Descubriendo Amphibia Kids: “no existe el mal tiempo solo ropa inadecuada”

por | Nov 26, 2014 | Accesorios, Consejos, Crianza, Entrevistas, Juegos, Naturaleza, Recursos | 34 Comentarios

Normalmente, con la llegada del otoño o el invierno madres y padres se preguntan, con cierto agobio, qué pueden hacer en casa los días de lluvia, qué actividades preparar a sus hijos e hijas, cómo conseguir que no se aburran todo el día en casa. Desde Amphibia Kids nuestra propuesta es simple: ¡prepararse para salir a jugar!

Anphibia Kids

Día tras día nos damos cuenta de lo acertado de ese dicho del norte de Europa que afirma que “no existe el mal tiempo, sólo ropa inadecuada”. Un buen calzado, ropa impermeable y abrigo…¡y a disfrutar! ¡Seguro que no se aburren!. Sólo hay que respirar profundo y sentir cómo las gotas mojan nuestras caras, cómo nuestros peques disfutan saltando en los charcos, metiendo las manos en el barro o viendo el camino lleno de caracoles y babosas.

¿Quién no se ha encontrado con situaciones en las que su bebé desea explorar por el suelo, por una pradera, sentarse a tocar la arena, jugar con una fuente, etc?. Desde muy temprano la atracción por los elementos naturales se hace notar y su necesidad de movimiento libre es imparable. Si esto ocurre además en un escenario en la naturaleza, la cosa se transforma en un deleite para cualquier criatura. Pero ¡qué contrariedad!, quieres dejarle seguir sus instintos de juego y exploración, pero la conciencia no te lo permite por miedo a que se moje, se manche o coja frío.

En una estancia de algún tiempo viviendo en Irlanda, un país bastante lluvioso, observábamos que en muchas casas había un ritual en el que los niños antes de salir de casa a jugar fuera se calzaban sus botas y se ponían unos petos impermeables sobre la ropa. En ese momento nos resultó algo anecdótico y poco más. Pero luego, con nuestros hijos, entendimos cómo un simple gesto podría asegurar horas y horas de juego al aire libre sin reparos por mojarse o ensuciarse, dándolo todo… ¡qué inventazo!

A partir del descubrimiento, las posibilidades de juego y experimentación se multiplicaron. Porque un lugar lleno de agua, charcos o arena es un lugar realmente estimulante y lleno de sensaciones. Y está ahí fuera, sólo con poner un pie en la calle. Y cuando ves a tu peque jugando al aire libre de esa manera, sientes que es lo correcto y sientes que es una necesidad que se está cubriendo porque es que lo que toca hacer en la niñez (y en la no tan niñez!). Son momentos en los que se genera una gran complicidad, ya que ver a tu peque jugar de esa manera es un gozo compartido. Verle disfrutar, con la mente libre de angustias y preocupaciones. Hay un montón de ideas para que la lluvia no detenga el juego.

Eso sí, es a los grandes a los que nos toca dejar la zona de confort, y animarnos a salir mucho más de casa con ellos. A las personas adultas, aun a las que nos gusta mucho estar fuera, en ocasiones nos cuesta salir cuando llueve o hace frío, siempre con esa tendencia a pensar en meterse en la cueva a resguardo. Pero con esta nueva dimensión y por asegurar que se salga a diario a la calle, se hace el esfuerzo y una vez estás fuera, ya no es para tanto, ¡e incluso se disfruta muchísimo! La lluvia fresquita en la cara o el ponerte a saltar charcos con tu peque, ¿y lo guapo que es ir a hacer castillos a la playa en pleno invierno? Todo eso no tiene precio.

IMG_6431 (Copiar)

En Amphibia Kids nos resistimos a que el otoño y el invierno sean una especie de arresto domiciliario para nuestra familia y preferimos vestirnos para salir a disfrutar de lo que nos aporta la lluvia, de las experiencias de jugar al aire libre, en contacto con la naturaleza, de sentir el aire, el agua, la tierra, en nuestra piel y en la de nuestros propios hijos para los cuales el peto impermeable no es solo un prenda de ropa práctica para mamá y papá porque  significa jugar, explorar, divertirse sin que nos note preocupados.

Nace Amphibia Kids

El reto también llegó cuando decidimos crear entre varias familias un proyecto pedagógico de juego libre en la naturaleza, donde agua y barro tienen presencia todo el año. Ahí de verdad nos dimos cuenta de lo importante que es llevar no sólo vestuario impermeable, sino que además debía ser de calidad, de tal forma que los niños puediesen permanecer durante horas secos y calentitos, incluso en días de lluvia, que a no ser que sea fuerte, también salimos a jugar al bosque.

Anphibia kids en la Feria Acuario

Para buscar materiales como lo que necesitábamos, de nuevo pusimos la mirada en países del Norte de Europa, donde existen numerosos proyectos educativos al aire libre, e incluso escuelas más convencionales donde, las criaturas salen a jugar al recreo incluso a temperaturas bajo cero. Por ese motivo, los productos que ofrecemos son de origen escandinavo o inglés, donde si de algo saben es de condiciones meteorológicas adversas. Vimos prendas de materiales que no eran fáciles de encontrar, mucho menos en España. De esa manera surgió Amphibia Kids,, con la intención de acercar este tipo de prendas de calidad a familias con necesidades similares a las nuestras.

El catálogo de Amphibia Kids: diversión asegurada 

Puedes ver nuestro catálogo completo a través de este enlace con una amplia muestra de distintos grupos de ropa impermeable infantil: chubasqueros, petos, pantalones, monos y botas. Tratamos con ello de cubrir las necesidades que puedan surgir a la hora de equipar a los niños y niñas para estar al aire libre. Hemos querido abarcar en lo posible tallas de primera infancia, incluso desde cero meses, porque incluso los más bebés idealmente también tendrían que salir fuera a diario.

Amphibia Kids

Los chubasqueros son un básico, nunca están de más. Además aunque no llueva hacen función de cortavientos con lo cual ayudan a quitar el frío. Los monos impermeables también están genial para llevar a mano cuando se sale y se piensa que puede llover. Les tapa el cuerpo entero y te aseguras de que no se mojen tampoco de cintura para abajo. A nosotras particularmente nos gusta mucho para ir de excursión o en la bici.

Los petos son la prenda más versátil. Combinados con una chaqueta quedan completamente cubiertos para la lluvia, y son un complemento estupendo para el juego en condiciones de humedad: cuando quieren «cacharrear» en un arenero, con agua, o para salvar la típica situación de encontrar el parque y los columpios mojados tras un chaparrón. Modelos como los Ocean, son los que más nos piden para proyectos educativos que apuestan por ofrecer a los peques más horas al aire libre. Son robustos y aguantan el machaque del día a día a la perfección. Por otro lado, JoJo Maman Bébé ofrece unos petos fuera de serie, se empaquetan mucho en su bolsita, y son altamente impermeables a la par que ligeros. Además tienen unos estampados irresistibles.

 

PETO JOJO - TRANSPORT BARCOSY nuestro producto más particular son las Playgroundwaders. Son simplemente una pasada. Con estos petos con las botas soldadas y de una impermeabilidad muy elevada, no hay límites para las ocurrencias de los peques. El agua no tiene puntos por los que filtrar, así que hagan lo que hagan, incluso si deciden sentarse en un profundo charco, o meterse a correr a la orilla del mar, será muy difícil que les cale. Cada tamaño acapara dos tallas de pie, de tal manera que les cundirá más tiempo.

Pink Wader

Además hemos querido incorprar una sección de libros. Hemos comenzado con una serie de libros de Jo Schofield y Fiona Danks, tres libros estupendos que nos inspirarán con cantidad de ideas y actividades para hacer con niños y niñas en la naturaleza.

Texto: Magda e Inés

+ info

Amphibia Kids

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!

34 Comentarios

  1. Francisca

    Hola! Cuando era niña me gustaba saltar de roca en roca en el torrente de Esporles en invierno en la isla de Mallorca, terminaba mojada pero feliz….!!!!
    Para mi hijo me gustaría un waders porque podríamos ir a ver las fonts Ufanes y no tener que cambiarle la ropa una vez vuelta al coche… la última vez se lo paso a lo grande…. muchas gracias.

    Responder
  2. Beatriz Aldao

    Buenos días, cuando era pequeña vivía en Suiza y esperaba con mucha ansia que llegara la nieve para pasar el fin de semana en los Alpes con mis amiguitas. Hacer muñecos de nieve, esquiar, patinar sobre los lagos helados… Qué recuerdos!!!
    A mis niños les compraría sin duda el Wader impermeable PlaygroudWaders, ideal para jugar en el río que hay cerca de la casa de los abuelos y saltar en los charcos de barro sin mojarse nada.

    Responder
  3. Rebeca

    Mi sitio favorito la casa de mi abuela, tierra, prao, barreños al sol para remojarse, siempre había algo interesante que hacer y descubrir.
    Si nos tocase cogeriamos un wader para disfrutar más de los paseos en la playa con las perras

    Responder
  4. Teresa García Montes

    ¡Hola a todos!
    Cuando era niña me encantaba explorar los campos que hay entre mi pueblo y el río. Prados, árboles, regueros, pequeñas presas de riego… Más de una vez volvía a casa completamente empapada. ¡Qué bien me habría venido un peto impermeable!
    Si gano el concurso me encantaría comprar un peto Playgroundwaders, me parece la solución perfecta por tener las botas selladas 🙂
    ¡Un saludo!

    Responder
  5. Vanesa Mendiola

    Hola! Cuando era pequeña vivía en la ciudad asiq el parque o pasear por la pista era lo que hacíamos. Siendo un poco más mayor nos mudamos a un pueblo y pasar la tarde en la caseta en el monte era lo mejor!!!!
    Para comprar me encantan los petos de Jojo maman bebé o el Playgroundwaders para poder llevar a la peque al parque o la playa aún estando todo mojado.

    Responder
  6. Irina Ruiz

    Buenos días! En primer lugar mis felicitaciones a Familias en Ruta!!
    Cuando era pequeña, me encantaba bajar a la calita y recoger todo tipo de conchas, caracolas, piedras… A mi hijo tambien le gusta y luego hacemos manualidades con ellas. Un wader le vendría estupendo para no mojarse los pantalones con este frío!!!
    Muchas gracias!

    Responder
  7. Silvia Monferrer

    El mejor sitio para jugar era el huerto de mis abuelos, los almendros valían para ser barcos pirata a los que abordar, proporcionaban con sus ramas espadas para luchas y con el barro hacíamos miles de comidas y mezclas. UN peto impermeable es lo que nos vendria genial en casa.

    Responder
  8. Raquel B

    Mi lugar favorito en el mundo era el camping de Baiona donde teníamos una caravana. Toda la liberdad del mundo, el mar y los pinos para nosotros…
    Me encantaría un peto con botas para mi bebita q ue va cumplir un año y ya no para ni un momento!

    Responder
  9. Nerea V.

    Mi lugar favorito era en la era de la casa del pueblo donde hacíamos barro y jugábamos a comiditas con él. Rebozabamos a las lombrices, cosa de la que ahora no estoy orgullosa, en fín, pero así era. Hacíamos riachuelos. Nos debíamos poner perdidas de agua y barro pero no recuerdo que nadie nos dijera nada al respecto.

    Responder
  10. Con peques

    ¡Hola! Yo de pequeña jugaba en la tierra de la huerta donde vivíamos! Me encantaba subir a los árboles, imaginar que en los troncos de los árboles de mi casa vivían gnomos y ayudaren el huerto. ¡Qué bien me hubiera venido unos pantalones impermeables de esos. Si me tocara el concurso, yo optaría por los chubasqueros (porque por talla es lo que mejor les viene a mis niñas 🙂 )

    Responder
  11. María del Pilar Vega

    Buenas. El pilón del pueblo de mis abuelos, sin duda. Un pilón bajito, no necesitábamos ayuda de “los mayores” para alcanzar el agua y tampoco había riesgo para nosotros. Un pilón pequeño pero lleno de “misterios, aventuras y juego”. Para mi peque me gustan mucho los Waders impermeables PlaygroundWaders. Me parecen un invento genial y muy práctico para este tiempo de invierno. Gracias por el sorteo

    Responder
  12. Susana Parguiña

    Me encanta la aldea de mi abuelo y jugar con los cerditos. Me hubieran venido genial los Waders impermeables pero por aquel entonces no había

    Responder
  13. Alicia

    A mí me encantaba jugar en el arenero de la urba y en el jardín. Lo que tiene no tener pueblo! De la tienda optaría por unos playgroundwaders aunque mi marido dice que eso es para ir a pescar jeje

    Responder
  14. Keles SCh

    A mí me encantaba y me encanta mi pueblo de córdoba, el callejón de mi abuela y los olivos.
    kelessantos@gmail.com
    Me gusta el playgrounds!
    gracias por el sorteo!

    Responder
  15. Mari Carmen Escandell

    Me encantaba jugar haciendo una “pasta” con arena y agua. Me podía pasar un buen rato entretenida. A mí me encantan los petos y los pantalones. Y las playground waders también!!! A todo le encontraría uso.

    Responder
  16. Vane

    Yo disfrutaba mucho jugando en una montañita baja que estaba muy cerca de mi casa. Allí perseguimos a conejos y cogiamos higos de los árboles. A mi pequeña le iría genial el mono con forro polar, ya q vivimos en un lugar muy frío.

    Responder
  17. veronica

    Mi hermana y yo disfrutabamos de lo lindo en la terraza de mi abuela, plantas ,agua, caracoles y entretenidas miles de horas. Me encantan vuestros productos y para reyes quiero un peto impermeable para mi hijo. Muchas gracias por el sorteo

    Responder
  18. el fredolic

    A mi me encantaba construir cabañas con ramas y hojas que encontrábamos por el bosque. Y nos vendría fenomenal el peto impermeable para ponernos de agua y barro hasta las cejas!

    Responder
  19. Alfredo P

    La plaza. Yo vivía en la ciudad. La plaza era un fuerte de vaqueros, un barco de piratas, una pista de carreras, una nave espacial… Todo era posible en la plaza… Para mi hijo escogeria un Peto impermeable Jojo Maman Bebe y un Chubasquero MAC IN A SAC, equipado para todo el invierno.

    Responder
  20. Sandra De La Peña Mesas

    Pues a mi me encantaba jugar en el parque enfrente de casa o a la orilla del río que pasaba tb al lado. Las hojas, el agua, la tierra…. Elemento naturales, siempre he amado la naturaleza. Y compraría ropa impermeable variada para que mis dos peques pueden disfrutar de la calle lloviendo, nevando o como sea.

    Responder
  21. rose

    Mi lugar favorito era la misma calle donde vivía pq nos juntábamos varios vecinos y pasábamos toda la tarde de un lado a otro hasta q nos llamaban para cenar. Yo gastaría mi cheque en el chubasquero y en uno de los libros , el d que hacer con mal tiempo. Gracias x el sorteo.

    Responder
  22. Veronica Candano Garrido

    Mis hermanas y yo jugabamos a las cocinitas con piedras, hojas que eran platos y la tierra con agua era comida. Me gustaria que mi niño hiciera esos potingues con un waders.

    Responder
  23. Katia

    Mi lugar favorito para jugar en el exterior era el pedrero bajo mi casa, en una obra abandonada dos portales más abajo. Poder trepar por las piedras, y ver como iba creciendo el musgo, la hierba, las ortigas entre los grandes bloques tirados. También me encantaba observar como los insectos se iban haciendo propietarios de esa nueva zona a su disposición. Era la naturaleza que con su fuerza aparecía hasta entre el cemento. Y por supuesto, con mis hermanos.

    Me compraría, indudablemente, otra Playgroundwaders. Estamos felices con la que tenemos, pero ya vamos creciendo 😉

    Un abrazo y gracias!

    Responder
  24. laura lopez

    En la plaza donde vivía, nos juntaba más todos los vecinos y lo pasábamos genial!
    Me encantan cualquiera de los petos y los que llevan el calzado incorporado son una pasada!

    Responder
  25. Silvia

    La huerta de mis abuelos! 🙂 Todas las tardes tras salir del cole, mi hermano pequeño y yo pasábamos las tarde observando hormigueros, arañas, lombrices y saltamontes. Hacíamos piscinas de barro para nuestros argamboys, y caminos de migas de pan para que nos siguieran las palomas. Descubríamos los bichitos que vivían tras las cortezas del plátano de sombra, y los renacuajos que en verano aparecían en el abrevadero de las vacas de Pacita, la vecina.

    De Amphibia Kids nos quedaríamos unas Playgroundwaders. Las verdes nos encaaaantan!

    Responder
  26. Ruth Pirón López

    En el pueblo’ cada día era una aventura.cuando no Íbamos a explorar el río, estabamos construyendo una caseta con maderos y palos, o ayudando en la huerta o montados en el tractor. El caso era llegar a casa agotados y llenos de barro jejehe. Ahora que soy madre acompañó a mi pequeño de dos años y medio en sus descubrimientos y exploraciones por lo que me encantaría poder conseguir un peto molón.

    Responder
  27. Bea

    Me encantaba jugar en un parque que había cerca de mi casa en el que había una estructura de hierro en forma de semicírculo o arcoiris porque me colgaba de las piernas y veía el mundo del revés! Y el premio lo cambiaría por un playgroundwaders para mi hijo y que disfrute a tope donde quiera que vaya!!

    Responder
  28. Laura

    La manzana de mi casa cuando tuvimos bici y el permiso para dar la vuelta solos a la manzana con ella. Qué gran aventura más allá de las fronteras!

    Me gustan los petos impermeables para mis sobrinos que son muy campestres y viven en Asturias.

    Responder
  29. Ana López

    Por fin!! Años buscando y creando yo misma ropa de lluvia para mis gemelos!!
    Cuando yo era pequeña, me encantaba cuando en León nevaba y bajamos a la orilla del río a tirar bolas, resbalar con plásticos por las laderas y hacer muñecos de nieve.
    Otra gran afición era resbalar por los charcos helados de eras de renueva de camino al cole.
    Ana López

    Responder
  30. Irene

    Mi lugar favorito era mi jardín, había un arenero y allí me pasaba las horas haciendo castillos de arena. Además había un columpio, y me encantaba subirme!!

    Me quedaría con un playgorundwaders para mis primos enanos! Son chulísimos!

    Responder
  31. paca

    Vivía en un pequeño pueblo del sur y en verano volvían las familias a veranear al pueblo. Mi lugar favorito era la calle, una calle recién regada por los vecinos para asentar el polvo y por donde corrían todos los niños. Todos menos yo que observaba con envidia sus juegos desde el balcón de mi casa protegida de la noche y de la humedad. Mis hijos siempre tuvieron botas de aguas y chubasqueros para disfrutar la calle. Así que gustarme me gustan todas sus prendas para el agua y sobre todo el playgroundwaders. Un saludo.

    Responder
  32. Loli

    En el patio de mi colegio había un árbol muy trepable, he pasado horas allí. Siempre lo recuerdo con muchisimo cariño.
    Me encantan los petos impermeables.

    Responder
  33. ariadna

    A mi me encantava jugar en la calle justo decante de mi casa, havia huertos y encinas. Con todos los ninos de la calle construiamos cabañas, e imaginavamos mil aventures. De todos los productos q teneis compraria los chubasqueros.

    Responder
  34. Emma Posada

    MI sitio preferido para jugar era el pueblo de mis abuelos, me pasaba un mes entero durante el verano y me encantaba esa libertada de ir y venir, subir y bajar, experimentar cualquier cosa en contacto con la naturaleza, los animales… En el pueblo, más bien una aldea de 5 casas, había solo una niña que tenía un año más que yo, y ella se lo conocía todo! Así que disfrutaba mucho con todo lo que proponía.
    El regalo del sorteo sería para un chubasquero para el grande y un peto de agua para la criatura que está al llegar!
    Gracies por esta iniciativa
    Emma

    Responder

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Max

Fundador de Familias en Ruta. Amante del turismo rural y la naturaleza. Ser padre me ayudó a reafirmar mis prioridades vitales. Ya sea sólo , en pareja o con mis hijos, he recorrido media Europa, Marruecos y multitud de países de América Latina. Pensar en el siguiente viaje me ayuda a sentirme vivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños