10 razones para veranear con niños en el Pirineo francés

por | Abr 21, 2010 | Consejos, Destinos, Recursos | 2 Comentarios

Como aficionados a conocer la montaña, el campismo y el senderismo el Pirineo francés nos ha llamado la atención desde que pudimos divisar su fantástico verdor desde el lado sur de la frontera. Hemos estado varias veces con nuestra hija y nos parece de verdad que vale la pena. Es curioso pero siendo un país vecino parece que a veces la frontera es más una barrera mental que real, por qué nos cuesta tanto cruzarla para rutear por Francia? Desde luego no es que nuestro Pirineo desmerezca en absoluto pero os aseguro que bien vale una expedición hacia la cara norte. Estas son nuestras 10 razones clave para recomendar veranear con niños pot los pirineos franceses y por extensión por toda la Francia rural.

1. Buenas vias de acceso y para transitar. Francia es país pionero en esto de los vehículos y la conducción. Cuenta con buenas y bien señalizadas rutas trufadas de unas abundantes áreas de servicio que  están entre las mejores de Europa y casi siempre incluyen áreas de pic-nic y de juegos para niños. A destacar también que en Francia se encuentran numerosas y bien preparadas oficinas de información turística que os recomiendo visitar cuando vais a estar por una zona varios días.

2. Variedad de alojamientos rurales. Francia es perfecta para el turismo rural y cuenta con un sin fin de tipologías de alojamiento con todo tipo de precios disponibles pero siempre con un mínimo de calidad europea asegurada: Les Chambres d’hôtes que traducido vendrían a ser como casas de huéspedes. Son familias que ofrecen de forma profesionalizada y a la vez cercana habitaciones de su casa para hospedaje. Todas ofrecen desayuno y muchas table d’hôtes, o sea, una cena menú casera y muy elaborada que comen en una mesa común todas la personas alojadas. Eso si, traten de ser puntuales ya que la cena suela ser a las 8. Gîtes d’etape: Alojamientos situados en lugares estratégicos de caminos o senderos. Las gîtes de sejour son  una variante de las gîtes d’etape y están dirigidas más específicamente a familias o grupos y cuentan con precios más bajos y habitaciones comunes de diferente capacidad. Son el equivalente a nuestros albergues.

Para las familias montañeras más preparadas Francia cuenta también con una tupida red de refugios de montaña.

3. Alquiler vacacional de casas independientes. En toda Francia y al menos en el Pirineo francé y sobre todo si vamos con niños la opción de alquiler de casas es bastante recomendable si vamos por varios días o con otras parejas amigas tambiénn con niñ@s.  Primero porque nos permiten una independencia y flexibilidad horaria y porque podemos controlar mejor los horarios y tipos de comidas y despues porque los precios en muchos casos…son más económicos que en España!!. Además hay bastante variedad y muchas de ellas están situadas en pueblecitos o lugares bien verdes. Se trata delas gîtes ruraux son casas independientes rurales que se pueden alquilar por fines o semanas enteras

4. Facilidades de acampada. Toda Francia cuenta con abundantes campings. Algunos son sofisticados y ofrecen bongalows (mobile homes).  Otros especialmente en areas de montañade  muchos municipios, ofrecen una zona de acampada munincipal con los todos los servicios básicos y precios ajustados. Además podemos encontrar la fórmula de camping à la ferme: áreas de acampada acondionadas y con precios económicos junto a granjas o casas de campo donde a menudo también los propietarios ofrecen servicio de comida. En parques naturales a más de 2.000 metros la acampada es libre y está permitida.

5. Paraiso para la autocaravana y las furgonetas camper. Para los que van con autocaravana o camper el pirineo francés es un paraiso ya que siempre hay zonas habilitadas y sin acoso policial siendo estando esta forma de viajar bastante extendida.

6. Parques y zonas naturales bien cuidadas. Para los que disfrutan como enanos entre el verde de la montaña sepan que en el pirineo francés existen diversos y cuidados parques y zonas naturales protegidas y a salvo de aglomeraciones. Los caminos de montañas suelen estar bien señalizados y existe una impresionante cultura del paseo y el senderismo. No es extraño poder observar a niños de corta edad acompañando a sus padres por toda clase de caminos. El GR10  es una mítica ruta montañera que cruza el pirineo del Mediterraneo al Cantábrico y muchos de sus tramos son perfectamente adecuados para niños montañeros.

7. Abundante oferta de parques divulgativos y de animales. Digamos especialmente para los visitantes con niños que en el Pirineo francés encontraremos otra de las especialidades francesas: los parques de animales donde en muchas ocasiones se deja a los niños tocarlos. Eso si, atención porque los hay no tan bien cuidados. También son una constantes en general los parques que tienen que ver con la divulgación científica o de corte más futurista. También muchas granjas ofrecen posibilidades de visitas y actividades con niños.

8. Termoludismo accesible. Además el Pirineo francés está trufado de termasde aguas naturales –bains–  donde a partir de una cierta edad según los casos puedenién también entrar los niños y podeis toda la familia disfrutardel termoludismo. No pocas de estas instalaciones son de titularidad municipal y ofrecen precios asequibles.

9. Oh la lá, como se come!. Para paladares inquietos os diré que a los franceses, verdaderos inventores de la restauración moderna, les encanta hacer honor a su tradición gastronómica con sus ofertas para viajeros y veraneantes: en carta o plat du jour (algo así como la opción menú) podremos encontrar variedad de oferta propia donde no faltarán en uno u otro lugar sus crêpes dulces y salados, quichés, magrets, fromages (quesos), fois, mermeladas  o ricas ensaladas aliñadas con sus características vinagretas que harán las delicias de los peques. También es muy habitual encontrar la opción del menú infantil. En Francia se come entre las 12 y las 2 de mediodía y se cena sobre las 8. Los restaurantes con  distintivo Le Bristot du Pays representan una garantía de tradición francesa con una buena relación precio calidad. En los supermercados es fácil encontrar opciones de comida ecológica.

10. Precios competitivos. Sí, sí, has leido bien. Los precios en la Francia más rural y alejada de Paris son plenamente competitivos si los comparamos con los españoles y no es de extrañar que en algunos aspectos como los campings, alquiler vacacional de casas o el acceso a determinados servicios públicos como las piscinas públicas o los parkings sean incluso más económicos. Ah!, y algo a tener en cuenta: muchas de las fechas en españolas claves de puentes y festividades como la Semana Santa o el día de la comunidad con más altos precios y aglomeraciones no lo son en Francia donde encontraremos precios más moderados y más facilidad para reservar.

Viajar al país vecino con niños supone que a relativamente poca distancia los niños pueden empezar a familiarizarse con la sensación de viajar y de vivir la diversidad y la aventura de estar en el extranjero: practicar y escuchar la lengua francesa, observar otras costumbres y usos, etc.

¡Comparte con tus amigos y familiares!

2 Comentarios

  1. Raül

    Hola

    Me gustaría saber si conocen zonas de acampada controlada en los pirineos franceses y si me pueden facilitar el contacto

    un saludo

    gracias

    Responder
    • max

      Raul no tengo a mano ningún listado sin embatgo te digo que en la mayoría de pueblos de los pueblos más montañeros de Francia el mismo ayuntamiento tiene zonas de acampada controladas con todos los servicios mínimos y a precios asequibles. En Francia existe una gran tradición y oferta campista y por ejemplo en las pistas rurales de todo el país la circulación de motos y quads está prohibida. Otra cosa: en todos los parques naturales franceses está permitida la acampada a partir de 2.000 metros y es muy frecuente acampar junto a refugios. (aquí vamos en sentido contrario, da pena pero es así. Todavía nos queda mucha que aprender de Europa)

      Responder

Deja un comentario

SOBRE EL AUTOR

Max

Fundador de Familias en Ruta. Amante del turismo rural y la naturaleza. Ser padre me ayudó a reafirmar mis prioridades vitales. Ya sea sólo , en pareja o con mis hijos, he recorrido media Europa, Marruecos y multitud de países de América Latina. Pensar en el siguiente viaje me ayuda a sentirme vivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NUESTRA GUIA DE VIAJES

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Únete a las familias en ruta!Los mejores planes para viajar con niños

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.