El Lot con niños en 12 planes para descubrir una Francia prodigiosa

por | Dic 5, 2018 | Destinos, Nuestra ruta, Viajar con niños | 0 Comentarios

¿Un viaje al Lot con niños? ¿Y dónde está eso? Un informante de buena tinta nos había recomendado ir a recorrer este depatamento francés y cuando nos pusimos a buscar información en la red comprobamos que sorpendentemente apenas existía nada publicado en español.

Precioso rincón de Saint-Circ-Lapopie

Carennac, notre amour!

A la postre nuestro viaje de cuatro días al Lot con niños (el pasado mes de Julio) superó expectativas y supuso un descubrimiento viajero de un destino francés de primera que merece sobradamente la pena no solo para una escapada sino para una estancia más larga de unas vacaciones. Se necesitaría al menos entre una semana y diez días para tener una buena perspectiva general de todo el departamento

Si eres alérgico/a a las aglomeraciones, te gusta la naturaleza, la tranquilidad y el turismo rural, los mercados de proximidad y la buena mesa y te apetece pasear por pueblos medievales de postal el Lot es un destino ideal que combina unos precios contenidos y con un montón de opciones divertidas para toda la familia,

Un destino ideal para alojarse en casas o apartamentos rurales campings o recorrerlo en campervan. Consulta aquí la disponibilidad de alojamientos en el Lot.

Acercándonos al Lot

Para situarnos. Más abajo verás un mapa con todos los planes reseñados en esta entrada. El Lot (en la lengua propia occitana Òlt o Òut) es un departamento francés situado en la parte sur del país perteciente a la nueva gran región administrativa de Occitanie-Pyrénées Mediterranée.

Su territorio se encuentra definido por tres comarcas geográficas o valles diferenciados que toman su nombre del río que los atraviesa: Lot, Célé y la Dordogne.

En la parte centro-norte del departamento se encuentra Parque Natural Regional de Causses du Quercy, un reconocido geo-parque por la UNESCO, con paisajes de media montaña paisajísticamente bello, apenas habitado y con una gran personalidad formado por suaves mesetas calcáreas cortadas por los valles de los ríos Lot, Dordogne y Célé.

En este enlace encontrarás una ruta circular en coche para recorrer Les Causses du Quercy, un territorio singular y al margen del tiempo que a mi me recuerda a la verde sobriedad de la Dehesa extremeña con pequeños robles en vez de encinas y una gran cantidad de pastos.

Mención especial merece el Valle de la Dordoña lugar geográfico y destino turístico que el Lot comparte en su continuidad con el transcurso del Río Dordoña con el vecino Departamento de la Dordoña-Perigord, otra joya de destino del que nos enamoramos y te hablamos en esta entrada.

Si quieres saber más sobre otros destinos perfectos para viajar a Francia con niños puedes ver aquí todas nuestras entradas.

Cosas que ver y hacer en el Lot con niños

1. Alojarse en el Domaine de Bel Air

Para decirlo claro desde la primera palabra: en pocos de nuestros viajes nos hemos sentido tan a gusto, bien acogidos y como en nuestra propia casa.

Sebastian y una de sus tablas de quesos del Domaine Bel Air

El Domaine de Bel Air es una casa rural de tradición familiar regentada por Sebastièn, un apasionado tanto de su tierra como de su oficio. Atento, siempre con un consejo para diseñar una jornada de planes a nuestra medida y una sonrisa para todo el mundo. Sebastien es un chef destacado (y por supuesto un gourmet) al que le encanta practicar su español con ese delicioso y particular acento francés.

En entorno relajado, entre zonas ajardinadas y prados donde los niños pueden correr a su aire el Domaine de Bel Air ocupa una típica casa tradicional lotense estrategicamente situada en el corazón del Parque Natural del Quercy muy cerca de Rocamadour y del Vallée de la Dordogne y ofrece habitaciones acogedoras y decoradas con gusto así como dos casa (gîtes) de alquiler completamente equipadas.

Domaine de Bel Aire

Desayunar y cenar aquí es siempre un placer con la mesa  bien surtida de productos de proximidad y aún mejor presentada si cabe donde nunca falta un delicioso postre y una botella de buen vino además de una tabla con una variedad y calidad de quesos que solo puedo describir como mítica.

Cada sábado por la noche Sebastien organiza una cena especial en mesa compartida (table gourmande) célebre en la comarca y que es toda una fiesta para los sentidos donde nunca faltan animadas conversaciones y se fraguan nuevas amistades. Por eso cuando volvamos al Lot el Domaine de Bel Air volverá nuevamente a ser nuestro campamento base. Un acierto asegurado!

2. Viajar al centro de la tierra

Así nos sentimos nosotros, de verdad, visitando la célebre Gouffre de Padirac, todo un must see en la región. Después de un descenso a pie (también puede hacerse en ascensor) a 103 metros de profundidad nos embarcamos por el río subterráneo con un recorrido de 500 metros por galerías que solo podemos calificar de majestuosas.

Lot con niños

Vistas de la sima del Gouffre de Padirac desde abajo. Foto de Tourisme Lot

Una vez se desembarca se accede caminando al Gran Colgante – una gran estalactita de 62 metros de altitud. Después el paseo nos conduce hacia el lago de Gours y la Sala de la Gran Cúpula con techos que llegan a los 95 metros de altura entre pasillos subterráneos jalonados con caprichosas formas como candelabros, cascadas de calcita, esculturas barrocas formadas  durante millones de años.

Durante todo el recorrido se va asistiendo a la representación de la fascinante historia de como Édouard Alfred Martel descubrió y exploró esta cueva en 1889. A pesar de ser uno de las atracciones turísticas más visitadas del departamento en ningún momento tuvimos la sensación de agobio pues todo está organizado milimétricamente.

La entrada incluye una audioguia disponible en varios idiomas. No os olvidéis vestir calzado cerrado y alguna chaquetilla o jersey. En la mayor parte del recorrido no está permitido hacer fotos.

Lot en familia

Goufrfre de Paridac. Foto de Tourisme Le Lot

Debido a su subsuelo calcáreo el Lot atesora un mundo de cuevas y grutas. Aunque no tienen la importancia del Goufrfre de Paridac otras interesantes cuevas visitables en el Lot son Les Grottes de Lacave y la cueva prehistórica de Pech Merle.

3. Dar un salto a la Edad Media

Fotogénica como pocas, bucólica y para comérsela. Por algo Rocamadour es célebre encontrándose entre los 10 lugares más visitados de Francia.

Rocamadour

Esta es una ciudadela medieval situada a las puertas del Valle de Dordoña, suspendida en un acantilado calizo que domina majestuosamente el cañón del Alzoudeque y que parece sacada de algún capítulo de la novela D’Artagnan y los tres Mosqueteros. Iluminada, por la noche ofrece una estampa mágica.

Rocamadour está catalogada Patrimonio UNESCO. Pasear por su trazado te hace sentirte cercano a ese tiempo medieval en el que los pelegrinos venían de muy lejos a venerar a su Virgen Negra. Y hoy lo siguen haciendo siendo un importante centro de devoción católica además claro de turística donde no faltan tiendas de recuerdos y tentadores restaurantes.

Rocamadour

La Virgen puede visitarse abiertamente en la pequeña y encantadora capilla de Notre-Dame (como hicimos nosotros) donde se celebran misas diarias a cargo de la comunidad de monjes que la cuida.

Tejados de tejas marrones, sus piedras ocre, sus ventanas esculpidas o sus característicos palomares cuadrados les dan un estilo excepcional.

Paseando frente a la iglesia románica de Carennac

¿Cual será vuestro favorito? Otros pueblos medievales con las calles peatonales que merecen sobradamente una visita en el Lot con niños son Autoire, Cardaillac, Loubressac, Carennac, Capdenat Le Haut, Martel y Saint-Circ-Lapopie del que os hablaremos luego todos ellos considerados entre los pueblos más bellos de Francia.

4. Fundirse en su paisaje a pie, en bici o a caballo

Territorio rural y de media montaña con un entorno estupendamente bien conservado Le Lot es un buen lugar para haer senderismo de nivel fácil y familiar así como ser recorrido en bicicleta BTT o a caballo.

Nosotros hicimos una ruta de 2 horas entre Gramat y Rocamadour que discurre por el fondo del cañón Alzou y llegamos hasta las ruinas del molino du Saut del Siglo XVIII paseando por una rica diversidad de su fauna, flora de cespedes secos, acantilados, bosques en las laderas, prados, sin olvidar los ríos Ouysse y el Alzou.

Senderismo con Lot con niños

Si caminamos atentos y en silencio podemos tener la suerte de ver alguna nutria.
 Por esta razón el paraje está clasificado como “Espacio Natural Sensible” por el departamento del Lot y “Natura 2000” por Francia y Europa.

Otro de las rutas pedestres que pasan por el Lot es GR65 y 651 dos variantes del camino de Santiago que pasa por Francia o camino de Puy a su paso por esta zona. También existe una ruta circular de 7 días de baja dificultad ue recorre lo más destacado del Lot.

Recorriendo bosques, pastos, ríos, viñedos, pequeños pueblos e iglesias o molinos, el gran patrimonio del Lot es su cuidado paisaje. Hay una cantidad alucinante de senderos y paseos (muchos de ellos circulares) en todo el departamento con más de 1500 kms de recorrido señalizados, así como pistas para bicletas Y BTT y senderos ecuestres. Te recomendamos pasarte por la Oficina de Turismo más cercana a preguntar por ellos.

5. Acudir a una cita con majestuosas criaturas aladas

A apenas dos kilómetros de Rocamadour en la Le Rocher de les Aigles se encuentra uno de los mejores parques ornitológicos de Francia que no quisimos perdernos y donde nos maravillamos con el vuelo de impresionantes criaturas aladas.

Si vas al Lot con niños tenéis una cita cada día a partir de las 15:30 cuando los buitres, cóndores, águilas, halcones, guacamayos, cacatúas y otros papagayos, se mueven en completa libertad durante más de una hora por encima del cañon de Rocamadour acompañadas de explicaciones (en francés). Una de las atracciones del lugar son precisamente las vistas que se dominan desde este promontorio sobre el Parque Natural de les Causses du Quercy.

En este centro explican su proyecto Nanciyaga de colaboración para la protección de especies de pájaros tropicales.

6.  Pasear por un bosque lleno de dinosaurios

Para ser absolutamente honesto no espera demasiado del PrehistoDino Parc. Con tanta superproducción hollywoodiense y tanto video-juego espectacularizante…¿sería este modesto parque centrado en la vida de los dinosaurios capaz de atraer la atención de los peques?

PrehistoDino Parc

Y la respuesta es que sí, sobradamente. Para empezar todos los dinosaurios están reproducidos a escala real y en escenas de gran realismo acompañados de efectos de sonido y a menudo con movimiento. Todo ello acompañado de paneles explicativos la mayoría de ellos también en español.

No faltan casi ya amigos de la familia como el Tyrannosaure-Rex, Tricerators o el mastodóntico Braquiosaurio así como también la figura de grandes mamíferos del terciario hoy extinguidos. De hecho el recorrido didáctico comprende desde el nacimiento de la Tierra hasta la prehistoria humana con una representación de escenas cotidianas muy bien logradas  de nuestros antepasados australopithecus, hombre de Neandertal o Cromañon así como de una aldea del neolítico.

En el PrehistoDino Parc

La visita toma entre una hora y una hora y media y se convierte en un estupendo paseo por un primoroso bosque. Existe un area de picnic con parque así como un pequeño museo, una tienda bien surtida de libros y restaurante.

7. Darse un buen baño o hacer canoas

Las playas quedan lejos de aquí pero si en verano aprieta el calor no sufras porque viajando por el Lot con niños hay sobradas alternativas para darse un chapuzón en alguna de sus numerosas playas fluviales, áreas preparadas y bien habilitadas en algunos de los tres primorosos ríos que recorren el departamento: Dordoña, Lot y Celé.

Área de baño y canoas VVF Village La Gabarre

En muchas de ellas además se alquilan canoas, pero no te imagines que estamos en una zona de rápidos así que el trayecto es perfecto para que toda la familia pueda admirar el paisaje mientras hace deporte. Puedes consultar aquí el listado de zonas de baño en aguas naturales del Lot

Ya os digo yo que se lo montan divinamente los franceses. En todas la áreas de baño existe un área de picnic y en algunas de ellas pequeños y deliciosos chiringuitos (guingettes) donde comer como el recomendable Restaurant Le Vieux Chêne y su espléndida terraza, en Monvalent.

Mención aparte como parques acuáticos merecen el Centro Recreativo del Agua (de carácter público) en Gramat y el Quercyland junto al río Dordoña en Souillac.

8. Convertirse en marineros de agua dulce

Riviera del Río Lot

Y hablar de ríos con entidad en Francia es hablar de la posibilidad de hacer turismo fluvial o sea alquilar toda la embarcación sin patrón y pasar entre dos noches y una semana unos días viviendo en ella. En esta tierra la tradición viene de lejos. ya desde la Edad Media, las gabarras (barcos con fondo plano), descendían el Lot para transportar el carbón, el vino, las frutas hacia las grandes ciudades del Sudoeste del país.

En nuestros días las gabarras son unos barcos habitables que de abril a octubre surcan el río de Luzech a Larnagol pasando por Cahors. No es necesario un permiso para capitanear estas embarcaciones solo cierta pericia para atravesar las 16 esclusas, manuales la gran parte, pero esto forma parte de la aventura. Se necesita una semana para recorrer 155 km ida/vuelta a la base náutica de nuestra elección. Ah! no os olviéis la caña de pescar.

Barcos habitables. Foto de Turismo Lot

Aunque si lo vuestro no va de pilotar un barco tampoco hace falta. Para disfrutar de su navegación se puede solo hacer un crucero en barco con el embarcadero a los pies de Saint-Cirq La-Popie y algunos más que parten y llegan a Cahors.

9. Recorrer un pueblo de postal

En dura competición con Rocamadour el pueblo de Saint-Cirq-Lapopie es para muchos el pueblo más bonito de todo el departamento del Lot…y la verdad es que tras nuestra visita podemos decir que la cosa está difícil así que ¿por qué elegir? Nos quedamos con todos!

En este más-difícil-todavía de pueblos que parecen realmente sacados de una postal Saint-Cirq-Lapopie seduce cualquier mirada sensible, no por casualidad el poeta André Breton entre otros artistas fue uno de sus vecinos más insignes.

Pero no solo es el pueblo, es su ubicación. Desde lo alto de una roca este pueblo domina uno de los puntos paisajes más bellos y protegidos del Valle de Lot (a sus pies el embarcadero de los cruceros por el Río).

Lot con niños

Declarado Monumento Histórico en su cojundo Saint-Cirq-Lapopie es uno de los lugares más extraordinarios de toda Francia con una estampa singular de preciosas casas de piedra y sus tejados de tejas marrón, su iglesia gótica fortificada que se alza al borde del alto acantilado, su oficina de correos y su pequela escuela.

Mais oui, tres jolie et absolument charmante. Inolvidable visita. Una especie de pesebre a escala real donde es todo un placer pasear por sus animadas callejuelas entre flores, encantadores puestos de artesanías y pequeñas galerías de arte para luego darse un respiro en alguna de sus bares-restaurantes con terraza.

10.  Pasajeros al tren!

Una de las mejores planes viajando al Lot con niños…que también gustará a los papis. Estamos hablando de un tren turístico con locomotora de vapor llamado Le Truffadou que sigue la antigua línea de ferrocarril tallada en el acantilado a 80 metros de altutud y nos envuelve en su nube cuando pasamos por cada uno de sus túneles.

Una experiencia divertida que nos retrotraerá a otro tiempo disfrutando a la par de unas soberbias vistas sobre el valle de la Dordoña. El paseo recorre 13 km ida/vuelta y dura una hora. El ticket permite entrar a un pequeño museo sobre el ferrocarril.

11. Perderse en la Valleé Celé

Si el Lot representa todo un descubrimiento y nos permite acceder a una de las zonas más tranquilas y con un desarrollo del turismo más armonioso de toda Francia la Valleé de Célé representa su quintaesencia, algo así como uno de las últimos valuartes solo al alcance de aquellas miradas que realmente sepan apreciar este rincón, la tercera y más discreta comarca dentro del Departamento definida por el río que la cruza y da nombre.

Valleé de Célé

Además de navegar en canoa se puede hacer una ruta de pueblos empezando por el más importante Figeac donde donde conviene pasarse por su oficina de tusimo. A continuación partiendo de Marcilhac-sur-Célé y su abadía e cuya iglesia románica. Un poco más lejos los pueblos de Espagnac-Sainte Eulalie, Corn y Camboulit con sus vestigios de antiguas construcciones.

Sensible a los encantos de la región, el gran poeta Paul Valéry amaba particularmente esta tierra que fue pura inspiración para él. El pueblo de Sauliac es famoso porque las casas en la roca parecen enjambres de abejas.

En este enlace encontrarás buena información de Fideac y el Valle de Célé  y sus atractivos para el visitante. Nosotros ya de vuelta apenas pudimos hacer una pequeña parada en Figeac pero sin duda este es uno de los lugares que nos reservamos para un próximo viaje al Lot.

12. Más planes en el Lot con niños..

Que nos quedamos con ganas de hacer como:

Visitar una granja y saborear el queso Rocamadour en La Ferme du Lacoste

Visitar el Molino de agua de Cougnagnet

Visitar el Castillo de Cénevières

Visitar el Parque de animales de Grammat

Visitar el Bosque de los Simios en Rocamadour

Le Lot, una gastronomía con mucho gusto

Este es un de aquellos destinos sobre los cuales es imposible hablar sin referirnos a su portentosa gastronomía que es directamente fruto de su paisaje. Aquí se venera el producto de proximidad y, como en tantas partes de Francia, las opciones de comida orgánica son numerosas.

Tabla de quesos en el Domaine de Bell Aire

En el Lot las papilas gustativas de toda la familia se darán más de un festín con sus célebres trufas (invierno), foie gras, cordero, azafrán, su conocido queso de cabra de Rocamadour reconocido en toda Francia, el melón de Quercy, sus tarta de nueces o el vino de la denominación propia AOC Cahors Malbec. Además no faltarán propuestas más generalmente francesas como el canard o…claro sus dulces crêpes dulces o salados (galettes).

Descúbrelos en sus restaurantes o acércate en sus mercados, entre todos ellos el más famoso Mercado de Cahors los miércoles y sábado por la mañana durante todo el año.

No por casualidad el Lot es una de las zonas preferidas por muchas familias francesas urbanitas que se convierten en neo-rurales revalorizando este territorio. En vuestro viaje os esperan cuidados paisajes de pastos, bosques y viñedos, senderos y rutas ciclistas, pueblos medievales que parecen sacados de una postal, ríos que invitan al baño, una portentosa grastronomía, cuevas y cielos estrellados. Todo esto y algo más es lo que os espera en tu viaje al Lot en familia. ¿Nos vamos? Estos son nuestros planes destacados en el Lot con niños.

 

+ información Le Lot:

Turismo Lot

Turismo Occitania

Parc Regional Natural Causses du Quercy

Turismo Valle de Dordoña – Rocamadour

Destinos en Francia con niños

Alojamientos en el Lot

 

NOTA: Agradecemos a la Oficina de Turismo del Lot las facilidades prestadas para eleborar esta información

 

 

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!

0 comentarios

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Max

Fundador de Familias en Ruta. Amante del turismo rural y la naturaleza. Ser padre me ayudó a reafirmar mis prioridades vitales. Ya sea sólo , en pareja o con mis hijos, he recorrido media Europa, Marruecos y multitud de países de América Latina. Pensar en el siguiente viaje me ayuda a sentirme vivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños