la comarca de Los Oscos es un pelín más larga pero el paseo a lo largo del frondoso bosque merece la pena.

11. Adentrarte en las entrañas de la tierra

La minería marcó absolutamente la historia de Asturias, su economía y sociedad durante los siglos XIX y XX. Esta tierra cuenta hoy como atractivo para el visitante con un rico patrimonio industrial donde poder descubrir cómo funcionan las minas de carbón, algo que seguro despertará la curiosidad de toda la familia.

Algunas minas como el Pozo Pisón hacen visitas guiadas bajo reserva. Si quieres tener una visión más general puedes visitar el Museo de la Minería y de la Industria de Asturias (MUMI) en el Entrego para descubrir la tecnología minera, cuáles eran las condiciones de trabajo de los mineros o cómo se organizaban las minas.

12. Descubrir la vida secreta de los lobos

La Casa del Lobo en Belmonte de Miranda (Somiedo) es un centro de interpretación en el que tú y tus hijos descubriréis multitud de curiosidades sobre el lobo ibérico: cómo es, dónde vive, cómo vive, cómo es su convivencia con el hombre y las múltiples leyendas que se han creado alrededor de este bello animal. Además, el centro cuenta con un homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente.

Podréis participar en interesantes talleres de reciclaje, naturaleza , anatomía del lobo o cursos de rastreo. Además, en el centro hay tres ejemplares de lobo ibérico que podréis contemplar en su cercado.

13. Hacer una ruta a pie por la Naturaleza asturiana

La Ruta del Alba: una de las más famosas en Asturias si de caminar con los peques se trata. La ruta sale desde Soto de Agues un pueblecito precioso lleno de casas tradicionales. Todo el recorrido está hormigonado, salmo el último tramo (pero es sencillo) por eso es una ruta muy familiar.

El paseo tiene algo más de 6 km a lo largo de los cuales te encontrarás con casitas de cuento, torres abandonadas,cascadas de hasta de 10 metros y si tienes suerte, podrás ver ciervos bebiendo en el río, así que no te olvides los prismáticos. Al final del recorrido, antes de empezar la ruta hay un área recreativa, así que llévate unos bocatas para reponer fuerzas.

Asturias con niños

El Camin Encatau. Foto: Turismo Asturias

El Camín Encantáu: en la zona de Llanes y escondida entre grandes árboles te encontrarás esta ruta muy fácil para los niños en la que según vayáis avanzando os encontraréis con seres mitológicos tallados en madera y cada uno de ellos con su nombre y descripción. Acércate a descubrir en esta ruta de unos 10 km al Cuuélebre, los trasgos, el sumiciu y otros personajes que te sorprenderán.

Ruta circular por los Lagos de Covadonga: son muchas las rutas senderistas que hay por los Picos de Europa. Pero una buena manera de acercarse a esta zona de Asturias es hacer esta pequeña ruta circular muy facilita de solamente 5km y que es la más famosa de esta zona. El itinerario empieza en el aparcamiento de Buferrera junto al centro de visitantes y os llevará hasta el Mirador del Príncipe desde el que podrás contemplar el espectacular Lago Enol, unas antiguas minas y finalmente el Lago Ercina desde el que tendrás unas vistas preciosas de los Picos de Europa.

14. Subirte al funicular de Bulnes

Une los pueblos de Poncebos y Bulnes. Desde Bulnes podréis realizar varias excursiones y por supuesto disfrutar de la vista del imponte Naranjo de Bulnes (o Picu Urriellu en asturiano). Sorprendentemente, Bulnes no tenía acceso rodado, solamente un camino no asfaltado que recorría el desfiladero del Río Bulnes.

Funicular de Bulnes Asturias en familia

Funicular de Bulnes. Foto: Wikipedia

Los vecinos de esta aldea, tuvieron que esperar nada menos que hasta 2001 para que se construyera el funicular que hoy en día les une con el pueblo de Poncebos salvando un desnivel de algo más de 400 metros. El funicular lo gestiona ALSA en cuya página podéis reservar los billetes. El viaje dura unos 8 minutos.

Para los familias más excursionistas a los pies del Naranjo de Bulnes hay un estupendo refugio, con unas vistas increibles. Todo un clásico del montañismo asturiano desde el que son se pueden hacer diferentes rutas.

15. Convertiros en una familia de molineros

El Museo de los Molinos de Mazonovo en Taramundi es el mayor de España. En él podrás manejar los mecanismos de los molinos y aprender sobre cómo el hombre ha logrado dominar los cauces de los ríos para su beneficio. A la salida, te entregarán hasta un diploma y todo.

Asturias con niños

Deja que tus hijos se conviertan en expertos en los Oscos

Taramundi está en plena Comarca de Los Oscos, un lugar mágico y entre los más auténticos de Asturias, con aldeas escondidas entre los bosques y decenas de rutas de senderismo. En esta comarca podrás aprender a hacer pan, queso e incluso cervezas de manera artesanal.

Otra buena recomendación. No dejes de acercarte hasta la aldea de Os Teixois donde podrás descubrir varios inventos hidráulicos que tienen cientos de años o visitar el castro Os Castros de época prerromana.

16. Participar en alguna fiesta tradicional

Y es que en Asturias tenemos muchísimas. Aunque la mayoría se celebran en los meses de verano, algunas de las más famosas se celebran el resto del año, como las Fiestas del Cristo del Socorro en el concejo de Gozón en el mes de Febrero donde durante varios días, los distintos coros marineros amenizan las tardes en las sidrerías que se llenan de gente y por todos los restaurantes preparan un menú especial el 5 de febrero centrado en la calderada.

En verano no te puedes perder la Fiesta del Pastor en los Lagos de Covadonga (25 de julio), la fiesta medieval de Exconxuraos (primera semana de Julio) o la Fiesta Vaqueira en la Braña de Aristébano (último fin de semana de julio) en la que se celebra una boda de verdad por el rito vaqueiro.

17. Descender un río en canoa

Ya sé que es más conocido el descenso del Sella que se celebra cada mes de agosto pero por eso mismo está mucho más concurrido. El Navia es un río tranquilo, con pocos rápidos y poco volumen de agua, así que es perfecto para navegarlos con los peques de la familia.

Asturias con niños

El descenso del Sella

18. Hacer un viaje al pasado remoto de Asturias

Visitando el MUJA y sus dinosaurios. ¿Qué puedes encontrar en este museo? pues miles de restos prehistóricos, como las mayores huellas de dinosaurios terópodos y estegosaurios conocidas hasta el momento.

Además, tus hijos podrán aprender un montón de cosas en los talleres para niños que se organizan en el Parque de la Prehistoria de Teverga y el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo.

19. Darte un paseo en bicicleta por la Senda del Oso

A los peques les va a encantar que les llevéis a pie o pedaleando en plena naturaleza para ver a las famosas osas Paca y Molinera. Se trata de una de las vias verdes más famosas y bellas de toda España. Sigue un trazado de una via férrea de origen minero por la que antiguamente se transportaba carbón desde los concejos de Proaza y Teverga hasta Trubia. Su trazado tiene poco desnivel así que es ideal para recorrerlo en familia.

La Senda del Oso. Foto de Turismo Asturias

En la zona podréis alquilar todo el material que os haga falta, desde carros porta bebés, tandems, porta mascotas e incluso triciclo para adultos.

20. Buscar oro en Navelgas

En el occidente de Asturias se ha buscado oro en sus ríos desde la época castreña y actualmente, en Navelgas, un pueblecito del concejo de Tineo se celebra el Campeonato Nacional de Bateo de Oro a finales del mes de julio.

Para aprender sobre esta actividad podéis visitar el Museo del Oro, hacer la ruta de la Huella del Oro  y por supuesto, bateando en el río. Toda una aventura.

Excursiones y entradas en Asturias con niños

Mapa de Asturias con niños

+ info sobre Asturias con niños:

Tours y visitas guiadas por Asturias

Gijón con niños

Oviedo con niños

Destinos familas Asturias

Turismo Asturias

Web Desde Asturias

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!