Viajar por Islandia con niños es toda una aventura porque esta isla es otro planeta dentro de este y no por casualidad es el lugar elegido por cineastas de todo el mundo para crear mundos imaginarios sin tener que recurrir a efectos digitales. Islandia es una tierra prodigiosa llena de vida y de sorpresas.

Así pues Islandia es un destino familiar alucinante, donde podremos exprimir al máximo nuestra imaginación a la hora de visitar maravillas naturales como pueden ser cascadas, glaciares, museos, playas volcánicas y piscinas geotermales.

He viajado por medio mundo y puedo afirmar que pocos paisajes me han sorprendido tanto como los que Islandia nos ofrece, siendo un país totalmente seguro, donde los niños vivirán en contacto permanente con la naturaleza.

Colores intensos, clima salvaje, grandes espacios, nieve, montaña, mar…esto es Islandia

Islandia es un país con pocos habitantes (unos 338.000 en 2017) y poblaciones relativamente pequeñas. Reykjavik es una capital totalmente distinta a lo que muchos niños (y padres) están acostumbrados. No es una ciudad monumental, ni posee grandes edificios, ni un enorme río con puentes monumentales.

La capital de Islandia es una ciudad muy agradable, hoteles con solera, muchos hostels y apartamentos, casitas pintorescas, un centro lleno de historia y vida, una catedral única en el mundo y una vida nocturna mas que interesante.

ISLANDIA EN FAMILIA

El centro de Reykjavík, con sus hoteles clásicos y zonas verdes.

Recuerdo con mucho cariño los viajes que hemos hecho a Islandia con niños, y siempre, sea como sea, acabamos dedicándole varios días a la capital, ya sea para bañarnos en la playa geotérmica de Nauthólsvík o para dar una vuelta por sus museos y sus parques. Son tantas las actividades que podemos realizar con niños en la capital de Islandia que realizar una selección se ha convertido en una tarea verdaderamente ardua. En esta ocasión, hemos contado con la ayuda inestimable de nuestros hijos de 9 y 11 años, a la hora de seleccionar 20 planes para descubrir Islandia en familia.

Cuando viajar a Islandia con niños

La mejor época para descubrir Islandia con niños es desde finales de junio a finales de agosto, aunque hay familias que se lanzan a la aventura en mayo y en septiembre. En junio todavía encontraremos algunas carreteras secundarias con nieve, así como algunas pistas de montaña cubiertas por barro y agua, pero en general, se puede dar la vuelta a la isla sin problemas.

En julio y agosto se puede circular con mayor fluidez, aunque en los principales puntos de interés suele haber mucha gente. Nosotros casi siempre viajamos a Islandia (las últimas tres veces) a finales de Junio-principios de Julio y en Septiembre.

Islandia con niños

Islandia está llena de paisajes extraterrestes, naturaleza salvaje en su estado mas puro

El clima en Islandia

Viento, lluvia y niebla. ¡Bienvenidos a Islandia!. Es lo que tiene viajar a una isla situada estratégicamente entre Groenlandia y el resto de Europa. Corrientes, vientos, placas tectónicas, volcanes….hay de todo en poco espacio,  aunque el sol aparece, no siempre vamos a poder disfrutar de varios días seguidos con cielo azul, es importante mentalizarse.

Digamos que el tiempo de Islandia se parece al de Irlanda pero a lo bestia. Si viajamos a Islandia con niños debemos tener muy claro que nos va a llover mas de un día. Chubasqueros, un paraguas pequeño para la capital, pantalones largos, a poder ser de trekking, buenos calcetines, ropa de abrigo con Gore Tex & Windstopper y un buen calzado (también con Gore Tex) es indispensable.

El camping de Vík es el campo base perfecto para realizar excursiones por el sur de la isla.

En verano, algunos días podemos llegar a los 20º si hace sol, pero hay que viajar preparados y motivados para mantenernos entre los 10º y los 15º. En nuestro último viaje (de finales de junio a mediados de julio de 2018), la temperatura máxima no pasaba de los 14º-15º y la mínima, en algunos puntos, se quedaba en los 4º y -6º.

Una buena chaqueta Windstopper/Gore Tex es indispensable para viajar cómodos

Documentación y vacunas para Islandia

Islandia está dentro de la zona Schengen, los ciudadanos de la UE podemos entrar con el pasaporte o el DNI con una validez mínima de 6 meses. En lo referente a las vacunas, decir que no hace falta ninguna, que el aire es purísimo, el agua excelente y que se puede beber agua en la mayoría de riachuelos que encontraremos, siempre y cuando no haya animales en descomposición por las cercanías. Islandia posee una pureza natural envidiable.

El aeropuerto internacional de Keflavik, práctico, cómodo y acogedor

Como llegar y moverse por Islandia con niños

La forma mas rápida y cómoda de llegar a Islandia con niños es en avión. A nivel de vuelos, Norwegian, Icelandair y Vueling/Iberia tienen vuelos durante la temporada de verano directos desde España. Algunas compañías también operan vuelos puntualmente desde el levante español, no obstante, recomendamos consultarlo con antelación pues cada verano es distinto. Puedes consultar aquí los mejores precios de vuelos de Islandia.

Merecen ser resaltadas Icelandair y Norwegian por la calidad del servicio, el espacio entre asientos (muy recomendable si viajamos a Islandia con niños) y la flexibilidad con el equipaje. Los precios, si los miramos con tiempo, son realmente interesantes y sus aviones son nuevos.

La nueva flota de Norwegian es bastante mas cómoda que muchas low-cost…

Una vez llegamos al Aeropuerto Internacional de Keflavík tenemos varias posibilidades a la hora de empezar a movernos por Islandia con niños.

Una buena alternativa para dejarse llevar sin complicaciones viajando en familia es reservar excursiones y visitas guiadas por Islandia a través de este enlace.

Muchas familias alquilan un coche, ya sea un todo terreno 4 x 4 o un vehículo normal. Moverse en coche por la isla es relativamente fácil y rápido si se conduce por carreteras pavimentadas. Fuera de las rutas asfaltadas hay que ir con cuidado, pues no todas las pistas forestales son aptas para turismos sin tracción a las cuatro ruedas. La mayoría se encuentra en buen estado, pero en algunos casos, tendremos que subir fuertes desniveles, vadear ríos o atravesar zonas con nieve o mucho barro.

Un jeep normalillo, para cruzar ríos y pistas forestales con algo de nieve y barro

Tanto a la hora de partir como a nivel de señalética, deberemos tener muy claro donde vamos y por donde nos metemos (el número para emergencias es el 112). Los alquileres no suelen ser muy caros, todo dependerá del vehículo. Y ojo con las multas por exceso de velocidad porque son potentes.

Una opción algo mas cara, pero muy práctica a la hora de viajar por Islandia con niños ahorrándonos hoteles y campings es alquilar una autocaravana. Conocemos muchas familias que han viajado por Islandia en autocaravana y han disfrutado muchísimo.

Los pequeños autobuses locales que recorren las carreteras secundarias del noroeste

La libertad y la posibilidad de vivir aventuras en familia son factores muy a tener en cuenta. Son varias las empresas que alquilan autocaravanas en Islandia, (conocemos a mas de uno que la carga en un barco y se la lleva consigo desde su país de origen), no obstante, deberemos tener en cuenta que por donde pasa un 4×4, no pasa una autocaravana.

El clásico bus turístico que recorre las principales atracciones naturales desde Reykjavík

Otra posibilidad a la hora de descubrir Islandia con niños es a través de las líneas privadas de bus turístico, siendo una forma cómoda y práctica a la hora de llegar a los principales puntos de interés mas espectaculares de Islandia, como son la salida del trekking de Landmannalaugar, las tierras del interior o los hielos de los principales glaciares…

Existen pistas no asfaltadas que solo son aptas para vehículos 4×4, hay que informarse bien antes de meterse por según que sitios con coches de alquiler convencionales

Las compañías de bus privadas suelen ser caras, algunas incluso ofrecen vehículos especiales preparados para el hielo y la nieve, capaces de vadear ríos desde autocares altos, a vehículos con orugas o anfibios. Son muy espectaculares, pero si viajamos con niños, puede que el bolsillo se resienta cuando llevemos mas de 5 excursiones en familia.

La terminal de buses turísticos en Reikiavik la encontramos junto al aeropuerto internacional desde donde parten vuelos a varias poblaciones de la isla. Los vuelos internos en Islandia no son caros, por tal motivo, si no tenemos muchos días, puede resultar interesante alquilar un coche para movernos por el oeste y suroeste de la isla y al cabo de unos días, regresar a Reikiavik para subir en avión hacia el norte, ganando perfectamente media jornada.

Los super-autocares para zonas de acceso complicado

A nosotros nos encanta  descubrir la red de transporte público de los países que visitamos, y en Islandia, el transporte público es muy cómodo, eficiente, práctico y puntual. En algunos casos, será mas barato viajar en el bus público que no en los autocares de las compañías privadas que organizan viajes a los principales puntos de interés de la isla.

¿Cuál es el único problema?…pues que no todas la líneas de bus público conducen a varios puntos de interés, siendo necesario combinar varios autobuses, y el precio sube.

Islandia con niños

Una parada de autobús en medio de la nada, un precioso punto de conexión entre lineas en la península de Reykjanes, al suroeste de Islandia. 

La mejor opción es combinar varios medios, moviéndonos en transporte público por la capital y alrededores, incluso para llegar a Snaefellsnes, Grindavik, el aeropuerto y el sur de la isla (Vík) y contratar tours y excursiones guiadas en español en Islandia lo que nos facilitarán el poder movernos por terrenos complicados, alquilando el coche solo con la intención de dar toda la vuelta a la isla por la carretera nº1.

La famosa carretera nº 1 que da la vuelta a toda la isla

Al final de esta entrada tienes un mapa con todos los planes comentados.

Para viajar a Islandia os recomendamos además llevar alguno de los mapas (físico) tográfico de la serie 10 de Mál og menning. Muy detallado y siempre con bateria. Resulta ideal para no perder detalle…y no perdernos.

Dónde alojarse en Islandia con niños

En este punto hay que estar atentos porque la oferta de alojamientos en Islandia es escasa en relación al número de visitantes, esto significa que podemos tener problemas para improvisar por lo que resulta de los más recomendable reservar con antelación especialmente si viajamos los meses de verano.

Existen varias posibilidades de alojamiento a la hora de visitar Islandia con niños, desde un hotel convencional al camping libre, pasando por apartamentos  y los campings perfectamente equipados que encontramos cerca de la mayoría de puntos de interés, incluso en la capital. A nivel económico, la mejor opción sin lugar a dudas es el camping.

Islandia en familia

Preparando nuevas aventuras, buscando los mejores campings…en una de las enormes librerias (con punto de información) de la capital, Reykjavík.

Nosotros normalmente nos alojamos al llegar en hostels de Reykjavíc, donde podemos encontrar habitaciones sencillas (pero prácticas) para cuatro por unos 90€ la noche, con cocina y baño comunitario.

A lo largo de nuestras aventuras familiares por Islandia nos alojamos en varias hostelerías a pié de carretera y sobretodo en campings. En verano las noches son frías, por tal motivo, recomendamos llevar buenas tiendas y sacos que no sean de verano, ni los que se llevan los niños de colonias.

Instalados camping de Vík, en el sur de la isla, rodeados por un entorno natural de gran belleza. Es uno de los mas prácticos de sur de Islandia.

La mayoría de campings tienen puntos de luz para cargar teléfonos y baterías portátiles, cocinas y baños con ducha, muy útiles a la hora de viajar con niños. Algunos incluso tienen zonas para que los niños jueguen, así como juegos de mesa.

Una vez plantamos la tienda, solo tendremos que esperar a que el encargado pase tienda por tienda para pagar, o ir directamente a la oficina en la entrada para que nos den la pegatina que engancharemos en la tienda. La mayoría de campings también dispone de bungalows, donde poder dormir en una cama por un precio algo mas elevado.

La cocina del camping de Grindavík, una maravilla a la hora de viajar con niños.

Los precios por noche suelen oscilar entre las 1.000 y las 1.500 coronas por persona. Normalmente, los niños menores de 11 años no pagan. Tal y como sucede en las tiendas, restaurantes y bares en los campings se puede pagar con tarjeta de crédito, incluso pequeñas cantidades y en los lugares más recónditos.

El camping de Grindavík es una pasada, uno de los mejores de Islandia. 

Alojamientos recomendados:

Reykjavík Downtown HI Hostel, Reykjavík. Muy práctico, con buenos precios.

The Capital-Inn, Reykjavík. Un hotel sencillo y muy práctico.

Loft – HI Hostel, Reykjavík. Un buen hostel, no muy caro y cómodo.

Retro hostel, Reykjavík. Otro buen ejemplo de hostel práctico y efectivo.

Camping de Grindavík, ideal para recorrer el suroeste de Islandi

Arnarstapi Cottages, Arnarstapi. Algo caro, pero precioso. Justo al lado existe un hostel a precios mucho mas asequibles, y una zona de acampada.

Hotel ION Adventure Hotel

ION Adventure Hotel El extra merece la pena porque el lugar es único. Un hotel de fantasía con piscina termal ideal para ver las auroras boreales.

Fosshotel Hellnar, Hellnar. Hotel de carretera muy práctico y estratégicamente situado.

Bikers Paradise, Ólafsvík,ideal para ver auroras boreales.

North Star Guesthouse Ólafsvík. Alojamiento sencillo pero práctico.

Camping de Vík, muy práctico, un buen campo base para realizar excursiones por el sur de la isla.

Hof 1, Hotel, Hof. Eficiente y práctico, bien situado si vamos en autocaravana o coche de alquiler.

Camping de Skatjafell, super práctico, pero con mucha gente en julio-agosto al estar situado junto al mayor glaciar de Islandia.

Hofdi Guesthouse, EnHúsavík. Muy práctico y bien situado. 

Camping Hamrar En Akureyri. Uno de los mejores campings del norte de Islandia, ideal como campo base para realizar actividades.

Qué ver y hacer en Islandia con niños

Tras calentar motores, ¡vamos al tema familias viajeras!. Una vez hemos aterrizado en Islandia, hemos inspirado aire profundamente y nos situamos, es nuestro deseo compartir con vosotros, padres y madres aventureros, nuestras vivencias en Islandia con niños. Tras ponernos los cuatro de acuerdo, hemos seleccionado varias actividades en la capital y a lo largo y ancho de la isla, destacando aquellas que mas nos han llamado la atención durante nuestros viajes a Islandia los últimos cuatro años.

En muchos casos, hemos vuelto una y otra vez al mismo enclave, (como puede ser Vík o Grindavik) disfrutando de nuevas excursiones cada vez que regresamos. En el caso del norte de Islandia o de la península de Snaefellsnes, son tantas las aventuras que podéis vivir, que necesitaríamos un libro entero para describirlas, por tal motivo, nos hemos visto obligados a sintetizar al máximo nuestras recomendaciones.

1- Disfrutar del centro de Reikiavik y la catedral de Hallgrímskirkja

Tomando como punto de partida la catedral Hallgrímskirkja, situada estratégicamente en lo alto de una pequeña colina, descenderemos hacia el N siguiendo la calle que parte justo delante de la iglesia, bajando hacia él a pie. La catedral es realmente espectacular, su diseño nórdico no se parece al resto de iglesias que hemos visto por Europa y parte del mundo; desde lo alto de su torre, se divisa una magnífica panorámica de la ciudad. Los niños disfrutarán subiendo hasta lo mas alto (74,5m), siendo la construcción mas alta del país (sin contar las antenas de radio que podemos encontrar en varios puntos de la isla).

La magnífica catedral Hallgrímskirkja, única donde las haya.

El centro urbano está formado por tiendas bucólicas, edificios oficiales, museos, librerías con apartados para niños, restaurantes y bares. Aunque existen grandes edificios señoriales y algún que otro hotel clásico, en general, es una capital muy diáfana, que se ha expandido hacia los lados, nunca hacia arriba.

Una posibilidad interesante es hacer un tour panorámico por Reikiavik y recorrer sus puntos más emblemáticos. No podemos perdernos la parada donde venden los únicas e inimitables salchichas típicas de Islandia, justo en el centro de la ciudad. Sabrosas y realmente baratas.

Paseando en familia por el centro peatonal de Reykjavík

Y ya que estamos podemos acercarnos hasta el simpático lago Tjörnin, donde los niños pueden dar de comer a los patos acercándose al agua. Tranquilos papás que es muy poco profundo.

2. Convertirse en vikingo por un día en la aldea de Fjörukráin

En Islandia se han rodado varios capítulos de la serie de TV Vikingos, debido a la importancia de la cultura vikinga en la isla. Tal y como sucede en el sur de Noruega, son varios los asentamientos vikingos que pueden visitarse hoy en día, gracias a las magníficas recreaciones que día a día atraen a miles de visitantes.

Probablemente vuestros hijos hayan visto alguna de las películas y series dedicadas a Como entrenar a tu Dragón, siendo este un buen aliciente a la hora darles una clase divertida sobre historia vikinga.

La cultura vikinga está muy presente en la isla.

A tan solo 10 minutos de Reikiavik encontramos Fjorukrain, una curiosa atracción donde toda la familia puede disfrutar de una auténtica fiesta vikinga en un retorno al pasado de la isla. Una experiencia que sin lugar a dudas, nos ayudará a compartir con nuestros peques una parte de la historia y la cultura el norte de Europa.

Nunca es tarde para imaginar que estás sentado junto a Hipo y Desdentado en Mema…

Y ya que estamos, no olvidemos enseñar a los niños lo que es una casa turf, de gran tradición vikinga, este tipo de construcciones están hechas de madera y cubiertas con tierra y hierba, ofreciendo así un mayor aislamiento térmico.

3. Disfrutar en familia en la playa geotérmica de Nauthólsvík

En Islandia podemos disfrutar de playas de arena negra (y agua muy fría), cuyo origen volcánico nos servirá como punto de partida para compartir historias con nuestros peques y de playas geotérmicas, con agua caliente ideal para disfrutar en familia. La playa de Nauthólsvík se abrió al público el año 2000 y está formada por una laguna donde el agua caliente y la fría se funden, creando una sensación térmica muy interesante. Para acceder a la playa a pié desde Reikiavik deberemos cruzar un precioso bosquecillo, adentrándonos en la magia islandesa, que sabe mezclar progreso con tradición de un modo único.

Ese pedazo de playa con agua calentita…

Ello es debido al uso de la energía geotermal, algo que los islandenses llevan usando desde hace muchas décadas para calentar sus casas. Hoy en día prácticamente toda la capital utiliza energía geotermal para alimentar la red eléctrica, con un sistema de distribución de agua caliente que genera unos 60 millones de metros cúbicos al año. En Nauthólsvík encontramos una piscina con el agua a 38º, baños de vapor y una piscinita para niños que suele convertirse en el centro de atención de los mas pequeños. Los lugareños suelen bañarse en el agua caliente para salir corriendo y nadar en el mar.

Gente de todas las edades se baña a diario en las piscinas geotermales de Reykjavík

El contraste de temperatura es brutal, pues en invierno se llega con facilidad a los cero grados, no obstante, si nos bañamos en verano el agua la cosa cambia…pero solo un poco pues el agua no pasa de los 15º – 16º. Durante todo el año encontraremos duchas, vestuarios para cambiarnos cómodamente, varios restaurantes y un área para hacer barbacoas.

Aunque haga mal tiempo, los islandeses disfrutan bañándose en Nauthólsvík

Traerse la comida de casa (o del super) es algo que la mayoría de islandeses suelen hacer en verano. La curiosa playa de Nauthólsvík se encuentra situada muy cerca del pequeño aeropuerto de la ciudad, cerca de la Universidad de Reykjavik, por debajo de Perlan.

4- Dejarse llevar por la magia de la isla de Viðey

Otra de las actividades que podemos realizar si visitamos Islandia con niños es dar un paseo desde Reikiavik  (con ferry incluido)  hasta la escultura de luz creada por Yoko Ono en honor a su difunto esposo John Lennon y su mítica canción. La Torre Imagine Peace está situada en un monumento construido en la preciosa isla de Viðey, justo en el corazón de labahía de Kollafjörður.

Tras un breve viaje en ferry, llegamos a la preciosa isla de Viðey

La torre de luz se inauguró el 9 de octubre de 2007, fecha del 67 cumpleaños del fallecido ex-Beatle. La magia de este curioso monumento de piedra blanca reside en la torre de luz que se enciende todos los años entre el 9 de octubre (fecha del nacimiento de Lennon) y el 8 de diciembre (aniversario de su asesinato en Nueva York en 1980).

Una imagen fascinante que sin lugar a dudas, sorprende por su elegancia y su belleza

En la base del monumento podemos leer las palabras “Imagina la Paz” talladas en 24 idiomas, convirtiéndose en un precioso homenaje a la paz y a la canción Imagine, que John Lennon convirtió en todo un himno pacifista. La torre de luz se crea gracias a la potencia de 15 reflectores con prismas que actúan como espejos, reflejando la columna de luz verticalmente hacia el cielo.

En  invierno, la fusión de la luz proyectada hacia el cielo con las auroras boreales es realmente impresionante. 

A menudo, el disparo de luz es tan potente (la torre se alimenta únicamente con energía geotérmica) que llega hasta la base de las nubes e incluso mas allá. En una noche clara, el resplandor puede alcanzar a los 4.000 metros de altura.

5- Darse un baño inolvidable en Laugardalslaug

En la Sundlaugavegur 105 de Reykjavík encontramos la piscina geotermal más grande de Islandia, con amplias instalaciones ideales para toda la familia. Una vez dentro de Laugardalslaug, podemos disfrutar de tres piscinas a diferente temperatura. La primera es una piscina al aire libre de dimensiones olímpicas con ocho calles para entrenar, es la clásica piscina para los amantes de la natación (que en Islandia son la mayoría), ideal para darle caña. La segunda es un piscina olímpica es cubierta, consta de diez calles y su temperatura es algo más fría, ideal para sesiones más largas.

En Islandia encontramos cientos de piscinas para todos los gustos y tamaños…

La tercera de las piscinas es la más cálida y de menor tamaño, ideal para niños o para darse un remojón durante un buen rato. La temperatura es ideal para que los niños se relajen y disfruten nadando, una actividad que tras dar un buen paseo a pié por la capital, se agradece muchísimo. Junto a las piscinas mas grandes, también podemos disfrutar de cuatro piscinas de hidromasaje con el agua a 42 °C.

El ambiente en Laugardalslaug es muy sanote, con familias con niños, jóvenes que entrenan, gente mayor que pasa un buen rato etc…La experiencia resulta ideal para dejarse llevar por el buen rolo que desprende Islandia y sus gentes.

Pasar una mañana o una tarde en Laugardalslaug siempre resulta agradable

Igual de interesante es la piscina de hidromasaje de agua salada, la mayor de este tipo en Islandia. El agua fría procede del mar y se calienta hasta llegar a unos 40 °C. Llegados a este punto, no podemos pasar por alto el gimnasio, el minigolf, el baño de vapor y el pedazo tobogán (con luces y zonas a oscuras) de 86m por donde los niños se tirarán veinte veces.

Con buen tiempo, disfrutar del agua termal en Islandia es una gozada, y con mal tiempo, pues también. Hay que ser positivos. 

Tal y como sucede en la mayoría de piscinas de Islandia, los vestuarios son amplios y limpios y disponen de servicio de alquiler de toallas y bañadores. Es importante seguir las normas y ducharse con jabón antes de entrar en el agua.

6. Disfrutar del paisaje desde Perlan, donde se unen pasado y presente

 A 15 min. de la La playa geotérmica de Nauthólsvík encontramos el curioso edificio Perlan, realmente interesante. Estamos hablando de un edifico que mide 26 metros de altura situado en lo alto de la colina de Óskjuhlíô, por encima de un frondoso bosque, donde durante décadas han existido varios tanques de almacenamiento de agua caliente de origen geotérmico.

Perlan dispone de 10.000m3 de espacio para exposiciones en la planta baja. En el cuarto piso hay un mirador panorámico con telescopios e inscripciones en cinco idiomas y un piso más arriba, un restaurante con una panorámica de 360º sobre la ciudad.

El curioso e interesante Perlan, un edificio que alberga muchas sorpresas en lo alto de la colina Óskjuhlíô

La cúpula de Perlan, desde donde se divisa una preciosa vista de Reykjavík y alrededores

En la parte mas baja podemos visitar con los niños el Museo Perlan donde descubriremos detalles muy interesantes sobre los glaciares de Islandia, las formas de vida que los habitan, su historia y el futuro de los glaciares con el cambio climático. Es importante mencionar que en Islandia encontramos las plataformas de hielo mas grandes de toda Europa, con el Vatnajokull como buque insignia. Visto desde lejos o desde el aire, el edificio Perlan recuerda a la base de uno de los villanos que aparecen en los filmes de 007.

7. Hacer un alto en Grindavík y la península de Reykjanes

La visita a la península de Reykjanes nos descubrirá un buen número de curiosidades que en ocasiones suelen pasar por alto muchos visitantes. Situada en el sur-oeste de Islandia, la visita a Reykjanes podemos dejarla para los últimos días de nuestro viaje, pues en ella se encuentra el aeropuerto internacional de Keflavyk. Si ya hemos devuelto el coche de alquiler pero todavía tenemos algo de margen para descubrir el sur de la península, podemos utilizar el autobús desde Reykjavik. El trayecto dura mas o menos una hora y poco mas.

Naufragios, historias curiosas…en Grindavik el mar ha sido y puede ser muy cruel

Grindavík tiene un camping impresionante, perfecto para ir con niños, con una gran cocina y salón comedir, una piscina maravillosa (y muy barata) a menos de 10 minutos y un supermercado enorme muy cerca, donde podemos comprar de todo. En dicha piscina tienen unos tanques de agua helada ideales para combinar con el agua calentita. Si vamos con tiendas de campaña, recomiendo plantarlas en el camping de Grindavík y dar un buen paseo hasta el faro que encontramos a una hora mas o menos dirección sur, adentrándonos en una pequeña península.

El entrañable faro de Grindavík, situado al final de una pequeña península

Islandia con niños

El camping de Grindavik es uno de los mejores de Islandia

Durante todo el camino hasta el faro encontraremos carteles que nos explican los principales naufragios acontecidos en la zona e incluso podremos ver restos de barcos, siendo una experiencia un tanto curiosa a la hora de explicar a nuestros hijos los secretos del mar. Hasta Grindavík podemos llegar en bus público desde la capital (un cambio) y una vez en el camping, podemos llegar hasta el aeropuerto de Keflavyk en poco menos de una hora, también en bus público (un cambio).

8- Bañarse en la célebre Blue Lagoon

Incluimos el Blue Lagoon en este listado debido en gran parte a que los niños entran gratis hasta los 13 años (los de menos de 2 años no los dejan entrar), pero por regla general, los más de 60 euretes que cuesta la entrada en verano suelen echar para atrás a muchas familias (entrar a primera hora o al final del día es más barato). No obstante, no podemos negar que como punto de interés (o atracción) tiene su encanto; es un lugar único, situado en medio de una nada volcánica, que posee una magia especial.

Seguimos descubriendo otro planeta…

El Blue Lagoon es una de las grandes atracciones islandesas. Se encuentra situado en la península de Reykjanes, entre Grindavík y el aeropuerto de Keflavík, justo en medio de una inmensa colada volcánica (donde se unen las placas Euroasiática y Americana) que recibe el agua geotérmica procedente de la planta energética de Svartsengi. El agua de las piscinas posee un alto contenido en sílice y azufre que le otorga ese color azul, siendo recomendable para ciertas enfermedades como la psoriasis.

Una de las experiencias que muchos turistas suelen compartir es el untarse el rostro con barro blanco, obteniendo beneficios notables a nivel cutaneo. La temperatura del agua ronda los 37º- 40º y se regenera cada 40 horas.

La turistada en verano no impide que nos podamos relajar en las aguas termales mas famosas de Islandia

Si nos ha quedado algo de moneda local, bien podemos invertir una tarde o una mañana en relajarnos en el Blue Lagoon. Recomendamos ir a principios de julio o a finales de agosto pues en temporada alta. Aunque el aforo es limitado, suele estar muy lleno.

Ambiente romántico, bucólico, familiar en el Blue Lagoon, de todo un poco…

Siempre recomendamos hacer una reserva previa de los tickets para asegurar la entrada. Los responsables de las instalaciones nos proveerán de albornoces y material para el baño de los niños. El horario de apertura es de 8 a 20 horas en invierno y de 8 a 23 horas en verano (meses de Junio, Julio y Agosto).

9- Asistir a una clase sobre geología al aire libre

En la península de Reykjanes encontramos una curiosidad que a los niños les puede resultar interesante (y a los padres también of course). En Sandvík afloran a la superficie las placas tectónicas Euroasiática y de América del Norte, que se separan en torno a 2 cm al año. Dicho de un modo práctico, es un punto donde a nivel geográfico, podemos tener un pié en Europa y otro en América. De acuerdo con la teoría de la deriva continental, las placas tectónicas de Eurasia y América del Norte se separan por debajo de las grietas abiertas. A medida que las placas divergen, se forman fracturas lineales, conocidas como fisuras, debido a las tensiones creadas por la tensión que se acumula cuando las placas se alejan unas de otras.

Entre Europa y América…todo depende de donde pises…

El puente (Lucky’s Bridge) entre dos continentes en Sandvík es un pequeño puente peatonal sobre una fisura importante que proporciona una clara evidencia de la presencia de un margen de placa divergente. El puente fue construido como un símbolo para la conexión entre Europa y América del Norte. A nivel práctico, podemos recorrer la zona en un par de horas, dando un buen paseo hasta el puente peatonal que permite cruzar sobre la fisura que las placas continentales han creado y en el que podremos pisar a la vez dos continentes

El puente que separa dos continentes, un curioso ejemplo de como mezclar ocio y conocimiento

Podemos llegar hasta Sandvík a través de la carretera 425, al oeste de Grindavik y al sur del aeropuerto internacional de Keflavík. Tomar como base en la zona el camping de Grindavik, nos ayudará a la hora de programar excursiones por los alrededores.

10. Alucinar con las auroras boreales

¿Preparados para una clase acelerada sobre auroras?. Si somos valientes, no le tenemos miedo la frío y nuestros niños se apuntan  a lo que sea…podemos viajar a Islandia en otoño o invierno, siendo testigos de un fenómeno tan espectacular como es la aurora boreal.

Las mejores horas para verla son de las seis de la tarde a las cuatro de la madrugada de noviembre a febrero, siempre y cuando el cielo esté despejado; cuanto más frío sea el ambiente más brillante será el espectáculo. Las auroras boreales son un fenómeno luminoso que se produce en las capas altas de la atmósfera terrestre gracias al viento solar, un flujo de partículas que atraviesan el espacio y que son nocivas para los seres vivos.

La visión de una aurora boreal nos recuerda que el universo es maravilloso (Eduard Punset Dixit)

La vida en la Tierra existe gracias a un escudo magnético que protege a los organismo de esta radiaciones. Gracias a la magnetosfera la Tierra es como la conocemos, pero ese sistema defensivo no conforma una esfera perfecta ni recubre igualmente la superficie. En las latitudes centrales del planeta el escudo es grueso y poderoso (cinturones de Van Allen). En cambio, en las zonas polares el escudo magnético es más débil, por lo que las partículas solares son capaces de acercarse más a la Tierra.

Acampar en la nieve en invierno, con una buena tienda y sacos para frío. Una experiencia inolvidable.

El impacto de esas partículas contra las capas altas de la atmósfera crea las espectaculares Auroras Boreales y Australes. Aunque podemos disfrutar de las auroras boreales desde varios puntos de Reykjavik, el norte de Islandia suele ser un buen punto de observación, no obstante, todo dependerá de cómo nos encontremos las carreteras. La costa norte de la península de Snaefellsnes es un buen punto de observación. Sin lugar a dudas, será un espectáculo que los niños no podrán olvidar fácilmente.

Auroras boreales sobre Arnarstapi y el Snaefells

Recomendamos visitar Aurora Forecast, que nos informa de la actividad geomagnética prevista y de la posición de las nubes. Para asegurar el tiro puedes unirte al tour de la aurora boreal.

11- Caminar por coladas volcánicas junto al mar

Que levante la mano quien no ha leído o ha oído hablar de Viaje al centro de la Tierra, la magnífica obra de Julio Verne (indispensable en la biblioteca familiar) escrita en 1864. La obra de Julio Verne se inspira en el volcan de Snaefells (ver excursión guiada aquí) para adentrar al lector y a los protagonistas en su viaje hacia el centro de la Tierra. La península de Snaefellsnes, donde encontramos dicho volcán es impresionante.

Jugar con la nieve en verano, tras caminar tres horitas…es un buen premio islandés para Greta

Son muchas las familias que viajan a Islandia con niños que tienen en cuenta la maravillosa Snaefellsnes (y el Parque Nacional del Snaefells) a la hora de planificar su viaje y realmente podemos afirmar que se están perdiendo un autentico paraíso. Toda la península está repleta de paisajes fascinantes, cumbres de cuento y uno de los glaciares mas pequeños de la isla, pero no por ello igual de interesante.

En Arnarstapi encontramos este pequeño restaurante. Es caro, pero la sopa de langosta es exquisita.

En Arnarstapi en ocasiones parece que el tiempo se haya detenido. Estamos hablando de una pequeña población o asentamiento con un pequeño puerto y una costa de película,  situada a los pies del imponente Stapafell. Nosotros llegamos a Arnarstapi en el pequeño minibus público (pasa una vez al día) y durante casi tres días, disfrutamos de la montaña y del mar, alejados del bullicio de las grandes zonas turísticas.

Arnarstapi, donde el tiempo se detiene

En Arnarstapi encontrareis una zona de acampada, un hotel caro, un restaurante no tan caro y una hostelería entrañable mas asequible donde cocinan unas sopas exquisitas. El camino que comunica Arnarstapi con la aldea vecina de Hellnar nos descubre un precioso paseo por la costa con niños, dejando el mar a nuestra izquierda.

La madre naturaleza nos regala sus caprichos

El camino, perfectamente señalizado, pasa a pocos metros de varias pozas naturales y un arco de piedra sobre el mar, para seguir avanzando hacia el sur, cruzando un campo de lava (Hellnahraun) y unas pasarelas de madera rodeados por un paisaje que nos recordará a la aldea de los Hobbits en El Señor de los Anillos. Tras un paseo de una hora y media, el camino conduce hasta la pequeña aldea de Hellnar, realmente entrañable. Por cierto, cuidadín con los pájaros, y ahí lo dejo.

Islandia con niños

Artur y Greta camino de Hellnar

En la costa norte de Snaefellsnes encontramos la bucólica Ólafsvík, pequeña población costera con una Iglesia preciosa, donde encontramos supermercados, una piscina cubierta y un par de hostales relativamente económicos. Nosotros recomendamos pasar unos días en el camping a la entrada de la población, tal y como hicimos a finales de junio de 2018, disfrutando de la excursión hasta el pueblo dando un rodeo por debajo de los enormes riscos y las pequeñas cascadas que nos rodean.

Dando una vuelta por la montaña desde el camping de Olafsvík hasta el centro de la población

La preciosa iglesia de Olafsvík, desde donde se divisa una bonita vista de la población

Si viajamos con autocaravana, en el camping de Ólafsvík teneis tomas de corriente y todas las instalaciones necesarias para disfrutar de las comodidades de un buen camping, estratégicamente situado. Os recomendamos la visita a la cascada Svöðufoss, situada  a los pies del volcán y el glaciar del Snaefells. La excursión a pié es muy sencilla, bordeando primero la costa hacia el oeste durante una hora y poco mas hasta el desvío hacia la aldea de Ríf, para adentrarnos hacia el sur hasta el párquing de la cascada, bien visible.

La preciosa Svöðufoss, situada en un marco incomparable de belleza sin par

Un simpático caminito nos llevará en unos minutos hasta la base de la cascada, pudiendo subir hasta el punto donde cae el agua, desde donde se obtiene una vista panorámica preciosa. Con buen tiempo, los hielos del Snaefells y su cumbre característica asomarán por encima de nuestras cabezas, descubriéndonos un paisaje sobrecogedor, rodeados por caballos que pastan tranquilamente en verano. En Islandia tenemos que dejarnos llevar y disfrutar del momento…pero siempre con el chubasquero a mano, por si acaso.

Servidor de ustedes delante del Kirkjufell, una montaña perfecta

Desde Ólafsvík, podemos acercarnos hasta Grundarfjörôur, población situada un poco mas al este, donde encontramos la montaña mas fotografiada de Islandia: el Kirkjufell, una pirámide perfecta que se eleva 469m por encima de la playa y el mar. A nivel de meteo, toda la zona puede llegar a ofrecernos un caleidoscopio climático brutal. Tal y como podéis ver en las fotos, pasamos de la niebla y el frío al cielo azul y las temperaturas agradables…para volver a cubrirse…y venga frío y lluvia de nuevo. Islandia es lo que tiene.

El imponente Kirkjufell visto desde Grundarfjörôur

La subida es exigente y a menos que nuestros hijos estén muy entrenados y no tengan vértigo, no la recomendamos con niños. A los pies del Kirkjufell, se encuentra la preciosa cascada Kirjufellsfoss (una de las mas fotografiadas de Islandia), nos invitará a gastar tarjeta de memoria…

La cascada Kirjufellsfoss con el Kirkjufell justo detrás es una de las clásicas imágenes de Islandia

12- Sentirnos personajes de Julio Verne

Antes de iniciar la aventura por libre en el Snaefelljökull (ver excursión guiada aquí)es  importante tener muy claro que la pista de tierra que encontramos a la izquierda (N), saliendo de Arnarstapi o a la derecha desde la salida de Ólafsvík (llegando desde Arnarstapi), es apta para vehículos altos pero no para autocaravanas. Tiene subidas bastante fuertes, podemos encontrar barro o incluso nieve en verano y deberemos conducir con precaución, pues la conexión entre Arnarstapi y Ólafsvík no siempre está abierta.

El precioso Snaefelljökull en invierno, todo un espectáculo a nivel visual

Acercarnos hasta los hielos eternos del Snaefelljökull, cuya cumbre alcanza los 1.446m, supone toda una aventura. Ver el mar tan cerca…mientras nuestras botas pisan nieve y hielo en verano…es algo que no pasa todos los días. En Arnarstapi podemos contratar los servicios de un guía que nos ayudará a subir hasta la cumbre en 4×4, equipados con cuerda, bastones y crampones, siendo una excursión que no revista ninguna dificultad con buen tiempo y con niños acostumbrados a caminar por la montaña.

Si queremos algo mas tranquilo, podemos realizar paseos por el hielo con moto de nieve o vehículos equipados con orugas especiales que nos ayudarán a llegar a los hielos eternos del Snaefelljökull cómodamente (no es tan caro como pensábamos), llegando incluso hasta la cumbre, no obstante, deberemos ir bien equipados, con ropa de invierno y guantes.

Llegando a la cumbre del Snaefelljökull. Si no se quiere subir con cuerda, bastones y crampones, varias agencias de guías organizan excursiones en ratrack y moto de nieve.

El clima en el Snaefelljökull, al igual que en Islandia en general, puede cambiar en pocas horas, pasando del sol y el cielo azul, a la lluvia y la niebla. La temperatura suele bajar en picado cuando aparece la niebla, por tal motivo, es importante llevar ropa de abrigo y chubasquero en la mochila durante todo el día.

Islandia en familia

Jekaterina, Greta y Artur rodeados por la niebla, con el Snaefelljökull justo al lado

En el glaciar Snaefelljökull han habilitado varias máquinas ratrack (pisa pistas de esquí) para dar paseos por el glaciar Snaefells. Los precios no son tan caros como en otros glaciares de la isla y si la meteorología acompaña, puede ser muy espectacular recorrer los hielos del glaciar del Snaefells con el océano Atlántico a nuestros pies.

Cruzando a patita desde Arnarstapi hacia Ólafsvík, impresionante combinación de mar y montaña.

Si vamos en coche alto o en un 4×4, recomendamos recorrer la pista forestal que comunica Arnarstapi con Ólafsvík, pues es impresionante. La inmensa mole del Stapafell nos acompañará al principio de nuestra travesía, para dar paso a un paisaje polar donde la nieve y el hielo estarán a tocar (ojo si vamos en junio, pues la pista puede estar cortada por la nieve).

Cruzar una parte de un glaciar…algo que los niños no hacen todos los días…

El homenaje a Julio Verne y a su obra, Viaje al centro de la Tierra, en Arnarstapi. 

Por cierto, al entrar en Arnarstapi, podremos observar dos paneles informativos en madera dedicados a Julio Verne y a su obra Viaje al centro de la Tierra, donde se nos muestran detalles interesantes acerca de la obra de Verne y o Como detalle curioso, nos gustaría comentar que Julio Verne nunca llegó a pisar Islandia, al igual que Bram Stoker, autor de Drácula, nunca llegó a pisar Rumania.

13. Convertirse en un personaje de Star Wars

Del noroeste de la isla nos movemos por la carretera nº 1 hasta Vík, en el sur de Islandia, llegando a un punto donde la magia de La Guerra de las Galaxias alcanzó niveles muy superiores a las precuelas dirigidas por George Lucas (e incluso al Episodio VII) en Rogue One, el spin-off de Star Wars dedicado al comando que roba los planos de la estrella de la muerte para que los rebeldes puedan atacar al Imperio con cierta ventaja.

El impresionante inicio del filme, con Mads Mikkelsen y Ben Mendelsohn se rodó en las playas de arena negra de Reynisfjara/Myrdalssandur, aprovechando la espectacular orografía de la zona, con formaciones rocosas que emergen junto a la costa.

El equipo de producción de Rogue One en Islandia

Impresionante la playa de Reynisfjara, recomendamos caminar hasta el final, desde donde podemos tomar imágenes de gran belleza

El contraste con el verde intenso que rodea dicho paraje espectacular, aporta al conjunto un aire de ciencia-ficción que impresionará incluso a los que no sean muy fans de Star Wars. Todo el área de influencia de Vík, desde el Hjörleifschöfoi (la subida al promontorio rocoso no reviste ninguna dificultad) a la roca agujereada de Dyrhólaey, con la playa de Reynisfjara en medio, es espectacular.

Arena volcánica en la playa de Vík, a cinco minutos de un camping entrañable

Recomendamos visitar la simpática población de Vík, con su pequeña iglesia en lo alto de una pequeña colina (las puestas de sol son espectaculares) y subir tranquilamente hasta el Reynisfjall, la impresionante mole que se levanta al oeste de la población, realizando una excursión totalmente asequible para los niños. Desde lo alto del Reynisfjall bajaremos hasta la playa de Reynisfjara, descubriendo un paisaje de película, siempre con los hielos del  Myrdalsjökull asomando por el norte.

Artur se sube por todas partes, es lo que tiene ser niño…

Disfrutando en familia de un entorno de película, en pleno verano y a siete grados de temperatura

Las columnas hexagonales basálticas y la peculiar orografía de la costa (Hálsanefshellir y Reynisdrangar), nos ayudarán a olvidar el número de turistas que podemos encontrar en hora punta en julio y agosto. Un consejo: es importante salir muy temprano de Vic para poder disfrutar de una mayor soledad en la playa.

14. Descubrir los restos de un avión en Sólheimasandur

Muy cerca de la playa de Rogue One (en la costa sur de Islandia), a medio camino entre la cascada Skogafoss y Vík encontramos otro escenario curioso, con una historia que podemos explicar a nuestros peques mientras estamos preparando la cena en la abarrotada cocina del camping de Vík donde pasamos varias noches inolvidables, rodeados de naturaleza y campistas llegados de países muy, muy lejanos…

Disfrutamos muchísimo del entorno, la cocina, las duchas…en el camping de Vík, una especie de embajada de las Naciones Unidas, debido a que en verano pueden coincidir seres humanos de mas de 50 países.

Hace unos años se podía llegar hasta los restos del avión en coche, pero las autoridades islandesas cerraron el camino a los vehículos y únicamente se puede llegar caminando. Hay que tener claro que estaremos en mitad de la nada, que puede hacer frío y que el viento suele soplar con mucha fuerza en la zona, sobre todo en invierno.

La historia del DC-3 que realizó un aterrizaje de emergencia en 1973 es de película, como toda la isla

La historia es la siguiente: Era noviembre de 1973 y frío era intenso (efecto de viento obligatorio). La niebla cubría toda la costa sur de Islandia y entre aquel paisaje de película de Tim Burton apareció un avión militar, un DC-3 americano (el mismo que transporta a Indiana Jones en mas de una película y a James Bond en Quantum of Solace). El avión luchaba contra los elementos (frío, niebla y un fortísimo viento amenazador) y el piloto (James Wicke) decidió realizar un aterrizaje de emergencia. Veía como su aparato se dirigía hacia los hielos del impresionante Vatnajökull y pensó que lo mejor que podía hacer era aterrizar en la cercana playa de Sólheimasandur.

Cada vez que lo vemos, nos sigue sorprendiendo mas y mas…

Con muy poca visibilidad, decidió posar el DC-3 en una de las grandes playas de arena negra cerca de Vic, jugándoselo todo. En la playa, una capa de hielo cubría la arena volcánica y James Wicke tuvo que esforzarse al máximo para lograr frenar su avión, logrando por fin posarse sobre la playa, con toda la tripulación sana y salva. Lo curioso del caso es que el avión nunca fue retirado y sigue en el mismo punto donde aterrizo en noviembre de 1973, aunque los motores y partes del avión fueron retiradas por el ejército norteamericano.

Es importante que los niños no jueguen dentro del avión, para no dañarlo mas de lo que ya está

¡Cuantas historias podemos contar a nuestros peques con el avión en la playa como protagonista!

Para llegar hasta el avión (playa de Sólheimasandurseguiremos Ring Road bajando hacia Vík. Una vez pasado el desvío de la Skogafoss (izquierda) seguiremos unos 6km, pasando por un puente de un solo sentido y con unas balizas negras y amarillas. Dejaremos a mano izquierda un primer desvío al Sólheimajökull y a unos 2km veremos un desvío a mano derecha (el primero tras cruzar el puente), que conduce a un parking.

Seguiremos a pie unos 3´5 km por un sendero marcado con balizas amarillas que conduce hasta el avión, situado en el Jökulsá, donde los hielos del Sólheimajökull (una de las lenguas de hielo del Myrdalsjökull) vierten sus detritos al mar.

15. Subir hasta lo alto de la cascada Skógafoss

En Islandia encontramos algunas de las cascadas mas fotografiadas de Europa, siendo una de ellas la de Skógafoss (ver excursión guiada aquí) con un salto espectacular de más de 60 metros y 25 metros de ancho. Situada al Sur de Islandia, relativamente cerca de Vík y bastante cerca del avión abandonado, recomendamos a las familias que descubren Islandia con niños acercarse hasta sus pies, con la intención de disfrutar del ensordecedor sonido del agua.

Avanzando con cuidado, la simple aventura de subir por encima de la cascada o acercarse hasta ella suele fascinar a los peques. Es importante llevar ropa de abrigo y chubasquero (o capelina), pues las gotas de agua a chorro pueden mojar al mas valiente.

Todo en uno: cascada, parada de bus y zona de acampada

Si visitamos Islandia con niños, es importante hacerles partícipes de aventuras, pues en ocasiones, lo que a nosotros nos pueda parecer un gran espectáculo, a ellos les puede parecer aburrido.

En el caso de las cascadas y otras maravillas naturales donde las familias suelen realizar excursiones todos juntos, es importante tirar de imaginación a la hora de implicarles en juegos y desafíos. Por tal motivo es importante que los niños sepan que en la cascada de Skógafoss se han rodado escenas de la película La Vida Secreta de Walter Mitty y del filme Marvel,Thor: The dark World, así como partes de la serie Vikingos y Juego de Tronos.

Otra localización espectacular, que el cine y la TV ha sabido aprovechar muy bien

Desde el mirador situado en lo alto de la cascada se disfruta una vista preciosa no solo de la Skógafoss, sino también de los alrededores, siendo uno de los puntos de llegada del famoso trekking de Landmannalaugar Landmannalaugar para el que resulta bien recomendable contratar esta excursión guiada.

La Skógafoss, impresionante desde arriba, abajo, de lado…

A la hora de dormir, resulta espectacular acampar junto a la cascada, no obstante, ya sea por la cantidad de turistas que acampan, o por estar al lado de la parada del autobús…el camping junto a la cascada no es de los mejores de Islandia. Si viajamos en coche de alquiler o autocaravana, recomiendo dormir en el camping de Vík. Tanto en Skógafoss como en Vík, el autobús público procedente de Reykjavík y Selfoss tiene parada.

16- Recorrer las entrañas de una cueva de hielo

En los glaciares de Islandia año tras año se forman cavidades en el hielo que pueden visitarse con guías. Algunas cuevas son realmente espectaculares, cambiando su aspecto de un año para otro con suma facilidad. A nivel técnico, algunas de ellas pueden visitarse con relativa facilidad, no obstante, en invierno hay que tener mucha experiencia a la hora de moverse con crampones sobre nieve y hielo, siendo aconsejable esperar al verano para disfrutar de un clima mas benévolo.

Visitar una cueva de hielo es una experiencia alucinante

Si visitamos Islandia con niños, hay una cueva de hielo que podemos visitar durante todo el año, también en verano: la cueva glaciar de Katla. Se trata del volcán de Katla, uno de los más potentes del sur de Islandia dormido bajo la gigantesca masa de hielo del glaciar Mýrdalsjökull. Dormido por ahora pues desde el año 930 ha erupcionado en 20 ocasiones. Nunca había estado en reposo más de 95 años seguidos y su última erupción fue en el año 1.918, por tal motivo…igual nos llevamos una sorpresa. Mientras esperamos nuevas erupciones, visitar la cueva glaciar de Katla será sin duda alguna, una experiencia inolvidable para disfrutar en familia.

El Mýrdalsjökull, espectacular desde el aire

Recomendamos a los padres y a los niños tener algo de experiencia a la hora de caminar sobre nieve y hielo, pues si los niños nunca se han calzado unos crampones, puede que tengan alguna dificultad inicial, aunque la excursión no reviste ningún tipo de dificultad. Pensad que la mayoría de turistas que se lanzan a este tipo de aventuras en Islandia no se han calzado unos crampones en su vida, por tal motivo, consideramos importante tener un poco de experiencia, de este modo los guías nos mostrarán mas detalles de las cuevas de hielo que visitemos, y todos nos sentiremos mucho mas cómodos y seguros.

Aunque la excursión no revista mucha dificultad, deberemos tener mucho cuidado al pisar hielo vivo

La excursión suele tener una duración de unas 4 horas, saliendo a las 10:00 o a las 11:00 de la mañana, depende de la época del año y de nuestra ubicación. Recomiendo acampar en el Pakgil Campsite, enclavado en un marco de gran belleza natural. La excursión la podemos contratar con transporte incluido o acercarnos por libre desde Vík hasta el Hotel Katla-Höfôabrekka, (subiendo desde Vík hacia el E), poco antes de llegar al Hjörleifschöfoi. Al llegar al Hotel Katla seguiremos la pista 214 hacia el N, llegando hasta los pies del Kötlujökull, lengua del glaciar Mýrdalsjökull.

Año tras año, el hielo nos muestra formas caprichosas fruto del movimiento glacial

Una vez ataviados con el casco de seguridad y los crampones, los guías nos conducirán por el glaciar hasta la entrada de la cueva de hielo pulido y brillante, dependiendo del verano, podremos ver en el glaciar Kötlujökull una cascada natural y otra cueva glaciar. Los niños alucinarán descubriendo las vetas del hielo, cuyo color nos muestra el paso del tiempo, convirtiendo la experiencia en una interesante y espectacular clase magistral sobre glaciología, geología y mucho mas.

Los tonos del hielo azul y turquesa se funden en un impresionante efecto lumínico 

En invierno pueden visitarse unas cinco cuevas de hielo en Islandia, siendo necesario llevar mucho mas equipo técnico. A menos que tengamos mucha experiencia en hielo y nieve con niños, recomendamos realizar dicha actividad solo en verano.

17- Navegar en un autobús anfibio donde James Bond nunca se aburre

Siguiendo la carretera que da la vuelta a Islandia, la nº1, una vez dejamos atrás Vík y el Myrdalsjökull, nos encontramos frente a frente con una de las maravillas naturales mas impresionantes que he visto en mi vida: los hielos del Vatnajökull, el mayor glaciar de Europa (8,100 km²) en volumen y el segundo de Europa en extensión, sólo superado por el glaciar Austfonna en las islas Svalvard (Noruega). Todo el glaciar forma parte del mayor Parque Nacional de Islandia.

El impresionante Vatnajökull descarga parte de sus hielos al mar

Al sur del Vatnajökull se encuentran lagunas glaciares repletas de icebergs que se desprenden del glaciar, creando un espectáculo natural impresionante. El punto de visita más famoso es Jökulsárlón, donde encontramos una parada del autobús público. Muy cerca se encuentra el lago glaciar Fjallsárlón, menos conocido pero también espectacular, de visita obligada.

Una excursión muy interesante a bordo de un vehículo anfibio que se adentra en el mar rodeados de icebergs

Desde Jökulsárlón parten excursiones de todo tipo, algunas con vehículos anfibios con guía que recorren todo la zona, pasando del terreno sólido a las aguas del mar repletas de icebergs. La excursión no es barata, pero si viajamos por Islandia con niños, es una de las experiencias que recordarán con mas cariño, pues no todos los días se navega en un autobús anfibio rodeados de hielo en verano. También se pueden realizar excursiones en motos de nieve, paseos a pié con crampones por el hielo y ascensiones con guía a varias cumbres, incluyendo la mas alta de Islandia.

En el Vatnajökull también podemos realizar excursiones por el hielo, equipados con cuerda y crampones

En Jökulsárlón y en varios puntos del Vatnajökull se han rodado muchas películas.  En 1985 John Glenn rodó las escenas iniciales del filme de 007, Panorama para matar (con Roger Moore) y en 2002 una de las escenas mas potentes de Muere otro día, con Pierce Brosnan a los mandos de su Aston Martin esquivando el Jaguar del villano sobre el hielo. Mas allá de James Bond, en la zona también se han rodado escenas de Tomb Raider, Batman Begins y Juego de Tronos.

James Bond al volante de su Aston Martin sobre el hielo, perseguido por el Jaguar del malvado Zao  

A la hora de dormir, recomiendo el camping de Skaftafell, (con gasolinera cerca), situado varios km antes de llegar a Jökulsárlón. Desde podemos realizar con niños varias excursiones hasta los hielos del Skaftafelljökull, una de las lenguas de hielo del Vatnajökull.

18- Alucinar con el gran surtidor de Geysir en el Círculo Dorado

El área geotérmica de Geysir se encuentra situada al suroeste de Islandia, en el valle de Haukadalur, dentro de lo que se conoce como Círculo Dorado (ver excursión guiada aquí). Toda la zona posee una especial belleza e interés tanto a nivel paisajístico como científico, pues está plagada de puntos donde la Tierra alza su voz. 

Al entrar en la zona acotada, encontramos un parquing donde podemos dejar nuestro vehículo. Si viajamos a Islandia con niños, tenemos que tener muy claro que la palabra géiser, proviene precisamente del nombre que antaño se le dio al gran surtidor natural que vamos a descubrir, y que durante el siglo XIII entró súbitamente en actividad (el Gran Geysir). Con sus casi 20m de diámetro era capaz de elevar una columna de agua hirviendo que sobrepasaba los 50m de altura.

La naturaleza sigue demostrando que el ser humano…es muy pequeño a su lado

A nivel de crítica constructiva, es importante mencionar que con el paso del tiempo, a alguien se le ocurrió que se podía alterar químicamente el efecto del géiser (para atraer mas público) y en lugar de aumentar las explosiones lograron que el Gran Geysir perdiera fuerza. El ser humano es lo que tiene, es importante que los niños sean conscientes de hasta que punto somos una especie peligrosa para el medio ambiente. A nivel positivo, es importante dejar claro que podremos ver como sale vapor de agua del suelo, escuchando sonidos que surgen del interior de la tierra, algo que no vemos cada día.

El géiser Strokkur, tiene un chorro de agua que alcanza los 20m

También veremos cómo en algunas pozas no sólo sale vapor sino agua, sino que en su interior el agua hierve a borbotones. Una de las atracciones naturales mas impresionantes el Strokkur, un surtidor menor que nada tiene que envidiar al Gran Geysir. El géiser Strokkur, tiene un chorro de agua que alcanza los 20m, produciendo un estallido cada 5 o 10 minutos. El recorrido por el campo geotermal suele terminar con la visita al Gran Geysir, mostrándonos una enorme circunferencia sobre el terreno. Es una lástima que no esté activo como antes…Como podéis observar, Islandia es una magnífica escuela al aire libre, donde los niños aprenderán mil cosas de un modo divertido y distinto.

19- Dejarse seducir por la belleza de la cascada de Gullfoss

Situada en el cañón del río Hvita, muy cerca de Geysir, la cascada Gullfoss es uno de los principales atractivos del famoso Circulo Dorado. Sus aguas provienen del glaciar Langjökull (el segundo más grande de Islandia situado en la míticas Highlands), cayendo a través de un salto de 32m de altura a razón de 140 metros cúbicos por segundo durante el verano. Imaginad el ruido y la belleza del lugar, decorado con los arco iris y los juegos de luces que se forman debido al reflejo del sol en la nube de rocío que se extiende por el paisaje. La cascada de Gullfoss es una de las más fotografiadas y espectaculares del país, estratégicamente situada al este de la Reykjavík.

La magnífica cascada Gullfoss, con el arco iris sobrevolando sus agitadas aguas

Desde el parquing, un camino bien señalizado conduce hasta diversos miradores situados estratégicamente en las cercanías de la cascada. En un punto del mismo, llegamos a una especie de rotonda en la que se podían tomar dos direcciones: hacia abajo o hacia la izquierda. Una vez llegamos a las escaleras de bajada, la cascada se nos muestra impresionante, y desde abajo los niños fliparán.

Es importante que los niños tengan cuidado a la hora de subir a la parte mas alta de la cascada

En un primer salto, las aguas de Gullfoss realizan un pequeño cambio de dirección y en un segundo salto parecen desaparecer por completo, al saltar los 37 m de altura dentro de una garganta de unos 50m de profundidad que el río Hvítá ha creado a causa de sus efectos erosivos.

20- Descubrir las maravillas en el norte de Islandia

El norte de Islandia está lleno de rincones interesantes, algunos realmente espectaculares como la cascada Dettiffos (ver excursión) donde Ridley Scott rodó el inicio de Prometheus, la precuela de Alien. Es mas, todo el inicio del filme es un homenaje a Islandia, encadenando planos aéreos de gran belleza. Hay muchas formas de llegar hasta el norte de Islandia, la más rápida es en avión, volando desde Reykjavík hasta el pequeño aeropuerto de Akureyri, (unos 50 minutos y no es caro).

También podemos subir en coche o autocaravana, y si tomamos el autobús, invertiremos mas tiempo, pero nos ahorraremos conducir mas de seis horas (es un pelín caro si somos cuatro).

Impresionante la cascada y el entorno natural que la rodea. Un paisaje, como no, de película

Una vez llegamos a Akureyri, con su característica iglesia mirando hacia el mar, recomendamos empezar a dar la vuelta en el sentido de las agujas del reloj, llegando hasta la bucólica Husavik para empezar a bajar hacia el Vatnajokull, Vík, Selfoss y de vuelta a la capital. En viajes posteriores realizamos escapadas directamente a varios destinos que nos interesaban especialmente, pero si esta es vuestra primera vez en Islandia, os recomendamos dar toda la vuelta a la isla por la carretera nº 1, tomando varias carreteras secundarias que os llevarán a descubrir rincones muy interesantes. 

Husavik es un pueblo pesquero de postal, situado al norte de Islandia, tierra inhospita de gran belleza

En Husavik una de las actividades que tiene mucho éxito son los viajes en barco para ver saltar las ballenas libres en el mar. La excursión con buena mar vale la pena, aunque no siempre se avistan ballenas. La aventura puede convertirse en un drama para los niños si el mar está movido, por tal motivo, antes de zarpar para avistar ballenas, mejor nos informamos bien si hay muchas olas o no.

Aunque no siempre se logran ver ballenas, cuando estas aparecen, el espectáculo está garantizado

Volviendo a nuestra ruta, al llegar a Akureyri recomendamos descubrir uno de los mejores helados de el mundo en Brynja, un negocio familiar con una fórmula que según dicen, nunca falla. Cerca de Akureyri podemos acercarnos hasta la zona norte del Parque Nacional de Vatnajoküll, llegando hasta Asbyrgi o visitar con una excursión el precioso Lago volcánico de Myvatn

El precioso lago d Myvatn, ideal para dar largos paseos en familia. Relax total.

Bonus extra + planes en Islandia con niños

Volar hasta Groenlandia

Una de las opciones que varias agencias están empezando a plantear, (incluso por libre) a la hora de alargar unos días los viajes con niños por tierras islandesas es realizar una extensión del viaje llegando hasta Groenlandia, a poco mas de una hora en avión. Groenlandia está considerada como la segunda isla más grande del mundo, por detrás de Australia y es otro mundo. Pasar unos días en la capital, Nuuk, y realizar excursiones por los alrededores es una gozada, pero hay un inconveniente a nivel familiar…los precios suelen ser muy caros.

Si Islandia es otro planeta, Groenlandia es otra dimensión…

En Groenlandia tienen aeropuertos Nuukm Groennedal, Narsarsuaq, Kangerlussuaq, Kulusuk, Ilussat, Ittoqqortoormiit, Qaanaaq, Thule y Upernavik. Nosotros lanzamos la idea, recomendando pasar como mínimo una semana larga, disfrutando de la cultura inuit y de los fiordos que pueden visitarse. Las excursiones en barco por la costa son espectaculares, rodeados de hielo y paisajes de película.  Groenlandia exige tener conocimiento sobre el medio, estar en buena forma física y que los niños tengan experiencia en montaña. 

El hielo de Groenlandia es, sin lugar a dudas, el protagonista absoluto de la función

Avistar ballenas en libertad

Hay tres zonas principales en Islandia de donde se organizan excursiones y viajes organizados, en primer lugar tenemos la capital, Reykjavík, desde donde parten varios recorridos de unas tres horas. Son bastante económicos y discurren por la gran bahía de Reykjavík, donde el mar no suele estar muy movido. 

Las lanchas rápidas son una buena opción a la hora de salir a avistar ballenas.

La segunda zona es la más reputada de Islandia y una de las más visitadas por las ballenas en Europa. Se trata de la costa norte y, en concreto, de la ciudad de Hûsavik. Desde allí, las rutas suelen ser más largas y más fructíferas, y los barcos suelen moverse bastante, por tal motivo, si los niños se marean, recomiendo informarse muy bien antes de zarpar.  Por último la tercera zona de avistamiento son las Islas Vestmann al sur de Islandia. Esta zona es una de las mejores del mundo para avistar a estos grandes mamíferos con un 99% de probabilidades.

Museo Nacional de Islandia

No lo hemos incluido en el listado por su “densidad”, pero si disponemos de tiempo, el Museo Nacional de Islandia es, junto con el Árbæjarsafn, el que más vale la pena visitar si nos interesa la historia. No es un museo 100% para niños, pero contiene detalles muy interesantes que bien explicados, con imaginación y algo de paciencia, pueden convertirse en una experiencia muy constructiva y enriquecedora si visitamos Islandia con niños.

El museo está muy cerca de la oficina de turismo, en dirección sur del Lago Tjornin. Fácilmente se puede llegar caminando (aprovechar para ver el lago y el cementerio), o bien en autobús dado que hay una parada justo frente al museo. El costo de la entrada está cubierto por la Welcome Card, de modo que si la adquiriste, no tendrás que pagar más.

En días de lluvia, la visita al Museo Nacional de Islandia puede ser un buen plan

Y ahora, llegados a este punto, solo nos queda desear un feliz viaje a las familias aventureras que deseen descubrir Islandia con niños, y brindar por ellos desde el aeropuerto, esperando nuestro vuelo…

Excursiones y visitas guiadas Islandia con niños

+ info Islandia con niños:

Excursiones y visitas guiadas en Islandia con niños

Visit Iceland

Mapas cartográficos de Islandia

Una cerveza el último día se agradece, aunque esté rozando los diez euros…

MAPA DE ISLANDIA CON NIÑOS

¡Comparte con tus amigos y familiares!