La salud viajando en familia a Costa Rica

por | Abr 22, 2011 | Consejos, Crianza, Destinos, Salud y alimentación | 1 Comentario

 

A la hora de planificar un viaje en familia a Costa Rica muchas son las propuestas de agencias de viajes. Sin embargo como sucede cuando el destino es hacia una zona tropical pocas son las respuestas claras que encontramos ante nuestras dudas sobre la salud de la familia durante el viaje: ¿ qué vacunas necesitamos realmente? ¿y la profilaxis anti-malaria? ¿qué pasa con las picadas de insectos o serpientes?.

En FamiliasenRuta ya  tratamos sobre la cuestión de la salud viajando en familia a paises tropicales. En el artículo buscando información sobre enfermedades tropicales, el caso de Panamá ya pusimos de manifiesto lo difícil que es a menudo obtener una información ponderada sobre la cuestión.

ENTREVISTA AL DR HEINZ

Nosotros aprovechamos nuestra estancia en Costa Rica con nuestra hija para recopilar alguna información que esperemos sea útil y sobre todo aprovechamos la ocasión para visitar y entrevistar en Puerto Viejo al Doctor Heinz, prestigioso médico argentino de medicina general orientado hacia el área de la pediatria y que con más de veinte años de experiencia, combina actualmente su ejercicio profesional en la sanidad pública con su consulta privada donde no es raro que atienda a algún turista. Lo más significativo además es que el Dr. Heinz ha ejercido anteriormente en EE.UU y  en varios paises centroamericanos y en Costa Rica ha atendido a enfermos tanto en las zonas más pobres de la capital San José y como en el exclusivo hospital La Católica. Vaya, que este profesional ha visto de todo.

El Doctor Heinz no es un médico academicista. Para él siempre hay que ir más allá de los libros, su gran escuela es la práctica con los pacientes y el principal sentido de su profesión para él es ayudar a vivir mejor a la niñez especialmente de las capas sociales más pobres. Para este doctor muchas de las enfermedades de los niños son en realidad manifestaciones de una desnutrición emocional, y en la cultura tradicional latina, de una figura maternal excesiva y de padre dedicado en exceso hacia su libertad social.

SOBRE LA MALARIA, DENGUE Y  FIEBRE AMARILLA.

El Dr. Heinz nos desmitifica muchas de nuestros temores como turistas con niños a la hora de vacacionar en un destino tropical como el Caribe costaricense. La malaria es endémicas en las zonas más adentradas de la selva, aquellas donde el turista raramente pondrá el pie, así que para pasar unos días o semanas en principio no cree necesaria la profilaxis antimalárica. Sobre el tétanos si aconseja tener las vacunaciones al día para el caso de tener alguna herida.

El dengue también está presente en estas tierras. Se trata de un proceso con síntomas parecidos a la gripe común que tiene una mortalidad inferior al 1%. No existe vacuna, tenemos que prestar atención a las medidas antimosquitos y pensar que para que un dengue tenga consecuencias graves ( dengue hemorrágico) normalmente se necesita que haya habido varias infecciones sucesivas. Como los turistas están expuestos por un espacio de tiempo tan corto las posibilidades son bastante bajas. Para el Dr Heinz respecto de la fiebre amarilla comenta que el problema es diagnosticarla adecuadamente.

PICADAS DE SERPIENTES E INSECTOS

Ya se sabe que tememos lo que no conocemos y a todas aquellas cosas a las que no estamos habituados. Costa Rica es uno delos paises más biodiversos del planeta, por eso nos atrae para viajar y por eso también viven aquí multitud de serpientes e insectos cuya picada es potencialmente peligrosa. Para enpezar algo tranquilizador: la mayoría de serpientes nos temen más a notros que nosotros a ellas. Muchas veces la picada es su respuesta a un pisotón desafortunado. En zonas pobladas existe una presencia reducida de serpientes ya que la mayoría de especies no son territoriales. Las más temibles en Costa Rica son la serpiente terciopelo y la matabuey sin embargo los casos de picadas entre la población con consecuencias de muerte son muy reducidos. En Costa Rica están preparados por necesidad y existen antiofídicos universales en muchos centros médicos del país. Lo importante en caso de picada es llegar lo antes posible a un centro de atención.

Como medidas precautorias se aconseja no caminar y no dejar caminar nunca a los niños fuera de los caminos entre la vegetación espesa y por la noche ir siempre oir provisto con linterna. Además hay que mirar siempre donde apoyamos el pie y  la mano  (por ejemplo en un árbol, donde habitan las simpáticas y temibles hormigas bala).Otra cosa a tener en cuenta si dejamos toallas o calzado en la zona exterior del alojamiento es sacudirlos siempre por la mañana ya que algún escorpión o araña los puede haber tomado como su casa temporal. Las picadas de escorpión de paises húmedos son muy dolorosas pero raramente las consecuencias van más allá.

Pero hay que insistir en que (1)  los casos de picadura de serpiente son altamente infrecuentes, (2)  tomando unas medidas básicas de precaución su probabilidad de incidencia es aún menor y (3) el sistema médico costaricense está preparado para estas eventualidades.

En cuanto a los mosquitos su presencia en algunas areas pueda ser realmente molesta especialmente a primeras horas de la mañana y últimas de la noche. Se aconseja usar pantalones y manga larga a estas horas y no dejar nunca las puertas y ventanas de las habitaciones abiertas con luces encendidas dentro. Los ventiladores y aire acondicionado también son un buen antídoto contra los mosquitos así como, atendiendo a su toxicidad, el uso moderado de los insecticidas y las lociones antimosquitos. En casi toda centroamérica se puede encontrar la marca comercial OFF podemos recomendar por su efectividad.

EL AGUA Y LAS DIARREAS

Sobre el agua y a pesar de que Costa Rica es el país de Centroamérica con el porcentaje de aguas potable más alto recomienda informarse bien de su procedencia y en caso de duda darle un hervido para el consumo de boca. Igualmente para la lechuga o vegetales comidos frescos para ensalada se recomienda por precaución lavarlos con yodo, lejía para alimentos o cloro, productos que se encuentran la mayoría si no todas las tiendas de comestibles (pulperías y supers) del país. Igualmente para comer la deliciosa fruta del lugar es recomendable pelarla siempre o bien lavarla bien. En la calle tener cuidado con los lugares que no nos parezcan confiables y asegurarse sobre el agua y el hielo usada en los jugos.  Con estas medidas se reducen en mucho los problemas de diarrea  y sobre todo de parásitos aunque nunca pueda descartarse.

La aparición de parásitos intestinales suele requerir una estancia más prolongada. Suele manifestarse con diarrea y malestar durante la digestión (o porque son visibles en las heces o las deposi ciones se acompañan con sangre). Los parásitos diagnosticados a tiempo suelen tener buen pronóstico y sus consecuencias  suelen ser generalmente menos reseñables que las padecidas por algunos turistas de paises asiáticos.

ENFERMEDADES DE PIEL O VIAS RESPIRATORIAS

Un elemento a tener en cuenta en viajes con niños a paises tropicales y que pocas veces se menciona son las enfermedades infecciosas en la piel  o vías respiratorias causadas por el streptococcus y el staphylococcus . Se trata de bacterias presentes en casi todo el mundo pero más activas en zonas tropicales y para las que los niños pequeños tienen pocas defensas. La posibilidad de una infección es más frecuente en estancias más largas y en personas todavía no aclimatadas al entorno tropical con temperaturas y una humedad alta y constante. Esta bacteria suele penetrar y a manifestarse en su versión de piel ( impetigo infeccioso) en las entradas al cuerpo (boca, nariz…) o pequeñas heridas en la piel y son muy vistosas pudiendo producir unas ampollas que evolucionan en cuestión de pocos días. Para prevenirla si acaso el Dr. Heinz recomienda el aseo con jabón. Hay que acudir al médico a ser posible dermatólogo. Afortunadamente en la inmensa mayoría de los casos los derivados de la penicilina son muy efectivos y a veces el solo cambio a un clima más frío ayuda a remitir la infección. El tratamiento suelo consistir en una combinación de anbióticos por via oral y tópica (crema para la la piel).

El Doctor Heinz se lamenta de como la salud pública en Costa Rica va siendo dejada en manos del sector privado y de que enfermedades de transmisión sanguinea bastante frecuentes entre la población local como la toxoplasmosis, la sífiles y el HIV no sean debidamente combatidas. Para este profesional médico el problema no son tanto las enfermedades como un sistema incompetente para darle una respuesta adecuada.

A MODO DE CONCLUSIÓN

Nosotros estuvimos un total de dos meses en Costa Rica y conocimos a este médico a raiz de una otitis leve que tuvo nuestra hija. A tres horas de Puerto Viejo en San José se encuentran avanzados hospitales. Las farmacias son frecuentes y están bien surtidas en casi todas partes por todo el país. Costa Rica tiene en la actualidad el  índice (año 2009) de esperanza de vida más alto de la región y muy cercano al de EE.UU.

En definitiva el turista cuenta con claras ventajas para la cobertura de su salud aunque siempre es recomendable llevar botiquín médico básico que cada familia debe confeccionar a su medida y en el que para esta zona nunca puede faltar una buena crema protectora de sol.  No hay que bajar la guardia y usar el sentido común para el cuidado de la salud de toda la familia mientras disfrutamos del viaje sin que por ello tengamos que estar ni mucho menos obsesionados por esta cuestión.

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!

1 Comentario

  1. Ana

    En diciembre viajamos a Costa Rica con nuestro bebé de 6 meses, en un tour de unos 15 días por carretera (íbamos por libre y éramos 3 hombres y dos mujeres). Debo decir que es un país bastante cómodo, con carreteras aceptables y supermercados (hasta en los pueblos pequeños) donde se pueden adquirir todo tipo de productos de consumo, de procedencia estadounidense: pañales, toallitas, cremas, agua, potitos y leche. Llevábamos dos buenas mosquiteras: una especial para cuna y otra para maxi-cosi. Además, llevábamos nuestra propia mini-cuna portátil. En algún lugar encontramos orugas venenosas, por lo que prescindimos de la cuna y practicamos colecho. El caso es que en la playa remota de Palo Largo, cerca de Parrita, el niño se nos puso con 39 de fiebre a las dos de la mañana. Pensábamos que íbamos a tener que coger el coche y conducir 4 horas hasta San José. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: el dueño del resort nos indicó y fuimos al centro de salud de urgencias de Parrita. Allí nos atendieron estupendamente y nos desviaron al hospital de Quepos, a unos 15 minutos en coche, por si tenían que hacerle al niño algún análisis. Nuevamente, el trato fue excelente y la atención y los medicamentos completamente gratuitos. Al final sólo fue una infección de garganta motivada, seguramente, por el aire acondicionado. El sistema de salud de Costa Rica es excelente, equiparable a los europeos. Vayan sin miedo.

    Responder

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Max

Fundador de Familias en Ruta. Amante del turismo rural y la naturaleza. Ser padre me ayudó a reafirmar mis prioridades vitales. Ya sea sólo , en pareja o con mis hijos, he recorrido media Europa, Marruecos y multitud de países de América Latina. Pensar en el siguiente viaje me ayuda a sentirme vivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños