Valladolid con niños en 15 planes para no perderse

por | May 8, 2019 | Destinos, España, Viajar con niños | 0 Comentarios

Viajar a Valladolid con niños te va a regalar multitud de experiencias. Aunque a veces pueda quedar eclipsada por otras ciudades de la Comunidad como Salamanca, Burgos o Ávila, escaparse a Valladolid con niños, tanto la capital como toda la provincia, significa hacer grandes descubrimientos y  disfrutar de lo lindo en familia.

Valladolid con niños

Plaza de Zorrilla, una de las imágenes más conocidas de Valladolid

Conocida cariñosamente también como Pucela, la ciudad de Valladolid (350.000 habitantes) es la capital de Castilla y León. En ella podréis disfrutar de un considerable abanico de planes y actividades familiares paseando por las joyas de su centro histórico, jugando en sus espléndidos parques o visitando sus centros culturales y museos. Saliendo a conocer el resto de la provincia se encuentran preciosos castillos, parques temáticos, canales navegables y centros de interpretación natural.

Basada en nuestra propia experiencia viajera, ojalá que esta guía de planes en Valladolid con niños te resulte tan útil como inspiradora. Para que te ubiques mejor más abajo encontrarás un práctico mapa con todos los planes y lugares de interés localizados.

Cómo llegar a Valladolid con niños

Su aeropuerto está en Villanubla, un pueblo a 20 km de la capital. Aun siendo pequeño ofrece conexiones diarias a Barcelona. En temporada de verano también hay vuelos a Lanzarote y Palma. Consulta y compara aquí vuelos a Valladolid.

Desde el aeropuerto tienes 3 opciones para llegar a la capital. Una es tomar un taxi que te llevará, sin tener que esperar, a tu punto de destino. Los precios de los taxis desde el aeropuerto a Valladolid son cerrados y rondan los 25 euros en Radio Taxi Valladolid.

La segunda opción es utilizar la línea de transporte público que une el aeropuerto con la estación de autobuses que está en el centro de Valladolid. El tiempo de trayecto es de aproximadamente media hora. Puedes consultar los precios y horarios.

Y por último, siempre puedes alquilar un vehículo, aunque realmente solo te lo recomiendo si vas a visitar los pueblos de la provincia, ya que Valladolid es una ciudad muy cómoda para moverte a pie y las distancias son pequeñas.

Valladolid se encuentra a 200km al noroeste de Madrid, casi en el mismo centro de Castilla y León lo que la convierte en una ciudad muy accesible y bien comunicada. Desde Madrid por ejemplo tardarás poco más de 2 horas en llegar si lo haces en coche y algo menos si lo haces en tren en el AVE-Renfe saliendo desde la estación de Chamartín.

Otra opción es utilizar el autobús. ALSA tiene servicios regulares desde Madrid con unos precios muy buenos de unos 12 euros por trayecto o, dependiendo de los horarios, por algo menos. Desde otras ciudades de España también ALSA te puede llevar para que disfrutes de Valladolid con niños.

Cómo moverse en Valladolid con niños

Sin duda, Valladolid es una ciudad asequible para los peatones, pero hay otras opciones para descubrir la ciudad.

En autobús. Valladolid cuenta con más de veinte líneas de autobús urbano AUVASA que te llevarán a cualquier punto que quieras visitar de la ciudad. Además, los fines de semana y en víspera de festivos operan los autobuses “Búho” que prestan servicio hasta las 3 de la madrugada.

En bicicleta. El Ayuntamiento, además, tiene un servicio de préstamos de bicicletas, Vallabici, que cuenta con 30 puntos de préstamos repartidos por la ciudad. Las bicis se pueden utilizar desde las 7.00 horas hasta las 22.30 horas con dos tarifas, una anual que cuesta 25 euros y otra para usuarios puntuales que cuesta 5 euros. Una manera muy recomendable de conocer Valladolid con niños es hacer un agradable tour en bicicleta.

Con la  tarjeta Valladolid Card podrás utilizar el autobús turístico para recorrer Valladolid con niños de una manera cómoda y rápida. Además, tendrás la entrada incluída a 10 de los museos más importantes de la ciudad como el Museo de la Ciencia, el Palacio de Fabio Nelli o el Museo Nacional de Escultura. Puedes reservar esta tarjeta en este enlace. 

Apartamentos y Hoteles en Valladolid con niños

Cuando uno viaja en familia son muchas las cosas cosas a tener en cuenta y a organizar. Si visitas Valladolid con niños es una buena idea que lleves el apartamento u hotel reservado. Puedes consultar este comparador de hoteles en Valladolid. Nuestra selección de alojamientos familiares es:

Nexus Valladolid Suites & Hotel

Situado en pleno casco histórico de Valladolid, el Nexus Valadolid Suites & Hotel es perfecto para una visita a Valladolid con niños. Habitaciones amplias con sala de estar y cocina muy bien equipada con microondas, cafetera y nevera. Si vienes con tu propio coche, podrás aparcar en el mismo hotel (aparcamiento de pago) y moverte a pie por la ciudad, pues está al lado de la catedral.

Novotel Valladolid 

Valladolid con niños

Pensando en toda la familia. Zona de juegos de Novotel Valladolid

El Novotel Valladolid es toda una referencia que cuenta con habitaciones familiares y aparcamiento privado. Además los niños hasta 15 años se pueden alojar gratis en la habitación si la comparten con sus padres y sus desayunos también están incluidos en los de los padres. Y si tenías alguna duda, te cuento que Novotel Valladolid tiene una piscina exterior, zona de juegos infantil y un bonito jardín.

Apartamento Claustro Las Francesas

Habitación del Apartamento Claustro de las Francesas

Uno de los más auténticos y singulares. El Apartamento Claustro Las Francesas es otro de los recomendables si visitas Valladolid con niños. El apartamento es amplio y cuenta con todo el equipamiento necesario, como cafetera, microondas o tostadora. Tiene dos plantas con dos habitaciones y dos baños independientes, además de dos sofás cama. Y cuenta con un patio privado que hará las delicias de tus hijos. //

AC Hotel Palacio de Santa Ana

El AC Palacio de Santa Ana se encuentra a unos 5 km de Valladolid y es una auténtica joya. Está ubicado en el antiguo monasterio de Los Jerónimos, construido en el siglo XVIII pero con todas las comodidades que te puedas imaginar, desde una piscina cubierta a un claustro acristalado. Muy valorable si visitas Valladolid con niños, son sus jardines.

Cosas que ver y hacer en Valladolid con niños

1. Descubrir los tesoros del centro de Valladolid

La Plaza Mayor es un buen lugar para comenzar tu recorrido por Valladolid con niños. Bella y porticada en su totalitad en ella destaca la Casa Consistorial, sede del Ayuntamiento, y que es uno de los edificios más icónicos de la ciudad. De lunes a viernes por las mañanas puedes visitar su interior y descubrir sus solemnes salones de recepciones, la escalera imperial y sus vidrieras y pinturas.

La Plaza Mayor juega un papel muy destacado en la vida de los vallisoletanos, no solo por ser lugar de reunión sino porque en ella se celebran conciertos, obras de teatro y sin duda durante la Semana Santa es protagonista de muchas de sus procesiones. Y aunque te sorprenda, en el mes de julio acoge un torneo de paddle.

Acércate a la Plaza de Portugalete para encontrarte con la catedral, diseñada en el siglo XVI por Juan de Herrera. La Catedral de Valladolid es conocida como “la inconclusa” ya que solo está construida en un 45% debido a la falta de recursos para terminar un proyecto de su magnitud. El fundador de Valladolid, el Conde Anzúrez está enterrado en este templo. Lo más destacado de la catedral si visitas Valladolid con niños es su torre. Mediante dos ascensores y un tramo de escaleras llegarás al mirador situado a 70 metros de altura. Sin duda, esta visita a la torre de la catedral te regalará las mejores vistas de Valladolid.

Junto a la catedral  está la estatua de Cervantes y la fachada de la Universidad de Valladolid fundada en el año 1241, siendo así la segunda más antigua de España después de la Salamanca. Pero ojo, como todo edificio antiguo, tiene su propia leyenda: no cuentes los leones que la custodian o nunca terminarás tus estudios.

Acércate hasta el Pasaje Gutiérrez una galería comercial de estilo parisino. En el centro está cubierta por una cupula de cristal que ilumina una escultura de Mercurio,  dios del comercio.

Valladolid con niños

Dios Mercurio en el Pasaje Gutierrez

No te olvides mirar hacia arriba y disfrutar de la multitud de casas señoriales y palacios que acoge Valladolid. La mayoría son de los siglos XV y XVI. El de más alta cuna es sin duda el Palacio Real de Valladolid en donde residieron personajes tan importantes como Carlos V, Santa Teresa de Jesús o Isabel I.

Ciudad de pasado noble, merece también la pena acercarse al Palacio de Fabio Nelli, el Palacio del Marqués de Valverde que en un descuido pilló a su esposa con un amante y decidió airear sus trapos sucios tallando la historia en la piedra de la fachada o el Palacio de los Condes de Rivadivia con una característica ventana plateresaca. Cuenta la leyenda que Felipe II fue sacado por una ventana para ser bautizado en la preciosa Iglesia de San Pablo y que reconocerás nada más verla.

Valladolid con niños

Pasear por Valladolid de noche te va a regalar preciosas imágenes

Y si Valladolid es bonita de día, de noche seguirá sorprendiéndote. En 2011 fue declarada la ciudad mejor iluminada del mundo así que no te puedes perder hacer un tour nocturno para recorrer sus principales monumentos, edificios y calles vestidas con sus mejores luces donde se descubren los rincones más desconocidos para los turistas de la mano de varios personajes históricos.

2. Disfrutar de los maravillosos parques de Valladolid

Afortunadamente Valladolid cuenta con varios espacios verdes que te permitirán tomarte un descanso del ajetreo de la ciudad y los niños podrán descargar toda su energía acumulada.

Sin duda el más representativo es el Parque de Campo Grande. Situado en el centro de la ciudad, es uno de los más grande de todos los parques de Valladolid. Su entrada principal se encuentra en la Plaza de Zorrilla así que durante tu estancia en la ciudad pasarás varias veces por su puerta. El Campo Grande tiene decenas de especies arbóreas y sin duda lo que más llamará la atención de los niños serán los pavos reales que campan a sus anchas por todo el recinto. Además, podréis ver patos, ardillas e infinidad de aves como las palomas mensajeras o los faisanes que se encuentran en las pajareras.

Valladolid con niños

Impresioante pavo real en Campo Grande

Lo más llamativo de este parque es el estanque y sus alrededores. Además, y con esto vas a triunfar seguro, tus hijos podrán dar un paseo en barca mientras escuchan las interesantes historias que el barquero compartirá con ellos.

Valladolid con niños

En barca por Campo Grande, ¡inolvidable!

Además el Campo Grande cuenta con una divertidísima zona de columpios con un barco pirata enorme. Es habitual que el Ayuntamiento organice actividades infantiles en este espacio así que te recomiendo que antes de tu visita le eches un vistazo a la agenda de la ciudad.

Un barco pirata indispensable para disfrutar Valladolid con niños

El Parque Ribera de Castilla está situado al lado del río Pisuerga, lo que te va a regalar tranquilos paseo a la orilla del río cuando visites Valladolid con niños. Este parque puedes recorrerlo a pie pero también en bici y está adaptado para las sillitas de bebé y para personas con movilidad reducida. El Parque Ribera de Castilla cuenta con varias zonas de columpios, varios estanques y hasta un embarcadero y zonas habilitadas para la pesca. Si te apetece disfrutar de un picnic en plena naturaleza, estás de suerte, pues además hay una zona de merendero.

Jardines de la Rosaleda de Francisco Sabadell. Esta rosaleda situada junto al paseo de Isabel La Católica  y muy cerca de la playa de las Moreras, cuenta con más de 36.000 metros cuadrados y es uno de los jardines más antiguos de Valladolid. Los rosales son casi la única especie de estos jardines. El mejor momento para visitar la rosaleda y disfrutarla en todo su esplendor es en la primavera cuando podrás ver cómo los rosales trepadores cubren los arcos metálicos y las pérgolas llenándolo todo de vistosos colores.

No os perdais el Valle de los Seis Sentidos que espera a todas las familias en Renedo de Esgueva, a 11 kilómetros de Valladolid. Se trata de un enorme parque infantil con más de 60 juegos que se dividen en varias zonas como El Valle de los Valientes, La Plaza Dorremi, La Granja o El Teatro de los Ecos. Entre los juegos más solicitados se encuentran el puente de cuerdas, los juegos musicales, medioambientales y científicos. Los menores de 3 años tienen entrada gratuita y la tarifa general es de 4 euros.

Valladolid con niños

El Valle de los Seis Sentidos. Foto: Ayto de Ayuntamiento de Renedo de Esgueva

Parque Ambiental del PRAE Se trata de un espacio en el que se intenta conseguir la sensibilización medioambiental y el desarrollo sostenible y todo ello de una manera muy didáctica. Este parque se divide en varias áreas cuyos principales protagonistas son el reciclaje y el agua.

El Jardín de las 3R está creado a partir de materiales reciclados como ruedas de coche o botellas, con suelos de cristal, jardineras hechas con bidones y paneles de madera reciclada. La Pasarela es el elemento vertebrador del parque y en los Ecosistemas se encuentran los espacios en los que se representa la vegetación de Castilla y León. Además este parque cuenta con un insectario, un xerojardín o jardín seco, huertos educativos y una laguna.

A lo largo de todo el año en el Parque Ambiental del PRAE se llevan a cabo actividades como mercados ecológicos, cursos de formación en la metodología del bosquescuela, talleres de mindfullness para niños y adultos o talleres musicales entre muchos otros. Puedes consultar su programación en este enlace.

3. Disfrutar de un día de playa

¿Ir a la playa en Valladolid? Pues sí. No importa que estés en la mismísima Castilla y León, Cuando apriete el calor podrás disfrutar de un perfecto día de playa en Valladolid con niños.

¿Quién dijo que en Valladolid no hay playa? Fuente: Civitatis

La playa fluvial de Valladolid se encuentra en el Parque de las Moreras, en la orilla izquierda del río Pisuerga. Esta playa se construyó en la década de los 50. La playa de Valladolid cuenta con todo lo necesario para que no eches de menos al Mediterráneo: tiene aparcamiento, duchas, baños y hasta su obligatorio chiringuito.  Además desde esta playa puedes practicar piragüismo y como cuenta con varios senderos se pueden dar agradables paseos.

4. Asombrarte con los museos de Valladolid

Y es que Valladolid tiene museos para todos los gustos y para todos los públicos. Algunos de los museos de la ciudad son únicos en España.

En el Museo de la Ciencia cuenta con distintos espacios en los que tú y tus hijos aprenderéis infinidad de cosas interesantes. Mediante elementos interactivos descubriréis qué son los combustibles fósiles o qué está pasando con el cambio climático. El agua tiene un lugar especial en este museo y en la Sala del Agua profundizaréis en conceptos como el Tornillo de Arquímedes o el funcionamiento de una esclusa.

Valladolid con niños

En el Museo de la Ciencia pasarás una tarde repleta de aprendizajes

En la sala dedicada a la Química te encontrarás con un mostrador interactivo con videos explicativos y una enorme tabla periódica en la que los niños reconocerán elementos de nuestra vida diaria. En el módulo Química a Pedales los niños reconocerán la relación entre la evolución de la bicicleta y la química.

En el Planetario tienen sesiones infantiles para niños a partir de 3 años en las que gracias a especialistas en Astronomía los niños podrán hacer sus pinitos como científicos del Universo. Además, tienen alguna sesión para bebés. Puedes ver la programación en este enlace.

En el exterior del museo se encuentra una pasarela que cruza el río Pisuerga y que lleva a la Casa del Río, un espacio que sirve para explicar  los distintos ecosistemas del Pisuerga. Cuenta con varios acuarios, terrarios y módulos interactivos.

El Museo Patio Herreriano es un museo de arte contemporáneo español desde 1918 hasta la actualidad y se sitúa en unos de los claustros del Monasterio de San Benito. Este museo organiza a lo largo de todo el año multitud de actividades para niños y familias y una de sus grandes bazas es el programa “No queremos dormir la siesta”con talleres con títulos tan sugerentes como “¿Dónde está mi libro?” o “Mi ciudad inventada”.

Y si quieres disfrutar de un tour guiado por el museo puedes participar en el divertidísimo Expediente Picasso. Han robado un cuadro del famoso pintor así que de la mano de un curioso personje irás recorriendo distintas estancias del museo como el claustro o la Capilla de los Benavente para poder descubrir la ladrón.

Museo de Ciencias Naturales – (MUVa) Este museo forma parte del Museo de la Universidad de Valladolid junto con la colección de Historia y Arte y la de Ciencias Biomédicas. La colección de Ciencias Naturales se encuentra en la Plaza de España número 7, el Edificio García Quintana. Esta colección creada nada menos que en 1860 cuenta con 10 salas en las que tus hijos disfrutarán de multitud de curiosidades relacionadas con el ser humano, los vertebrados inferiores, los mamíferos, la paleontología o la botánica.

Valladolid con niños

Casa Museo de Colón Fuente: Provincia de Valladolid

Casa Museo Colón. Colón falleció en Valladolid en 1506 y la ciudad no podía negarle un homenaje. Se trata de un museo interactivo que nos lleva a épocas pasadas a través de diversos audiovisuales, documentos y obras de arte. En el patio interior del museo se encuentra una lápida con el busto del Almirante y un monumento a la Santa María con la que realizó su primer viaje a las Indias.

5. Disfrutar del cine y el teatro en familia

En el mes de octubre se celebra la Semana Internacional de cine de Valladolid, en la que compiten largometrajes, cortos y documentales. Y desde hace ya unos años se celebra dentro de este festival el Miniminci que incluye actividades para toda la familia.

Podrás disfrutar con tus hijos de proyecciones destinadas especialmente al público infantil, pero sin descuidar en ningún momento la calidad de los títulos. Además, muchas de las proyecciones van acompañadas de conciertos y música en directo.

Resulta de lo más recomendable consultar la programación del Teatro Calderón y sus espectáculos familiares y para niños. Si coincide con una actuación de la Compañía Teloncillo, grupo de teatro vallisolitano especializado en producciones familiares, entonces sencillamente no os la podéis perder!

6. Recorrer el Pisuerga en barco

Esta será una aventura inolvidable si visitas Valladolid con niños. Se trata de un barco inspirado en los famosos barcos de vapor del Mississippi. De hecho, es uno de los poco barcos de palas que quedan en el mundo.

Valladolid con niños

Magnífico barco La Leyenda del Pisuerga

La Leyenda del Pisuerga es como se llama el barco de estilo Mississippi. Hace una ruta de 13 kilómetros entre el Parque de las Moreras y el Puente de la Hispanidad y durante el recorrido se dan a conocer multitud de curiosidades de la ciudad y de la historia de sus barrios. Recorrer el río a bordo de este barco te va a dar otra visión de Valladolid que no podrías tener de otra manera.

7. Tomar algo e ir de compras en Valladolid con niños

Ya has recorrido las plazas de Valladolid, los niños han disfrutado jugando en los parques y ahora toca un ratito de descanso. Por suerte en Valladolid hay varios locales que han pensado en niños y padres para que todos podamos comer o tomarnos algo tranquilamente y que estemos a gusto.

En el Restaurante la Carraca (calle Carraca 14) podrás tomarte una tapita mientras los niños juegan en su amplia zona de juegos con hinchables y piscina de bolas. En 2 Mujeres al borde de un ataque de nervios tienen una amplia terraza y una zona de juegos. En el menú, con hamburguesas, perritos, ensaladas y pasta cuentan con menú infantil y menú vegetariano.

El Mercado de Val es otro buen lugar para reponer fuerzas. Es el más antiguo de la ciudad y en sí mismo ya es un lugar digno de visitar que está inspirado en Les Halles de París. En el Mercado de Val no solo podrás comprar productos frescos y de la zona sino que también podrás disfrutar de sus gastropuestos como La Provinciana en la que sirven cocina castellana, Austral con pinchos y tapas dedicados al mar o El Mercado del Trigo especializado en tartas artesanas y zumos naturales.

Valladolid con niños

Mercado de Val, buena opción para disfrutar de la gastronomía de la región

Si eres de los que se pierde por un buen dulce, pásate por la Confitería Cubero, al lado de la Plaza Mayor. Es una confitería de las de toda la vida, con un enorme mostrador de cristal sobre el que se te hará la boca agua contemplando sus pasteles y distintas especialidades.  Al fondo tienen la cafetería para que te sientes tranquilamente a degustar sus delicias.

Si visitas Valladolid con niños en Semana Santa, aprovecha y prueba sus torrijas con crema caramelizada. Están buenísimas. Además, alucinarás cuando veas recreados en chocolate los edificios más emblemáticos.

Valladolid con niños

¿No es increible que esté hecho con chocolate?

Además, Valladolid cuenta con varias tiendas y librerías que serán las delicias de toda la familia.

Mentaberry lleva abierta más de 60 años y en ella podrás encontrar juguetes de calidad de temporada, pero también jueguetes de los que nos llevan a nuestra infancia y a la de nuestros padres. Caballitos de madera, vehículos de hojalata, peonzas y rompecabezas.

Y si en tu familia sois ávidos lectores no puedes perderte una visita a la librería La Marmota situada en el Paseo de Zorrilla en donde además de libros podrás encontrar una completísima agenda de actividades para los niños y las familias como cuentacuentos y talleres de manualidades.

Valladolid con niños

Bonito rincón de juegos en La Marmota

Otro comercio de referencia en Valladolid con niños es Cleoveo, una tienda de moda sostenible infantil y toda una filosofía de vida, maternidad  y crianza. Aquí encontraréis  prendas esenciales y complementos para bebé diseñados por la familia que la regenta.

Más planes por la provincia de Valladolid con niños

8. Visitar el Centro de Interpretación de la Naturaleza Matallana

Aquí podrás descubrir junto a tus hijos el entorno natural de la provincia de Valladolid. El edificio ya es en sí mismo una joya digna de visitar, pues se trata del  monasterio cisterciense de Santa María de Matallana.

Valladolid con niños

Un centro de interpretación de la naturaleza que piensa en toda la familia Fuente: Terranostrum

Este centro de interpretación tiene varias salas de exposiciones y unos preciosos jardines con plantas aromáticas y medicinales. Se pueden hacer visitas guiadas previa reserva. Ofrece multitud de actividades que os dejará un muy buen sabor de boca: paseos en burro o en carro tirado por caballos, observar aves en la laguna o aprender sobre ganado ovino. El parque infantil tematizado hará las delicias de los niños.

9. Deslumbrase en el Centro Astronómico Cielo y Tiedra

El cielo, el espacio, las estrellas: qué grandes misterios guardan. En el Centro Astronómico Cielo y Tiedra podrán ayudarte a ti y a tu familia a descubrir alguno de ellos. En este centro se pueden hacer multitud de actividades como observaciones diurnas sobre todo del sol a través de unos telescopios que cuentan con filtros especiales para que todo sea perfectamente seguro. Además, hay visitas guiadas en las que te enseñarán a diferenciar las constelaciones o cómo es la vida de las estrellas.

La contaminación lumínica provoca que muchas veces no podamos disfrutar del cielo estrellado. En Cielo y Tierra ponen a tu disposición unas visitas nocturnas. Para ello hacen observaciones del cielo a simple vista en las que se utilizan los bancos exteriores del Ágora.

Los sábados y los domingos celebran los Fines de Semana Astronómicos en los que podrás utilizar los telescopios solares, disfrutar de sesiones en el planetario y hacer talleres de astronomía.  Construirás cohetes, aprenderás sobre las fases lunares y crearás tus propios sistemas solares. Puedes consultar aquí todos los horarios y tarifas.

10. Descubrir la cultura del vino en familia

La Ruta del Vino de la Ribera de Duero de la que forman parte 19 municipios del norte de la provincia de Valladolid con epicentro en Peñafiel se ha consolidado como una de las mejores opciones para practicar enoturismo. Si en su origen este tipo de turismo en esta denominación de origen de prestigiosos tintos quedaba restringido a parejas sin hijos o grupos de amigos, gracias a la ampliación de ofertas y actividades tanto en las bodegas como en los museos, se ha convertido en atractivo también para las familias.

Enoturismo en familia

En el sur de la provincia de Valladolid son 53 los municipios que forman parte de la Ruta del Vino de Rueda, uno de las mejores denominaciones de vinos blancos de España.

Existen numerosas opciones de enoturismo. Por ejemplo en esta comarca la Bodega Valdecuevas organizan visitas guiadas a su viñedo y a la zona de elaboración. Aquí los niños aprenden en dos talleres sensoriales los sabores y olores que se encuentran en el vino para terminar con una cata de mosto, aceite de oliva virgen y vino para los adultos.

11. Acercarse a la Villa del Libro española

Se trata de Urueña, una villa inspirada en otras que hay en diferentes países como Francia, Holanda y Bélgica. En Urueña encontrarás establecimientos en los que comprar libros antiguos, raros o descatalogados. Además de un centro para la promoción del libro y de la cultura,  Centro E-Lea Miguel Delibes, en Urueña hay un Museo del Cuento con representaciones de las obras infantiles más conocidas como Alicia en el País de las Maravillas, Pinocho, Caperucita Roja o Peter Pan.

Valladolid con niños

Urueña una villa que tiene más librerías que bares

Si lo tuyo es la Música, Urueña cuentan también con un Museo que recoge más de 500 instrumentos llegados de distintos puntos del planeta y de distintas épocas. Tus hijos descubrirán que el ser humano ha utilizado a lo largo de su historia multitud de materiales como el barro, la madera, el hueso o la piel para crear sus composiciones.

12. Viajar al pasado a través del arte mudéjar

En la famosa Villa de Olmedo se encuentra el Parque Temático del Mudéjar que te permitirá disfrutar de una  agradable mañana o tarde. Los niños encontrarán reproducciones a su escala de edificios tan característicos como el castillo de Coca, la iglesia de San Salvador de Toro, o el castillo de la Mota.

Valladolid con niños

Subirse a los castillos vallisoletanos es posible en el museo del Mudéjar

Valladolid con niños

Pequeños trenes que hipnotizan a los niños

Además, a lo largo del recinto hay vías de tren y trenes pequeñitos con recorridos específicos que salen de pequeñas estaciones. Lo niños podrán ver cómo funciona un tren cremallera o una locomotora a vapor.

13. Adentrase en el Aula de la Naturaleza Cañada Natural

¿Te imaginas aprender dentro de un palomar? Pues eso es lo que podrás hacer si visitas Valladolid con niños y te acercas a la Villa de Fresno el Viejo.

Valladolid en familia

Museo Enológico de Hogaño a Antaño (Valladolid)

En un palomar que tiene más de 150 años se encuentra el Aula de la Naturaleza Cañada Real en donde porás descubrir en familia la riqueza natural del entorno. Consta de 8 salas en las que se pueden ver cómo viven las palomas o cómo es un pinar con su habitat completo, una sala de proyecciones y una sala de juegos en la que los niños afianzarán de manera lúdica todo lo que han ido aprendiendo a lo largo de la visita.

Además en el Museo Enológico de Hogaño a Antaño situado junto al Aula de la Naturaleza los peques descubren el proceso de elaboración del vino a través de juegos y manualidades.

14. Darte un chapuzón en el Complejo Acuático Gran Florida

Si visitas Valladolid con niños en pleno verano, nada mejor que acercarte hasta el Complejo Acuático Gran Florida en Castronuño. Toda la familia lo agradecerá. Se trata de un recinto de más de 6.000 metros, con toboganes de 40 metros de longitud, con césped y sombrillas para que puedas descansar.

Viajar a Valladolid

Complejo Acuático Gran Florida Castroluño (Valladolid)

Para completar el día no tienes que preocuparte de la comida porque en su restaurante tienen bocadillos, platos combinados y raciones. Puedes consultar precios aquí.

15. Hacer un crucero por el Canal de Castilla

El Canal de Castilla es una de las obras de ingeniería civil más importantes del siglo XVIII español. Se trataba de mantener en comunicación con el resto de la península a la aislada meseta. El canal tiene tramos de hasta 22 metros de anchura y 3 metros de profundidad. Actualmente son muchas las maneras de disfrutar de esta curiosa construcción.

Valladolid con niños

Navegar por el Canal de Castilla será una aventura inolvidable Fuente: Ayto. Herrera de Pisuerga

Las embarcaciones realizan recorridos de ida y vuelta que duran aproximadamente una hora y algunos tienen recorridos especiales que les lleva a pasar por una esclusa. Los barcos salen de distintas localidades de Castilla y León. En el caso concreto de Valladolid, lo hacen desde Medina de Rioseco.

Bonus Extra

 Conocer el Museo del Pan de Mayorga

Valladolid con niños

¿Te atreves a hacer tu propio pan? Fuente: Destino Castilla y León

Se trata de un proyecto didáctico en la localidad de Campos en donde aprender multitud de curiosidades a cerca de este alimento tan común. Porque, ¿a quién no le gusta el pan en alguna de sus múltiples variedades? En este museo aprenderás cuál es la importancia del pan en distintas culturas a lo largo del mundo y de las épocas, cómo ha ido evolucionando y cómo se elabora.

El museo cuenta con audioguía para que no te pierdas nada y si quieres probar distintos tipos de pan, hay entradas que incluyen degustación. Además, hacen talleres infantiles para que los niños elaboren su propio pan y se lo puedan llevar a casa.

Conocer la vida de nuestros antepasados en Casa de la Ribera

En este museo ubicado en la localidad de Peñafiel toda la familia podrá adentrarse en la vida de los hombres y mujeres que habitaron la casa a principios del siglo XX. Mariano y Tomasa nos llevarán en un recorrido cargado de interacciones con el público, por el patio, la cantina, las cuadras o los dormitorios.

Recorrido teatralizado por una antigua casa

 

 

+Información de Valladolid con niños

Más planes familias en ruta en Castilla y León

Web de  Cultura y Turismo y Valladolid

Turismo de la Provincia de Valladolid

Turismo Castilla y León

¡Comparte con tus amigos y familiares!

0 comentarios

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Maria Fernández Esteban

Somos María, Heber, Éire y Olimpia. Nuestro hogar está más en la furgoneta que en casa. Allí donde aparcamos la furgo para dormir, tenemos nuestro hotel; allí donde la aparcamos para comer, tenemos nuestro restaurante. Nuestras ganas de viajar nos han llevado a celebrar el segundo cumpleaños de Éire en Vietnam. Si quieres seguir nuestras andanzas o leer consejos sobre viajes en furgoneta y autocaravana, pásate por nuestra web. www.lafurgoteta.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños