Segovia con niños en 15 planes para no perderse

por | May 14, 2019 | Destinos, España, Viajar con niños | 0 Comentarios

Si visitas Segovia con niños vas a llevarte tan grandes como agradables sorpresas. En 1985 la UNESCO incluyó a Segovia en su listado de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y es que ni te imaginas la de secretos que guarda. ¿Sabías que fue la ciudad donde se imprimió por primera vez un libro en España o que en Segovia fue proclamada reina Isabel la Católica?

Una escapada familiar más que recomendable. Situada a tiro de piedra de Madrid la ciudad de Segovia es, junto a Salamanca, Valladolid y Burgos, una de las capitales más visitadas de Castilla y León. Además de sus museos, iglesias y monumentos entre los que destaca su célebre acueducto, la capital segoviana celebra eventos como su Semana de Música Sacra (abril), o los muy familiares y prestigiosos festivales de Titirimundi (mayo) o Folksegovia (julio).

Segovia con niños

Basada en nuestra propia experiencia viajera a continuación te ofrecemos un montón de planes y recursos de interés que brillan en Segovia, una ciudad de dimensiones humanas, fácil de recorrer y perfecta para una escapada familiar. Más allá, en toda la provincia se despliegan más opciones de las que también te hablaremos. Al final de esta entrada encontrarás un mapa con todos los puntos de interés localizados.

Apartamentos y hoteles en Segovia con niños

Aunque Segovia no es una ciudad demasiado grande, son tantos sus atractivos turísticos que podrás encontrar en la ciudad una gran oferta de alojamiento.

En algunas épocas del año la demanda es muy elevada así que te recomendamos que reserves con antelación. Puedes consultar usando un comparador de hoteles en Segovia o apartamentos en Segovia. Nuestra selección de alojamientos familiares recomendados es:

Hotel Don Felipe

Segovia con niños

El Hotel Don Felipe está situado en el centro de la ciudad y las vistas que ofrece son estupendas. Sus habitaciones familiares son modernas y bien equipadas. Todas las mañanas podrás disfrutar de un desayuno bufé de lo más completo. Los jardines con vistas al Alcázar serán un buen lugar para descansar y disfrutar de la puesta de sol después de una larga jornada turística por la ciudad. Este hotel cuenta con parking privado.

La Huerta de San Lorenzo

Menuda delicia. La Huerta de San Lorenzo es un lugar único y privilegiado en Segovia, con unas vistas magníficas a la catedral y al Alcázar. Su propietaria, bióloga y educadora ambiental ha sabido crear un auténtico paraiso en La Huerta de San Lorenzo. Además de habitaciones acogedoras y llenas de encanto cuenta con un restaurante ecológico en el que se cocina todo lo que da la huerta de este hospedaje. También realizan talleres relacionados con la agricultura ecológica y con un estilo de vida saludable.

Apartamentos Trinidad

Los Apartamentos Trinidad se encuentran en el casco histórico de Segovia a tan solo 100 metros de la Plaza Mayor. El alojamiento para familias que visitan Segovia con niños se trata de un duplex que tiene una cama doble y tres camas individuales. La cocina está equipada con lavavajillas, vitrocerámica y horno, lo que hará mucho más cómoda tu estancia en la ciudad.

El apartamento cuenta con parking privado y ofrece unas vistas privilegiadas a la iglesia de la Santísima Trinida y está a unos 400 metros del Acueducto de Segovia.

Casa Marqués de Villena

La Casa Marqués de Villena es un remanso de paz a tan solo 2 kms de la Plaza Mayor de Segovia. Se trata de una casa unifamiliar de 3 dormitorios reformada hace poco tiempo. Sus altos techos con vigas de madera y su terraza con vistas al Alcázar le dan a esta casa un aspecto fuera de lo habitual.

Hotel Real Segovia

Si en tu visita a Segovia buscas un hotel tradicional pero al mismo tiempo con instalaciones modernas, el Hotel Real Segovia será perfecto. Está situado en la Plaza de las Sirenas, en pleno corazón histórico de la ciudad. Tiene habitaciones familiares y una terraza magnífica en el piso superior e incluso una biblioteca.

El Mirador de la Cigüeña

Rodeado por una bonita fresneda, en el Parque Natural Sierra de Guadarrama, se esconde Cabanillas del Monte, el pequeño pueblo donde se encuentra la casa rural El Mirador de la Cigüeña. Está adherida al proyecto TRINO (Turismo rural, interior y Ornitología en Castilla y León). Recientemente ha obtenido la certificación ecológica. La ciudad de Segovia y El Real Sitio de San Ildefonso se encuentran a tan sólo 8 Kms. Desde la casa rural hay unas hermosas vistas de la sierra de la Mujer Muerta como referencia y la catedral de Segovia. El Mirador de la cigüeña era un antiguo pajar ahora rehabilitado.

Qué ver y hacer en Segovia con niños

Segovia está llena de actividades para disfrutar en familia. No te olvides de hacerte con la Tarjeta Turística Amigos de Segovia para acceder a descuentos no solo en monumentos y museos de la ciudad y la provincia sino también en restaurantes, hoteles y comercios. Esta tarjeta puedes adquirirla en el Centro de Recepción de Visitantes.

1. Dejarse seducir por el centro de la ciudad

Qué mejor forma de empezar a descubrir Segovia con niños que dejarse llevar por una visita guiada que te explica los lugares más icónicos de la ciudad y entre ellos por supuesto el Acueducto de Segovia del que después te hablaremos.

Segovia con niños

Déjate seducir por el maravilloso centro histórico de Segovia en el que descubrirás lugares tan impresionantes como el Mirador de la Canaleja. En pleno casco histórico te encontrarás con la Casa de los Picos, del siglo XV y en cuya fachada hay nada menos que 617 picos de granito. No te pasará desapercibida.

En la Plaza del Corpus se encuentra la antigua Sinagoga Mayor que fue el centro religioso de los judíos de Segovia. Puedes hacer un tour a pie por la Judería para descubrir cómo vivía la comunidad judía segoviana.

Muy cerca se encuentra la Muralla de Segovia. Esta muralla tiene casi 4 kilómetros  de longitud y en ella se conservan tres puertas, la de San Cebrián, la de San Andrés y la de Santiago. Precisamente en la Puerta de San Andrés se encuentra el Espacio Informativo de la Muralla en donde con diferentes paneles te ayudarán a crearte una imagen más clara de cómo eran las murallas. Además, podrás acceder al adarve desde donde tendrás unas vistas inmejorables de la judería.

En la Plaza Mayor encontrarás la Catedral de Segovia declarada Bien de Interés Cultural. Se trata de una de las catedrales góticas más tardías de España, de ahí que ya se aprecien ciertos toques renacentistas. Sin duda, lo que más llamará la atención de la catedral si visitas Segovia con niños son sus vidrieras que llenan de color este imponente templo.

Dedícale un rato a estas impresionantes vidrieras. Fuente: web Catedral Segovia

La visita a la torre -recomendable si vas con niños- consta de tres niveles. En el primero además de un video explicativo de la historia de la torre se puede disfrutar de una colección de tapices confeccionados en Bruselas en el siglo XVII. En el segundo nivel se visita la sala del campanero, es decir, la vivienda del campanero y su familia con los dormitorios y la cocina junto a la que hay unas escaleras que llevan a la sala del reloj. En el tercer nivel se encuentra el campanario desde donde las vistas de Segovia son únicas.

 2. Explorar el Acueducto de Segovia

Los niños se quedarán fascinados con esta impresionante construcción. Nada más encontrarte con esta obra de ingeniería entenderás por qué la ciudad es Patrimonio de la Humanidad.

El acueducto de Segovia es su monumento más icónico y todo un imán para el turismo siendo junto a Tarragona el mejor conservado de España. Se construyó a principios del siglo II d.C. y recorre más de 15 kms antes de llegar a la ciudad. Seguramente todos tenemos en la mente esa imagen de esta imponente construcción civil de época romana en la que vemos sus grandes arcos de piedra; más concretamente, 167 arcos de granito.

Pero también hay una parte del acueducto que no vemos, pues tiene un trazado soterrado que se conoce como el Canal Madre, pues desde él se distribuía el agua a toda la ciudad.

Segovia con niños

 

Segovia con niños

Atrévete a hacerte una foto con el diablo constructor del acueducto. Fuente: La Vanguardia

Esta manera de descubrir el acueducto te va a facilitar la visita si vas a Segovia con niños, pues será casi como una búsqueda del tesoro. Tendréis que ir buscando las 24 placas con el anagrama del acueducto que se encuentran insertadas en el pavimento.

Y no te olvides de buscar al diablillo que se hace un selfie junto al Acueducto y de conocer su leyenda que dice que el diablo construyó el acueducto en una sola noche.

3. Dejarse conquistar por el Alcázar de Segovia

Todo un must see y una de las fortalezas más famosas e impresionantes de España: el Alcázar de Segovia. Deja volar tu imaginación, porque el edificio parece más un castillo de cuento de hadas. Han sido múltiples sus funciones a lo largo de la Historia: fortaleza, palacio real, prisión, Real Colegio de Artillería y archivo histórico. Es por ello que forma parte de nuestra selección de castillos imprescindibles para visitar con niños en Europa.

Segovia con niños

El Alcázar, un auténtico castillo de cuento de hadas. Fuente: web Alcázar de Segovia

Se mire desde donde se mire y aunque está restaurado casi en su totalidad, el Alcázar de Segovia todavía mantiene la esencia y algunos elementos originales de la época, siendo uno de los castillos mas imponentes de toda España. Los niños alucinarán nada más entrar en el recinto con su foso y su puente.

Captura de pantalla 2017-01-19 a la(s) 13.07.51

El Alcázar se levanta donde confluyen los ríos Eresma y Clamores; recomendamos visitar antes de entrar los jardines con el monumento erigido a los héroes de la Guerra de la Independencia (Daoiz y Velarde), que es obra del escultor segoviano Aniceto Marinas. A nuestra izquierda veremos la Casa de la Química, construida en la época de la Ilustración y centro de investigación de Louis Proust.

En este punto los padres debemos poner a prueba la inventiva y la capacidad para resultar didácticos entreteniendo a la vez. El Alcázar nos permitirá explicar historias que trasladarán a los niños hasta otra época, descubriendo cómo los reyes se interesaban por la astronomía o cómo encerraban a sus enemigos en las frías mazmorras del castillo.

Captura de pantalla 2017-01-19 a la(s) 13.18.31

A lo largo de la visita te encontrarás con armaduras, escaleras de caracol muy peliculeras y, por supuesto, con la imponente torre del homenaje que se puede visitar pagando 3 euros sin necesidad de pagar la entrada completa al Alcázar. Muy recomendable dar un buen paseo por alguno de los senderos señalizados que rodean la cuidad, pues Segovia dispone de una red de caminos y senderos que permiten disfrutar de panorámicas realmente interesantes.

4.Vistar los museos más familiares de Segovia

Son varios los museos que podrás disfrutar si visitas Segovia con niños. Esta es nuestra selección.

En la Casa de la Moneda descubrirás todos los métodos de trabajo necesarios para acuñar monedas a lo largo de la Historia. Podrás disfrutar de un viaje en el tiempo a través del interesantísimo mundo del dinero, desde el trueque al dinero electrónico, pasando por el papel moneda y los metales preciosos.

En este museo se encuentra también el Centro de Interpretación del Acueducto, un espacio multimedia e interactivo que te llevará a recorrer los 2000 años de Historia del acueducto. Los niños podrán visitar la Casa de la Moneda de una manera muy entretenida siguiendo las pistas y superando diferentes pruebas para poder encontrar el tesoro. No te olvides pedir el material en la taquilla.

En 1919 el poeta Antonio Machado se instaló en Segovia en una pensión de la calle de los Desamparados hoy convertida en Casa Museo. La habitación que ocupó Machado está intacta con sus muebles y recuerdos. En el pequeño jardín encontrarás un busto del poeta.

Además, todos los sábados de julio a septiembre el patio de la Casa Museo acoge Con ojos de poeta, un espectáculo con música en directo que hace un recorrido por la vida de Antonio Machado. Este espectáculo, recomendado para familias, es de entrada gratuita hasta completar aforo.

Segovia con niños

La Colección de Títeres de Francisco Peralta será un gran recurso si visitas Segovia con niños. De miércoles a domingo la visita a este museo es gratuita y por 2 euros puedes utilizar una audioguía que te da información detallada de cada uno de los títeres de la colección. Se trata de 38 piezas que representan distintos personajes de obras de teatro, de la literatura clásica, de cuentos infantiles e incluso de óperas de Mozart.

Además, aprenderás sobre los distintos sistemas de manipulación de las marionetas como los hilos, las asas, las varillas o los engranajes.

5. Asistir a un festivalazo de marionetas

Cada mes de Mayo Segovia se llena de marionetas en el marco del Festival de Titirimundi. La primera vez que se celebró fue en 1985 y desde entonces este festival ha ido creciendo hasta convertirse en un referente tanto en España como en toda Europa.

Este teatro milenario que ha existido en todas las culturas, llega a Segovia con espectáculos para todas las edades. A la ciudad llegan importantes compañías del mundo entero. Se representan obras solo para adultos pero otras muchas son para toda la familia.  Las calles y la Plaza Mayor se llenan de representaciones espontáneas. Pero también podrás disfrutar de las obras en recintos cerrados como en el Teatro Juan Bravo.

Déjate seducir por el famosísimo Festival Titirimundi Fuente: RTVE

El Festival Titirimundi además traspasa las fronteras segovianas y llega a otras ciudades de Castilla y León e incluso a otras comunidades.

6. Hacer un picnic con una de las mejores vistas de Segovia

Sin salir de la ciudad pero pudiendo disfrutar de un bonito paseo a orillas del Río Eresma, descubrirás el Mirador de la Pradera de San Marcos que te va a regalar una magnífica vista del Alcázar. Se puede llegar por varios caminos, desde la Cuesta de los Hoyos o desde el Acueducto y siempre puedes hacer la ida por uno y la vuelta por otro para así exprimir al máximo la experiencia.

Si haces tu visita a Segovia con niños en primavera y verano, podrás tumbarte en el césped y pasar un rato agradable. No olvides llevarte unos bocadillos y unas bebidas para disfrutar de un agradable picnic.

7. Pasear por los Jardines de la Granja

Impresionantes los Jardines de la Granja. Fuente: Patrimonio Nacional

Este es uno de los planes más espectaculares de los que puedes disfrutar si visitas Segovia con niños. Y es que los Jardindes de la Granja de San Ildefonso te harán imaginarte que estás en la época de Felipe V, que fue quien ordenó construirlos. La idea es que los jardines fueran más llamativos que el propio palacio y vaya si lo consiguió.

Cualquier época del año es buena para pasearte por los jardines, pero primavera y otoño son los momentos en los que la vegetación está más bonita. No te puedes perder un recorrido por las fuentes de influencia mitológica, que corren los miércoles, sábados, domingos y festivos. Los sábados de julio y agosto se pone en funcionamiento la fuente “Baños de Diana”, de 22.30 a 23.30 horas. Para ello se abre el acceso a los jardines a las 22.00 horas y el precio es de 2 euros.

No te puedes perder el laberinto, uno de los más grandes de España. Pero ojo, que no es nada fácil, se puede tardar facilmente una hora u hora y media en salir. Así que los niños tienen que ir acompañados.

Pasead por los bosques, buscad los estanques y si os queda tiempo siempre podéis visitar el espléndido Palacio Real de la Granja San Francisco que os recordará a Versalles con sus impresionantes salones y ventanales.

8. Darte un chapuzón en Navafría

En el Parque Natural El Chorro te vas a encontrar con una zona perfectamente acondicionada para poder disfrutar de un maravilloso día en familia: las piscinas naturales de Navafría, rodeadas de verdes praderas.

Segovia con niños

Nada como un buen chapuzón para quitarse el calor. Fuente: Segovia Turismo

Segovia con niños

Impresionante casacada en Navafría. Fuente: Segovia Turismo

Esta espléndida y bien cuidada area recreativa cuenta con dos piscinas naturales en las que te podrás refrescar en verano; además cuenta con una zona recreativa con chiringuito, mesas y bancos. También cuenta con un bar-restaurante, zona de juegos para los niños y baños públicos. El acceso se hace en coche o en autobús y para ello está acondicionado un aparcamiento para más de 200 vehículos.

En este parque natural, además, podrás hacer rutas de senderismo hacia las cascadas, el mirador de Castillejos o la ruta de los refugios.

9. Dejarte cautivar por la Noche de las Velas en Pedraza

Desde hace más de 20 años, en el precioso pueblo de Pedraza se celebra el primer y el segundo sábado de julio la Noche de las Velas. Para este pueblo de 500 habitantes, esta celebración se ha convertido en un reclamo turístico y no es para menos.

El pueblo, empedrado y con casitas bajas es muy bonito de día pero sin duda, la magia llega al caer la noche cuando de las calles, los jardines, los patios, las ventanas y los balcones desaparece la luz eléctrica para dar paso a la iluninación de miles y miles de velas.

Segovia con niños

Las calles de Pedraza se vuelven mágicas los dos primeros sábados de julio Fuente: Villa Pedraza

No te pierdas el Concierto de las Velas, cuya música va a inundar todo el pueblo. La entrada al pueblo es gratuita, aunque tienes que adquirirla en El Corte Inglés (se empiezan a entregar a partir del 15 de junio de 2019 hasta que se agoten y son nominativas). Las entradas al concierto son de pago y te dan acceso también al pueblo. Puedes comprar las entradas en este enlace.

10. Respirar otoño en el Hayedo de La Pedrosa

Este impresionante hayedo se encuentra en el término municipal de Riofrío de Riaza, en el Puerto de la Quesera. Se trata de uno de los bosques de hayedos más meridionales del mundo.

Sin duda es en el otoño cuando más espléndido te vas a encontrar el hayedo, con sus tonos dorados, rojizos  y marrones. Pero en la primavera te lo encontrarás en pleno despertar de la naturaleza con sus verdes intensos y en invierno lo podrás disfrutar cubierto de nieve.

Si visitas el hayedo, además de disfrutar de sus impresionantes árboles disfrutarás de las vistas del valle del río Riaza, el embalse, su paisaje de montaña y de los bonitos pueblos de la provincia de Segovia.

No hay restricción de acceso al Hayedo de La Pedrosa, pero ojo, que en otoño se llena de visitantes, sobre todo los fines de semana y puede ser complicado entrar y salir. No hay aparcamiento habilitado así que tendrás que aparcar el coche a los bordes de la carretera. Una buena opción es dejar el coche en el pueblo de Riaza y darte un paseo hasta el hayedo para ya comenzar la ruta de verdad (la caminata de aproximación es de unos 9 km).

La Villa de Riaza se merece una visita. Se trata de un pequeño pueblo del que ya hay referencias en el siglo X. No te pierdas su plaza porticada, el edificio del ayuntamiento o la ermita de San Juan Bautista.

11. Convertirte en espeleólogo en las Cuevas de los Enebralejos

Se trata de una cueva de 3670 metros con una profundidad de 13 metros que se encuentra cerca del pueblo Prádena de la Sierra. La Cueva de los Enebralejos es la más importante de todas las que hay en la provincia de Segovia.

Segovia con niños

Te quedarás con la boca abierta al adentrarte en la cueva de los Enebralejos Fuente: Segovia Turismo

Las estalactitas, estalagmitas, coladas, banderas y columnas nos esperan al entrar en esta preciosa cueva que tiene más de 40 millones de años de antigüedad. Además, esta cueva fue utilizada como necrópolis en el Calcolítico como reflejan las pinturas y los grabados datados hacia 2500 a.C. En la visita podrás ver salas con nombres tan característicos como la de los Enterramientos o el Santuario y las formaciones del fantasma, la cascada o la pared de los colores.

12. Hacer piragüismo en las Hoces del Río Duratón

El Parque Natural de las Hoces del Río Duratón es un  paraje protegido que comprende las hoces de su tramo medio en el cañón formado por el río. Y qué mejor manera para conocer un enclave como este que lanzarse a surcar sus aguas. Os sentiréis pequeñitos cuando miréis hacia arriba y contempléis las altísimas paredes de roca de más de 100 metros.

Segovia con niños

Impresionante vista del río Duratón. Fuente: Turismo de Sepúlveda

Además, en las Hoces del Río Duratón se encuentra la mayor colonia de buitres leonados de toda Europa. También podréis observar otras aves como el alimoche, el halcón peregrino o el búho real.

Dentro del Parque Natural hay varios monumentos que seguro que te resultarán de interés, como  la Ermita de San Frutos, la Ermita de San Julián que está excavada en una roca o la Cueva de los Siete Altares en donde se encuentra un monumento religioso del siglo VII.  Se cree que este es el templo cristiano más antiguo de la provincia de Segovia.

Acércate al Centro de Interpretación que se encuentra en Sepúlveda y en donde recibirás toda la información que necesites para explorar esta zona: mapas, sendas y permisos.

13. Visitar el Refugio de Rapaces de Montanejos de la Vega

Nada tan fascinante para los niños que acercarse a los animales en libertad apoyando un proyecto que bien lo merece. Fundado por Felix Rodríguez de la Fuente el Refugio de Rapaces de Montanejos de la Vega es desde 1975 un centro pionero de la entidad WWF para la recuperación de los buitres leonados conservando y recuperando estas y otras bellas rapaces como águilas, halcones pelegrinos, buitres y alimoches con un comedero dónde pueden alimentarse de carroña siendo una de las colonias de rapaces más importantes de Europa miembro de la Red Natura 2000.

El refugio está situado en Parque Natural de las Hoces del Río Riaza y la visita es gratis siendo una excursión en familia perfecta, una ruta sencilla que se tarda en hacer alrededor de una hora por un buen camino transitable incluso con carrito o bicis. A la vuelta nos espera una leve bajada que acaba en la presa del pantano en el que pueden contamplarse aves tanto volando como en reposo y con un poco de suerte a primera hora del día o última de la tarde alguna liebre, zorro o jabalí.

14. Recorrer la ruta de los castillos de Segovia

Visitar Segovia con niños es lanzarse a las llanuras de la provincia para buscar y conquistar los espectaculares castillos que te puedes encontrar en este territorio. Si en la propia ciudad de Segovia está el Alcázar, los castillos de Turégano, Castilnovo, Coca, Cuellar, Pedraza, no se quedan atrás.

En el Castillo de Turégano se han hospedado personajes tan ilustres como Fernando el Católico. Este castillo se puede visitar todo el año y tiene la peculiaridad de ser un castillo-iglesia ya que la fortificación rodea a una enorme iglesia románica. Las almenas, las escaleras de caracol y la doble muralla harán las delicias de los niños. Puedes consultar precios y horarios en este enlace.

Segovia con niños

Castillo de Turégano, un indispensable en Segovia. Fuente: Segovia es vida

El Castillo de Castilnovo. Esta impresionante fortaleza mudéjar rodeada de imponentes árboles se encuentra muy cerca de Sepúlveda. La leyenda cuenta que Juana la Loca se alojó en este castillo tras la muerte de su marido. Este castillo fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931. Ahora mismo no se pueden hacer visitas al interior pero si tienes unos cuantos millones de euros puedes comprártelo, pues está en venta. Desde luego su exterior ya merece un paseo hasta la zona.

Segovia con niños

Por un módico precio este castillo segoviano puede ser tuyo. Fuente: Idealista

El Castillo de Coca es quizá uno de los más conocidos de la provincia de Segovia. Este curioso castillo gótico mudéjar, que mezcla la arquitectura árabe con la militar occidental tiene un foso enorme con de más de 500 metros. La visita al interior del castillo va a ser toda una aventura para los niños, aunque preparaos para subir y bajar escaleras. Podréis recorrer las imponentes salas decoradas con armas y armaduras de los siglos XVI y XVII, contemplar reproducciones de antiguos documentos que hacen referencia al castillo y su historia e incluso visitar una mazmorra. No te pierdas las fantásticas vistas desde el mirador.

Segovia con niños

Una de las mayores fotalezas de Segovia con un característico foso. Fuente: Hoteles.net

Castillo de Cuéllar. Este castillo está perfectamente restaurado y actualmente acoge un centro de enseñanza y el archivo histórico de Alburquerque. Bajo el torreón de la zona sureste se encuentra la parte más antigua de la fortaleza que se remonta al siglo XII. Tres de sus cuatro imponentes torres son circulares y solamente viendo su entrada, un enorme patio de armas ya podrás imaginarte lo impresionante que es todo lo demás.

Segovia con niños

No te pierdas las visitas teatralizadas del castillo de Cuéllar. Fuente: cuellar.es

Este castillo se puede visitar (mejor reservar con antelación) durante todo el año y tienen unas divertidísimas visitas teatralizadas en las que reyes, criadas y nobles te llevarán por todos los rincones del castillo.

Segovia con niños

Pedraza, castillo y museo a la vez. Fuente: Segovia un buen plan

Castillo de Pedraza. Es uno de los más antiguos de Europa, con noticias de él ya desde tiempos romanos. El edificio ya impone en la lejanía enclavado en el borde de un cerro y rodeado de un precipicio. A principios del siglo XX el pintor Ignacio Zuloaga compró este castillo y montó su taller en una de sus torres. Sus herederos instalaron un museo dedicado al pintor en una segunda torre.

15. Jugar y esquiar en la nieve

La estación de La Pinilla está a menos de una hora de Madrid, en plena Sierra de Ayllón, un lugar privilegiado. Si visitas Segovia con niños en temporada de invierno, no te puedes perder acercarte hasta aquí.

Pista de esquí de La Pinilla (Segovia)

Esta estación cuenta con varias zonas: la Zona 1500-La cabaña es donde se encuentran los hoteles, restaurantes, alquiler de equipos; la base intermedia tiene una cafetería y varias escuelas de esquí; la zona testero es la zona familiar con las pistas más facilitas y a partir de ahí ya se encuentran las pistas más duras.

En La Pinilla hay una escuela infantil destinada a niños de 4 a 6 años que ayudará a tus hijos a iniciarse en el esquí de una manera muy lúdica. Además, para poder atender a cada niño como necesita hay un profesor para un máximo de 5 alumnos.

Cómo llegar a Segovia con niños

En Avión. Segovia está a menos de una hora de Madrid, así que una buena manera de llegar es en avión a su aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Puedes mirar y comparar vuelos aquí.

En tren. Una de las formas más rápidas y cómodas para llegar a Segovia con niños en transporte público es en tren con el Avant o Alvia que salen de la estación de Madrid-Chamartín. El AVE tarda tan solo 27 minutos en recorrer la distancia que separa la capital española de Segovia. Una vez en la estación de la ciudad del acueducto, tendrás que coger la línea 11 de los autobuses urbanos, que te dejarán en el centro de la ciudad.

En autobús. Las empresas La Sepulvedana y AvanzaBus salen del intercambiador de Moncloa en Madrid. El trayecto es algo más largo que en el tren, dura entre una hora y una hora y veinte dependiendo del horario que escojas. Tiene a favor, que el billete es más barato y que, sobre todo, en días laborales, salen autobuses con mucha frecuencia.

También puedes llegar en tu propio coche o bien alquilar uno en las distintas empresas que ofrecen este servicio a través de este comparador de coches de alquiler.

En el casco antiguo, la gran mayoría de las calles son peatonales o están limitadas por parquímetros. Si visitas Segovia con niños, la manera más cómoda es hacerlo a pie, así que te recomiendo que te alojes en un hotel que tenga aparcamiento o busques un parking para así despreocuparte del coche.

Guías recomendadas Segovia con niños

Castilla y León

Mapa de Segovia con niños

 

Más info Segovia con niños:

Excursiones con niños en Castilla y León

Más planes familiares en Castilla y León

Guía Segovia en familia 2019

Turismo Segovia

¡Comparte con tus amigos y familiares!

0 comentarios

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Familias en Ruta

En Familias en Ruta los viajes nos abren la puerta a la magia de volver a ver el mundo con ojos de niños. Recursos, consejos, ideas y entrevistas para viajar

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños