A punto estuvimos de no visitar la Lego House, un error que por suerte no cometimos gracias a que alguna familia de las que encontramos por el camino nos lo recomendó encarecidamente y…menudo acierto, porque fue una experiencia inolvidable.

Siempre lo hemos dicho, Dinamarca para nosotros es uno de los países más atractivos para viajar con niños. Así que el pasado verano por fin nos montamos una escapada de cinco días a este país nórdico que incluyó además una visita tanto a Copenhaguen como al Lego Land de Billund.

Situada a tiro de piedra, menos de 3 kms de Lego Land también en Billund, la Lego House fue inagurada en 2017. La moderna y atrevida arquitectura de su edificio no deja indiferente a nadie y está a la altura de lo que puede esperarse del gigante mundial de los juguetes.

Obra del arquitecto danés Bjarke Ingels tiene la forma de un modelo de juego de 21 bricks ensamblados a escala gigante 1:100 con una superficie construida de casi 7.700 m², 35 metros de alto donde destaca una planta de 2.450 m² repleta con más de 25 millones de piezas lego en su interior incluyendo alguna piscina en la que literalmente te puedes bañar!

Lego House

Las escalera de acceso central están presididas por un inmenso Árbol de la Creatividad (hecho con 6.316.611 ladrillos Lego) que da paso a la Masterpiece Gallery, una exposición planeada como homenaje a los fanes de Lego en la que destacan modelos y esculturas de dinosauros XXL.

A continuación se accede a las Experience Zones con 4 grandes espacios donde jugar. Roja: creatividad espontánea y construcción libre. Verde: juegos de rol con tus propios personajes e historias. Azul: habilidades cognitivas y Amarilla: jugar con las emociones.

Merece la pena destacar también dos áreas del edificio a las que se puede entrar sin comprar ticket: los estupendos playgrounds situados en el hall y las terrazas exteriores obra de Monstrum y su restaurante Mini Chef además como os podéis imaginar de su súper bien surtida tienda de Lego.

Es muy posible que ahora mismo te estés preguntando: ¿qué es, qué aporta la Lego House y en que se parece a Lego Land? Respuesta: se parece en que es Lego, se diferencia en todo lo demás porque Lego House no es un parque de atracciones sino un espacio donde los niños pueden tocar y manipular piezas e interactuar en unas instalaciones originales y preparadas con el único límite de su imaginación.

Y vamos a mojarnos desde ya: nos gustó y atrapó más a toda la familia Lego House que Lego Land pues aquel se acerca más a la genuina esencia de Lego: tocar, jugar, crear y ser protagonista del juego del propio juego. A partir de aquí si le preguntas a mis hijos a cual de los dos lugares prefieren ir es muy posible que te respondan: a los dos!. Lógico, verdad?

Lego House

En la Lego House alucinas con la creatividad de los niños de todas las edades. Para decir la verdad debo que reconocer que comparado con los modelos que pude ver apenas fui capaz de montar algo mínimamente interesante….creo que necesito jugar más.

Pero eso es lo de menos. Justamente lo que más me gustó del Lego House fue el espíritu cooperativo y no competitivo que predomina. La sensación que tienes es la de pertenecer a una gran comunidad de jugadores disfrutones donde nadie juzga o puntúa a los demás o está pendiente de lo que hacen los otros o en todo caso solo para admirarlo o inspirarse.

Como cabe imaginar aquí prácticamente todo un público es familiar venido de todos los rincones de Europa y medio mundo. Con el inglés te harás entender perfectamente (junto con el danés los dos idiomas principales del lugar). En la Lego House prevalece el respeto y aunque esté lleno de niños no nos resultó ruidoso o caótico…señal de que se lo pasan bien que es de lo que aquí se trata.

El edificio es acogedor, diáfano y con techos altos. Por increible que parezca a pesar de que era la primera semana de Agosto no tuvimos la sensación de agobio y pudimos jugar a todo sin apenas colas. El personal muy amable y siempre hay algún monitor para ayudarte.

A la entrada al Lego House cada visitante puede crear una construcción personalizada que se le asigna por azar combinando las piezas 2 que se fabrican allí mismo y se entregan (son los únicos materiales que se pueden sacar).

A destacar que desde el momento de entrar una pulsera nos permite entrar y salir del edificio en el momento deseado así como hacer fotos de cada una de nuestras creaciones o usar las taquillas tantas veces como queramos. Todo funciona de maravilla y a la primera. Una vez fuera no lances esa pulsera ya que a través de un código combinado con el del ticket podremos seguir jugando y descargarnos las fotos y videos a través de la App de Lego House.

Nosotros entramos pocos minutos después de las 10:00 y salimos con el cierre (nos tuvieron que echar, vaya) para quedarnos una hora más en la súper bien surtida tienda donde hay algunas instalaciones y juegos más. Un total de 8 horas que a mis hijos se les hizo cortas! Lo que vuelve a demostrar como de volando pasa el tiempo cuando te los pasas bien, ¿a qué sí?

Lego House utiliza modernas tecnologías digitales que nunca eclipsan la creatividad y el protagonismo de los propios niños. Además de un área dedicada al mundo duplo para los más peques y –entre otros muchos espacios e instalaciones- puedes trasformar tu creación en forma de pez y verlo nadar en una pecera virtual una vez escaneado.

También se pueden construir prototipos y hacer carreras de coches, crear monstruos y ponerlos a prueba de terremotos, crear cooperativamente un ciudad sim city creando edificios en varias mesas digitales que reaccionan cobrando vida, programar con scratch un rescate polar con Lego robotix, producir tu propia película stop motion, contemplar increibles diaporamas Lego City o dar un paseo por los clásicos de History Collection de Lego situada en el sótano.

Un sueño hecho realidad, imaginativo y realmente inmersivo. Basta leer las reseñas de la Lego House en Tripadvisor. Estamos de acuerdo con casi todas y nos parece merecida su alta puntuación. todo un must see de Dinamarca con niños o mejor dicho un must do, o mejor todavía, un must play!.

¿Lo peor del Lego House? Que en algún momento le tienes que decir a los niños que se acaba. Recomendable para fans de Lego así como para no tan fanes. Para nosotros nuestra visita al Lego House fue una experiencia que ni los niños ni yo olvidaremos y desde luego, con ganas de volver!

Consejos y Datos prácticos de Lego House

Cómo llegar

Existen numerosos vuelos directos a Billund desde varias capitales españolas. Consulta y compara aquí los vuelos a Billund. Puedes consultar aquí un comparador de coches de alquiler. Junto al Lego House existe un parking.

Horarios y días de apertura

Vale la pena aprovechar, llegar a primera hora y pasar todo el día con algún descanso (se puede salir y entrar libremente) o pasar al menos un mínimo de 2 o 3 horas.

Los horarios cambian a lo largo del año y según el día de la semana. La apertura es siempre a las 9:30 si bien puede cerrar a las 17:30 o 19:30. Algunos días cierras completamente o solo abre la parte gratuita (playgrounds exteriores, restaurante y tienda). Ten en cuenta, no obstante, que la parte sustancial es la de Lego Experience a la que se accede comprando el ticket. Antes de ir es recomendable consultar los horarios directamente en su web.

Comida

Entre los tres que ofrece el restaurante MINI CHEF es una atracción con una original manera de servir la comida. Nosotros leímos críticas tanto positivas como negativas pero en cualquier caso nosotros no podemos opinar pues decidimos salir fuera al cercano Billund Bageri & Cafe y creo que acertamos.

También existe unas mesas en el hall donde las familias pueden traer sus alimentos y hacer su propio picnic. Un diez para Lego!

Compra de entradas

Sobre todo si vais en verano reservad con tiempo ya que el aforo diario es limitado.

La compra de la entrada si se realiza online (solo se venden en su en la web) es algo más económica que en el mostrador. Los niños 0-2 no pagan. Niños y adultos: 30€. Precio reducido para entradas a partir de las 15:00. Consulta ofertas especiales como por ejemplo la mitad de precio en Septiembre.

Una vez en la lego House y con el ticket impreso o desde el mismo móvil una máquina expenedora la escanea e imprime las entradas. Existen cómodas taquillas incuidas en el precio.

El acceso libre sin ticket incluye un amplio hall con algunos juegos, terrazas exteriores con playgrounds, restaurante y la Lego shop

Alojamiento

Habitaciones tematizadas en Lego Land Billund

Para los que queráis volver al día siguiente recordad que os harán una super oferta especial. Así pues podéis consultar alojamientos en Billund. Para hacerlo más Lego fun os podéis consultar el cercano HOTEL LEGO LAND.

 

+ info

Lego House

Guía para disfrutar Lego Land

20 planes en Copenhaguen con niños

Más planes familiares en Dinamarca con niños

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!