¿Pensando en viajar a Granada con niños? Esta ciudad milenaria y capital andaluza imprescindible enamora y es una de las más bellas de España. Si es vuestra primera visita os encandilará. Si ya la conocéis seguro que estaréis encantados de repetir.

Destino turístico de primera. Bella e históricamente codiciada. Gozando de un enclave privilegiado a los pies de Sierra Nevada, cercana a las Alpujarras y a tiro de piedra del mar, Granada fue durante siglos la orgullosa capital de los reinos hispano-musulmanes zairís y nazarís hasta que pasó en el año 1492 a manos cristianas durante el reinado de los Reyes Católicos. Un crisol de de culturas que atesora un patrimonio arquitectónico de primer orden mundial en el que destaca la Alhambra el y monumento más visitado de España.

Se puede visitar Granada con niños en cualquier época del año, pero os recomiendo especialmente en primavera y en otoño (también perfecta para una escapada en Navidad), cuando el clima es algo más templado y pasear por sus calles se hace más agradable.

Cómo llegar y moverse en Granada con niños

Granada está bien comunicada por carretera y por tren y dispone de aeropuerto con vuelos directos con las principales capitales españolas. Puedes buscar y comparar en este enlace los vuelos a Granada. Muchos viajeros vuelan a Málaga y desde su aeropuerto toman un transfer directo a Granada en poco más de 2 horas.

Por el centro de la ciudad la circulación con el coche es complicada y el aparcamiento difícil,. Hay varias zonas restringidas al tráfico con control por cámara, por eso es muy recomendable llegar en avión, tren o bus, alojarse por el centro y visitar la ciudad a pie. De todas formas si estáis de ruta por Andalucía, y venís en coche, siempre podéis dejarlo aparcado en algún sitio fuera del centro y prescindir de él durante la estancia.

Transporte público en Granada

Para desplazarse por la ciudad, la mejor opción que encantará a los niños es el tren turístico de Granada, con dos recorridos circulares (diurno o nocturno) por los lugares de interés turístico de Granada y la posibilidad de audioguía individual en diferentes idiomas, pudiendo bajarse y subirse de él tantas veces como queramos en el día.

Para empezar con el mejor pie y situaros bien desde el principio es muy recomendable el Tour gratuito por Granada que con guía recorre desde la Plaza Bib-Rambla los puntos más interesantes del centro.

Otra de las opciones destacadas que realmente merecen la pena si os quedáis unos días explorando la ciudad, es la Granada Card, un bono turístico que dispone de una opción infantil más económica y que incluye además del transporte público, la entrada a los monumentos y lugares turísticos más importantes. La modalidad Granada Card Plus por 3 € más incluye también una vuelta en el tren turístico, aunque sin la opción de subir y bajar en el mismo día.

Tours, excursiones y visitas en Granada 

Si vas con poco tiempo y quieres planificar para evitar colas es recomendable consultar y reservar con antelación alguna de las visitas guiadas y entradas en Granada

Apartamentos y hoteles en Granada con niños

Granada es uno de los destinos turísticos más demandados de España, por eso para ir tranquilos es bueno reservar con tiempo para elegir entre mayor oferta y mejores precios. Una buena opción familiar son los apartamentos en Granada. También puedes consultar este comparador de hoteles en Granada.

Eco Hostel Ubicado en una zona céntrica a la vez tranquila este moderno y acogedor hostel ocupa un antiguo edificio magníficamente rehabilitado. Con sala TV, patio, cafetería y cocina comunitaria equipada. Este alojamiento combina un ambiente cosmopolita con habitaciones y precios especiales para familias con niños.

Eco Hostel Granada con niños

El Eco Hostel, una de las opciones más familiares y molonas de Granada

Hostal AMC Granada Estupenda relación precio-calidad. A 200 m de la catedral de Granada ocupando un edificio reformado de principios del SXX. Habitaciones familiares amplias con todas las comodidades y aparcamiento privado.

Hoteles Granada con niños

Habitaciones familiares del Hostal AMC Granada

Hotel Molinos. Todo un clásico, ubicado en la calle del mismo nombre del céntrico barrio del Realejo junto a la Plaza del Campo del Principe, uno de los más familiares de la capital nazarí. Cuenta con habitaciones familiares, terraza panorámica, guardaesquíes, parking privado y bar-cafetería.

Aparta-hotel Suites Gran Vía 44. A 100 metros de la Catedral de Granada. Cómodos,  espaciosos y con un salón con TV compartido. Ofrece todas las facilidades de un hotel pero con la autonomía de un apartamento. Céntricos y bien comunicados.

Una estupenda posibilidad para viajeros a Granada con niños en alojarse en un apartamento en Granada o bien por supuesto ver y comparar entre la abundante oferta de hoteles en Granada.

Qué ver y hacer en Granada con niños

1. Recorrer los imperdibles de Granada

La Alhambra, la fortaleza roja, del árabe “Al Hamra” (la roja, الحمراء), denominada así por sus muros de color rojizo. De visita imprescindible para todos, viajando con niños debemos tener en cuenta que es un recorrido que puede ser largo y para el que hay que ir preparado (comida, ropa y calzado cómodos, agua, mochilitas y/o carritos a punto) intentando evitar los horarios y días puntas y teniendo en cuenta que existen algunas zonas durante la visita que no pueden tocarse o traspasarse.

Muy importante, te recomendamos asegurar tu reserva de entrada y visita guiada a la Alhambra sin colas con varias semanas de antelación, especialmente en los puentes y periodos festivos. Los menores de 12 años entran gratis.

Para que vayáis con una pequeña idea, deciros que la Alhambra la forman cuatro recintos: Alcazaba, Medina, los Palacios Nazarís y el Generalife. La Alcazaba es el edificio más antiguo, con la Torre de la vela como una de las construcciones más importantes donde se contempla una de las vistas más hermosas. El patio de los leones y su fuente es uno de los más conocidos y bellos del conjunto, aunque los jardines del Generalife y sus fuentes son mis lugares preferidos.

Para que la visita sea más entretenida os recomendamos por experiencia propia esta preciosa guía infantil, la pequeña gran joya de libro La Alhambra contada a los niños editado en varios idiomas (español, catalán, francés o inglés)

También destacar que la Alhambra, a pesar de ser uno de los lugares con más afluencia de turistas, tiene acceso gratuito a parte de su patrimonio, como el palacio de Carlos V, donde se encuentran los museos de la Alhambra y el Museo de Bellas Artes, además de algunas interesantes Exposiciones temporales de arte (fotografía, pintura y escultura) gratuitas.

Jardines de la Alhambra de Granada

También los jardines de la Alhambra son muy bonitos para un paseo con niños rodeados de árboles milenarios cuya sombra en verano es una bendición y donde podemos relajarnos escuchando el agua correr a borbotones por los canales laterales, aquellos que sabiamente diseñaron los nazaríes.

2. Recorrer el Albaicín

Su trazado laberíntico sorprenderá a tus hijos. Este es un barrio para relajarse, para recorrer todas sus callejuelas y descubrir rincones y detalles que no salen en las guías, para vivir el ambiente de sus bares de tapas y terrazas, y disfrutar de su tranquilidad como si estuviéramos en un pueblecito. Se accede al barrio desde Plaza Nueva, tenéis la opción de subir en un microbus o caminando, lo que dependiendo de la edad de los niños puede ser o no recomendable.

El recorrido ineludible es pasear junto al río Darro, contemplando la Alhambra majestuosa en lo alto de la colina Sabika, por el famoso Paseo de los Tristes hasta la cuesta del Chapiz para subir al barrio hasta la Iglesia de San Salvador. Una vez arriba, podemos dejarnos llevar, callejeando, hacer una parada en una placeta y tomar una tapa antes o después de asomarnos al archifamoso Mirador de San Nicolás para contemplar la puesta de sol, en el preciso momento en que la Alhambra se tiñe de rojo.

Si nos pilla más abajo del barrio o queremos un lugar menos concurrido, visitar el Mirador Placeta de los Carvajales. Podemos acercarnos a la Iglesia de San Miguel Bajo donde hay una agradable plaza para tomar algo, y de bajada pasar por la célebre Puerta de Elvira (Del SXI, era la más grande y principal de la ciudad para entrar en la Medina) sin olvidar ir descubriendo los numerosos Aljibes diseminados por el barrio, y recomendable también la visita a los baños árabes del Bañuelo.

3. Pasear por el Realejo

Si el Albaicín era el barrio árabe, el Realejo fue el antiguo barrio judío que los Reyes Católicos derrumbaron para asentar las casas de los nobles en la Granada cristiana. Actualmente El Realejo es uno de los barrios populares con más encanto, de aire bohemio, donde se mezclan estudiantes, artistas, músicos y turistas con los vecinos/as de toda la vida y las cofradías que en Semana Santa manifiestan su máximo apogeo.

Desde la plaza de Isabel la Católica tomamos la calle Pavaneras para adentrarnos en el barrio en el que tal vez podemos visitar alguna exposición en la Casa de los Tiros y llegarnos hasta el Campo del Príncipe donde los niños pueden pasar un rato en los columpios mientras nosotros nos tomamos una tapita en alguna de las numerosas terrazas.

Si nos animamos hasta podemos subir a la parte alta del barrio y visitar el lavadero, de origen judio del S XVII que se encuentra en la placeta de la Puerta del Sol (esta pertenecía a la muralla zairí que fue demolida en 1867), lugar no frecuentado por las habituales rutas turísticas, uno de los lugares más desconocidos incluso para los propios granadinos, pero merece la pena encontrarlo a pesar de no estar señalizado, porque ofrece una de las mejores vistas de Granada.

Y de ahí en un salto nos asomamos a las también poco frecuentadas Torres bermejas, cuya misión era de vigilancia y protección de la ciudad, situadas frente a la Alhambra pero separada por el barranco de la Sabika. Estas torres se utilizaron como cuartel militar y cárcel de mujeres hasta mediados 1936,  entre las mujeres que allí estuvieron destacó Agustina González, “La zapatera”, férrea defensora de la igualdad entre hombres y mujeres, que después fue fusilada en el mismo entorno que el poeta Federico García Lorca.

Otra de las atracciones del Realejo son sin duda los grafitis de El Niño de la pinturas, el pseudónimo por el que se conoce a Raúl Ruiz, un reconocido artista del barrio que lleva años adornando sus paredes con unos fantásticos dibujos imaginativos y un poco surrealistas. Encontraremos estas preciosas pinturas paseando por las calles del barrio, acompañadas de algunas frases muy lúcidas que nos dejaran un buen rato reflexionando sobre la vida y nuestra existencia.

4. Aprender jugando en el Parque de las Ciencias

El Parque de las Ciencias es un clásico de Granada con niños que nunca falla muy popular entre las familias locales. Inmenso espacio dedicado a la difusión del conocimiento. Alberga un mariposario tropical y exposiciones permanentes, dotado con opciones interactivas dedicadas al planeta, los animales o al cuerpo humano combinadas con otras temporales de gran formato tan espectaculares como las maquetas a escala real de animales salvajes en movimiento así como exposiciones temporales de nivel internacional.

Este centro divulgativo incluye un planetario con diversas proyecciones sobre el universo y un observatorio astronómico para ver los planetas a través de telescopios. Otro de sus espacios destacados es el Biodomo, un espacio dedicado a educación, la conservación y la investigación de la biodiversidad en el planeta, donde se recrea el clima de la franja tropical, y alberga más de 250 especies entre animales y plantas. 

Además el Parque de las ciencias cuenta con una sala de juegos y experimentación y con una espectacular torre de avistamiento así como de espaciosos jardines sombreados, en los que encontramos juegos de ingenio y otras curiosidades como un ajedrez gigante, un columpio que funciona con el viento, un laberinto vegetal o el jardín de astronomía. El parking de automóviles cuenta con una tarifa de bajo coste.

El Parque de las Ciencias tiene propuestas constantes de talleres familiares y para escuelas, así que si vais a Granada con niños no podéis dejar de visitar este lugar, no sin razón es el Museo más visitado de Andalucía.

5. Descubrir la historia de Andalucía a través de los sentidos

El Centro Cultural Caja Granada es super recomendable en Granada con niños, no solo porque el edificio es bastante sorprendente sino también porque se expone el patrimonio natural y cultural, y se explica la historia de Andalucía a través de los sentidos, con muchos objetos para tocar, oler, imágenes, pantallas y videos interactivos.

Durante el año organizan visitas guiadas, talleres (prehistoria, mitos y leyendas, viaje Al-Andalus, artistas en el museo) y cuentacuentos. Es conveniente llamar para informarse de la programación y porque algunas de las actividades son con reserva previa. Pero también se puede visitar de forma autónoma, solicitando un juego de pistas en la taquilla del museo, con el que os convertiréis en auténticos detectives, descubriendo cómo era la vida en Al-Andalus, abriendo el armario de la historia o conociendo de cerca el paisaje de la vega granadina.

Además tienen el encanto de encontrarse en el edificio del Centro Cultural Caja Granada con una estructura dotada de un impresionante patio elíptico con dos pasarelas entrelazadas y un diámetro de 30 metros, un tamaño similar al del patio del Palacio de Carlos V de la Alhambra, al que rinde homenaje estético.

Parque Tico Medina

A cinco minutos andando tanto del Centro Cultural Caja Granada como del Parque de las Ciencias se encuentra el parque Tico Medina, con 75.000 m2. Por eso este lugar es ideal para ir en bici, correr y hacer ejercicio, para una caminata o pasear al perro y entrenarlo en la zona habilitada para mascotas.

Parque Tico Medina Granada con niños

Parque Tico Medina de Granada

Pero sobre todo en familia es perfecto, por sus amplias zonas verdes con césped, para hacer un picnic, jugar con los peques o tirarse a descansar y echar una siestecita, ejem…si nos dejan, claro.

6. Descubrir un rincón perfecto para ir con niños

Estoy hablando del Carmen de los Mártires. No puedo dejar de recomendaros este clásico para las familias granadinas que muchos turistas desconocen. El Carmen de los Mártires, situado en el entorno de la Alhambra, con algo más de siete hectáreas es el Carmen más grande de la ciudad.

Este lugar que data del SXIX  se llamó anteriormente Corral de los Cautivos en recuerdo a los cautivos cristianos que permanecieron en las mazmorras árabes, y en la actualidad está compuesto por un palacete y un conjunto de jardines románticos, mezcla de jardines franceses e ingleses, declarado jardín histórico en 1943.

Aunque su palacete no esté abierto al turismo, vale la pena visitar este lugar por la gran su variedad de vegetación (especies botánicas) y sus fuentes y bancos para descansar, sin olvidar el sitio estrella para los peques, su gran estanque con patos y peces les encanta, además se puede subir arriba de la falsa ruina medieval en forma de torre.  

En definitiva, un lugar idóneo para dar un paseo en Granada con niños, para descansar al fresquito del jardín de las palmeras y para pasar un rato en familia, contemplar unas magníficas vistas de la ciudad, la Vega y la Sierra Nevada.  

7. Saborear las propuestas más dulces de Granada con niños

Y si durante algún momento de vuestra visita os asalta el gusanillo de lo dulce ya tenéis la excusa perfecta para alguno de los siguientes planes.

Heladería Los Italianos, la preferida de granadinas y granadinos grandes y peques, por sus exquisitos helados artesanales. Mi paladar da reiterada fe de sus delicias clásicas servidas en platillos metálicos por camareros vistiendo americana blanca y pajarita, muy recomendable las especialidades de la casa, la cassata y la tarta de chocolate.

Los Italianos Granada con niños

Los Italianos, una de las heladerías más recomendables de Granada

Todo un lujo de la mano de un establecimiento que no dispara sus precios a pesar de que cada vez es más reconocido. Esta heladería es super céntrica, situada en la Gran Via, dispone de terraza exterior y es un punto perfecto para empezar con energía o culminar de la forma más dulce una ruta por el barrio del Albaizin, la Cuesta del Darro o la Plaza Nueva. 

Y si nuestra visita fuera en tiempo algo frío, otro clásico granadino es tomar un chocolate con churros en el Café Fútbol, una emblemática y conocida terraza cubierta y calentita en invierno, que encontraremos en la Plaza Mariana Pineda.

Pero si lo que buscamos es el dulce típico de la ciudad, sin duda tenéis que probar los piononos, un pequeño pastelito de crema que está de rechupete, os recomiendo que os acerquéis a Casa Ysla, la pastelería que hace gala de su invención.

Y como no, estando en Granada, es obligado recomendaros que os deis una vuelta por las teterías, zona de Calle Elvira y las calles de subida al Albaycin (Caldererias Nueva y Vieja) donde podéis degustar gran variedad de tés aromatizados con flores, frutas y especias, y acompañarlos con pastelería árabe o crêpes. Una de mis preferidas se encuentra un poco más escondida, la Tetería Ábaco, con unos batidos y dulces caseros exquisitos y terraza con vistas increíbles a la Alhambra.

8. Salir de tapas por Granada con niños

Uno de los mayores atractivos por los que es conocida Granada es por las tapas que sirven gratis en los bares con la bebida, y por supuesto, es todo un arte que define a los bares de la ciudad, más que eso, una forma de conocer la ciudad callejeando de bar en bar y descubriendo su gastronomía. De las tapas típicas recomendables a probar: las berenjenas fritas a la miel, habitas con jamón,  y como no, los huevos rotos con jamón!.

En Granada con niños lo recomendable es tapear en terrazas donde no haya tráfico, en verano las plazas y zonas de paseo peatonales son ideales, en muchos de estos lugares instalan estufas exteriores de terraza en otoño, y para el invierno siempre nos quedan los bares amplios. ¿Nos vamos de tapas por Granada?

En el Albaicín, al final del Paseo de los Tristes cuando este se ensancha hay una zona de bares de tapas, junto al río con vistas desde abajo a la Alhambra que resulta un buen lugar amplio para que correteen. Una vez arriba en el barrio tenéis Plaza larga, allí el Bar Aixa es un clásico del barrio,  que también tiene patio típico andaluz.

En la placeta de Carniceros se encuentra uno de los preferidos de cualquier granaino, Casa Torcuato, con las típicas tapas granadinas de fritura de pescado.

Otro muy recomendable es el Restaurante El Trillo, ubicado en el corazón del Albaicín, con una exquisita comida mediterránea y una espectacular terraza con mucha vegetación donde se oye el rumor del agua de las fuentes. El Higo también es lugar acogedor en el que desayunar, merendar o tapear, con un patio tranquilo en el que a veces podemos escuchar música en directo.

En el Realejo, uno de los lugares más populares es el Campo del Príncipe, una plaza en la que se encuentran diversas terrazas de tapeo, uno de los más concurridos por los granadinos es Los Altramuces, y si os apetece un cambio de gastronomía, El Trasgú, una sidrería Asturiana con tapas vegetarianas.

Otra plaza del barrio donde podemos estar tranquilos con los peques es la Plaza Carlos Cano donde se encuentran buenos bares de tapas como el Palique Plaza. En plena Calle Molinos es el Papaupa, con tapas que se salen de lo tradicional, y opciones vegetarianas, además en el acogedor interior tienen algunos juegos y juguetes para que se entretengan los peques.

En el centro, por detrás de la Acera del Darro en una placeta, se encuentra el Garden Plaza, donde podemos elegir entre una variedad de exquisitas tapas de cocina moderna fusión. Otro clásico lugar por el que vale la pena acercarse es el mítico Kiosco Las Titas que se encuentra en la confluencia del Paseo del Salón y el Paseo de la Bomba, pegando al río y con una gran terraza muy agradable al atardecer y en las noches veraniegas.

9. Pasear por su Historia de la manera más divertida

Un viaje por los secretos olvidados de Granada es la original visita guiada realizada a ritmo y medida de todas las edades que nos propone Volare Granada. En esta visita se recorre la ciudad en una ruta donde niños y niñas serán los protagonistas de una fascinante historia de búsqueda de secretos en la ciudad de Granada.

Granada en familia

Siempre a través de un juego donde todo el grupo se sumerge en la Historia, disfrutando y descubriendo los misterios olvidados de las dos culturas, árabe y cristiana, en un viaje a través de la historia. En estas visitas sus protagonistas se disfrazan de reyes y reinas, príncipes y princesas, sultanes y sultanas para meterse en la piel de unos personajes que vivieron hace quinientos años en la ciudad.

Volare es una forma molona y original de visitar el centro histórico de Granada con niños: Plaza de Birrambla, Catedral, Capilla Real, además de visitar la Alcaicería y los patios interiores del Palacio de la Madraza y el Corral del Carbón.

10. Desfogarse en el Parque Garcia Lorca

El Parque García Lorca situado en en la zona conocida como Arabial, cerca del centro comercial Neptuno y dando la espalda a la circunvalación es de los más visitados con niños por los granadinos porque tiene varias zonas de columpios, con un tobogán gigante, una tirolina y un pequeño lago con patos, además dispone de una ludoteca con actividades infantiles. También tiene un bar con terraza.

Dentro del parque que es bastante grande se encuentra la Huerta de San Vicente, antigua casa de la familia García Lorca, hoy en día convertida en un museo.

11. Unirse a un clan troglodita

En Guadix, muy cerca de Granada, en Navidades, Semana Santa y verano  tiene lugar Kira y el Clan Troglodita un programa organizado por Familias en Ruta junto a Planeta 40 ideal para gozar y divertirse en una aventura prehistórica con niños en la cara norte de Sierra Nevada y corazón del Geoparque de Granada.

Viajar con niños Kira

Las afortunadas familias participantes se alojarán en el original y sorprendente Hotel Cuevas Abuelo Ventura en una comarca llena de rincones secretos donde descubriremos que no solo el hotel sino que también muchos de los habitantes de esta zona viven en cuevas excavadas bajo las montañas de arcilla (los cerros).

Entre las actividades de Kira y el Clan Troglodita se incluye talleres y juegos de caracterización troglodita, visita al Geoparque de Granada, tirolina, puentes colgantes, noche de astronomía y una ruta de senderismo.  En la edición de Navidades si las condiciones metereológicas lo permiten dedicaremos un día a disfrutar de la nieve en el Puerto de la Ragua con  trineo y juegos de construcción de iglú. Consulta de programa y reservas en este enlace.

12. Viajar a Granada con niños en Navidad

En Granada la Navidad (Las Pascuas) se vive con pasión, se vive un ambientazo. El centro se llena de luces y podréis recorrer sus callejones alrededor de la Catedral y el mercadillo navideño de la plaza Bib-Rambla. Dada la gran tradición belenista de Granada podréis comprar entre una gran oferta todo lo necesario para los belenes y otros puestos de artesanía y juguetes de madera.
.
En Puerta Real se sitúa otro mercadillo de dulces típicos de los conventos granadinos, para relamerse en estas fechas tan dulces. También para los amantes de la tradición cristiana hay un concurso de belenes que propone un recorrido por iglesias y otros lugares interesantes. 
.

Foto de Gonzalez Molero. Diario El Ideal de Granada

Si todavía vuestros peques no han podido enviar su carta a los Reyes Magos, tendrán la oportunidad de hacerlo en el patio del Ayuntamiento de Granada donde el Cartero Real les espera, con foto incluida de recuerdo de tan memorable momento. De camino no olvidéis de visitar el bonito belén que se aloja en una sala lateral del mismo patio.
.
Y es justo en la Plaza del Carmen donde las granadinas y los granadinos se comen las uvas en Nochevieja, presididos por el gran reloj de la fachada del edificio del Ayuntamiento, esperando ansiosos para recibir el Año Nuevo, brindando con alegría para celebrarlo. Para algunos la fiesta durará toda la noche, para las familias viajeras tal vez el cansancio y los niños nos lleven a la cama, no importa porque el día 1 es perfecto para salir a recorrer la ciudad con sus calles vacías como un lugar encantado.
.
Y durante el periodo navideño se organiza en Granada el Juveandalus que ofrece una de las mejores ferias de la infancia y la juventud, la más antigua y de mayor duración de España. En ella se dan cita una amplia gama de talleres deportivos, lúdicos y educativos.
.
Los Reyes Magos disfrutan lanzando caramelos por la ciudad antes de dejar los ansiados regalos, así que no os perdáis la Cabalgata de los Reyes Magos en Granada con niños, que va en su recorrido desde Gran Capitán hasta la Plaza del Carmen, donde sus majestades de Oriente suben al balcón del Ayuntamiento para saludar a peques y grandes. 
.

Más planes en la provincia de Granada con niños

Respirar el aire puro de Sierra Nevada

El Parque Natural de Sierra Nevada que culmina el pico Mulhacen con sus majestuosos 3.482 metros de altitud y la estación de esquí que acoge están llenos de reclamos para toda la familia. No en vano Sierra Nevada forma parte de nuestra selección de 16 estaciones de esquí con niños y donde alojarse.

Sierra Nevada con niños

Y para los que venís a Granada con niños en verano, se organizan en Sierra Nevada otras actividades de Astroturismo dentro del programa de fines de semana de verano de naturaleza y ocio en la montaña, como la observación nocturna con telescopios, a mediados de agosto, de las llamadas lágrimas de San Lorenzo, la lluvia de estrellas, además de otras actividades astronómicas y talleres divulgativos para toda la familia relacionados con las Perséidas. O la observación del increíble atardecer desde el pico Veleta. Puedes consultar aquí nuestra entrada sobre Sierra Nevada, nieve y diversión a un paso de Granada.

 Escaparse a recorrer una tierra privilegiada entre mar y montaña

Por los alrededores de Granada existen multitud de opciones de senderismo y escapadas muy adecuadas para hacer en familia.

Si no disponéis de coche y queréis algo cerquita, tenéis algunas excursiones sencillas: la caminata desde el final del Paseo de los Tristes hasta la Fuente del Avellano, la  excursión caminando junto al río Genil hasta la Fuente de la Bicha que podemos realizar en bici hasta el pintoresco pueblo de Pinos Genil, e incluso subir a la hermita del cerro de San Miguel Alto, desde donde hay vistas increíbles a la Alhambra y toda la ciudad.

Ya con el coche nos podemos desplazar a zonas no ta n cercanas, no puede faltar la clásica excursión a los Cahorros de Monachil con sus puentes colgantes bajo los que discurre el río, o un bañito de verano en las fresquitas aguas del río Dílar.

La Sierra Nevada tan cercana tiene un montón de posibilidades para los amantes de la naturaleza, y no solo de las altas cumbres, existen itinerarios más asequibles para hacer con niños, como la ruta del tranvía, o la visita al Jardín Botánico La Cortijuela.

En invierno, la zona recreativa de Mirlo Blanco es otra opción interesante para disfrutar de la nieve sin necesidad de esquiar.

La Sierra de Huétor tiene también opciones para hacer senderismo con los peques, y dispone de algunas áreas recreativas para hacer picnic. Un lugar muy especial es el bosque de la Alfaguara, con su Arboretum, el antiguo vivero hoy convertido en un itinerario botánico. Otros lugares ideales para disfrutar de la naturaleza a pleno pulmón son Prado Negro o Las Mimbres, o los senderos desde el centro de visitantes de Puerto Lobo.

En verano, la escapada a la costa Granadina también es un buen plan. la Playa de la Herradura (Almuñecar) suele ser un destino muy querido entre las familias locales que huyen de las masificaciones y puede ser una buena opción cercana y de paso tenéis la opción de visitar el Acuario o el Parque botánico el Majuelo.

Si queréis zonas menos concurridas tendréis que alejaros hacía Málaga buscando algunas calas que suelen estar más tranquilas pero cuyo acceso es más complicado, sobre todo para los que tenéis hijos pequeños.

El Valle de Lecrín es otra de las zonas cercanas a Granada y recomendables para visitar por sus pueblos y sus paisajes de naranjos, o la excursión a los Baños de Urquízar, con sus aguas termales.

En la comarca de los Montes Orientales, la visita de las Cueva de las Ventanas de Piñar nos llevará a través del tiempo para conocer como vivian nuestros antepasados desde el Paleolítico.

Además Las Alpujarras nos ofrecen una gran variedad de otras muchas atractivas propuestas para esas escapadas rurales que tanto nos gustan fuera de la ciudad, pero eso será otro contar que merece otra suculenta entrada.

ENTRADAS Y VISITAS GUIADAS

+ info de Granada con niños:

Entradas y visitas por Granada

Planes en Málaga con niños

Planes en Córdoba con niños

 

 

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!