¿Pensando en viajar a Castellón con niños? Esta preciosa provincia de la Comunidad Valenciana que combina mar y montaña tiene una amplia oferta turística que atrae cada año a muchos viajeros para disfrutar de una gran variedad de actividades para todo tipo de personas y, sin duda, para las familias es un destino único. Más abajo, al final de esta, entrada encontrarás un mapa con todos los planes localizados.

El castillo de Peñíscola y el parque de la Artillería junto al mar (©MyriamFabregat)

Castellón con niños

Peñiscola: cualquier momento del año podemos disfrutar de las playas de Castellón

Algo fundamental en Castellón con niños, son por supuesto sus célebres playas. En la costa, en las comarcas de La Plana y el Bajo Maestrazgo, te esperan más de trescientos días de sol al año y un excelente clima.

En el litoral se concentra la mayor parte de la población castellonense. Allí váis a encontrar extensas playas y múltiples opciones para preparar unas buenas vacaciones en Castellón con niños. Además, localidades como Peñíscola, Benicàssim o la propia capital, os recibirán para mostraros todos sus tesoros.

Antiguo refugio de pastores en Villafranca (©MyriamFabregat)

Y más allá de la costa, un montón de atractivos para no perderse. La provincia de Castellón se caracteriza por tener algunas de las cumbres más altas de nuestra región. Montañas maravillosas enclavadas en su interior que comparten con la provincia de Teruel su acervo cultural. En estas comarcas – Alto Palancia, Alto Mijares, Alto Maestrazgo y Els Ports- podréis encontrar pueblos preciosos o casas rurales llenas de magia como Mas Borràs que han conservado sus peculiaridades debido al aislamiento que sufrieron en el pasado. Sin embargo hoy se puede acceder a ellos cómodamente y disfrutar de la quietud y la calma de unas vacaciones en plena naturaleza.

Castellón es la provincia menos poblada de la Comunidad Valenciana y esto permite que su entorno natural ofrezca muchas posibilidades y que sus parajes naturales estén bien conservados. Desde la costa a las montañas del interior hay muchas opciones para disfrutar de la naturaleza en Castellón con niños. Los parques naturales ofrecen senderos señalados y adaptados, en muchos de ellos hay centros de interpretación y los servicios son múltiples y diversos.

Castellón con niños

Villafranca, detalle de la Torre del Horno del s.XVI (©MyriamFabregat)

A continuación os vamos a contar nuestros 15 planes para no perderse en Castellón con niños y un montón de sugerencias. Por supuesto que hay muchos más y que nos encantaría recibir vuestras propuestas y comentarios para poder completar y ampliar este artículo. ¡Vamos juntos a disfrutar de Castellón con niños!

Cuándo visitar Castellón con niños

Con un clima excelente, cualquier momento del año es perfecto para recorrer esta provincia. Indudablemente, si preferís las vacaciones junto al mar, los mejores meses van de abril a octubre aunque en cualquier momento del año podréis disfrutar a tope. A nosotros nos encanta ir a las playas de nuestra comunidad también en invierno pues los días son limpios y siempre cálidos en las horas centrales de la jornada.

La primavera y el otoño son los mejores momentos para recorrer los pueblos del interior y las montañas del Maestrazgo ya que el invierno es implacable en esta zona de la provincia alcanzándose siempre las temperaturas mínimas de la comunidad autónoma. En las montañas, los veranos son secos y muy calurosos pero, las noches, suelen ser frescas.

Dónde alojarse en Castellón con niños

Loft Beta

El Loft Beta es una opción práctica, moderna y urbana. Muy tranquilo y a la vez situado en pleno centro Castellón de la Plana, a tan solo 800 m de la iglesia de Sta. María de la Asunción y 1,4 km del Museo de Bellas Artes de Castellón. El apartamento cuenta con sala de estar y baño con ducha. El alojamiento dispone de zona de estar, habitaciones familiares, zona de comedor y cocina muy equipada

Hotel Spa Peñíscola Plaza Suites

Castellón con niños

Un 4 estrellas de Hotel con niños a tener muy en cuenta a 2 minutos a pie de la playa en el paseo marítimo de Peñíscola, Costa de Azahar, a 2,5 km de Benicarló. Ofrece habitaciones y suites amplias, piscina y parque infantil así como una sala de juegos Zetty Club (4 a 7 años) Maxi Club (entre 8 y 12 años) y Junior Club (13 a 17 años. Servicio de canguro.

Gran Hotel Peñíscola

El Gran Hotel Peñíscola está ubicado entre Peñiscola y Benicarló, en primera línea de amplia y muy familiar playa de arena tocando al Paseo Marítimo. Para los niños ofrece animación para todas las edades en su Funny Club, desde los 3 a los 14 años. Sesión diaria de SPA infantil, piscina infantil y espectáculos.

Hotel Gran Duque Marina D’Or

El Gran Hotel Duque Marina d’Or está situado en Oropesa de Mar. El 4 estrellas todo incluido más moderno del complejo a tan solo 250  metros de la playa. Destacan (además de su gran piscina cubierta) sus amplias habitaciones con vistas a la Ciudad de Vacaciones. Para muchos Marina d’Or es un mega complejo idóneo para las vacaciones en familia preparado para atender sus necesidades. Los pequeños y grandes huéspedes del hotel pueden acceder a sus parques acuáticos, Cine 4 D, Parque de Aventuras o Jardín Encantado entre otras atracciones.

Mas de Borràs

Una opción de turismo rural y naturaleza alejada de las masificaciones en el Parque Natural de Peñagolosa (Penyagolosa en valenciano) el paraje más alto y mejor conservado de la Comunitat de València que alberga la montaña del mismo nombre cuya cima (1.814 m.) es la segunda más el más alto de la provincia de Castellón. Todo ello en la comarca del Maestrazgo una zona de encuentro y mutua influencia geográfica, histórica, lingüstica y cultural entre Aragón y Valencia.

Mas de Borràs Familias en Ruta

Mas de Borrràs

Dentro de este paraje natural privilegiado se encuentra el Mas de Borràs más que una casa u hotel rural todo un centro de vacaciones familiar formado por una gran masía como edificio central de 900 m2 repartido en tres salones, cada uno con chimenea, tienda-bar, comedor para 150 comensales además de una pequeña zona SPA  y un porche que da a una gran plaza exterior. Puedes ver aquí nuestra escapada al Mas Borràs

Camping El SPA Natura

Ubicado en la costa de Azahar, en la localidad turística de Peñíscola. El camping Spa Natura un super clásico familiar donde el camping te ofrece todo lo que pudieras necesitar; balneario- spa, instalaciones deportivas, infantiles,  4 piscinas temáticas multiaventuras, animación, mini zoo, escuela granja, escuela apícola, piscina, actividades para todas las edades, espectáculos, concursos, fiestas y otras sorpresas.
Y si quedan ganas y tiempo nos quedan todas las propuestas para conocer los alrededores, senderismo, BTT por la red de senderos del Parque Natural y Reserva Marina de la sierra de Irta, ir a las calas vírgenes, bautismos  de vela o buceo entre otras. Como alojamientos será difícil escoger entre tanta variedad: bungalows de montañas, mobil homes, casas suizas, glamping, los originales contenedores marítimos recuperados con todas las comodidades de una casa

El Albergue Fábrica Giner situado a las afueras de Morella ofrece unos servicios muy básicos y habitaciones muy sencillas pero es un lugar ideal para grupos o para familias con niños que desean alojarse en un entorno con posibilidades de esparcimiento para los más pequeños de la familia.

La Fábrica Giner incluye diversos servicios para familias y viajeros (©MyriamFabregat)

Qué ver y hacer en Castellón con niños

Si visitas la provincia de Castellón con niños vas a tener muchas alternativas para empezar a descubrirla. En esta propuesta empezaremos desde la capital para, después, continuar por los lugares más cercanos a la costa y, finalmente, adentrarnos en los parajes montañosos del interior.

1. Pasear y descubrir Castelló de la Plana 

La mejor manera de comenzar a tomarle el pulso a la ciudad es pasear por su casco histórico. En la Plaza Mayor encontraréis la Oficina de Turismo de la ciudad, justo enfrente de la Concatedral de Santa María. Este edificio gótico de estilo valenciano destaca por su campanario independiente llamado “El fadrí” (“El soltero”). Recorrer las calles y plazas y curiosear en el Mercado Central también es una buena opción. Saliendo de la ciudad hacia el este llegaremos al Grao de Castellón donde podréis encontrar las playas y el Planetario.

Museos de Castellón Foto: Castellón Turismo

Cuando viajamos con niños siempre es necesario reservar en nuestros planes tiempo para los juegos al aire libre. En Castellón podéis encontrar el Parque Litoral que ofrece un espacio único en este ecosistema marítimo mediterraneo de dunas y vegetación autóctona. Junto al Auditorio de Castellón está el Parque Auditorio de estética minimalista con una amplia extensión de zonas de juegos infantiles. En el centro de la ciudad tenéis el bonito Parque Ribalta que data de finales del siglo XIX.

www.castellonturismo.com

Desde el Institut Valencià de Cultura se diseña una interesante programación cultural que puede disfrutarse a lo largo de todo el año en Castellón. En diversos escensarios de la ciudad váis a encontrar actuaciones teatrales, conciertos y múltiples talleres. En la web de la Mochila Cultural a vas a poder descargar la programación y planificar vuestras actividades.

Una tienda muy interesante es El Rincón de Duedes (Carrer d’Alloza, 46) con juguetes respetuosos, diferentes y muy imaginativos.

Las Fiestas de la Magdalena son las fiestas mayores de Castellón de la Plana que reúnen a todos sus habitantes en la entrañable Romeria de le Canyes y, también, en otros festejos como el Pregó y el Desfile de penitentes. Estas fiestas conmemoran el traslado de la ciudad, en 1251, desde el interior a las llanuras junto al litoral.

Noche de luz y color en la Festa de la Magdalena, Castelló de la Plana

Es una fiesta de carácter popular llena de actividades y festejos para toda la familia. Conciertos, juegos, espectáculos, fuegos artificales, bandas de música. Se celebra durante 9 días a partir del tercer sábado de la Cuaresma. Una experiencia popular más que recomendable si venís a Castellón con niños.

2. Bañarse en las playas de la capital

Castelló es la capital de la Costa Azahar, es un destino ideal para un verano en familia. Además de tomar el sol y darse refrescantes chapuzones, sus cuatro kilómetros de playas urbanas: Pinar, Gurugú y Serradal

En verano estas playas acogen una variada programación de propuestas, desde cine de verano a talleres de graffiti o patinaje online, conciertos, yoga, un parque acuático sobre el mar, bibliotecas, zonas específicas para bebés y actividades para personas con movilidad reducida.

Admirando nuestro mar (©MyriamFabregat)

Las tres playas cuentan con bandera azul por la calidad de sus aguas y los servicios que prestan– son durante el verano el escenario perfecto para una decena de propuestas pensadas para toda la familia; para que padres e hijos compartan un verano activo, divertido e inolvidable.

Islas Columbretes

Para las familias más exploradores. Desde el Graó es posible visitar las Islas Columbretes, una reserva natural de incalculable valor. Sin embargo, quizá no sea la excursión más recomendable si no se es un experto buceador y se está preparado para soportar el largo desplazamiento en barco. Estas islas de origen volcánico cuentan con un faro y, en la actualidad, son lugar utilizado para la investigación de diversos aspectos de interés biológico insular. Podéis conocer más detalles aquí.

3. Aprender en el Planetario y algunos de sus museos

El Planetario de Castellón fue la primera instalación de este tipo construída en la Comunidad Valenciana. Realiza talleres y actividades dirigidas al público en general y a las familias. Podéis comprar las entradas en la web y conocer en detalle toda la programación. Está situado junto a la playa.

Planetario de Castellón // Foto de Turismo Castellón

Otros museos interesantes en Castellón con niños son el Museo del Mar y el Museo Etnológico que reúnen interesantes colecciones sobre la historia de Castellón y sus tradiciones.

4. Las playas de Peñíscola y su castillo papal

Uno de los lugares más turísticos y atractivos de la provincia que no te puedes perder es la ciudad de Peñíscola. Su famoso castillo que se eleva sobre una pequeña península dentro del mar ha sido escenario de interesantes historias. Muchas películas y series han sido rodadas aquí y, por este motivo, el ayuntamiento diseñó una ruta llamada Peñíscola de Cine.

Este recorrido permite conocer diversos puntos de la ciudad y su vinculación con películas como El Cid o series como Juego de Tronos. Otra alternativa para recorrer la ciudad es la excursión en el Tren Turístico de Peñíscola. Pasear por las callejuelas de Peñíscola es un regalo, una oportunidad única de descubrir esta ciudad tan peculiar.

Peñíscola, probablemente uno de los pueblos más bonitos de nuestra región (©MyriamFabregat)

Peñíscola ofrece muchas opciones para disfrutar en unas vacaciones en familia. Una amplia oferta que podéis conocer mejor en la web oficial de turismo. En cualquier estación del año es una buena opción y, en cualquier momento, es muy interesante conocer el Castillo de Peñíscola. La entrada no es gratuíta. Hay un servicio de audioguíaque podéis descargar en el móvil y, en ciertos meses del años, se ofrecen visitas guiadas gratuítas. Junto al castillo está el bonito Parque de Artillería que conecta el paseo marítimo con la fortaleza. Se pueden recorrer los jardines y fortificaciones. Otra opción es visitar el Museo del Mar.

Subiendo al faro de Peñíscola (©MyriamFabregat)

Diversas rutas permiten visitar Peñíscola con niños (©MyriamFabregat)

Pero, además de todo su legado histórico, estamos seguros de que si venís a Castellón con niños, váis a querer disfrutar de las playas de Peñíscola. La Playa Norte, situada al norte de la ciudad amurallada, es una larga y extensa playa de arena. Al sur de Peñíscola encontraréis el Parque Natural de la Sierra de Irta. Es una sierra costera llena de acantilados rocosos y pequeñas calas, muchas de las cuales sólo son accesibles por mar.

Las más cercanas a la ciudad son la Cala del Moro. En pleno parque natural podréis descubrir zonas de dunas y vegetación costera. Algunas playas de arena como Playa Pebret y Cala d’Irta y otras de cantos rodados como Playa Basset. En la página web del parque natural podéis conocer las múltiples rutas y senderos en un entorno único. Admirar las magníficas vistas desde la Torre Badum será un gran recuerdo si venís a Castellón con niños.

5. Descubrir Benicàssim, sus villas y sus playas

Benicassim es una ciudad ideal para descansar y disfrutar en familia. Se caracteriza por su dinamismo y amplia oferta cultural y festivalera. Pasear por la ciudad, descubrir sus antiguas villas, disfrutar de sus playas en cualquier época del año y hacer bonitos paseos como el que nos lleva hasta las Torres de la Colomeras y de la Corda. Hace poco finalizó la restauración de la Torre de Sant Vicent -que incluyó derribar un antiguo cuartel- consiguiendo la rehabilitación y recuperación de este monumento para la ciudad.

Zona de acceso a la Torre de Sant Vicent (©MyriamFabregat)

La Torre de Sant Vicent ha sido restaurada recientemente (©MyriamFabregat)

Benicassim es un buen lugar para poder visitar el Parque Natural de Les Palmes y recorrer los senderos y rutas señalizados para disfrutar de nuestra visita a Castellón con niños. Recibe su nombre del gran número de palmeras de palmito. Este espacio natural ha sufrido importantes incendios, sin embargo, es una gran opción para conocer los espacios naturales del mediterráneo. Además cuenta con ruínas de los monasterios de la orden carmelita y los castillos de Montornés y de Miravet. Es en estas montañas donde se ubicaba antiguamente la ciudad de Castellón de la Plana.

Parc Natural del Desert de les Palmes (©MyriamFabregat)

En el mes de Mayo se celebra anualmente el Formigues Festival, un festival para el encuentro de todo tipo de familias deseosas de compartir inquietudes, actividades… Este festival nació de la mano de un grupo de familias vinculadas a la cultura musical de Benicássim con el objetivo de compartir momentos de diversión y alegría junto a sus hijos. Cada año organizan un sinfín de actividades relacionadas con un tema que vertebra el festival.

Las playas de Benicàssim destacan por sus servicios y la peatonalización que se ha venido realizando de las zonas cercanas en muchas de ellas. Son ideales para practicar actividades deportivas, pasear si venís a Castellón con niños y, por supuesto, un lugar ideal para el baño. Cuentan también con zonas accesibles para personas con movilidad reducida.

La Playa de la Almadraba cuenta con el distintivo de bandera azul así como la de Els Terrers, Heliópolis, el Torreón y Voramar. En este plano tenéis la ubicación de cada una de ellas.

Vistas del paseo marítimo de Benicàssim desde la Torre de Sant Vicent (©MyriamFabregat)

La Escuela de Vela de Benicàssim es una oportunidad para iniciarse en la vela ligera y en otras disciplinas como el windsurf y el kayak. Esta escuela fue pionera en los años ’80 en el desarrollo de cursos de vela para escolares y jóvenes de la región y sigue ofreciendo cursos muy interesantes en diversos momentos del año.

Es necesario hacer la inscripción aquí. También la escuela de Borriana ofrece cursos similares y en la Red de Escuela de Vela de la C.Valenciana vais a descubrir muchas más.

A pocos kilómetros de Benicàssim, en la localidad de Vilafamés, no podéis perderos el MACVAC o Museo De Arte Contemporáneo “Vicente Aguilera Cerni”. En este museo organizan actividades pensadas para las familias en las que disfrutar de las obras de arte de manera relajada y haciendo talleres. Las actividades duran unas dos horas y permiten desarrollar la creatividad de los participantes. Las actividades de Museo en Familia se realizan las mañanas del primer sábado de cada mes.

6. Marcarse uno (o varios) festivales en Castellón con niños

En el mes de mayo en Benicàssim os espera el ya comentado Formigues Festival: esta es la cita que reúne todos los ingredientes para poder disfrutar de un auténtico ambiente festivalero. Por variedad de oferta de entretenimiento, por el lugar, por la posibilidad de acampar, la playa, por el ambiente, el Formigues es un ejemplo a seguir porque es un festival pensado para el disfrute de los más pequeños, para que canten, bailen, jueguen, creen, pinten, descubran y se sientan libres por todo el recinto.

En su programación encontraréis actuaciones musicales, pero también un sinfín de actividades paralelas en las diferentes zonas: juego, natura, teenage, plástica, carpa de circo, formibiblio, muro musical, la playa de Formigues. Se asemeja mucho a un festival en el sentido que tienen numerosas actividades para elegir lo que hacer en cada momento sin sentirse obligados, ni dirigidos y disfrutan mucho sintiéndose protagonistas.

También en Benicàssim pero en el mes de agosto encontraréis el Rototom SunSplash (European Reggae Festival). The European Reggae Festival reza su subtítulo. Esto del Reggae puede echar para atrás a más de una familia, pero poco festivales pueden sacar pecho de haber sido reconocidos por la UNESCO como Evento Ejemplar por su labor en la promoción de la Cultura de Paz y la No Violencia. Solidario, sostenible, intercultural y muy divertido, el evento alberga MágicoMundo, un espacio familiar donde imaginar un mundo nuevo a través de la educación.

Dividido en seis territorios diferenciados, entre otras actividades tienen talleres de lectura, burbujas gigantes, juegos de madera, juegos gigantes, cuentacuentos, un taller sobre roles de género o una mesa debate sobre educación. También reciben la visita de colectivos de otras áreas del festival.

Y en la comarca de Els Ports se celebra en el mes de julio el encuentro o L’Aplec dels Ports. Su origen data del año 1978 cuando un grupo de jóvenes se reunieron en Todolella para tratar los problemas propios de sus pueblos. Nacido con un carácter reivindicativo, se ha convertido en una fiesta por la cultura, la lengua y las tradiciones propias.

7. Oropesa y la Vía Verde

Oropesa (Orpesa en valencià) está conectada con Benicàssim por una espectacular Vía Verde. Este increíble recorrido entre el mar y la sierra en el que atravesamos puentes metálicos y un túnel iluminado sigue el trazado de una antigua vía del tren. Si venía a esta zona de Castellón con niños no olvidéis las bicicletas o bien, reservad algún día para pasear por esta ruta junto al mar.

Via Verde Benicàssim-Oropesa (castellónvirtual.com)

Los campos de naranjos inundan su término municipal y nos recuerdan su pasado agrícola. En al actualidad, sus playas atraen a muchos visitantes cada año. Las antiguas torres de defensa como la Torre Corda nos recuerdan un pasado en el que los corsarios venían a este territorio. Hoy, bonitas calas escondidas y playas extensas de arena son lugares perfectos para disfrutar de nuestras vacaciones. En las playas de Oropesa podemos destacar su accesibilidad y también los distintivos de banderas azules.

Al norte de Oropesa está el complejo vacacional Marina d’Or. Con su balneario de agua salada y diversas atracciones del tipo “todo incluído” pueden ser una opción para familias que viajan a Castellón con niños en una escapada de relax y desconexión.

8. Morella, la ciudad amurallada

Toda una joya que tenéis que conocer. En nuestro viaje hacia el interior de la provincia es casi imprescindible comenzar por Morella. Esta ciudad amurallada que ha conservado su estructura urbana durante siglos está dominada por su imponente castillo. Visitar Morella es una oportunidad única para compartir con nuestros hijos mientras recorremos sus estrechas calles, subimos al castillo, visitamos el Convento Franciscano, el acueducto de Santa Lucía y, por supuesto, la bella iglesia de Santa María.

Las vistas nocturnas de Morella y sus murallas son de cuento (©MyriamFabregat)

Paseando por las calles de Morella (©MyriamFabregat)

En Morella, cada 6 años,  se celebra una fiesta religiosa que atrae a miles de visitantes por sus peculiaridades y tradiciones: es Sexenni. Esta fiesta data del año 1672 cuando los morellanos, aterrados y desesperados por la peste, rogaron a la Virgen de Vallivana por su ayuda. Con el traslado de la virgen desde su ermita se repite aquel momento y la ciudad se engalana en honor a ese momento histórico.

En un alarde de trabajo cooperativo de sus vecinos, cada festividad la ciudad es decorada de un modo único y siempre sorprendente. Os animamos a conocer esta fiesta que tendrá lugar, nuevamente, en el año 2024.

Los gigantes de Morella (©MyriamFabregat)

Castelló con niños

Saltapins Aventura (©MyriamFabregat)

A las afueras de Morella tenéis el parque de arbolismo y Saltapins Aventura con diversas tirolinas y vías es un buen lugar para pasar un buen rato en plena naturaleza para las familias más intrépidas junto al que se encuentra el Albergue Fábrica Giner, muy recomendable en Castellón con niños.

9. Perderse por la ruta de pueblos del Maestrazgo

Si buscas el Castellón más auténtico y rural la comarca del Maestrazgo (Maestrat en valenciano) es una región montañosa a caballo entre las provincias de Teruel y Castellón. Comparten un clima inhóspito que antaño -y aún hoy- dificultaba la vida a sus habitantes en invierno por las bajas temperaturas y las intensas nevadas. Los veranos son muy calurosos y secos. Sus elevados páramos y estrechos valles crean un entorno único en el que los pueblos se comunican por carreteras zigzagueantes que atraviesas bellos parajes. Hemos estado en múltiples ocasiones y nos encanta volver.

Mirambel (Teruel) forma parte de los pueblos más bonitos del Maestrazgo (©MyriamFabregat)

Para llegar hasta aquí desde la costa podéis tomar la carretera CV-15 que pasa por Ares del Maestrat o bien la N-232 que sube hasta Morella. Después hay múltiples carreteras para llegar hasta estos bonitos pueblos. En Castellón podéis visitar Castellfort, Villafranca, Cinctorres, Todolella o El Forcall, entre imprescindibles. Ya pasados a Aragón, en Teruel, también Cantavieja o Mirambel, merecen mucho la pena. En todos ellos váis a encontrar casas rurales y pequeños alojamientos familiares en los que alojaros.

Las construcciones de “piedra seca” son característicos de la región (©MyriamFabregat)

Un road trip memorable. La mejor manera de recorrer el Maestrazgo es hacerlo con nuestro propio coche para poder detenernos en cada pueblo y en cada lugar que nos llame la atención. Hay que fijarse en las construcciones de piedra seca que son elementos arquitectónicos característicos de esta región. Los muros de los campos y los refugios de los pastores, se construyeron siempre así y, aún hoy, se hace un esfuerzo para cuidarlos y mantenerlos. Si queréis saber más sobre ellos podéis visitar el Museu de Pedra Seca de Villafranca del Cid.

Museo de Piedra Seca en Villafranca (©MyriamFabregat)

En Culla, de camino a esta zona, podéis encontrar el Parc Miner del Maestrat que permite recorrer las galerías de la Mina Victoria y la Mina Esperanza. Permite conocer cómo funcionaba en el pasado esta industria minera. Si estáis interesados, recordad que hay que hacer reserva antes de acudir al lugar. Puedes consultar la web de Turismo Maestrazgo.

10. Dejarte sorprender en Segorbe, Navajas y Jérica

El río Palancia nos regala una multitud de oportunidades para disfrutar en una visita al interior de Castellón con niños. Es difícil elegir pero, sin duda, poblaciones como Segorbe (Sogorb), Jérica (Xèrica) y Navajas (Navaixes) son propuestas más muy interesantes. Váis a encontrar preciosos lugares para el baño, saltos de agua como la cascada El Brazal o Salto de la Novia.

http://www.rutasjaumei.com

Jérica es una bonita poblacion dominada por su imponente campanario. Podéis recorrer sus bonitas calles y seguir la Ruta de Jaume I  que nos recuerda los momentos más relevantes de la biografía y el legado de este emblemático monarca. Y, sin duda, Segorbe os encantará con sus torres, murallas y su acueducto musulman así como su famosa fuente de los 50 caños. Entre la costa y Teruel, seguir el cauce del río Palancia os cautivará y, en Bejís, encontraréis su nacimiento.

11. Fanzara y su Museo Inacabado de Arte Urbano

El MIAU o Museo Inacabado de Arte Urbano ha convertido a Fanzara en lugar de peregrinación de los amantes del arte urbano. Este proyecto artístico, cultural, comunitario y colaborativo se ha convertido en todo un referente para todos los que piensan que se pueden transmitir valores humanistas y orgullo por nuestra historia a través de la creatividad. Sus obras de arte atraen a muchos visitantes que se desplazan a este pequeño pueblo situado junto al cauce del río Mijares.

Fanzara es conocido por su MIAU (©MyriamFabregat)

Cada mes de julio se celebran los encuentros para realizar nuevas obras de arte en las calles del municipio. Murales y esculturas que surgen en cada rincón, calle o plaza y sorprenden a sus habitantes y visitantes. La visita es totalmente gratuíta y, en muchos establecimientos del pueblo, se puede recoger el plano que sirve de guía a los curiosos. Si visitáis el interior de Castellón con niños no dejéis de anotar este pueblo como una actividad imprescindible.

Paseando por el pequeño pueblo de Fanzara (©MyriamFabregat)

12. Vila Real y su Festival Internacional de Teatro de Calle

Vila Real es una gran ciudad conocida por su industria azulejera. Sin embargo, ofrece además muchos atractivos que podéis conocer en su portal oficial de turismo. Entre ellos destaca su Festival Internacional de Teatro de Calle que, en el mes de mayo, reune a una variado elenco de artistas que llenan las plazas y calles de espectáculos. Con diversas temáticas y dirigidos a todo tipo de público es una oportunidad para disfrutar en familia del mundo de la interpretación en esta ciudad.

13. Las Cuevas de San José en la Vall d’Uixò

La Vall d’Uixò una ciudad con un interesante pasado histórico y un importante legado cultural. Destaca la ciudad ibérica fortificada de La Punta d’Orleyl. Pasear por la ciudad y disfrutar de la Torre de Benizahat, los antiguos acueductos y otras construcciones de interés os ayudará a conocer mejor su historia.

Foto: Coves de Sant Josep

Les Coves de Sant Josep o Cuevas de San José son muy conocidas y esto hace que, especialmente en periodo vacacional, sea imprescindible comprar las entradas de acceso con anterioridad a nuestro día de visita. En su web tenéis toda la información sobre horarios y precios. El recorrido dura unos 40 minutos y es realmente sorprendente. Largas galerías, algunos tramos navegables, que alcanzan casi los 3 km. Es el río navegable más largo de Europa y cuenta con pinturas rupestres de gran valor.

14. Senderismo por los Parques Naturales de la provincia

La provincia de Castellón ofrece tantas posibilidades para hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza en familia que es difícil hacer aquí una selección. Os dejamos algunos de los parajes más destacados pero, en cualquier caso, os recomendamos investigar y buscar las mejores rutas a daptadas a vuestras posibilidades cuando viajéis a Castellón con niños.

Empezando por el norte de la provincia destaca, sin duda, el hayedo de La Tinença de Benifassà. El valor ecológico y paisajístico de esta comarca es muy remarcable. Los pueblos de Bellestar o Benifassà, entre otros, ofrecen atención al visitante y lugares deonde alojarse y disfrutar de su gastronomía.

Los parques naturales de la Sierra Calderona y la Serra d’Espadà ofrecen muchos senderos homologados para disfrutar en familia. En los centros de interpretación de cada parque podéis encontrar la información necesaria para aprovechar vuestra estancia y descubrir cada rincón de estos lugares.

http://www.visitmontanejos.com/

 

Montanejos, en la comarca del Alto Mijares, esconde entre sus barrancos de paredes verticales un entorno único para disfrutar del baño. Además, cuenta con surgencias de aguas termales y unos antiguos baños árabes cuyos restos arquitectónicos aún pueden verse junto a las piscinas naturales. Además, en verano, hay un servicio de tren turístico que puede ser una experiencia muy divertida para completar la visita. Es cierto que en verano hay mucha afluencia de gente y, por este motivo, se han regulado las visitas pero, el resto del año, es una delicia visitar estos baños.

Vistas desde la cima del Penyagolosa (©MyriamFabregat)

Como última propuesta os dejamos con todo un clásico del montañismo valenciano: la subida a la cima del Penyagolosa (1.814 m) desde el Santuari de Sant Joan. Una subida sencilla para familias habituadas a salir a la sierra pero que hay que realizar con precaución.

Una vez arriba también hay que tener cuidado por los elevados precipicios. Las vistas son espectaculares y es posible divisar las Islas Baleares y toda la costa valenciana desde el Delta del Ebro en Tarragona hasta Denia. Aquí podéis leer nuestra experiencia.

Santuario de Sant Joan de Penyagolosa (©MyriamFabregat)

El Sendero dels Pelegrins de les Useres es una ruta de 37 km de gran valor histórico y cultural que conecta la costa de Castellón con el interior de la provincia pasando por los municipios de Useres, Llucena del Cid, Xodos y Vistabella del Maestrat. El llamado Sendero de la Luna Llena es objeto de la romería que, en el último fin de semana del mes de abril, congrega a cientos de personas para seguir el paso a los 12 peregrinos que siguen esta tradición que se remonta al siglo XIV.

Una entidad excursionista de referencia y con experiencia que conoce como nadie y puede acompañaros y guiaros en vuestro descubrimiento de la naturaleza de Castellón con niños es Itinerantur.

15. Saborear Castellón

Desde los arroces y la fideuà de la costa al cordero de la montaña, la provincia de Castellón ofrece una gran variedad de platos deliciosos que podréis saborear. Platos elaborados para soportar el intenso frío del invierno, deliciosas hortalizas y dulces tradicionales. Podemos destacar muchos elementos típicos pero nos gustaría remarcar la cecina del Maestrazgo y la cuajada tradicional, así como los flaons, empanadillas de requesón y almedra que encontraréis en las pastelerías de Morella, por ejemplo.

Mandarina Club: cocina de siempre con un toque foodie (©MyriamFabregat)

En Peñíscola nosotros elegimos el Restaurante Mandarina Club por sus increíbles vistas de la ciudad amurallada. Con una cocina fusión, su carta ofrece platos típicamente mediterráneos y otros de la gastronomía asiática. Con un precio medio, os aconsejamos La Porteta, La Marinera y Restaurante Barra Alta.

En todos ellos, las familias con niños son bienvenidas y merece la pena reservar. En Benicàssim el Hotel-Restaurante Voramar con unas vistas fantásticas desde su terraza y también el Restaurante Playachica que, además, tiene una deliciosa heladería.

Restaurante El Cid de Morella: sabores que reconfortan (©MyriamFabregat)

No dejéis de saborear “els flaons” de Morella (©MyriamFabregat)

 

Bonus extra. Sagunto y la cultura romana

Aunque pertenece a la provincia de Valencia y no a la de Castellón, Sagunto (Sagunt en valenciano) está muy cerca de todos los lugares que os recomendamos conocer y no podemos dejar de aconsejaros visitar esta ciudad. Sagunto es una de las ciudades más relevantes de la provincia de Valencia. Ha sido referente en el pasado y, hoy en día, su puerto sigue siendo uno de los enclaves comerciales más importantes de nuestra costa. El pasado romano de la ciudad puede ser hoy admirado en su teatro que se eleva en la cara norte de la montaña donde también se situaba su castillo o fortaleza.

El castillo y el teatro romano de Sagunto (©MyriamFabregat)

Lamentablemente, el estado del castillo merece una remodelación y adecuación para poder disfrutar al máximo. A pesar de esto, bien merece la pena una visita para conocer algunos detalles de su pasado glorioso y admirar las bonitas vistas sobre la ciudad y el mar Mediterráneo. Podéis conocer nuestra experiencia en este enlace. La visita es gratuíta pero hay que solicitar un ticket de acceso.

Castellón con niños

Recorriendo las ruínas del castillo de Sagunto (©MyriamFabregat)

Excursiones y visitas guiadas

Mapa de planes en Castellón con niños

 

+ info Castellón con niños:

Entradas y visitas guiadas en Castellón

Una escapada a Màs Borràs

Castellón Turismo

Valencia con niños en 15 planes para no perderse

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!