Descubriendo uno de mejores rincones para explorar y planearse una escapada o pasar unas vacaciones en el Pirineo de Lleida en familia. La subcomarca de las Valls d’Àneu, formada por los municipios de Alt Àneu, Espot, Esterri d’Àneu y la Guingueta d’Àneu, se inserta a su vez como en un juego de muñecas rusas de el Pallars Sobirà, una de las comarcas catalanas con más personalidad que fuera condado independiente hasta bien entrada la Baja Edad Media.

Las Valls d’Àneu concentra en un territorio relativamente pequeño y manejable la quintesencia todo aquello que puede esperarse de un destino eminentemente rural y de montaña como este: una soberbia naturaleza coronada con un parque nacional de altura como es el Parque de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, paisajes bucólicos, mil rutas excursionistas, pueblos bonitos, quesos y una gastronomía con fuerza, una tradición ancestral patrimonio de la Unesco,  un centro de primera para acercarse a la fauna salvaje y en invierno, una estación de esquí ideal para todas las edades.

Pero hay más. Porque todo ese universo de posibilidades que os vamos a mostrar a continuación – basada tanto en nuestra propia escapada con niños como en toda la información que recopilamos en ella- cuenta desde 2013 con el prestigioso sello de Destino Turismo Familiar que concede la Generalitat de Cataluña. Al final de esta entrada y para tu comodidad encontrarás un mapa con todos los planes localizados.

Cosas que ver y hacer en las Valls d’Aneu con niños

1. Rodearse de la alta belleza del Pirineo

Ya solo por visitarlo vale la pena desplazarse hasta aquí, esta auténtica joya natural es uno de los planes imprescindibles en la Vall d’Aneu con niños. El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany Sant Maurici es el único de carácter nacional existente en Cataluña lo cual da cuenta de su importancia. Un espacio protegido de 41.852 ha. con más de 200 lagos (estanys), 4 cimas que superan los 3.000 metros y una decena que superan los 2.800 siendo una excelente representación de los principales ecosistemas que podemos descubrir en la alta montaña del Pirineo leridano.

Cataluña con niños

Para centrarnos aquí no referiremos a la parte del parque natural comprendida en la comarca del Pallars Sobirà ya que ocupa también otras tres comarcas vecinas como son la Alta Ribagorça, el Pallars Jussà y la Vall de Arán.

Desde el pequeño pueblo de Espot salen los taxis 4×4 que conducen hasta casi los pies del espléndido y archi-fotografiado Estany de Sant Maurici. Desde allí una excursión familiar clásica de baja dificultad lleva hasta la Cascada de Ratera pudiéndose contemplar durante todo el camino un paisaje de alta montaña donde destaca la cima de pico de Els Encantats.

Así que no olvideís nunca consultar antes la previsión metereológica e ir adecuadamente equipados para disfrutar de la montaña se merece. Existen un montón más de excursiones familiares en la Vall d’Aneu  que podéis consultar en este enlace.

2. Trazar la ruta de los pueblos más bonitos

Si como nosotros sois una familia adicta los pueblos bonitos y con historia Las Valls d’Àneu es un destino para vosotros pues esta comarca está trufada de pueblos montañeros medievales empedrados o a veces pequeños nucleos de población muchos de los cuales encaramados en laderas que dominan pequeños valles. La mayoría conservan una toponimia de raiz vasca, la lengua pre-románica hablada por estas tierras hasta bien entrado el SX.

Valls d0Aneu con niños

En la Guingueta d’Aneu

Así como núcleos más pequeños y dispersos tenemos Arreu, Isavarre, Berrós Sobirà, o Escalarre. Entre los que que tienen más entidad e interés que bien merecen una visita se encuentran: La Guingueta d’Àneu, Son, Spot. Destacan especialmente:

El coqueto y bello nucleo de Vila Closa d’Escalò. Una joyita que cada día se valoriza más. Su peculiaridad es que presenta una disposición urbanística en forma de villa amurallada que se remonta al siglo XIII. Se articula alrededor de una calle central, con casas a ambos lados que cierran el recinto urbano con las paredes traseras, que se convierten en muralla. Muy reecomendable visitar el Centro de interpretación de las Viles Closes así como hacer un pequeño paseo a la la torre de vigilancia del S XI y el antiguo monasterio de Sant Pere del Burgal.

Isil, situado a 1.163,4 metros de altitud, es un pueblo de montaña encantador rodeado por dos brazos del Río Noguera Pallaresa en una isla que que justo en aquel lugar forma una isla. Allí os espera la Casa de la Vila, la iglesia de la Inmaculada y la Casa rectoral, o Abadía. Entre las casas más bellas del pueblo se encuentra Casa Sastrès, transformada recientemente en la Casa del Oso. Isil es también conocido por la celebración de sus fallas de las cuales os hablamos luego.

Valls d'Àneu con niños

Casco viejo de Esterri d’Àneu

Esterri d’Aneu está enclavado en un valle de origen glaciar siendo el pueblo más importante de la Vall d’Aneu y el segundo que sin llegar a los 1.000 habitantes es el más poblado de la Comarca del Pallars Sobirà tras Sort. Aquí se encuentran servicios como farmacia, médico, comercios y hostelería) así como una Oficina de Información turística por la que vale la pena pasarse. Resulta toda una delicia delicia pasear por el casco antiguo de Esterri d’Aneu y atravesar su fotogénico Pont de Esterri d’Àneu, románico y de dos arcos que atraviesa el Noguera Pallaresa.
.

3. Viajar en el tiempo en su Eco Museo

En Esterri d’Àneu os espera una de esas visitas que no pueden faltar en las Valls d’Àneu con niños como es su Eco Museo. Abierto desde junio de 1994 esta entidad se dedica a la investigación, conservación y difusión del patrimonio histórico y cultural de las Valls d’Aneu creando riqueza en esta zona rural a través del desarrollo del turismo responsable.

Valls d'Aneu con niños

En Casa Gassia, Eco Museo de Esterri d’Àneu

Indispensable la visita a Casa Gassia donde se ubica el museo. Se trata de la casa de una familia tradicional con posibles del pueblo que estuvo habitada hasta mediados del SXX conservando toda su autenticidad.

Aquí se explica en visita guiada y un video previo como era la vida cotidiana de una familia en una casa como esta en un tiempo con unas condiciones de verdaderamente rigurosas donde combatir el frío o disponer de comida en condiciones era todo un reto diario. Sin lavabo y haciendo la colada a mano, produciendo su propio pan o embutidos. A pesar de su dureza sus moradores eran incluso unos privilegiados comparados con otras familias del pueblo.

En verano el Eco Museo es el epicentro de un montón de actividades que no os podéis perder como la divertidas visitas teatrealizada (en catalán y castellano) de L’Esperanceta por Casa Gassia y de L’Arnica por todo el pueblo. También se organiza un paseo-taller para conocer las plantas de las brujas. Otra de los platos fuertes en verano es la organización de las pastoradas, salidas montañeras a una pureza de más de 1.400 metros para convertirse en pequeños grandes pastores por un día.

4. Vivir su Festival Esbaiola’t

En verano la Vall d’Aneu florece como nunca. El Festival Esbaiola’t (una modismo del catalán pallarés que se habla en la zona y que significa algo así como espabila) se celebra cada año en Esterri d’Àneu a mediados de Julio, una de las mejores ocasiones para venir.

Un festival de artes escénicas callejero y para todos los públicos de cuatro intensos días en los que se despliega una variada programación de calidad con circo, títeres, juegos, danza talleres, música y teatro. Además, repartidos por el pueblo, se encuentran diversos espacios de juego y experimentación para los peques.

El video da buena cuenta. Con el mejor ambiente según pudimos comprobar nosotros mismos el Festival Esbaiola’t es una muy buena ocasión para disfrutar en familia de la cultura en un entorno natural tan excepcional como el de las Vall de Àneu.

5. Saborear la cultura del queso y el pastoreo

El origen de las culturas del pastoreo y del queso a la que va asociada se pierde en la noche de los tiempos de estas montañas. Uno de los negocios familiares más conocidos de las Valls d’Àneu es el queso de la Roseta de Gavàs elaborado con leche cruda de cabra procedente de su propia explotación en las montañas del pueblo de Gavàs.

Fuente: Vallsdaneu.org

Otro de sus quesos el el famoso tupí, queso catalán ancestral con por un olor persistente y un olor bastante intenso (no muy del gusto de los niños). La pasta es de color blanco amarillento. Se utiliza normalmente para mojar el pan y se acompaña de un vasito de vino tinto. Otra especialidad es el brossat, especialidad derivada del xirigot que queda tras elaborar el queso. Su virtud es la finura que da al paladar. Se suele tomar con azúcar, fruta o miel. Todo esto podréis descubirlo visitando su tienda. En verano “La Roseta de Gavàs” ofrece visitas guiadas a la quesería dónde.

La Roseta de Gavàs tienda ofrece conjuntamente con el Eco Museo d’Esterri d’Àneu las pastoradas, salidas a la montaña donde en contacto con las cabras se aprende como es la vida tradiconal del pastor. Otro lugar interesante también en la comarca del Pallars Sobirà para saber más sobre este tema es el Ecomuseo de los Pastores del Valle de Àssua. Otra quesería tradicional que organiza visitas guiadas es la Formatgeria Girola de Valencia d’Àneu. Otra referencia de la producción local de quesos en la comarca que se puede visitar en las Valls d’Àneu con niños es La Peça d’Altron.

6. Vivir la fiesta de las fallas en la noche más corta

A estas alturas ya debéis saber que las fallas no son solo una tradición valenciana sino que existe una ancestral tradición pirinaca declarada Patrimonio cultural de la Unesco muy común en el Pallars y en la Ribagorça que tiene en las Valls d’Àneu y concretamente en Isil una de sus mayores manifestaciones.

Vall d'aneu

Como recuerdo de la celebración pagana del solsticio de verano, los fallers de Isil descienden de la montaña con troncos encendidos (fallas o teies), la corrua de la cual en medio de la noche se asemeja a una serpiente de fuego.

En la impactante celebración de las fallas de Isil que data del siglo tiene lugar cada noche de San Juan, solsticio de verano y culmina con la gran falla plantada en el centro del pueblo, la llamada Falla Major.

En el Pirineo de LLeida hay más ocasiones durante  el verano para quedar anonadado por esta tradición en valles cercanos del Pirineo como la Vall de Boi de la que ya te hablamos. 

7. Visitar la casa del oso de Isil

Este es un museo único en la materia en todo el Pirineo catalán no siendo casual el lugar de su ubicación. Desde su reintroducción en virtud del programa Piros Life Cataluña se calcula que la mitad de los 25 ejemplares de osos pardos que se calculan habitan en el Pirineo más de la mitad se encuentran en el Parque Natural de l’Alt Pirineu, entre los municipios del Alt Àneu y Lladorre.

Valls d'Aneu con niños

Casa del Oso en Guingueta d’Àneu

Coqueto y acogedor el Museo del Oso os espera en la Casa Sastrès de Isil, un edificio tradicional de piedra, pizarra y madera de cuatro plantas y 260 m2 de superfície que es a la vez un centro de interpretación, divulgación y concienciación sobre este icónico animal.

Acondicionado para las frecuentes visitas de familias y escolares el Museo ofrece un mini-cine que proyecta un audiovisual de alta calidad sobre el oso en los Pirineos, una exposición interactiva sobre la vida y los problemas de conservación del oso donde se muestran los los conflictos y la cacería que llevó al oso a su casi extinción así como el empeño actuales para asegurar la convivencia entre osos y humanos, siendo su preservación un elemento clave de desarrollo. El museo también sirve de centro de información turística y alberga una tienda con productos vinculados al oso.

8. Centro Món Natura en Les Planes de Son

Ocupando un edificio de destacada arquitectura, este es un centro de referencia en educación ambiental para toda la familia de toda Cataluña. En Món Natura Pirineus situado en Les Planes de Son os podéis acercar a algunos de los animales más bellos y característicos que moran la cordillera. El centro organiza visitas guiadas para conocer de cerca a estos bellos animales como urogallos, zorros, rebecos, tejones. En su tarea de recuperación de la fauna autóctona su más reciento hito fue el nacimiento el primer lince de la especie Lince Europeo o Boreal (Lynx lynx), extinguida hace más de 100 años del Pirineo.

Aquí arriba podéis ver su video promocional. Món Natura Pirineus ofrece una interesante oferta de excursiones y actividades relacionadas con el entorno natural así como un observatorio astronómico. A través de la web de Mon Natura Pirineus se pueden consultar y reservar packs de actividades durante todo el año especiales para familias y escuelas.

9. Disfrutar de la nieve!

En invierno la Estación de Spot es toda una referencia para disfrutar de la nieve en las Vall d’Àneu pues goza de una situación privilegiada en los Pirineos al ser la única situada junto a un Parque Nacional, el de Aigüestortes y Sant Maurici, más de 22 km esquiables y 950 metros de desnivel y numerosas pistas entre bosques de pinos negros.

Se trata de una estación muy enfocada al turismo familiar donde existe  una amplia zona de debutantes y la opción todos los sábados de hacer en ella un bautizo de nieve para toda la familia con una edad recomendada mínima para los niños de 7 años.

Antes de empezar se repasan con un monitor la técnica y movimientos básicos después hacer 2 horas de cursillo de esquí. También se encuentra una zona lúdica con tubbing, ya sabéis, lo del tobogan con donuts inflables además de rutas con raquetas de nieve.

10. Hacer rafting

¿Con ganas de segregar adrenalina? Este uno de los mejores tratamientos anti-stres conocidos. Haced un hueco en vuestra escapada porque en vuestra ruta las Valls d’Àneu es más que posible que paséis por Sort, un paraíso del rafting en el Pirineo.

La capital de la comarca del Pallars Sobirà está atravesada por las aguas bravas del Rio Noguera Pallaresa cuyo tramo de 18 Kms que va desde LLavorsí es ideal para la práctica del rafting. El lugar es sede frecuente de campeonatos internacionales de piragüismo y fue sede olímpica en Barcelona 1992.

Durante el verano existen un montón de empresas que se dedican muchas de las cuales ofrecen la posibilidad para niños a partir de 7 años. En nuestro caso…hemos estado siempre tan cerca sin hacerlo que la verdad le tenemos ganas. Y vosotros ¿habéis practicado rafting con nuestros hijos? ¿Os gustaría?

+ info

Valls d’Aneu

Ecoturisme Valls d’Àneu

Turisme Pallars Subirà

La Vall de Boí con niños

Más planes en Cataluña en familia

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!