Ecuador con niños: “la selva es vuestra casa”

por | Sep 27, 2010 | Destinos, Nuestra ruta | 9 Comentarios

Hace años habíamos tenido algún contacto con la selva en Costa Rica donde habíamos visto una fauna increible. Ahora viajamos a la selva de Ecuador con niños, concretamente nuestra hija de poco más de tres años y este es el entorno natural por excelencia de animales venenosos y toda clase de mosquitos. Al final de estos tres días sin embargo hemos descubierto que en la selva además hay otros peligros a tener muy en cuenta.

Estando en Baños habíamos decidido no contratar ningín jungle tour, ni extreme jungles ni tonterías por estilo. Nos parecía que podían ser productos turísticos demasiado estandarizados y preferimos evitar intermediarios y contactar nosotros mismos directamente a través de internet con alguna entidad conservacionista o comunitaria de la selva. Nos parecía que de esta manera nuestra experiencia podría ser más honesta y también más auténtica.

Navegando por la red encontramos Fundecoipa y su Bosque protector Arutam situado como a hora y media al sur de Puyo. Un sugerente nombre para una sugerente propuesta muy bien explicada en español e inglés. Bien como voluntario (que paga una contribución económica por su estancia) o viajando de turista este lugar se presenta a sí mismo como perfecto tanto para conocer la tradición del pueblo shuar como para disfrutar de la impresionante biodiversidad de la selva. Los shuar eran conocidos despectivamente como jívaros, los  temibles guerreros reductores de cabezas de la selva.

EN LA SELVA CON UNA NIÑA

Llegamos casi de noche. “Bienvenidos a la selva, un lugar salvaje y peligroso” – nos dijo la noche de nuestra llegada el que iba a ser nuestro guía durante nuestros dos siguientes días- “la selva es vuestra casa”. Su humor socarrón y sus palabras hospitalarias nos daban confianza para emprender en familia el primer recorrido de la mañana siguiente.

En el momento de nuestro viaje no existía en la selva amazónica de Ecuador ningún brote reportadode malaria ni fiebre amarilla (consultar mapa actualizado) y hay que decir que en los paseos el guía va siempre el primero abriendo paso por un sendero y advirtiendo si se presentara algún peligro. Con nosotros llevamos una mochila ergo que nos venía de maravilla cuando Lluna se cansaba de caminar.

Creo que en la vida en general y particularmente en los viajes las expectativas juegan un papel fundamental. ¿Cuantas veces hemos escuchado aquellos de “el viaje de sus sueños?”. Un ejemplo. Las foto de portada de esta entrada ¿genera alguna expectativa sobre su contenido?. A nosotros nuestra experiencia de haber visto multitud de fauna en Costa Rica nos generó expectativas sobre la selva en general y la web de Arutam Reserva del Bosque Lluvioso las reforzó totalmente.

Lamentablemente casi ninguna se cumplió porque ya avanzo que en este lugar es prácticamente imposible ver cualquiera de los animales que mencionan o se muestran en las fotografías por el simple hecho de que muchos simplemente no viven en él. Muchas de las fotos corresponden a parajes lejanos a la propia reserva. Además las explicaciones sobre medicina tradicional, antropología o leyendas ancestrales fueron bastante escasas por no decir inexistentes. El traje tradicional en esta comunidad lo usa solo el guía para que te hagas las fotos y para más inri el trato y el servicio general dejaron bastante que desear y más dado el precio. En fin, una absoluta tomadura de pelo, suspenso general.

Según pudimos constatar Fundecoipa tiene unos fines loables y ciertos y efectivamente se están protegiendo alrededor de 1.000 hectareas que alguna vez fueron selva virgen. Lo que pasa es que dado el trazado rectilineo de su extensión (un enorme rectángulo de 750 metros x 11 kilómetros) dado la extracción maderera intensiva que se realiza a lado y dada la caza furtiva imposible de controlar la observación de monos, por ejemplo, es prácticamente imposible en la reserva. Bueno, por lo menos tuvimos la suerte de que tampoco había mosquitos.

Carretera Puyo-Macas. Una amenaza para la vida

A unos cien metros de donde nos alojaron (una cabaña de madera donde el día que llegamos nisiquiera habían cambiado las sábanas) pasa una carretera de alto volumen de tránsito. Por supuesto la web ni menciona este pequeño detalle no sea que la carretera también espante a los turistas que se interesan en ver los monos en libertad. Lo peor de todo es que esta autovía es altamente peligrosa para la población del lugar especialmente los niños, nosotros mismos estuvimos a punto de presenciar un atropello. Por esta vía circulan vehículos lanzados como proyectiles de chatarra a velocidades de hasta 120 km hora. Muchos de ellos son  trailers. El motivo: se está construyendo la carretera troncal-amazónica para traspotar mercancías desde Guayaquil y Colombia hasta el norte de Perú y Belem (Brasil). El volumen de tráfico solo ha hecho que empezar.

Queremos dejar clara una cosa. No perdemos ni un segundo de vista que los primeros damnificados de toda esta situación son los miembros de la comunidad shuar que vive en Arutam en realidad una sola familia extensa de unos treinta miembros. No solo eso sino que esta misma entrada quiere ser una denuncia ante las continuas e irreparables agresiones que las comunidades indígenas sufren en Ecuador y otros paises amazónicos. Todo elllo no quita que describamos nuestro punto de vista como viajeros a los que se presenta una oferta de ecoturismo que luego se demuestra falsa.

Sin embargo, superada la decepción inicial nos dedicamos a intentar sacarle partido a la estancia y nos divertimos paseando por  algunos senderos de Arutam y su exhuberante flora. Visitamos una cascada, conocimos árboles como el matapalo, sangre de drago, balsa y usos medicinales de alguna planta. Comimos cacao y chirimoyas salvajes que nuestro guía tuvo a bien ir a buscar trepando a un árbol, nos pintamos la cara como feroces guerreros con achiote, nos columpiamos en lianas y gozamos con la vista de las heliconias y  de multitud de coloridas mariposas. Lluna, esa linda gringuita, gozaba de la simpatía de las personas de la comunidad y como otras veces no tardó mucho en hacer amistad especialmente con Sentzak, un niño del lugar de cinco años. A Lluna la rebautizaron en shuar como Nantu.

EN LA CASA DE LOS MONOS DE PUYO

De vuelta a Baños y como teníamos mono de monos estuvimos visitando en Puyo El Paseo de los Monos un proyecto de iniciativa privada llevado de  una parejade jubilados suizos que tiene una gran casa rodeada de casi setenta monos de ocho especies diferentes. Estos monos son rescatados de servir como mascotas de capricho casi siempre en unas condiciones lamentables después de que para cazarlos como bebé maten generalmente a la madre. El fin último del proyecto es la reintroducción de los monos en la naturaleza,  ya han adquirido 50ha para ello.

Estuvimos especialmente con los bebés monos (lanudos), muy sociables con los humanos y que buscan como todo bebé el cariño de un adulto especialmente durante sus tres primeros años de vida. Estos primates son unos gamberros encantadores y nos hicieron entrar en una especie de relajación durante un par de horas combinada con esa sensación de  rabia y tristeza que te invade cuando ves de lo que algunas supuestas personas sin escrúpulos ni sensibilidad son capaces de hacer.

LO QUE LA SELVA ENSEÑA

No sé si de alguna película escuché que la selva siempre enseña algo. Nosotros ahora sabemos que para observar fauna salvaje en abundancia en la cada vez más escasa selva primaria amazónica de Ecuador hay que adentrarse largas horas más en la selva a través del Rio Napo a Orellana y el Coca y hacia los parques Yasuní o Cuyabeno. En nuestro caso y viajando con una niña de tres años, es algo que por el momento preferimos evitar.

Sin embargo disfrutar rodeados de naturaleza en una selva no primaria pero bien viva y llena por ejemplo de abundantes pájaros y anfibios es perfectamente posible y de hecho en Ecuador destaca una variada oferta de ecolodges. Eso sí, preparen los bolsillos.

La inercia de nuestra ilusión por ir a la selva y el poco tiempo disponible nos hizo olvidar la importancia de contrastar la información que se ofrece por internet. De hecho la red misma es un valioso aliado (en foros, en blogs como este, en Tripadvisor). Además no buscamos el consejo de personas del lugar  o también el de otros viajeros. Fuimos así de felices.

También hemos visto como la selva va siendo erosionada imparablemente día tras día y que entre los animales más peligrosos para la vida que la asolan sin duda están los camiones o loos buldofers, las sierras mecánicas y toda la depredación humana que piensa sólo en el hoy sin pensar en ningún mañana. Qué explicación podremos darle a Lluna cuando su generación herede una selva casi extinta?. Sí, tenía razón nuestro guía, la selva y el planeta entero es la casa de todos.

UNA POSTDATA SOBRE LA VIDA MODERNA DE LOS SHUAR

Dos modernas mujeres shuar

Los quechuas (incas) venidos del Perú no pudieron con los los shuar, tampoco la conquista española doblegó la fiereza guerrera de este pueblo conocido despectívamente como los jívaros y sus reducciones de cabeza (tzantza) hoy ya en el olvido. Sin embargo primero un goteo continuo de misioneros (católicos y evangélicos), los regalos de baratijas y cajas de cerveza de las madereras comenzaron a doblegar su forma de vida tradicional. Se arrasó la elva para dedicar su suelo al pasto del ganado. Se construyeron carreteras para sacar las materias primas y actualmente viaductos por donde succionar el gas y el petroleo de su subsuelo. La élite politico-económica de la capital y sus socios de potentes empresas extrangeras se benefician de esta extracción, los habitantes del lugar ellos raramente ya que el ruido de los bulldofers espanta su caza y la contaminación de sus ríos contamina su pesca.

Repsol, sin ir más lejos, obtiene de aquí unos pingües beneficios que le ayudan a pagar la publicidad para presumir de sobre su gran sensibilidad medioambiental. ¿Qué medio de comunicación que reciba miles de euros anuales contratados en publicidad se atreve a publicar una noticia que ponga en evidencia los graves perjuicios de las actividades de Repsol para la vida en regiones remotas de la selva?. Ninguno. Para que sus bollantes negocios sean posibles los indios han de ser combatidos, comprados o silenciados. En realidad apenas unos pocos de los miles de shuars viven ya conforme a su forma tradicional. El antropólogo Josep Maria Fericla tiene un libro genial sobre este pueblo fruto de una experiencia de conviviencia que duró varios meses “Los Shuar, cazadores de sueños”

Si, en Arutam y en la mayoría de Ecuador los shuar ya no visten a la forma tradicional. A nuestro guía le gusta vestirse de esa manera, tal vez para sí mismo, o para que nuestra ansiada foto o por que simplemente le apetece. Durante siglos el hombre blanco se esforzó en impedir que los shuar (como tantos pueblos indígenas de amércia, tal vez todos) vivieran a su manera. Ahora algunos turistas también blancos quieren que el shuar vuelva a vestir sus trajes tradicionales, que el shuar sea él mismo y a ellos por lo visto esa postal les hace ganar dinero así que adelante con la representación.

Sin embargo, cuantos escoceses van a la oficina cada mañana en Glasgow ataviados su falda tradicional o catalanes con su barretina? ¿Por que entonces los shuar han de llevar sus plumas?. Los shuar que nosotros conocimos se sienten orgullosos de su tradición, hablan su lengua y la enseñan en una pequeña escuelita bilingüe, También es cierto que la mayoría se considera catolico y que a los jóvenes les pirra el futbol como nada. En su cultura tradicional la mujer estaba sumisa al hombre, actualmente ganan espacios de libertad. ¿Es tan malo que ya no sean como eran? Sí,  continuan unas tradicionales tareas, la mujer mantiene el huerto y cuida a los niños, los hombres como ya no van a cazar, preparan el terreno para el huerto y contruyen casas. Hemos conocido como la educación, como ellos dicen, estan ampliando horizontes y nos pareció sorprendente que una mujer shuar estuviera estudiando medicina natural y china en una extension de la universidad de Quito que está cerca de esta comunidad.

¡Comparte con tus amigos y familiares!

9 Comentarios

  1. aurora ( la mami )

    Me da la sensacion de estar en una pelicula de Tarzan con estas fotos tan lindas. Pero comforme vas lellendo te das cuenta de la realidad, es estupendo lo que estais esperimentando y la Lluna que feliz se la ve feliz (animos seguir con buestra ideas )
    Aurora

    Responder
  2. yolanda

    Animo y a seguir publicando textos y fotos tan guapas . Besos para los tres de Tris, Mikel y de mi parte

    Responder
  3. Eduard

    Interessant història i trista a la vegada.
    És cert, els indis han estat i continuen essent maltractats per la resta dels “civilitzats” i les petroleres han fet grans destrosses però, evidentment, no interessa (a les petroleres) que se sàpiga a casa.
    Fa un any vaig ser a l’Amazònia amb la meva parella equatoriana i vam visitar el poble quichua de Sarayaku, a unes hores de Puyo. Allà, La vida salvatge tampoc és tant exuberant com a les fotografies dels lodges de Yasuní o Cuyabeno perquè els animals són caçats com a font d’aliment, tot i que tenen les seves reserves de caça i cultiven molts dels aliments a les “chacras”. La idea principal era conèixer una miqueta d’aquest poble enfrontat amb les petroleres per protegir el seu territori. I, en part, vam preferir visitar-los perquè ho vam considerar millor que visitar pobles menys “occidentalitzats” com els Huaoranis.

    Bon viatge per l’Equador,
    eduard

    Responder
  4. Raquel

    La primera foto es impactante y sí que es cierto que crea unas expectativas. Bueno, yo creo que ya no debe existir (o casi) ningún pueblo que se mantenga tal como lo hacía en sus orígenes. En parte la evolución es buena, pero lo que no me gusta es que estas personas acaben imitando el modelo occidental porque a simple viste atrae el dinero, las posesiones, el poder… cuando todos sabemos que eso es sólo la fachada y que es engañoso.
    Las fotos muy muy bontias y la Lluna, muy expresiva 🙂 Maxi, cosinet, das miedo con tus pinturas guerreras jeje

    Responder
  5. Helena

    Molt interessant els vostres escrits! Per la Lluna serà un experiència única. Després d’aquest viatge no sé si podreu tornar a la rutina k tenim per aquí. Vosaltres passejant per la selva i nosaltres fent l’adaptació del cole de la Luma….una abraçada enorme pels tres.

    Responder
  6. Montse Viñolo

    Hola familia, cuanto tiempo no? Tener cuidado con los monos!!!!JEJE
    Bueno que os queríamos contar que mientras vosotros correis esta maravillosa aventura , nosotros hemos empezado otra.

    ESTAMOS EMBARAZADOS!!!!!!!!!!!

    Si todo va bien esperamos el babi para el 30 de Abril.

    Os enviamos un mensaje , pero no se como funcionan las comunicaciones via sms .

    Ya veis tampoco perdemos el tiempo nosotros.
    No se si para esas fechas andareis ya por aqui, si no ya conocereis el nuevo retoño.

    Oye , que disfruteis mucho vuestra experiencia.

    Besos de Asha,Javi i Mon

    Responder
  7. Miguel

    Ep familia, grandes posts, tan bien escritos e interesantes como siempre (o más, que el estilo mejora por momentos…), estupendas fotos, Lluna linda y feliz y los papás también salís guapos y relajados. De volver, ni ganas, verdad? Nosotros estamos recién llegados de Brasil y nos han dado ganas de quedarnos, que esto esta muy triste y otoñal, y no solo por la meteorología.
    Para ponerme al dia, me he puesto a leer vuestras aventuras en orden aleatorio, por eso este comentario cae también en un post atrasado, donde me ha dado por escribir. En conjunto he comprendido que Panamá es un destino que no nos debemos perder. Molts petons!

    Responder
  8. Roser

    Hola família!
    quan de temps! Quan vaig saber el que havia passat a l’Equador, de seguida vaig mirar la vostra web per poder-vos localitzar i veure com estàveu.
    Veig que esteu molt bé i que continueu viatjant i gaudint de la pachamama. Com m’agradaria acompanyar-vos o simplement continuar al León compartint.
    Nosaltres hem estrenat l’edifici de l’escola nova amb molta il·lusió i amb tot allò que comporten els canvis. Quan torneu, a veure si ens veniu a fer una visita!
    Poc a poc sembla que es va evaporant l’essència i l’olor de l’Equador, però de tant en tant obro bé els ulls per mirar en dins del meu cor i, per sort, encara noto el batec del León.
    Alguns pares de la meva escola ja han entrat a la vostra pàgina i han quedat gratament sorpresos i se’ls han despertat les ganes de fer alguna cosa així.
    Bé, fins ben aviat doncs. A continuar gaudint d’aquest magnífic viatge!
    Un petó i una abraçada per a tots tres. Sovint em ve al cap la Lluna quan em deia cada dia “filicitats!”. Entranyable!
    Bé doncs, fins ben aviat.
    Roser

    Responder
  9. Cristina

    Me encanta otra vez este artículo, excelentes reflexiones sobre el pueblo Shuar, el mantenimiento de sus tradiciones y las contradiciones de la modernidad, la penosa destrucción de la selva y los peligros que representa “el progreso”, aunque el entorno para nosotros sigue siendo alucinante.
    Esas fotos también me encantan, la Lluneta siempre preciosa y vosotros no estaís nada mal, la Susana con el monillo negro en su hombro y Max con esa cara de indio que me suena…por cierto que estás perdiendo unos kilitos, oi? besosss mil!

    Responder

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Max

Fundador de Familias en Ruta. Amante del turismo rural y la naturaleza. Ser padre me ayudó a reafirmar mis prioridades vitales. Ya sea sólo , en pareja o con mis hijos, he recorrido media Europa, Marruecos y multitud de países de América Latina. Pensar en el siguiente viaje me ayuda a sentirme vivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños