Burgos con niños en 10 planes para no perderse

por | Nov 18, 2019 | Destinos, España, Viajar con niños | 0 Comentarios

Visitar Burgos con niños va a ser una de esas experiencias que tu familia no podrá olvidar. Grandes iglesias y catedrales, fiestas populares, naturaleza en estado puro, museos insólitos, torres y castillos te esperan en cada esquina de esta tierra llena de atractivos.

Nosotros tuvimos la suerte de hacer una escapada por las Merindades y nos quedamos con las ganas de más. Fruto de esa escapada hemos elaborado esta completa guía con todo aquello que conocimos…y con todo lo que nos quedó y esperamos volver para conocer. Más abajo al final de esta entrada encontrarás un práctico mapa con todos los planes localizados.

Burgos con niños

Catedral de Burgos

La capital de Burgos te ofrece multitud de planes para disfrute de toda la familia desde su conocídisimo museo de la Evolución Humana hasta sus maravillosos parques que esconden grandes tesoros. Si quieres salir del ajetreo urbano, la provincia de Burgos no te va a defraudar. Podrás seguir las huellas del legendario Cid Campeador, dar un paseo en barco por el Canal de Castilla e incluso visitar un cementerio…de película!.

Apartamentos y hoteles en Burgos con niños

Ya sabemos con viajar en familia requiere de una buena logística. Por suerte, en Burgos podrás encontrar un montón de opciones para todos los gustos. Aquí te dejamos un buen comparador de hoteles en Burgos y nuestra por supuesto propia selección de alojamientos en Burgos con niños.

Apartamento La Muralla

A 6 minutos caminando de la Catedral de Burgos el Apartamento La Muralla es perfecto para descubrir la ciudad de Burgos con niños. Este apartamento está dentro de una urbanización provada con jardín y cuenta con terraza y parking gratuito. Desde este apartamento podrás organizar tu visita a la ciudad y al mismo tiempo disfrutar del relax pues está muy cerquita del río y del Paseo de la Isla.

Apartamento Turístico Plaza Mayor

Como su nombre indica, el Apartamento Turístico Plaza Mayor, está ubicado en la Plaza Mayor de Burgos. Sus vistas a la ciudad y la catedral te van a encantar. Tiene dos dormitorios, ducha y cocina con todo el equipamiento necesario. Además, no se han olvidado de los niños y este apartamento cuenta con zona de juegos, libros y juguetes.

Hotel Las Terrazas

El Hotel Las Terrazas está a las afueras de Burgos junto a las autovías A-1 y A-231 que conectan la ciudad con León, Bilbao y Madrid. En este hotel, los niños menores de 6 años se alojan de manera gratuita al utilizar las camas existentes. En el restaurante de este hotel, además de un menú diario tienen bocadillos, pizzas y ensaladas; una buena opción después de un agotador día de turismo.

Hotel Rural Bioclimático Sabinares de Arlanza

El Hotel Rural Bioclimático Sabinares de Arlanza te va a dejar con la boca abierta. Se trata de un proyecto sostenible que aprovecha los recursos naturales del entorno. En este hotel no solo podrás de disfrutar de amplias y luminosas habitaciones sino también de  un montón de actividades para los niños como las visitas a la granja, al huerto, dar un paseo a lomos de Virutas y Rosalinda o practicar varios deportes.

Casa rural Los Tulipanes

Gran casa de estilo rústico y de alquiler completo para un grupo de hasta 12-14 personas. Situada en plena campiña en Zazuar a 30 kms de Aranda de Duero y 42 km del Parque Natural del Cañón del Río Lobos. La Casa rural los Tulipanes tiene calefacción por suelo radiante, cocina equipada, 4 cuartos de baño, biblioteca con juegos de mesa, un gran jardín, barbacoa. Además dispone de una piscina que se cubre en invierno y que hará las delicias de los peques. Las cata de vino Ribera del Duero las numerosas rutas a pie son las actividades más populares en este área.

Cosas que ver y hacer en Burgos con niños

1. Hacer un free tour por las joya de la capital

La mejor manera de entrar con buen pie y empezar a descubrir la asombrosa Historia e historias de Burgos con niños es apuntarse a una tour gratuito por un casco histórico que esconde cientos de secretos.

Burgos con niños

Arco de Santa Maria en Burgos. Fuente: Civitatis

La visita empieza en la gran explanada de la Plaza del Rey San Fernando donde se contemplan y explican sus dos monumentos religiosos más famosos como son la Iglesia de San Nicolás y la archiconocida Catedral de Burgos Patrimonio de la Humanidad por la Unesco cuya primera piedra se colocó el 20 de julio de 1221 siendo la primera iglesia gótica de la Península. Desde la plaza sale a recorrer la que fuera la calle más importante de Burgos hasta el SXVI, hoy vía de peregrinación hacía Santiago de Compostela.

Los niños alucinarán con el famoso Papamoscas que está situado en lo alto de la nave mayor de la catedral, a 15 metros de altura. Este autómata de medio cuerpo que se asoma sobre la esfera del reloj y que está vestido como un cortesano, cada hora mueve el brazo y acciona así la campana. La mejor hora para verlo, lógicamente es a las 12 del mediodía cuando da doce campanadas y abre y cierra doce veces la boca.

También es una pasada admirar las preciosas vidrieras que recorren los muros del edificio y descubrier la tumba del legendario Cid Campeador. Lo cierto es que esta tumba situada en el crucero y rodeada por un cordón rojo, pasa bastante desapercibida. En la lápida se puede leer el nombre del difunto y la leyenda “regali genere nata”. Si quieres conocer todos los secretos de este edificio nada como una visita guiada especial Catedral de Burgos.

El tour gratuito sigue en su paseo por la Plaza Mayor centro neurálgico de la ciudad y donde se encuentra el ayuntamiento. Aquí podrás tomarte algo mientras los niños juegan con total seguridad puesto que es una plaza peatonal. En su origen esta plaza se llamó Plaza de Mercados Semanales y fue centro de la actividad comercial de la ciudad; aquí llegaban los carros con mercancías que se repartían entre los diferentes puestos que se colocaban bajo los soportales.

A continuación la visita guiada gratuita por el centro de Burgos nos llevará al Espolón, la moderna avenida que lleva hasta el Arco de Santa María: una de las principales puertas de entrada a la villa durante la Edad Media. Por esta imponente puerta salió el Cid Campeador a su destierro. Este arco tiene 6 hornacinas con una estatua cada una, así se representa la historia de Castilla en seis personajes. Por una escalera medieval se puede acceder al interior en donde se realizan exposiciones temporales.

Muy cerca del Teatro Principal se haya el Palacio de los Condestables de Castilla también conocido como la Casa del Cordón. Frente a su preciosa fachada franciscana se desvela qué tres personalidades claves de la historia española se reunieron en este edificio del casco viaje a finales del siglo XV. Cuenta con una amplia sala de exposiciones. Solo por el hecho de que en este palacio los Reyes Católicos recibieron a Colón a la vuelta de su segundo viaje a las Américas, ya se merece que le hagas una visita con tu familia.

Tras admirar la arquitectura exterior de estos dos emblemáticos templos el free tour regresa caminando al mismo punto de partida.

Burgos con niños

No te olvides de acercarte a la Oficina de Turismo situada en la Plaza de Alonso Martínez para recoger de forma gratuita tu Guía Marco Topo. Con ella, recorrer Burgos con niños va a ser muy divertido. Mediante un mapa, unas pegatinas y la app vais a vivir una auténtica aventura. Puedes descargártela aquí.

Catedral de Burgos Fuente: Civitatis

Otra plaza que no te puedes perder si visitas Burgos con niños es la Plaza del Mío Cid. En el centro se encuentra la imponente estatua del Cid, subido en su caballo, con la capa al viento y blandiendo la famosísima Tizona, su espada.

Burgos con niños

Una de las formas más divertidas de recorrer Burgos con niños en el Chuchutren. El tren sale de la misma plaza de la catedral y las entradas las puedes comprar en la Plaza del Rey San Fernandeo 2.  (Aprovecha para ver la estatua del peregrino que se encuentra en esta plaza).

El tren hace varios recorridos, dos de día (el Castillo y Las Huelgas y el Circuito monumental) y uno de noche conocido como el de la luz. Ten en cuenta que en invierno en Burgos hace mucho frío, por eso en Enero y Febrero el Chuchutren no está en funcionamiento.

Y si quieres visitar Burgos con niños de una manera muy original, puedes hacer un divertido tour en Tuk Tuk. Durante casi una hora podrás recorrer la ciudad con una audioguía que te irá explicando las mil y un curiosidades que esconden los monumentos burgaleses.

2. Seguir los pasos del Cid

La ciudad de Burgos y toda la provincia está muy vinculada a la legendaria historia del Cid Campeador. En la propia ciudad de Burgos hay una ruta urbana que recorre los lugares que aparecen en el Cantar del Mío Cid. Rodrigo Díaz de Vivar abandonó la ciudad de camino al destierro saliendo por el Arco de Santa María. Previamente se había arrodillado en la iglesia de Santa María donde hoy se levanta la catedral.

Burgos con niños

En la cúpula del Palacio de la Diputación podrás contemplar los murales que Vela Zanetti que nos muestra a un Cid cansado, acompañado por sus hombres. Muy cerca está la estatua del personaje con su espada señalando hacia Valencia y en el puente de San Pablo podrás ver ocho estatuas que representan a los amigos y familiares de Rodrigo. Más allá el camino del Cid es un auténtico viaje por la edad media que recorre numerosas poblaciones de la provincia.

3. Jugar y relajarse en los parques de Burgos

Y es que si algo no le falta a Burgos, son espacios verdes para desconectar, hacer deporte, jugar y por qué no, tomarte algo tranquilamente.

El Parque del Castillo situado en el cerro de San Miguel es el gran pulmón verde de Burgos. Aquí nació Burgos, así que esta es otra de las razones para visitarlo. Además del castillo, que se puede visitar, y sus espectaculares vistas de la ciudad desde el mirador, podrás disfrutar de una jornada de aventura en el Parque de Cuerdas. Cuenta con varios circuitos (a partir de 5 años) con redes, tirolinas, puentes de distintos  tipos y todo ello en plena naturaleza.

Burgos con niños

Parque del Castillo (Burgos). Fuente: Diario de Burgos

Además, en el Parque del Castillo hay circuitos para BTT, senderos, varias zonas de juegos, un par de restaurantes (uno de ellos en un antiguo vagón de tren) y un Centro de Divulgación de Aves en donde tú y tu familia podréis conocer las aves de la provincia de Burgos. Este centro está dividido en tres zonas: las jaulas de las rapaces, el humedal y la exposición autoguiada con paneles en los que nos explican cómo son los distintos ecosistemas de Castilla y León. La visita es gratuita.

El Parque Natural de Fuentes Blancas está junto al río Arlanzón. En este enorme parque con carril bici, zonas de juegos  y toboganes gigantes os encontraréis también una playa artificial, lo que es un lujo cuando el calor aprieta y el camping de la ciudad. Para llegar desde el centro de Burgos podéis hacerlo en autobús urbano o en bicicleta, pues cuenta con un carril bici. Y si os apetece hacer un picnic, este será vuestro lugar, pues el parque cuenta con mesas y barbacoas.

También este parque os sorprenderá con la Cartuja de Miraflores, un monasterio en el que viven en clausura monjes de la Orden de los Cartujos. Se pueden visitar la iglesia, las capillas con la exposición permanente y el patio de entrada.

El Paseo de la Isla es considerado por muchos como un maravilloso jardín botánico. El parque cuenta con gran cantidad de monumentos como un busto de Cervantes, la portada de una ermita románica o la fuente del monasterio de San Pedro de Arlanza. Pero sin duda, lo que más te va a gustar si visitas este parque en familia son sus zonas de juegos con castillos, torres y puentes de madera.

El Parque del Parral es otra de las grandes atracciones verdes de Burgos. Surcado de senderos, este espacio de más de 11 hectáreas. Y si por algo se caracteriza este parque es por sus árboles centenarios de gran envergadura y por la infinidad de aves que los habitan como las palomas torcaces, los herrerillos comunes o los pájaros carpinteros.

Viajar a Burgos

Parque de El Parral (Burgos). Fuente: Coleccionista de instantes

El Paseo del Espoloncillo está situado en la margen izquierda del río Arlanzón. El Paseo del Espoloncillo te regala un bonito paseo con vistas al Arco de Santa María. Lo más curioso de este paseo es el homenaje al Cid en el lugar en que se supone que acampó al iniciar el camino a su destierro.

4. Descubrir los museos de Burgos con niños

Alucinarás con la cantidad de interesantísimos museos que puedes visitar en Burgos con niños. Aquí una selección de los más destacados:

Museo de la Evolución Humana. En este moderno museo además de descubrir los hallazgos del famoso y reconocido mundialmente Yacimiento de Atapuerca, tu familia y tú os acercaréis al origen y evolución de la vida humana sobre nuestro planeta. Además en el museo celebran talleres para que los más pequeños se conviertan en auténticos científicos y se acerquen a la Evolución desde el juego. Los menores de 8 años tienen la entrada gratuita.

CAB. Centro de Arte Caja de Burgos. Este centro de arte es un dificio de nueva construcción localizado en pleno casco histórico de Burgos. Sus obras son principalmente de artistas de la segunda mitad del siglo XX. Y para acercar este arte a los más pequeños, el museo organiza de manera habitual talleres infantiles.

Museo Militar. La entrada a este museo situado en la Plaza de Alonso Martínez, en el Palacio de Capitanía de Burgos, es gratuita. En este museo, mediante objetos de todo tipo podrás descubrir la evolución de esta profesión. En las salas se pueden contemplar uniformes de diferentes épocas, armas, insignias e instrumentos tecnológicos.

Casa de los Gigantillos. Los Gigantillos son una pareja muy popular en las fiestas burgalesas. Estas figuras son de cartón piedra, miden casi dos metros y medio y pesan unos 60 Kg.

El gigantillo viste una capa parda, sombrero, camisa blanca y  porta una vara de fresno mientras que por su parte la gigantilla lleva un jubón abierto, una falda de vuelo, delantal y un mantón serrano. En la Casa de los Gigantillos, además, viven cinco parejas de gigantones cuya altura se acerca a los cuatro metros. Si quieres ver en acción a estas famosas figuras burgalesas tienes que visitar la ciudad durante las fiestas del Corpus, Curpillos o en San Pedro.

Burgos familia

Baile de los gigantillos de Burgos. Fuente. Burgos conecta

Museo de la Resina. Estes museo está situado en la población de Oña, a unos 50 minutos en coche desde Burgos. Se localiza en la Torre de San Juan y cuenta con cuatro salas en las que tus hijos descubrirán la labor del resinero y los distintos usos de la resina. Además, en la última planta podrás aceeder a un mirador con unas vistas espectaculares de la zona. La entrada al museo es gratuita.

Museo Sonidos de la Tierra. En la localidad de Santo Domingo de Silos podrás sumergirte con tu familia en el curioso mundo de los instrumentos musicales de buena parte de nuestro planeta: Bolivia, Madagascar, Togo o México. La colección alcanza los 2.000 instrumentos y para que los niños puedan seguir la visita cuentan con guías didácticas. La entrada cuesta 1 euros el museo está abierto de mayo a octubre.

En Belorado os espera el Museo  de Radiocomunicación Inocencio Bocanegra. No encontrarás en España otro museo como este. A los niños les va a encantar este museo pues no se limita a mostrar decenas de objetos en vitrinas sino que lo hace en decorados que reproducen espacios como una trinchera de la I Guerra Mundial, un silo o el checkpoint Charlie del Muro de Berlín. Además el museo acaba de poner en marcha su cápsula del tiempo del siglo XX, concebida como un Escape Room didáctico.

Burgos con niños

Fuente: Tribuna de Burgos

Burgos con niños

Fuente: Museo del Petróleo

Museo del Petróleo. El 6 de junio de 1964 brotó el petróleo por primera vez en el Páramo de la Lora y este museo es un recorrido por la historia de las prospecciones que se vinieron haciendo en la zona desde principios del SXX. Además podrás conocer todo lo relacionado con el petróleo, la geología, la extracción, la industria y sus derivados.

5. Adentrarse en Las Merindades

Todavía recordamos nuestra escapada en familia a una comarca que es tesoro para los que buscáis lo auténtico: turismo rural, historia, multitud de excursiones y lugares en plena naturaleza para darse un buen chapuzón en verano. Aunque da igual la época del año en que la visites, porque la comarca de las Merindades es siempre sorprendente. En esta región burgalesa de media montaña situada al norte de la provincia encontrarás bosques autóctonos, praderas, cascadas, cuevas a veces, como veremos, con iglesia incluida (!!).

Burgos con niños

Cueva Ermita de San Bernabé enclavada en el monumento natural de Ojo Guareña(Las Merindades, Burgos).

La capital de la comarca, Espinosa de los Monteros es un buen lugar para adentrarse en estas tierras cargadas de historia. Esta villa nos va a regalar un paseo entre torres centenarias como la de los Azulejos o la de los Herradores, el Castillo de los Velasco o la Plaza Mayor.

Ojo Guareña. En el municipio de Sotoscueva. Es el segundo complejo kárstico más extenso de cuevas de toda España y en el top 10 mundial.

Muy conocido entre los espeleólogos aquí han sido localizados santuarios prehistóricos y especies de insectos cavernícolas únicas. El lugar se puede contemplar desde diferentes puntos estratégicos como son el: Mirador Alto Concha, Mirador Pico del Cuerno y el Mirador de Retuerta.

Puenterey Burgos

Puenterey, Merindades. Burgos

Una combinación perfecta entre paisaje y patrimonio. El punto más conocido y sorprendente de Ojo Guareña es la célebre Cueva Ermita de San Bernabé nada menos que del XIII, se haya incrustada literalmente en una cueva cuyo interior se puede visitar. Otro cercano punto de interés posible es a la preciosa Cueva Palomera que puede recorrerse como un paseo más corto de 1,5 Kms, (unas 2,5 horas) hasta llegar a la Sima Dolencia o bien como recorrido más largo (de 2,5 kms y una duración de 4 horas), donde se visita también Sala Cacique y Museo de Cera.

Muy cerca de Ojo Guareña el pueblo de Puentedey y su sorprendente monumento natural en forma de puente, es otro de los imperdibles de las Merindades. Otras excursiones familiares en esta preciosa comarca son:

Senda de la Dehesa. Esta ruta facilita para hacer con los niños recorre durante un kilómetro y medio un bonito hayedo. A lo largo del recorrido podréis contemplar carboneras, caleras y hayas desmochadas para hacer carbón vegetal.

Vuelta a Pantarra. Otra ruta sencilla aunque algo más extensa que la anterior, pues es de algo más de 8 km. Sale de la iglesia de Butrera, una construcción románica y llega hasta linares entre encinas y quejicos. En Linares podrás contemplar su arquitectura vinculada a las actividades agrícolas  y un antiguo humilladero.

Valle de Mena. Este valle podrás recorrerlo en coche de pueblo en pueblo pero si quieres calzarte las botas de monte no te va a defraudar. Además, es el lugar perfecto para disfrutar del avistamiento de multitud de aves así que no te olvides los prismáticos. Este valle cuenta con 23 habitats catalogados y según la época en la que lo visites podrás ver buitres leonados haciendo sus nidos, aves de paso en su recorrido migratorio, alimoches o águila real.

Si lo tuyo son los pueblecitos con encanto Las Merindades no te van a defraudar. La ciudad de Frías es probablemente la más espectacular con un trazado medieval estupendamente bien conservado y peatonal en su mayor parte. A nosotros nos encantó. Uno de los más conocidos monumentos de la ciudad es su puente sobre el Ebro, uno de los mejores puentes fortificados de nuestro país.

Frías Burgos en familia

Burgos en familia

Corriendo por las calles de Frías

Como importante ciudad defensiva, Frías cuenta con un castillo que domina todo el Valle de Tobalina. Se trata de uno de los castillos más imponentes de Castilla. Está en lo alto de un peñón y sus muros almenados están recorridos por ventanas saeteras. No dejes de visitar su plaza de armas y su torre del homenaje, la iglesia de San Vitores, el lavadero al comienzo de la colina de San Roque o sus casas colgadas. Descubre más sobre las Merindades.

6. Viajar al centro de la tierra sin salir de Burgos

En Semana Santa y verano. Con pensión completa y todas las actividades incluidas y alojamiento en el precioso alojamiento rural Molino de Butrera situado en el corazón de la preciosa comarca de las Merindades (Burgos) Viaje al Centro de la Tierra es un programa familiar recomendado para niños a partir de 4 años que recrea con la imaginación la gran aventura narrada de la mítica novela de título homónimo de Julio Verne.

Vacaciones con niños

Un bañito en las Merindades

En este viaje sensorial la generosa agua del lugar es la gran protagonista. Siguiendo su curso, descubriremos impresionantes cascadas, caprichosas formas naturales, valles prodigiosos e imponentes paisajes para adentrarnos en las entrañas de esta tierra y descubrir un secreto custodiado en el interior de esta fortaleza de bloques calizos desde hace millones de años: el agua mágica de Ojo Guareña.

Todo ello a través de excursiones adaptadas a todas las edades, acompañados por guías-intérpretes que nos ayudarán a comprender y sentir el paisaje a nuestro alrededor, actividades ambientales y deportivas como un recorrido en canoa, espeleo-paseos por cuevas vírgenes, carreras de orientación en el monte… y visitas culturales en un territorio cargado de historia. Descubre más sobre Burgos con niños y sobre Viaje al centro de la tierra en este enlace.

7. Hacer un safari por el paleolítico vivo

Viajar en el tiempo es posible si visitas Paleolítico Vivo. Se trata de una verdadera inmersión en la Prehistoria pudiendo contemplar muy de cerca  sus paisajes y su fauna y conociendo de primera mano cómo vivían los seres humanos en aquella época.

La visita comienza en Salguero de Juarros, a unos pocos kilómetros de Atapuerca y se puede hacer de dos maneras: a pie o en un safari en jeep. La visita en jeep dura unas dos horas y media y nos lleva a recorrer las zonas por las que están los animales, entre ellos, espectaculares bisontes europeos y bellos caballos Przewalski.

Paleolítico Vivo Burgos con niños

Un safari por el Paleolítico Vivo (Burgos)

Si prefieres hacer la visita a pie podrás acercarte también a los animales, ver un campamento prehistórico y aprender infinidad de curiosidades sobre la importancia del agua, botánica o geología. El camino no es complicado y recorre un poco más de dos kilómetros durante dos horas y media. Podrás practicar técnicas primitivas y tendrás libertad para moverte por el bosque .

Si te interesa la Prehistoria no puedes pasar por alto una visita a CAREX el Centro de Arqueología Experimental asociado al Museo de la Evolución Humana. Este centro de auténtico referencia en Europa tiene dos espacios; en el exterior se hace un recorrido cronológico donde podrás conocer la evolución de las innovaciones tecnológicas a lo largo de la Historia de la Humanidad.

En el recinto interior encontrarás la primera exposición permanente sobre Arqueología experimental realizada en España con abundante información sobre talla lítica, producción y uso de herramientas, fuego, cerámica o instrumentos musicales.

Burgos con niños

Fuente: Museo de la Evolución Humana

Si quieres adentrarte aún más en el conocimiento de la evolución humana, puedes visitar los yacimientos de Atapuerca. La visita se realiza por la trinchera del Ferrocarril, un paso artificial del SXX que sacó a la luz los restos del yacimiento. Actualmente se puede visitar la Sima del Elefante, la Galería y la Gran Dolina.

8. Convertirte en un vaquero del Oeste

Esto podrás conseguirlo en el parque de aventura Río Loco. Nada más cruzar la puerta ya te parecerá estar en el oeste americano.

Burgos con niños

Fuente: Hotsta

Ten cuidado porque los indios Apaches no se andan con chiquitas y no dudarán en llevarte a su poblado donde podrás aprender sus costumbres; podrás aprender a usar arcos y flechas e incluso a manejar una canoa. Los vaqueros te demostrarán sus dotes con los revolveres en auténticos duelos y los más pequeños podrán jugar en los hinchables y pasear en pony. Además, en Río Loco hay tirolinas, circuito de karts y hasta un trenecillo. Si lo tuyo es la escalada  podrás subirte a las paredes del establo convertido en rocódromo.

Y para rematar esta visita al oeste no te puedes perder una visita al cementerio de Sad Hill. Este cementerio se construyó para la escena final de la icónica película El bueno, el feo y el malo.

Burgos con niños

Fuente. Cuatro.com

Después de rodar la película en el año 1966 el lugar permaneció abandonado hasta que en 2015 comenzaron los trabajos de recuperación de la zona. Se rescató el entramado de piedra que estaba cubierto por vegetación y se recolocaron las cruces en su posición original. Hay una famosa Ruta del bueno, el feo y el malo cuya guía te puedes descargar descargar aquí.

 

9. Asomaros al Salto del Nervión

Burgos con niños

El espectacular Salto del Nervión. La cascada más alta de la península ibérica. Fuente: El Correo

¿Os atrevéis? El Salto del Nervión está considerada como la cascada más alta de la Península Ibérica, pues supera los 200 metros. Como el río discurre por terrenos karsticos la cascada desaparece en algunas épocas del año así que si quieres ver el Salto del Nervión en su máximo esplendor aprovecha los meses de lluvias y de deshielo.

Sobre el Cañon de Délika y justo enfrente del salto se encuentra el mirador que te va a regalar una vista de la casacada que será difícil que puedas olvidar. Para acceder al mirador tienes que realizar una ruta sencilla, la Ruta del Parque, que tiene unos 6 kilómetros. Aunque el camino no es complicado y en algunos tramos se puede utilizar el carrito de bebés, hay otros tramos con algún obstáculo que puede dificultar el movimiento. Así que la mejor opción si vas con bebés es que utilices portabebés.

Si te gustan las cascadas y los saltos de agua, en la provincia de Burgos hay muchos más que te permitirán disfrutar de agradables jornadas en plena naturaleza con tu familia. Las Cascadas del Orbaneja del Castillo, de las Pisas o el Nacimiento del río Cadagua también se merecen una visita.

10. Refrescarse en aguas cristalinas

Esto podrás hacerlo en Covanera un pueblecito de la comarca de Páramos. La laguna Pozo Azul es un buen lugar para refrescarse…ten en cuenta que el agua tiene una temperatura de entre 9 y 11 grados durante todo el año!

viajar Burgos en familia

Pozo Azul (Covanera). Fuente: Wikimedia Commons

Este manantial es además una auténtica joya para los espeleólogos subacuáticos y no está exenta de historias y leyendas de los personajes que la habitan. En el verano de 2015 se recorrieron más de 13 kilómetros de esta cueva y 10 de ellos estaban bajo el agua pero el Pozo Azul parece no tener fin, o al menos, el ser humano aún no ha llegado hasta él.

11. Pasear por el pueblo de Félix Rodriguez de la Fuente

¿Quién no se acuerda de la serie El Hombre y la Tierra?. Pues su creador nació en el pueblecito de Poza de la Sal en 1928. El casco urbano de Poza de la Sal es Conjunto Histórico-Artístico desde 1982 y un paseo por sus calles medievales te llevará a descubrir sus murallas y su castillo, el Ayuntamiento del siglo XVI y la iglesia de San Cosme y San Damián de estilo gótico.

Podrás recorrer las calles que recorría Félix Rodríguez de la Fuente, la Plaza del Mercado en donde los tramperos vendían pieles o el número 18 de la calle Mayor, donde nació nuestro protagonista. Si quieres seguir los pasos de Félix, puedes descargarte aquí una ruta muy interesante.

Burgos Poza de la Sal

Monumento a Felix Rodríguez de la Fuente. Poza de la sal (burgos). Fuente: Wikimedia Commons

Otro buen aliciente para visitar Poza de la Sal son sus salinas situadas junto al Páramo de Masa y que han sido explotadas por los seres humanos desde la Prehistoria. A través de una ruta autoguiada aprenderás muchas curiosidades sobre la producción de la sal. Y si quieres saber más, acércate a la Casa de Administración de las Reales Salinas que acoge el Centro de Interpretación de las Salinas.

Bonus Extra

Recorrer el Canal de Castilla en barco

El Canal de Castilla atraviesa durante 10 km la provincia de Burgos, en el municipio de Melgar de Fernamental. Durante el recorrido podrás contemplar varios de los elementos que configuran esta interesante obra de ingeniería hidráulica: esclusas, puentes y pontones además del acueducto de Abánades.

El viaje en el barco San Carlos de Abánades dura unos 60 minutos. El lugar de inicio de la ruta y el centro de reservas se encuentra en el embarcadero del Hotel Carrecalzada y el precio de cada viaje es de 6 euros.

Acercarte a un dinosaurio

El mejor sitio para hacerlo es en el Museo de los Dinosaurios situado en Salas de los Infantes, el primer lugar de Castilla y León en donde se realizó una excavación de dinosaurios. La colección de este museo es una de las más importantes de España y una de las mejores de Europa.

Museo de los Dinoraurios

Museo de los dinosaurios (Salas de los Infantes) Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL

Además de una visita obligada al museo, en esta zona de la provincia de Burgos se pueden hacer varias rutas para contemplar yacimientos de icnitas (huellas) de dinosaurio. En el yacimiento El Frontal se pueden ver 86 icnitas de un grupo de dinosaurios que pudieron a llegar a medir 12 metros. A lo largo de 5 km entre Quintanilla de las Viñas y Mambrillas de Lara se han descubierto más de mil huellas de hace 144 millones de años.

Convertiros en una familia de espeleólogos

Esto podrás hacerlo en la Cueva de Fuentemolinos, la quinta cueva más importante del mundo en conglomerado calizo. Se encuentra en la localidad de Puras de Villafranca a una hora en coche de la ciudad de Burgos. Esta icónica cueva es una gruta de gran belleza que podrás recorrer para contemplar estalactitas, coladas y estalagmistas que tienen millones de años. Una de las salas más impactantes que podrás visitar es la catedral pues en ella hay cientos de formaciones.

Cueva de Fuentemolinos Burgos

Cueva de Fuentemolinos. Puras de Vilafranca (Burgos)

Puedes apuntarte a una visita guiada a la Cueva de Fuentemolinos que dura entre 3 y 5 horas y el precio incluye todo el material necesario: casco, buzo, arnés, buzo y linternas frontales.

Castilla y León

+ info:

Excursiones con niños por Castilla y León

Turismo Burgos

Terranostrum Castilla y León

Planes en Valladolid con niños

Más planes en familia en Castilla León

¡Comparte con tus amigos y familiares!

0 comentarios

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Familias en Ruta

En Familias en Ruta los viajes nos abren la puerta a la magia de volver a ver el mundo con ojos de niños. Recursos, consejos, ideas y entrevistas para viajar

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños