WWOOF: otra forma de viajar en familia

por | May 26, 2011 | Alojamiento, Casas rurales con niños, Consejos, Destinos, Recursos | 1 Comentario

Existen formas alternativas y muy económicas de viajar en familia que en muchos sentidos pueden ser tanto más o más excitantes para nosotros y nuestros hijos que las más convencionales como WWOOF es una red mundial de granjas ecológicas abiertas  donde es perfectamente posible realizar un voluntariado en familia.

Para ilustrar este artículo tenemos el excelente video de la Road 111 una familia aventurera que cubrieron con una autocaravana la ruta entre Barcelona y Sidney y que acaba de pasar en Australia una estancia precisamente en una granja como wwoofers.

 

¿QUÉ ES LA RED WWOOF, CUAL ES SU FILOSOFIA?

La World Wide Oportunities in Organics Farms (WWOOF) es una red mundial de granjas con prácticas ecológicas que promueve y organiza el intercambio  entre los granjeros que necesitan mano de obra y los viajeros provinientes de la ciudad interesada en viajar de forma diferente intercambiando su trabajo voluntario  a cambio del alojamiento y comida gratuita. Los voluntarios de WWOOF se conocen como wwoofers.

Se trata pues de una filosofía basada en el intercambio no monetario, en un win-to-win donde todo el mundo gana incluyendo el planeta tierra ya que para poder ser una granja wwoofer ésta debe ser de producción orgánica (producción sostenible, no uso de pesticidas o abonos químicos, alimentación natural del ganado, permacultura).

La experiencia wwoofer puede ser muy adecuada para todas aquellas familias en busca de unas vacaciones activas y diferentes, que sean amantes del campo, la vida natural y en general una forma de viajar sin prisas.

Las granjas wwoofers no son hoteles rurales o ecoaldeas. Si pensamos que las vacaciones son sobre todo para descansar o/y para poder gozar de ciertas comodidades – y estamos en nuestro perfecto derecho- la opción WWOOF no es para nosotros.

¿QUE TAREAS DE REALIZAN LOS WWOOFERS?

Cada granja tiene unas necesidades o demandas. Pueden ser pintar, cultivar, cocinar, cuidar al ganado, ayudar a construir una casa… Las posibilidades son muy variadas y se especifican en la ficha de cada alojamiento WWOOF. Las horas requeridas de trabajo oscilan normalmente entre un mínimo de cuatro y un máximo de ocho. La comida suele ser ecológica.

Para que la experiencia de voluntariado wwoofer sea un éxito tiene que darse un equilibrio entre las expectativas de las ambas partes, el granjero y los voluntarios.

Debemos tener en cuenta que se nos va a pedir estar motivados para trabajar y que vamos a tener que desarrollar tareas a las que muchas veces no estamos acotumbrados. Se espera que vayamos a aportar, a aprender y experimentar una vida de tipo rural. Por otra parte también es lógico que no queramos estar todo el día trabajando. Así que se trata de buscar ese equilibrio y elegir bien a nuestros anfitriones comunicandole previamente nuestros deseos y expectativas para evitar sopresas negativas para ambas partes.

¿PUEDEN REALIZAR UN VOLUNTARIADO WWOOFER LAS FAMILIAS?

Sí, en multitud de granjas. En la ficha de cada granja especifica si aceptan o no a niños. A menudo dado que uno de los dos padres wwoofers (o los dos si se turnan entre ellos) cuida a sus hijos se puede negociar un pequeño pago compensatorio. De hecho en no pocas ocasiones las granjas están llevadas por otras familias con hijos a los que también les interesa nuestra presencia.

 

¿QUÉ VENTAJAS TIENE PARA NUESTROS HIJOS?

El voluntariado wwoofer fomenta que los niños (y nosotros claro) puedan jugar y enriquecerse con la influencia de otras lenguas y formas de entender la vida. Que tangan un acceso a la vida simple y natural del campo, a los animales  y la naturaleza en general y propicia que adquieran valores como compartir o responsabilizarse de tareas tales como cuidar las plantaciones o dar de comer a los animales.

¿DÓNDE HAY GRANJAS WWOOF?

La red WWOOF tiene su origen en Inglaterra aunque ahora se encuentra extendida prácticamente por todo el mundo, se trata de una red global. Los paises europeos y anglosajones son los que cuentan con más tradición y oportunidades aunque cada vez la red WWOOF está en más paises incluyendo casi toda América Latina y el Sudeste de Asia.

¿DÓNDE NOS ALOJAMOS?

Los alojamientos WWOOF son normalmente rústicos, no podemos esperar un gran confort, así que hay que asegurarse de que se dan unas condiciones mínimas adecuadas a nuestras espectativas. En ocasiones el alojamiento es en tiendas de campañas, puede ser en dormitorios compartidos o en habitaciones privadas o dobles. Esta infomación también figura en la información que proporciona cada granja.

¿CUAL ES EL PERIODO MÍNIMO O MAXIMO PARA HACER UN WWOOFER?

Eso también varía y cada granja lo especifica en su ficha. A los granjeros normalmente les gusta pedir un mínimo de dos semanas o un mes para que tengamos la oportunidad de aprender mínimamente nuetras tareas y de acoplarnos al lugar. El máximo puede llegar a los varios meses !

¿CÓMO SABER MÁS E INSCRIBIRSE?

Primero tenemos que seleccionar la red WWOOF del país o paises que nos interesan. En las webs correspodientes podremos ver una vista previa bastante completa de las opciones disponibles. La mayoría de redes WWOOF nos van a pedir un pequeño pago (entre los 15 y 25 USD, normalmente se paga via Pay Pal) para poder obtener las direcciones concretas de contacto las granjas que se ofrecen y hacerlo como wwoofers registrados. Esto permite asegurar la calidad del servicio.

A partir de ese interés inicial nuestro se trata de leer con atención todas las posibilidades e ir escribiendo en las deseadas para cuadrar fechas y condiciones. Es aconsejable escribir a varias porque no es raro que cueste obtener respuestas. Si por algún motivo no podemos cumplir con nuestro compromiso la red WWOOF siempre agradece notificar cualquier contratiempo a la granja.

Y nada más, ahora, y como dicen Patrick de la Road 111 “apaga la tele y vete al campo”.

+ info:

Red WWOOF Internacional

Un voluntariado en familia en La Flor del Paraiso en Costa Rica

 

 

¡Comparte con tus amigos y familiares!

1 Comentario

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Max

Fundador de Familias en Ruta. Amante del turismo rural y la naturaleza. Ser padre me ayudó a reafirmar mis prioridades vitales. Ya sea sólo , en pareja o con mis hijos, he recorrido media Europa, Marruecos y multitud de países de América Latina. Pensar en el siguiente viaje me ayuda a sentirme vivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños