Si estás pensando en viajar a Cáceres con niños aquí vas a encontrar una selección práctica e inspiradora de planes acompañadas de un práctico mapa que verás más abajo con todos ellos localizados para que no te pierdas nada porque, ya te lo adelanto, en Cáceres hay mucho y bueno para ver y gozar en familia.

Aunque resulte soprendente la provincia más septendrional de Extremadura es todavía poco conocida a pesar de su cercanía a poco más de dos horas de Madrid. En no pocas ocasiones se tiene la equivocada de que Cáceres es un territorio árido cuando en realidad ofrece especialmente en su parte norte una cantidad de piscinas naturales, cascadas, pozas y embalses ideales para el baño en primavera o verano año además de frescos bosques de castañares y cerezos que se tiñen de tonalidades ocre invitándonos a pasear por uno de los otoños más bellos y espectaculares de la Península Ibérica.

Pueblos medievales estupendamente conservados y recuperados, una de las capitales de provincia más bellas de España Patrimonio de la humanidad por la Unesco, gran oferta de alojamientos rurales, monasterios y villas señoriales cargadas de Historia, uno de los mejores lugares para avistar aves de toda Europa y una portentosa gastronomía son solo algunos de los argumentos para afirmar con rotundidad que este es un destino perfecto para viajar con niños para las familias que buscan escapar del rugido de la ciudad buscando el bálsamo de autenticidad rural y una espléndida naturaleza mediterránea por descubrir

Casas rurales y hoteles en Cáceres con niños

Si bien la provincia de Cáceres ofrece una amplia gama de alojamientos siempre es recomendable reservar con tiempo. Puedes consultar aquí un comparador de hoteles en Cáceres así como consultar apartamentos en Cáceres. A destacar la estupenda oferta de casas rurales en Cáceres. Como opciones familiares nosotros destacamos:

Boutique Apartaments Suite La Concepción

Viajar a Cáceres

Modernos y acogedores, los Apartaments Suite La Concepción es una de las mejores opciones de apartamento en Cáceres con niños situado a tan solo a 360 metros de la iglesia de San Juan, con habitaciones familiares, cocina equipada, restaurante en el que se sirve el desayuno, piscina exterior y terraza además de una zona de salón compartida. Se puede hacer el check-in automático no importa la hora de llegada.

Apartamentos Rurales El Rincón del Jerte

Cáceres en familia

El Rincón del Jerte es un pequeño y encantador complejo de cinco casas de madera rústica con cocina equipada situadas en Rebollar, el corazón del Valle de Jerte, en una finca de 7500 m2, a 200 metros del río, un paraje rodeado de cerezos y con estupendas vistas. Ofrece WIFI, piscina comunitaria (vallada y de sal), huerto ecológico y una zona con columpios y pequeña biblioteca, ping-pong y juegos de mesa. Además huerto propio y árboles frutales (cerezos) de cultvo ecológic.

Finca La Ramallosa

La Finca La Ramallosa es una excelente opción en la Sierra de Gata siendo la tradicional casa rural de piedra entre los olivares y robledales con una piscina al aire libre en temporada y a la vez cercana zona de baño natural. Posibilidad de desayuno incluido y restaurante que utiliza aceite de oliva producido en la misma finca. Servicio de alquiler de bicicleta.

El Solitario

Cáceres con niños

Casa rural el Solitario

El Solitario es un complejo de turismo rural enclavado en Valle del Ambroz, al norte de la provincia de Cáceres cerca de la Covatilla y a 55 km del Valle de Jerte. Cuenta con diversas opciones de alojamiento. 4 apartamentos y 4 casitas rurales. Nueve bungalows (chozos) de 2 a 8 plazas y un albergue de 55 plazas distribuidas en 11 habitaciones todas con baño. Mini Granja. Habitaciones adaptadas a personas con movilidad reducida y algunas con pequeña cocina dentro.

.

 Casa rural Las Lucías

Casa rura Las Lucias

Las Lucias

La casa rural Las Lucías está en pleno espacio protegido del Geoparque Villuercas, un lugar perfecto para desconectar que ofrece unas espectaculares vistas a las sierras de Altamira y Carbonera. Alojamiento de orientación agro-ecológica rodeada de más de 300 especies de árboles frutales. Dispone de seis dormitorios equipados con baño propio y ofrece masajes, tratamientos corporales y talleres relacionados con la salud y la naturaleza.

Cosas para ver y hacer en Cáceres con niños

1. Adentrarse en una capital patrimonio de la Unesco

Para entrar a Cáceres con el mejor pie y situaros bien no hay como apuntarse a un tour gratuito guiado que recorre y explica en un paseo de hora y media los mayores tesoros del centro histórico de Cáceres, una de las capitales de provincia más bellas de España y uno de los conjuntos históricos urbanos mejor conservados de Europa declarada por méritos propios Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y (casi más importante aun) escenario de Juego de Tronos.

Todo un viaje al Renacimiento. Lo primero que llama la atención en el centro de Cáceres el la cantidad de torres que existen, un total de 22. ¿Las contamos?

Ya sea con este tour gratuito, donde conocer un montón de anécdotas y curiosidades históricas o por nuestra cuenta, un buen paseo por las joyas de Cáceres empieza en la Plaza Mayor donde destacan sus tres monumentos más emblemáticos: la Torre de la Hierba, la Torre de los Púlpitos (construidas en la época hispano-musulmana) y especialmente la Torre de Bujaco, todo un símbolo de la ciudad que alberga el interesante museo de historia de Cáceres y en su parte superior, un mirador accesible donde divisar una preciosa perspectiva de la Plaza Mayor.

Cácerescon niños

Torre de Bujaco. Fuente: Civitatis

Atravesando el Arco de la Estrella, puerta de entrada a la parte más medieval nos espera la Catedral de Santa María en la que pueden apreciarse elementos de estilo románico, gótico o mudéjares.

La siguiente parada es la Iglesia de San Francisco Javier una de los templos más queridos por los cacereños que con sus dos características son otro de los iconos de la ciudad. A pocos metros se haya el Museo Provincial de Cáceres y dentro el antiguo Palacio de los Veletas donde se conserva en estupendo estado y puede verse un precioso aljibe andalusí.

Desde la Plaza de las Veletas, cruzando la antigua judería nos espera una nueva torre, la del  Baluarte de los Pozos. Se trata de un pequeño fuerte hispano-musulman que defendía unos valiosos pozos donde ahora puede verse una pequeña exposición sobre aquel periodo histórico, además de un bonito jardín y un mirador.

Cáceres con niños

Visita teatralizada por Cáceres. Fuente: Civitatis

La mejor manera complementaria a la visita por el centro de Cáceres con niños es este tour teatralizado que donde unos juglares explican de la manera más divertida y didactica los secretos e historias que despertarán la curiosidad de los peques. Una divertida posibilidad puede hacer un tour por Cáceres en tuk tuk eléctrico

El ambiente del centro de Cáceres es excelente e invitan a dedicarle un buen tiempo. Tres recursos que os pueden interesar en el centro de Cáceres con niños son: Para una dulce parada La Guinda, una de las mejores pastelerías y heladerías de Cáceres en la Playa Mayor. La Librería Fábula para ojear y comprar libros infantiles y el bello Gran Teatro motor cultural de la capital con una programación estable de teatro, marionetas y música para toda la familia.

Sin lugar a dudas Cáceres es una ciudad ideal para visitar en familia. Siendo peatonal en su mayor parte, un portabebés os resultará más útil que el carrito o un cochecito ya que en su recorrido de calles empedradas hay algunas cuestas y escaleras.

Parques de juego y zonas verdes

Viajando a Cáceres con niños resulta perfecto combinar el recorrido por tanta belleza histórica con algunos de sus parques, zonas verdes y de esparcimiento de la ciudad donde los peques pueden correr y jugar a su aire.

Existen zonas de juegos infantiles en el Paseo de Cánovas, Fratres, Ana Mariscal, la Mejostilla, Cayetano Polo, Plaza de Italia, o Plaza de la Concepción, cercano este último a la Plaza Mayor.

Cáceres en familia

Zona de baño y recreo GuadiPark, Cáceres

Una zona verde (a punto de ser reformada) donde descansar, esparcirse y hacer un picnic es el Parque del Príncipe, en el corazón de la ciudad entre la Avenida Hernán Cortés y la Avenida Rodríguez de Ledesma. Es un amplio espacio verde con un estanque central y un Museo de Esculturas al Aire Libre y, en su entrada, un pequeño jardín botánico.

Otra área de recreo abierta todo el año especialmente de agradecer cuando la calor aprieta. Saliendo de la ciudad es el recientemente renovado GuadiPark (a 8 minutos en coche, junto al Pantano de Guadilobo) muy apreciado por las familias locales, con oferta gastronómica, módulos de juego y donde os podéis bañar en alguna de sus piscinas.

.

2. Buscar a la manada para salvar a Lobu

Una propuesta para unas vacaciones en Cáceres con niños repleta de imaginación y actividades divertidas. Entre los Valle del Jerte, la comarca de la Vera y el Ambroz, los afortunadas familias que se apunten a Lobu, en busca de la manada tendrán la misión de encontrar a un cachorro de lobo para que vuelva con su manada.

Lobu vacaciones en familia

Un programa familiar donde no faltarán pruebas para resolver, enigmas y fantasía para que los niños sientan el poder de la cooperación y de pertenencia al grupo a través de un programa de actividades para toda la familia como kayak, talleres, paseos y visitas, veladas nocturnas o rocódromo entre otras.

Lobu, en busca de la manada transcurre en un entorno natural que cuenta entre su fauna a buhos, ciervos, águilas reales, buitres o gatos negros. Cinco días para viajar a tu infancia y disfrutar con los peques de la casa del poder de la imaginación.

.

3. Respirar vida en una reserva de la biosfera

Al norte de Cáceres en el Parque Nacional de Monfragüe nos espera uno de los mayores tesoros ecológicos y paisajísticos de España digno de figurar en cualquier ruta a Cáceres con niños que se precie. Podéis ver aquí una completa visita para dejaros llevar.

Viajar a Cáceres

Parque Nacional de Monfragüe

Comprendido entre los municipios de Plasencia, Navalmoral de la Mata y Trujillo este parque declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO es uno de los puntos de mayor relavancia ornitológica de toda España donde pueden verse a simple vista colonias de buitres leonados, buitres negros y avistar cigüeñas negras, halcones peregrinos, buhos reales, águilas imperiales entre otras.

Este gran espacio natural que ocupa de unos 32 kms. de largo por unos 8 kms. de ancho (19.000 hectáreas) es una bendición para la vista. En su territorio más seco se alternan las dehesas de alcornoques y encinas con sus características jaras mientras en las zonas más húmedas crecen los  arbustos de madroños, brezos y los durillos brotan en la falda de sauces, acebos y fresnos. En sus armoniosos valles los ríos Tajo y el Tiétar fluyen entre barrancos formando refugios en los que ahacen sus nidos rapaces y otras muchas especies.

Conviene pasarse a la entrada por el Centro de Interpretación del Parque Nacional de Monfragüe situado en En Villareal de San Carlos, el único núcleo urbano del parque. Allí, en una antigua iglesia reconstruida, está el Museo Vivo muy recomendable para familias.

Otras actividades divertidas para hacer en familia en el Parque de Monfragüe son:

Romagordo: Visitar la Casa de los Aromas en este precioso pueblo que bien merece un buen paseo. No os perdáis sus murales y el Centro de Interpretación de la Ruta de los Ingleses.

En Torrejón el Rubio su Centro de Arte Rupestre. Con atención a la programación de sus talleres sobre arqueología para niños. Para profundizar la empresa Culturas Primitivas ofrece rutas guiadas sobre las huellas de la presencia de hombre en este territorio desde la prehistoria.

Castillo de Monfragüe. Una atalaya privilegiada. Desde las ruinas de este antigua fortaleza hispano-árabe restaurado y visitable se observan las hermosas vistas de como el Río Tajo recorre todo el parque.

Observatorio Astronómico de Monfragüe que ofrece explicaciones adaptadas a los peques y sesiones prácticas de observación del espacio con telescopio.

.

4. Hacer la ruta de sus ciudades más señoriales

Plasencia

Catedral de Plasencia. Fuente: Civitatis

Situada orillas del río Jerte, Plasencia es la ciudad más cercana al Parque de Monfragüe. Es considerada con frecuencia como capital del norte de Extremadura, llamada la Perla del Valle. Es un destino turístico importante por su historia, personalidad y monumentos así como por ser un punto geográfico ideal para explorar el norte de Cáceres con niños.

En una villa monumental y con tanta solera como Plasencia hay que ver las torres de la Casa Consistorial, el Convento de Santo Domingo (donde se encuentra el Parador de Turismo) y las Catedrales Vieja y Nueva.

Otra delicia para disfrutar de Plasencia en familia es el conocido como Parque de los patos llamado en realidad Parque de los Pinos. Ocupando 5 hectareas es el pulmón a la ciudad donde se encuentran una destacada variedad de especies de plantas y árboles (pinos, encinas, alcornoques, sequoya o ginkgos biloba), aves acuáticas aves acuáticas (patos, cisnes, cigüeñas, gansos garzas o grullas) y un bonito museo de esculturas al aire libre así como un pequeño acuario con tortugas.

Para descubrir más podéis informaros de las rutas guiadas en bicicleta y turismo activo de Jarama Outdoor y/o dejaros llevar por esta visita guiada a Montfragüe, Pasencia y Yuste.

Trujillo

Viajar a Cáceres

Plaza Mayor de Trujillo, Cáceres

Ser el nombre pueblo más buscado de Extremadura en Google no está al alcance de cualquiera. El origen de Trujillo se remonta a los romanos, llegó a ser una ciudad amurallada en época hispano-musulmana, muy codiciada y finalmente conquistada por los cristianos.

Su esplendido casco viejo nos espera entre los medieval y lo renacentista. Una ciudad de casonas y palacios de linajes a los que pertenecen algunos de los conquistadores más conocidos de los que era el Nuevo Mundo como Pizarro (ver la Casa Museo Pizarro) y Orellanda.

Trujillo es un lugar perfecto para acercarse a conocer en familia desde otra perspectiva el periodo de la Conquista de América con sus luces y sus sombras. Otro espacio para no perderse es el Museo de la Coria ubicado en el desaparecido Convento de San Francisco el Real, un espacio cultural dedicado a la historia de Iberoamérica con especial atención a Extremadura en su relación con la cultura mestiza.

Y por supuesto ninguna visita a esta noble villa está completa sin una visita al Castillo de Trujillo, un estupendo castillo de origen hispano-musulmán. Descubre más en esta excursión guiada que combina la visita de Guadalupe con Trujillo.

.

5. Avistar aves majestuosas

El avistamiento de aves (birdwatching en la comunmente usada acepción inglesa) es una actividad que no deja de sumar adeptos. La emoción de la observar animales en libertad en su propio hábitad no tiene comparación y es algo perfectamente recomendable especialmente con los niños más grandecitos.

Águila imperial ibérica

Cáceres es uno de los mejores lugares para hacerlo de toda la Península Ibérica. Os podéis convertir en ornitólogos por un día y experimentar la naturaleza de una manera especial observando  especies de aves protegidas como la avutarda o el buitre.

Si os queréis iniciar os recomedamos este actividad de avistamiento de aves. Desde el centro de Cáceres se sale a las afueras, donde se encuentran algunas de las especies de aves más comunes de la región, pero difíciles de encontrar en otros lugares de Europa.

Después de recibir una interesante formación de ornitología y saber como realizar un buen avistamiento se sale a recorrer algunas de las correremos zonas salvajes de Cáceres durante dos hora.

Acompañados de los guías es altamente probable observar aves rapaces de la majestuosidad las águilas reales o imperiales, buitres, cernícalos, milanos, o aguiluchos así como otras protegidas como abubillas, abejarucos, avutardas  y estilizadas cigüeñas.

Finalmente se visita el Centro de recuperación de fauna de Sierra de Fuentes antes de regresar nuevamente a Cáceres. Más información aquí.

.

6. Bañarse en la magia de La Vera

Pon un poco de picante en tu vida. La comarca de La Vera es una mina para los amantes del turismo rural y del buen comer donde desgustar el auténtico pimentón de la Vera uno de los mejores pimentones del mundo. Como interesante curiosidad esta comarca es muy conocida por ser un lugar donde tantas parejas y familias neorurales han empezado una nueva vida lejos de la ciudad.

Garganta de la Olla

Vale la pena dedicarle como mínimo un dia completo. Siguiendo como hilo conductor la notable presencia del agua una ruta imprescindible por sus pueblos más pintorescos empezaría en Jaraiz de la Vera, (y su museo del Pimentón) seguiría por Cuacos de Yuste y su Monasterio de Yuste (que explicamos más abajo) y acabaría en Garganta de la Olla, para no pocos muchos viajeros el pueblo más bonito de toda la comarca, declarado como Conjunto Histórico Artístico.

A los visitantes a Cáceres con niños les encantará saber que en esta comarca se encuentran estupendas pozas y piscinas naturales. Preguntad por la más cercana a los locales. Entre todas destacan las pozas y Cuacos de Yuste y el Lago de Jaraiz de la Vera, una espléndida playa fluvial y reclamo ideal para un baño en familia.

Hotel Parador en Jarandilla de la Vega

Todavía más. Para los más curiosos el pueblo de Jarandilla de la Vera es otro tesoro mágico y un pueblo muy orientado al turismo familiar donde se encuentra el precioso Parador de los Condes de Oropesa, uno de los más reconocidos de Extremadura donde el emperador Carlos V pasó sus últimos días antes de dirigirse al Monasterio de Yuste, un paseo ideal para hacer con niños. Muy cerca del parador una fortaleza del Siglo XIII y un puente romano…bajo el que encontraréis la zona recreativa de Puente Parral, una de las zonas de baño más bonitas de toda la zona.

En este pueblo se encuentraba (al menos hasta hace poco) la Librería Tirinanas, una cafetería y centro socio-cultural que ofrece cuentacuentos, talleres o espectáculos de marionetas. Dos empresas locales que ofrecen turismo activo y rutas guiadas en la naturaleza en la comarca son Conyegar así como Action Vera.

.

7. Descubrir el último refugio de un emperador

El Monasterio San Jerónimo de Yuste (comarca de La Vera) es un además de monasterio una casa-palacio famoso por ser el escogido por el Rey Carlos I para pasar sus últimos días tras haber abdicado del trono en favor de su hijo Felipe II.

Monasterio de San Jerónimo de Yuste. Fuete Civitatis

El monasterio se encuentra enclavado en plena Sierra de Gredos, en la localidad de Cuacos de Yuste. Además de su convento de retiro monacal se pueden visitar sus  jardines. Respirar la tranquilidad del enclave, la leyenda que desprenden su paredes y descubrir la pequeña casa donde el emperador vivió sus últimos días hacen de él en una visita original que sorprenderá a tus peques. Infórmate sobre la Ruta del Emperador Carlos V del camino de 26 kms que recorrió el monarca desde la preciosa Jarandilla de la Vera hasta Yuste.

Si tenéis tiempo no dejéis de visitar el Cementerio Alemán militar de Cuacos de Yuste, muy cerca del Monasterio, este camposanto único en España y la historia que hay detrás no os dejará indiferentes.

.

8. Perderse entre un millón de cerezos en flor

El Valle de Jerte una de las zonas más bellas de Extremadura, un espacio natural privilegiado al norte de Cáceres declarado Bien de Interés Cultural.

Entre lo más célebre de esta comarca destaca la  floración de más de un millón de cerezos que tiene lugar  floración en primavera (entre marzo y abril) todo un espectáculo para la vista y el alma que al olor de sus pétalos se le suma el suave tono blanco de sus flores y, claro está, el sabor y la deliciosa textura de las cerezas extremeñas.

El Valle del Jerte también está espléndido en otoño donde también brilla por un bello paisaje de bosques caduciformes con sus  característicos colores, marrones de tonos ocres y naranjas. En invierno esta comarca de altitud se cubre de una capa blanca de la escarcha y no pocas veces por la nieve.

Descubre en este recorrido algunos de sus secretos. Los rincones para no perderse en el Valle del Jerte que harán las delicias de las familias más excursionistas en Cáceres con niños son:

Valdastillas y Piornal. Todo un clásico excursionista, la Cascada de Caozo en Valdastillas y su espectáculo de las aguas frescas es una gozada paisajística que llega a su mayor esplendor acomañada por los cerezos en flor.

Cascada del Caozo

Es sendero que se puede recorrer por diferentes vías más y menos largas. También es posible aparcar el coche cerca de la cascada. Otras dos preciosas cascadas en esta zona son las de Calderón y Marta.

La Ruta circular de los Castaños en Casas del Castañar es otro de los clásicos del montañismo extremeño. Se trata de un sendero de 4 kms que transcurre entre castaños centenarios y cerezos. Empieza en la zona más alta de Casas del Castañar, junto a la Casa de Cultura donde arranca el sendero bien indicado que va ganando altura hasta la zona de los castaños donde ya no pueden circular los vehículos.

La ruta de senderismo sigue por una estrecha senda de subida, hasta alcanzar un grupo con otros cinco castaños. Se continúa torciendo a la derecha por una pista, hasta observar otro ejemplar de castaño, y se llanea entre robles hasta un claro del bosque y, de nuevo, un castaño a cien metros de la pista. El camino cicular regresa a Casas del Castañar. Otros agradables paseos cercanos para toda la familia son La Ruta de la Era de San Bernabé y la que une la Ruta Cordel del Valle con Cuadrilleros

La Garganta de las Nogaledas también conocida como ruta de las cascadas Nogaledas es otro de esos parajes a cuya belleza no suelen hacerle justicia las fotos, hay que venir a verlo. Localizada en pleno Valle del Jerte en Navaconcejo, esta ruta a pie está rodeada de cerezos y está repleta de hermosas y altas cascadas.

El pueblo de Tornavacas (municipio de Piornal) es el más alto de Extremadura con sus 1.174 metros es uno de sus miradores privilegiados del Valle del Jerte.

La Reserva Natural de Garganta de los Infiernos (cuenta con Centro de Interpretación) otro de los rincones naturales más conocidos del Valle del Jerte. Lugar habitual para practicar el barranquismo, está llena de saltos y cascadas. Muchos de sus secretos que sólo puedes descubrir a través de caminos restringidos con vehículos 4 x 4 autorizados.

En este espacio se encuentran Las Marmitas Gigantes, grandes pozas excavadas en la roca por la erosión de miles de años destacando el popular paraje llamado los Pilones, una de las zonas de pozas y piscinas naturales más bellas de toda España.

Para dejarse llevar por los que saben podéis apuntaros por una excursión guiada por el Valle del Jerte.

.

9. Volver al medievo en la Sierra de Gata

Sierra de Gata es uno de esos lugares perfecto para volver al medievo, repleto de lugares singulares, salpicado de chozos (construcciones circulares de piedra de los pastores), marcado muy especialmente por su carácter de comarca fronteriza entre Portugal y España y dentro de ella con Salamanca. Una mezcla de influencias que hacen de todas los pueblos de Sierra de Gata un lugar especial que no se olvida fácilmente.

Vistas de Coria. Fuente: Civitatis

Una ruta perfecta para un día en la Sierra de Gata podría empezar en el Monasterio de El Palancar, en Pedroso de Acím, el más pequeño del mundo con sus 65 metros cuadrados.

La siguiente etapa parada es Coria, una de las poblaciones más importantes del Valle del Alagón. Podremos visitar su casco antiguo, donde destaca la gótica Catedral de la Asunción y no perderse una de las fortificaciones más destacadas de Cáceres: el Castillo de Coria, ya casi a punto pero todavía no visitable.

En esta población se encuentra el remarcable Jardín Botánico de Coria, un espacio de educación ambiental donde se resume y muestra lo más caraceterístico de la flora mediterránea de Extremadura. Con algo más una hectárea de extensión esta es una visita muy atractiva en Cáceres con niños en un entorno seguro lleno de estímulos interesantes donde aprender a reconocer los cuatro ecosistemas más comunes de Extremadura como son los alcornocales, la riberas, los encinares y los robledales.

Retornamos hacia la Sierra de Gata para acercarnos a algunos pueblecitos de interés turístico regional, como son es el precioso San Martín de Trevejo, donde el agua corre por las regateras de sus callejuelas empedradas y todavía se escucha hablar la fala, una antigua lengua romance galaico-portuguesa propia del lugar.

Cáceres con niños

Preciosas calles de Trevejo.

A continuación no puede faltar San Martín de Trevejo, conocida en Extremadura por ser la última aldea del medievo y donde merece una visita el Castillo de los Templarios. Por último otra de los tesoros que nos reserva esta Sierra es Robledillo de Gata, un pueblo de cuento que nos enamorará con sus calles empedradas y su arquitectura tradicional, así que tened bien preparados móviles y cámaras.

Para un baño perfecto a los pies de la sierra destacan dos emplazamientos. Por una parte el Embalse de Borbollón, donde se puede hacer vela, además de ser un buen lugar donde se observan grullas o garzas en los meses invernales. Por la otra las dos hermosas piscinas naturales de Acebo con zona acondicionada para el descanso. Consulta aquí la guía de las piscinas naturales de la Sierra de Gata, lugares para disfrutar y cuidar.

Y para dejarte llevar por los que saben os podéis enrolar en familia en esta excursión por los pueblos de la Sierra de Gata

.

10. Descubrir la Extremadura más pura

Realmente este es uno de los últimos secretos de Cáceres una tierra a la que su secular aislamiento ha contribuido a convertir en uno de los destinos de naturaleza y turismo rural más interesantes de toda Extremadura.

Meandro Melero, una de las vistas más bellas de Extremadura

Una posible ruta de un día empezaría idealmente con unas vistas que cortan el aliento sobre el Meandro del Melero desde el Mirador de La Antigua al que se accede por una pista y que en otoño es un punto perfecto para obervar la berrea.

Hacia el norte a algo más de 21 kms la primera etapa es ideal para quedar embelesado con la arquitectura de las Hurdes en localidades con la autenticidad del Ladrillar y, especialmente, Riomalo de Arriba y sus casas de estilo tradicional, reducidas casas de pizarra, barro y madera que se mimetizan perfectamente con el entorno.

En dirección oeste a Nuñomoral y girando hacia El Gasco el recorrido es de una belleza memorable con elevados miradores, riachuelos y saltos de agua por doquier. Un paisaje de agua y naturaleza que parece ilimitado.

Una segunda ruta alternativa para descubrir Las Hurdes podría empezar perfectamente desde Granadilla, una ancestral villa (con un estupendo merendero) localizada en la minúscula península que forma el embalse Gabriel y Galán. Fundada por los hispano-musulmanes en el SIX este enclave colgado en el tiempo nos invita a pasear por su perímetro amurallado y sus callejas empedradas.

Seguiría una parada en El Gasco, una alquería en la que destacan notables restos de la Edad de Bronce. Aquí puede pasararse la Cascada  Miacera, un espectacular chorro de agua muy cercana al pueblo. Para saber lo que es una típica casa hurdana de verdad hay que acercarse al Centro de Interpretación Casa Hurdana.

Exterior del Castillo de Granadilla. Fuente: Civitatis

Por último nos espera Riomalo de Abajo, una de los tesoros de esta mancomunidad de las Hurdes. Recorrer su casco viejo, envuelto en senderos y la construcción tradicional de sus callejuelas conseguirá llevaros a toda la familia a otra época.

En ese punto conectaríamos de nuevo con la primera etapa de nuestra primera ruta pues cerca se puede divisar desde el mirador de La Antigua el Meandro del Melero, que forma parte del río Alagón, tenido por muchos como uno de los parajes más cautivadores de toda Extremadura. Nada como dejaros llevar por los que saben y apuntaros a una excursión guiada por las Hurdes.

.

11. Seguir los pasos de la Reina Isabel

Todo un descubrimiento esta comarca de la que no habíamos oido hablar antes de abordar esta guía y que desde ya  forma parte de mi lista de futuros viajes.

La estampa que da la bienvenida al pueblo de Guadalupe es de aquellas que hacen exclamar. Parece un castillo pero es un pueblo..y que pueblo!

Guadalupe es un municipio que nace muy unido a la devoción por la Virgen de la que toma el nombre. Merece ser paseado con calma admirando sus balcones, disfrutando de un pueblo donde los niños pueden corretear jugando seguros. Guadalupe irradia Historia y tranquilidad por sus cuatro costados, solo comentaros que es el pueblo donde los mismísimos Reyes Católicos se retiraban a descansar ya da cuenta de su importancia.

Real Monasterio de Guadalupe

Cáceres en familia

Monasterio de Guadalupe

El Monasterio de Guadalupe es su monumento estrella, un lugar emblemático construido entre los S. XIII al XVIII Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Aparentando ser una enorme fortificación cuya silueta se levanta en la sierra de Valluercas, casi en los límites de la provincia de Toledo este monasterio es un bello conjunto histórico donde puede admirarse la llamada pequeña Capilla Sixtina una de las  sacristías más bonitas de toda España además de un el museo de pintura y escultura que cuenta con obras de Zurbarán, Goya o el Greco.

Rincón del Geoparque de Villuercas en Cáceres

Este monasterio es una de etapas destacadas de la recién creada Ruta de Isabel la Católica. Descubre más en esta excursión guiada que combina la visita de Guadalupe con Trujillo.

.

Geoparque de Villuercas Ibones Jara

Territorio reconocido por la Unesco, una incursión al Geoparque de Villuercas Ibones Jara es otro plan perfecto en Cáceres con niños. Una de las cosas más originales con ellos es recorrerlo en un paseo en burro, todo un privilegio para los que vivimos en la jungla urbana. Los niños pueden ir tan divertidamente en su lomo y las mamis y papis caminar que falta nos hace.

Esta excursión la organizan desde la granja y casa de agroturismo Casa Rural Baños. Otros de los planes molones es visitarla, los niños pueden tocar y alimentar sus animales como conejos, cabras y ocas. Otra opción de agroturismo por la zona donde los niños son bienvenidos y que podemos recomendar es Las Lucias. Triunfo asegurado! Descubre más posibles planes en familia en el Geoparque Villuercas a través de este enlace.

 Mina de La Costanaza

Cambio de tercio, turismo industrial para todos!. Un posible plan simpático en Logrosán es visitar la en su momento importante mina de explotación de fosfatos que se exportaban a multitud de paises de Europa. Abandonada en 1956 actualmente de las 15 plantas y 215 metros de profundidad de la mina se recorren las dos superiores en un trenecito.

.

12. Viajar al tiempo de los sefardíes

¿Sabías que la calle más estrecha de España se haya aquí? En el Valle del Abroz nos espera el precioso pueblo de Hervás, declarada Conjunto Histórico Artístico es ideal para ser visitado en Cáceres con niños por lo que merece ser reseñado en un plan aparte por su singularidad e imporancia.

Barrio judio de Hervás. Foto: Turismo Extremadura

Hervás es un pequeño y encantador pueblo célebre por su judería, para muchos alberga el mejor barrio judío conservado de España y es un gusto callejear una mañana o tarde enteras por él admirando sus casas contruidas con nobles materiales como la madera de castaño, adobe y el granito definen su arquitectura 100% serrana.

Es fácil que os sintáis trasladados a la época en que los judios españoles (sefarditas) que vivían en el SXV ya que conserva el nombre de algunas calles como Sinagoga, Cofradía o Rabilero.

Es ideal visitar Hervas de una taberna a otra saboreando la mejor cocina sefardí (sopa dulce o nuégalos) de la que quedan vestigios en alguno de los numerosos restaurantes del pueblo. A descatar también los bosques de castaños de los que está rodeado el pueblo y que nos invitan a pasear.

.

13. Viajar a una capital del imperio romano

Merece y mucho la pena esta escapada. Mérida, en la provincia de Badajoz, es una ciudad Patrimonio de la Humanidad que ofrece la posibilidad de hacer un recorrido por los restos de su pasado árabe, medieval cristiano y de la época romana en la que jugó un destacado papel digno de conocerse. Consulta aquí una completa excursión guiada.

Teatro Romana Mérida. Fuente: Civitatis

En el siglo I, Mérida era conocida como Augusta Emerita, nada menos que la capital.de la provincia hispana de Lusitania, la pequeña Roma. El Puente Romano o el Acueducto de los Milagros dan cuenta de la entidad de las infraestructuras imperiales que albergó.

El monumento más emblemático es su archiconocido Teatro Romano de Mérida que,  acondicionado y protegiendo su valor histórico, ofrece una programación estable de espectáculos durante gran parte del año así como durante el verano un importante Festival Internacional de Teatro siempre bajo la atenta mirada de la Diosa Ceres cuya estatua preside el teatro.

Destaca su espléndido frente escénico con dos cuerpos de columnas de mármol y su gradería para hasta 6.000 espectadores. A continuación del teatro de haya el antiguo Anfiteatro donde eran habituales los combates de gladiadores.

Cerca se hayan otros importantes restos romanos como los del Circo Romano donde tenian lugar las competiciones de cuadrigas y el Templo de Diana, otro de los edificios monumentales de la Antigüedad de Mérida.

Avanzando en el tiempo al Al-Andalus se encuentra la Alcazaba de Mérida a orillas del Río Guadiana. Junto a ella la actual Presidencia de la Junta de Extremadura y la Catedral Metropolitana de Santa María La Mayor, erigida tras la conquista cristiana.

Como segunda etapa que complementa perfectamente a Mérida se puede visitar la localidad de Medellín y contemplar el puente sobre el Guadiana a las faldas del Castillo. Junto a esta fortificación se divisan los vestigios del del Teatro Romano de Medellín y la Iglesia de Santiago que en la que actualidad  está instalado el el Centro de Interpretación del yacimiento. Ya en el casco viejo de la ciudad se puede dar una vuelta por las inmediaciones de la Plaza Hernán Cortés, donde se levanta la escultura del que fuera conquistador de México.

Una buena idea viajando a Cáceres con niños es aprender un montón de curiosidades históricas y dejarte llevar por los que saben en esta visita guiada Mérida y Medellín.

.

14. Saborear una gastronomía privilegiada

Tras tanto momumento y maravilla natural hay que reponerse probar la rica y sabrosa cocina extremeña (Cáceres fue Capital Española de la Gastronomía en 2015), uno de los mayores deberes (y placeres) que cualquier familia viajera que se precie… y a tus hijos seguro que les va a encantar.

Cáceres con niños

Con platos populares de pastores que alimentan (migas, cochifrito, cocido o calderta de cabrito) y otros cuyas recetas fueron fraguadas a fuego lento en sus conventos destacan los guisos de carne de caza y refinados postres (de influencia portuguesa) como los huevecillos de pan, bollas de chicarones o dulzainas.

Además de uno de los mejores oliva virgen del mundo entre sus yantares más conocidos se encuentran en lugar preferente los derivados curados del cerdo ibérico como el chorizo, el jamón, la patatera y delicioso morcón ibérico y entre sus quesos de cabra y oveja DOP la tarta de casar ganador de tantos premios entre otros

Otros ricos y refrescantes platos por los que puedes preguntar en los restaurantes son los elaborados con los productos de su famosa huerta como la ensalada Zorongollo y el gazpacho cacereño llamado cojondondgo.

Mapa de planes en Cáceres con niños

Mapa de piscinas naturales en Cáceres

Visitas guiadas y entradas en Cáceres

Más información de Cáceres con niños

Excursiones y visitas guiadas por Cáceres

Piscinas naturales y zonas de baño en Cáceres

Turismo en familia Extremadura

¡Comparte con tus amigos y familiares!