Visitar Salamanca con niños es hacer un viaje al pasado con el puente romano, las catedrales y la universidad. Además, podrás seguir los pasos del célebre Lázarillo de Tormes, revivir los amoríos de Calixto y Melibea o descubrir la sorprendente leyenda de la Cueva de Salamanca y el diablo. Junto con Segovia o Burgos, Salamanca es una de las capitales de provincia más bonitas de nuestro país.

Una escapada familiar que seguro que te va a encantar y una de las ciudades más visitadas de Castilla y León que esconde secretos como la antigua biblioteca de la Universidad de Salamanca o que la primera mujer universitaria del mundo fue la salmantina Beatriz Galindo.

Salamanca con niños

Fuente: Las Crónicas de Salamanca

Recorrer Salamanca con niños es fácil al ser una ciudad casi completamente llana y tiene muchas zonas peatonales. A continuación te dejamos un montón de planes que te van a hacer conocer la ciudad y disfrutarla al máximo con tu familia. Además, la provincia de Salamanca también ofrece planes para pasártelo fenomenal con los niños. Al final de la entrada te dejamos un mapa que seguro te será muy útil.

Apartamentos y hoteles en Salamanca con niños

No dejes para el último el tema del alojamiento, así te evitarás muchos quebraderos de cabeza. Un buen alojamiento te va a permitir disfrutar mucho más de tu estancia en familia. Salamanca tiene muchas opciones y las puedes consultar usando un comparador de hoteles en Salamanca y apartamentos en Salamanca. Nuestra selección de alojamientos para familias en Salamanca es:

Apartamento Candela

Salamanca con niños

El Apartamento Candela es un acogedor alojamiento con vistas a la ciudad de Salamanca. Cuenta con todo el equipamiento necesario para que tu estancia en Salamanca con niños sea más que perfecta. Está muy cerca de los puntos turísticos de la ciudad como el Museo de Historia de la Automoción, el Puente Romano o la catedral. Es un alojamiento muy céntrico que te pemitirá dejar el coche en su párking privado para que no te tengas que preocupar de otra cosa que no sea disfrutar con tus hijos.

Hotel Sercotel Las Torres

Salamanca con niños

Sercotel Las Torres está situado en plena Plaza Mayor de Salamanca, a cinco minutos andando de la catedral y de la Universidad. Cuenta con habitaciones familiares, algunas con cama de matrimonio y literas para que toda la familia pueda descansar cómodamente después de recorrer la ciudad. Y para reponer fuerzas, nada mejor que su desayuno bufet en el comedor con vistas a la plaza.

Las Catedrales

Salamanca con niños

El apartamento Las Catedrales está situado en pleno casco histórico de Salamanca. Cuenta con todo lo necesario para que la estancia en Salamanca con niños sea más que buena: dormitorio infantil, cuna y trona son solo algunas de las facilidades que te ponen en este apartamento. Un alojamiento céntrico, pero tranquilo desde el que podrás organizar tu visita a la ciudad.

El Secreto de las Eras

Salamanca con niños

La Casa Rural El Secreto de las Eras está en Candelario a menos de una hora de Salamanca en coche. La casa está orientada a la Sierra de Candelario lo que te regalará unas magníficas y relajantes vistas mientras los niños juegan en su muy bien pensada zona de juegos.  Y si la visitas en invierno, sentarte frente a la chimenea te regalará unos ratos inolvidables en familia.

Cosas que ver y hacer en Salamanca con niños

1. Recorrer el centro histórico de Salamanca

Salamanca con niños

Fuente: Tribuna de Salamanca

Para tener un primer contacto con el centro de Salamanca, lo más cómodo es hacer un Free Tour que te acercará a las joyas de esta monumental ciudad. La famosa Plaza Mayor de Salamanca será vuestro punto de partida. Esta plaza, corazón de la ciudad guarda curiosos y antiguos secretos. Su construcción  llevó casi 30 años y hasta el siglo XIX en muchas ocasiones se utilizó como plaza de toros.

Tras pasar por la Plaza del Corrillo, nada mejor que admirar la fachada de la Universidad, que se fundó en el año 1218, lo que la convierte en la más antigua de nuestro país. Cuando te encuentres frente a esta fachada no te olvides de buscar a la rana que se encuentra sobre una calavera. Con el tiempo se ha convertido en un verdadero icono para Salamanca. Cuenta la leyenda que el estudiante que encuentra la rana aprobará sus exámenes y el que no la encuentre suspenderá.

La visita guiada gratuita seguirá su camino hacia la Catedral de Salamanca conocida como la Catedral Nueva y terminará en el Palacio Episcopal que actualmente alberga al Museo Histórico de Salamanca.

Salamanca con niños

Fuente: Aena

Para poder visitar la catedral necesitas hacer una visita guiada que incluye audioguías para que no te pierdas ningún detalle. En este espacio histórico han pensado en los niños y han creado unas interesantísimas audioguías infantiles con contenidos pensados expresamente para los niños. Tus hijos recorrerán la catedral guiados por una niña llamada Vega y por un hombre sabio. Estos dos personajes ayudarán a los niños a descubrir cada estancia de la catedral, con muchísimas curiosidades y anécdotas.

Otra manera divertida de descubrir todos los misterios de Salamanca con niños es haciendo un free tour teatralizado que te llevará al atardecer por alguno de los rincones más mágicos de la ciudad. Durante dos horas conocerás las increíbles historias salmantinas, como las que escondes la Casa de las Muertes o la icónica Casa de las Conchas.

La mismísima Santa Teresa os estará esperando para adentraros en su místico mundo. Sobre la muralla y con unas espectaculares vistas a la catedral y al río Tormes, descubriréis el romántico Huerto de Calisto y Melibea. En este lugar se cree que Fernando de Rojas ubicó el lugar de encuentro de los amantes, ayudados por la celestina.

Para descubrir más curiosidades sobre la ciudad de Salamanca con niños, no te olvides acercarte a la Oficina de Turismo en donde podrás conseguir gratis las audioguías gratuitas. Además, han editado un folleto que se llama “Salamanca en detalle Kids”. Un recorrido por la ciudad buscando un montón de famosos personajes que están escondidos en fachadas y edificios. Prepárate para buscar dragones, cigüeñas y leones. Va a ser toda una aventura.

2. Subirse el trenecito de Salamanca

Salamanca con niños

Fuente: Civitatis

Una manera cómoda y divertida de recorrer Salamanca con niños es con el tren turístico, que te llevará por el casco histórico de la ciudad. El recorrido comienza en la Plaza de Anaya y te llevará por las dos catedrales, la fachada de la Universidad, la Casa de las Conchas, las torres de Clerecía y la Plaza Mayor. Sobre los vagones de este curioso tren recorrerás la orilla del río Tormes y podrás ver el puente romano de la ciudad y que tanto protagonismo juega en la novela picaresca del Lazarillo.

Para que no te pierdas detalle, el tren cuenta con una audioguía para que conozcas todos los secretos de los lugares por los que pasas. El recorrido dura aproximadamente media hora y las salidas son cada treinta minutos. Ten en cuenta que los horarios en invierno son más reducidos y el último tren sale a las 17.00 horas.

3. Contemplar Salamanca a vista de pájaro

Una experiencia única. Scala Coeli es la Escalera al Cielo que te va a regalar unas vistas panorámicas espectaculares de la ciudad de Salamanca y descubrir la historia del Colegio Real de la Compañía de Jesús. El edificio alberga la actual Universidad Pontificia de Salamanca y se construyó en el siglo XVII para formar a los jesuitas que irían posteriormente a las colonias americanas.

El recorrido comienza con la visualización de un audiovisual y luego nos llevará por las tribunas. En la primera sala podrás conocer la historia de la Clerecía y en las salas dos y tres todo lo relacionado con la arquitectura del edificio. La escalera del campanero ambientada con luz y sonido te llevará al cuerpo de campanas. El tránsito entre las dos torres te dejará sin habla al contemplar las vistas de la ciudad. En los meses de verano, los viernes y los sábados se llevan a cabo visitas nocturnas.

4. Jugar en sus parques

Poder descansar un poco en un parque mientras los niños disfrutan de un ratito de toboganes y columpios, es algo necesario después de una jornada de museos, callejeo y monumentos. Si visitas Salamanca con niños, tendrás varios parques para escoger y será difícil decidirte.

Campo de San Francisco. Es uno de los parques más céntricos de Salamanca y además, es el más antiguo. Este parque ha sido construido en lo que antiguamente era el huerto del convento de San Francisco El Grande. En este parque podrás pasear tranquilamente, relajarte en alguno de sus bancos de piedra. Además de columpios, que han sido reformacos a mediados de 2019 cuenta con una pequeña biblioteca pública que se construyó en 1926.

Parque de los Jesuitas. Este gran parque, de más de 100.000 metros cuadrados también fue construido sobre el huerto de un convento, el  de los Jesuitas, a finales de los años setenta. Cuenta con amplias avenidas para pasear, zonas de juegos, pistas de fútbol y baloncesto. Si quieres moverte en bicicleta por Salamanca, todo el parque está recorrido con carril bici.

Parque de la Alamedilla. Este parque construido en el siglo XIX te va a encantar si vas a Salamanca con niños pues cuenta con un estanque en el que se pueden ver patos, ocas y cisnes. Además, podrás dar un bonito paseo y los niños podrán jugar en sus columpios.

Salamanca con niños

Lago del parque de la Alamedilla Fuente: La Gaceta de Salamanca

Parque Botánico de Huerta Otea. Este parque, situado junto al río Tormes, cuenta con un bonito paseo entre más de sesenta especies de árboles tanto autóctonas como de otras partes del mundo. Junto a este parque podrás ver un pequeño helipuerto que es el que utilizan los servicios de emergencia de la ciudad.

Además, por toda la ciudad de Salamanca podrás encontrar zonas con columpios como en el parque de Colón, las plazas de Castilla y León, Poniente o de la Fuente Nueva y en calles como la de Juan Pareja e Iglesia.

5. Descubrir los museos de Salamanca con niños

No son pocos los museos que hay en Salamanca. Visitar algún museo con los niños te llevará a descubrir y aprender curiosas anécdotas de la vida salmantina.

Museo de Salamanca: También conocido como Museo de Bellas Artes. Este museo está situado en la Casa de los Álvarez Abarca o de los Doctores de la Reina, un edificio construido en el siglo XVI. En este museo podrás contemplar piezas de arqueología y etnografía que son renovadas periódicamente y piezas de Bellas Artes como retablos y cuadros. En el jardín se pueden ver verracos y estelas romanas. Si quieres aprovechar al máximo este museo, puedes hacer una visita guiada.

Museo Art Nouveau y Art Decó. También conocido como Casa Lis es un palacete urbano construido a finales del siglo XIX. La maravillosa fachada, siguiendo la moda de la época,  es de vidrio y hierro. En sus salones se muestran diecinueve colecciones  de talleres de toda Europa, con joyas de Faberge, muebles, porcelanas e incluso muñecas de porcelanas francesas del siglo XIX.

Salamanca con niños

Casa Lis. Fuente: La Gaceta de Salamanca

Museo de Historia de la Automoción. En este museo se pueden contemplar automóviles y motocicletas, así como miles de piezas y accesorios relacionados con el mundo del automóvil. La pretensión de este museo es mostrar la evolución del diseño automovilístico. Cuenta con más de 140 vehículos de distintas épocas repartidos por sus tres plantas. Muchas de las piezas son únicas, como un Hispano Suiza 30/40 HP. Otras son de competición como un Amilcar de la década de los años 20 y el Fórmula 1 utilizado por Fernando Alonso en 2009.

Monumenta Salmanticae. En la iglesia de San Millán nos encontramos con esta curiosa visita con audiovisuales y recreaciones virtuales que muestran 140 edificios y espacios de la ciudad. Además, podrás participar en un juego de scape room, “El arca de las 5 llaves de la Universidad” en el que tendrás que resolver enigmas para poder abrir un arca custodiada por 5 guardianes.

Museo de la Fábrica de Harinas. Este museo se encuentra junto al puente romano y sobre el río Tormes. El edificio es un antiguo molino en el que aún se conserva la maquinaria original del siglo XIX. Con esta visita tus hijos y tú aprenderéis todos los secretos sobre la elaboración de la harina.

Filmoteca de Castilla y León. Además de conservar películas, fotografías, libros y revistas relacionados con la historia del cine y la fotografía, la filmoteca acoge una exposición permanente: “Artilugios para fascinar”. Esta exposición es gratuita y cuenta con más de doscientos aparatos y más de mil imágenes relacionados con la historia de los medios audiovisuales. Algunos de los aparatos más curiosos son un mutoscopio, un zoótropo o las famosas linternas mágicas.

6. Recorrer el Barrio del Oeste y su arte urbano

Salamanca con niños

Fuente: Civitatis

Esta original propuesta turística te hará disfrutar de una manera diferente la ciudad de Salamanca con niños. En cada una de sus calles encontrarás auténtico arte a cualquier hora del día. Las puertas de los garajes, el mobiliario urbano, los muros o los propios comercios se han convertido en grandes y preciosos lienzos.

Este proyecto surgió de la mano del colectivo Lemarte y la asociación de vecinos ZOES, para acercar el arte a todos los públicos. Además, es una manera de que los jóvenes artistas puedan mostrar su arte.

El núcleo del Barrio del Oeste es la Plaza del Oeste y a partir de ahí te irás encontrando las obras callejeras. Además, para que no te pierdas ninguna de estas obras tan curiosas, se ha creado un aplicación para el móvil en la que te proponen dos itinerarios para recorrer el barrio y donde están geolocalizadas todas las obras.

También puedes hacer una visita guiada en la que te contarán cuál es el origen del barrio y te llevarán a recorrer las obras más representativas, así como a descubrir curiosidades como la existencia de cabinas telefónicas reconvertidas en librerías públicas.

7. Admirar el Cielo de Salamanca

Esta pintura del siglo XV ocupaba en su origen una parte de la bóveda de la antigua biblioteca de la Universidad. Un incendio en el siglo XVIII supuso que esta obra de arte se quedara escondida bajo la bóveda actual durante casi dos siglos. A mediados del siglo XX las pinturas fueron descubiertas y trasladadas al lugar en el que se encuntran hoy en día: el Museo Universitario.

Esta impresionante pintura de Fernando Gallego representa las constelaciones zodiacales de Leo, Virgo, Libra, Escorpio y Sagitario. Además, también hay otras como la de Hércules, el Centauro, la Crátera o el Cuervo entre otras. La representación del sol sobre una cuádriga tirada por caballos y otra de Mercurio en un carro tirado por dos águilas te dejará sin palabras. Si visitas el Cielo de Salamanca te encontrarás bajo una original recopilación del saber astronómico y astrológico del Renacimiento.

8. Descubrir los secretos de las murallas de Salamanca

Salamanca con niños

Si visitas Salamanca con niños, sin duda, una de los lugares imprescindibles serás las murallas de la ciudad y a su centro de interpretación. Este centro, abierto en 2019, ha permitido recuperar un tramo de la muralla de Salamanca que se remonta nada menos que a la época prerromana. El centro cuenta con audiovisuales, infografías y carteles explicativos que nos acercan a los sitemas defensivos de la ciudad a lo largo de su historia.

El centro se ha bautizado con el nombre de “Salmantica sedes antiqua castrorum” y se encuentra frente a la Cueva de Salamanca. El acceso al espacio es gratuito.

Además, por toda la ciudad podrás contemplar tramos de las murallas. Hay dos recintos amurallados el primero se ubica cerca de la catedral y el segundo tiene su centro en la Plaza Mayor. Éste último, coincide con lo que hoy son los paseos del Rector Esperabé, Mirat, Carmelitas, San Vicente y Canalejas.

9. Adentrarte en los conventos de Salamanca

Salamanca con niños

Convento de San Esteban. Fuente: Civitatis

Los conventos de las Dueñas y San Esteban son dos de los monumentos más destacados de Salamanca por lo que se merecen una visita guiada. En el convento de Dueñas que se encuentra en pleno casco histórico de la ciudad podrás disfrutar de una impresionante fachada plateresca. En su interior el convento cuenta con una ornamentación de distintos estilos como el mudéjar, el gótico o el renacentista. En el centro del edificio podrás disfrutar del bellísimo claustro que tiene forma pentagonal. Que no se te olvide buscar os dragones y gárgolas que esconde.

El convento de San Esteban descubrirás la curiosa historia del santo al que está dedicado el edificio. Actualmente este convento está habitado por 30 religiosos dedicados sobre todo al estudio, la predicación y la enseñanza de la Teología. Además,podrás subir a la terraza del convento para disfrutar de las vistas de la ciudad. El acceso a esta terraza es gratuito aunque hay que sacar el ticket con antelación.

10. Explorar el río Tormes a caballo

Salamanca con niños

Fuente: Civitatis

La ribera del río Tormes forma parte de la red de Espacio Europeos Protegidos Natura 2000. El río Tormes tiene nada menos que 284 km, cruza la ciudad de Salamanca y desemboca en el Duero. Un paseo por la ribera del Tormes será una agradable actividad para disfrutar en familia.

A lomos de un caballo de raza española podrás recorrer el “codo del río”, el lugar en el que el Tormes inicia el cambio de su curso. En plena conexión con la naturaleza podrás contemplar los bosques y las dehesas de la zona y las peuqeñas islas que se forman en el río, repletas de aves. Los tours a caballo pueden durar entre una hora y media y dos horas y media. Si escoges esta segunda opción podrás hacer un alto en el camino para disfrutar de un picnic con productos típicos de la tierra.

 11. Hacer la ruta de los pueblos más bonitos de Salamanca

Salamanca con niños

Fuente: Civitatis

Y no son pocos. Si visitas Salamanca con niños, no te puedes perder una excursión a tres de sus pueblos más llamativos: Alba de Tormes, Mogarraz y La Alberca. Alba de Tormes se encuentra media hora en coche de la ciudad de Salamanca.

Alba de Tormes es el pueblo en el que falleció Santa Teresa de Jesús, lo que convierte a esta villa en lugar de peregrinaje para católicos de todo el mundo. Este destino, a poco más de 20 Km de Salamanca, tiene infinidad de lugares curiosos. No te puedes perder su puente medieval, el castillo de los Duques de Alba o la inacabada Basílica de Santa Teresa.

Mogarraz se encuentra en el corazón del Parque Natural de las Batuercas. Su arquitectura medieval se encuentra perfectamente conservada y pasear por sus callecitas es toda una delicia. Si algo curioso tiene Mogarraz son sus fachadas de las que cuelgan algo más de tres centenares de cuadros. Estos cuadros, relaizados por un pintor local en los años 60, son los retratos de las personas que en aquella época habitaban en cada casa.

La Alberca es otro de los pueblos indispensables en esta excursión. Es el pueblo más visitado de la comarca y sus fiestas patronales han sido declaradas de Interés Turístico Nacional. La más celebrada es la del 15 de agosto. Pero en las distintas épocas del año se puede disfrutar de una tradición como los magostos de noviembre cuando se asan las castañas, la representación de la Pasión cada Jueves Santo. Si vas a Salamanca con niños, les llamará la atención conocer al marrano de San Antón, que desde mediados de junio a mediados de enero campa a sus anchas por el pueblo.

Salamanca con niños

Fuente. La Alberca

Ciudad Rodrigo es otra de las ciudades salmantinas que no te puedes perder. Por su situación geográfica, a lo largo de la Historia ha tenido una gran importancia estratégica y hoy en día este es uno de sus principales atractivos. La ciudad cuenta con un Centro de Interpretación de las Fortificaciones.

En él, podrás descubrir en familia la evolución de las fortificaciones desde época prerromana hasta la Edad Moderna. Durante la visita podréis jugar con un programa informático para construir sistemas defensivos e incluso disfrazaros de caballeros medievales, centuriones romanos o de guerrero bretón. Desde aquí podréis hacer la Ruta de las Fortificaciones que os llevará por otras emblemáticas fortificaciones como la de Almeida, Yecla de Yeltes o Aldea del Obispo.

12. Visitar una granja escuela

Salamanca con niños

En la Granja Escuela Buena Esperanza de Morille podrás pasar hasta dos semanas inmerso en la auténtica vida en el campo. Tu familia y tú os convertiréis en verdaderos granjeros. Podrás disfrutar de la naturaleza, del deporte y de la naturaleza en su estado más puro. Los niños podrán tener contacto directo con todos los animales de la granja. Ocas, cerdos, caballos y burros os esperan para enseñaros cómo viven y cómo se comportan. Para pasar la noche tenéis el albergue con ocho plazas en un entorno tranquilo y acogedor.

BONUS EXTRA

Disfrutar de un día de nieve en La Covatilla

Salamanca con niños

Fuente: Crómica de Badajoz

La estación de La Covatilla no es muy grande, sin embargo tiene algunas de las cotas más altas de España. Precisamente por ser pequeñita, es perfecta para ir con niños. Si tus hijos saben esquiar, hay pistas sencillas por las que podrán deslizarse sin problema y si no saben, siempre podrán aventurarse a bajar en trineo.

No hace falta que vayáis cargando con todo el equipo puesto que en el pueblo de La Hoya hay varias tiendas donde podrás alquilarlo. Y si quieres practicar tú solo en las pistas, los niños se pueden quedar en el Chiqui-Park.

14. Subirse a los árboles de Vael Equipe-Parque de Aventura

Salamanca con niños

Fuente: Salamanca emoción

Vael Equipe – Parque de Aventuras tiene diferentes para que disfrute toda la familia a partir de 4 años en adelante. Hay varios circuitos de tirolinas, puentes, toneles y redes. Pero en este parque no solo podrás saltar de árbol en árbol como si fueses una ardilla sino que también podrás jugar al minigolf, paintball y Laser Combat.

Antes de comenzar la aventura los monitores te enseñarán a utilizar todo el material en un primer circuito y tras pasar esta pequeña prueba, comenzará la aventura. En el Circuito Pequeña Aventura los más chiquitines podrán disfrutar de juegos a su medida con el puente del cocodrilo, la tirolina o las redes. Los mayores de 9 años podrán lanzarse al circuito verde, Descubrimiento, con 12 retos y juegos del altura. A partir de 12 años, podrás pasar al circuito azul, Sensaciones, que te llevará a 7 metros de altura.

Castilla y León

+Info salamanca con niños

Excursiones con niños por Castilla y León

Turismo Salamanca

Turismo Sierra de Francia

Más planes en familia en Castilla y León

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!